La inulina podría acelerar el tiempo de cocción del pan

      Comentarios desactivados en La inulina podría acelerar el tiempo de cocción del pan

Según una reciente investigación sobre fibra, la adición de inulina al pan blanco no sólo aumenta su calidad nutricional, sino que también acelera el proceso de cocción y la reacción de Maillard.

El estudio, financiado por el proyecto Freshbake de la UE y publicado en la revista Food Chemistry, ha demostrado que la actividad de agua de la corteza, la humedad y la claridad podrían ser buenos indicadores de la reacción de Maillard. Se ha estudiado la influencia de la inulina en la formación y liberación de compuestos volátiles en el pan blanco durante su cocción. También se han realizado estudios cinéticos para seguir la evolución de las propiedades físicas de la corteza y la formación de los compuestos volátiles responsables del aroma de los panes con diferentes cantidades de inulina.

Los resultados han mostrado que la inulina acelera la formación de la corteza del pan y la reacción de Maillard. Además, los panes enriquecidos con inulina han presentado una calidad global similar a la de los panes no enriquecidos, a pesar de permanecer en el horno durante un menor tiempo.

¿Qué es la Inulina?

La inulina es un polisacárido (o varias azúcares simples ligadas juntas) producidas por muchos tipos de plantas. Se concentra o almacenado la el tejido fino de planta, generalmente raíces y rizomas contiene las concentraciones más grandes.

La inulina es un ingrediente alimenticio natural obtenido de la raíz de la achicoria, que también está presente en otros vegetales como ajo, cebolla, porro, alcachofa, trigo e incluso plátano. La inulina ofrece beneficios tecnológicos y nutricionales, y fácilmente puede ser incorporada a una gran gama de productos. La inulina se extrae de la raíz de la achicoria mediante agua caliente, para ser fácilmente añadida en nuestra dieta diaria. La inulina tiene un sabor neutro. Mejora la textura, sensación y estabilidad de una gran variedad de alimentos, como lácteos, productos horneados, cereales, productos cárnicos, entre otros.

En nuestro cuerpo, la inulina alimenta y estimula selectivamente nuestra propia flora intestinal, por ejemplo, el bifidus. Esto es lo que se llama efecto prebiótico. Tiene un impacto positivo en la resistencia natural de nuestro cuerpo. La inulina también contribuye a tener un tránsito intestinal regular y suave. Mejora la absorción en nuestro cuerpo de importantes nutrientes como calcio e incluso podría reducir el riesgo de cáncer intestinal. Al mantener un sistema digestivo saludable, la inulina mejora también la sensación de bienestar de la persona.

Un efecto prebiótico significa que se alimenta y estimula selectivamente la propia flora intestinal «buena», como el bifidus, mediante la ingesta de inulina en la dieta.

Numerosas investigaciones científicas y ensayos confirman que sólo se necesitan entre 5 y 8 gramos diarios de inulina para obtener efectos saludables beneficiosos.

Share