Archivo

Entradas Etiquetadas ‘tendencias’

Cinco tendencias en alimentos y bebidas para 2018

sábado, 14 de abril de 2018 Sin comentarios

Los análisis realizados en más de 12 países han identificado cinco tendencias clave en el sector de la alimentación y las bebidas para el próximo año que se presume que tendrán un notable impacto en el sector, según el informe Mintel Global Food & Drink Trends 2018. Algunas de éstas ya se adelantaban en 2016 y 2017 y ahora se enriquecen con nuevos elementos.

Productos seguros, éticos, naturales y sostenibles

Tal y como adelantábamos en el artículo “Bebidas sin aditivos, azúcar de coco o chocolate con quinoa: qué veremos en el lineal en los próximos meses”, tras las distintas crisis alimentarias que se han detectado en los últimos meses, como es el caso de los huevos contaminados por fipronil, el consumidor no sólo exige productos naturales, sin aditivos ni conservantes, quiere saber cómo, dónde, cuándo y quién ha producido los productos que encuentra en el lineal. Además, exige un compromiso ético y sostenible. De ahí la necesidad por parte de los fabricantes de alimentos de identificar claramente los ingredientes, el sistema de producción, las cadenas de suministro y la apuesta por un packaging responsable con el medio ambiente. Atendiendo a los requerimientos de los consumidores, la industria aumenta la confianza en sus marcas.

Democratización de los productos de alimentación

El consumidor no está dispuesto a que sus exigencias conviertan los productos en artículos de lujo. Quiere que estén al alcance de todos los bolsillos y hay empresas que ya están comenzando a innovar en esta línea. Un ejemplo es Amazon, con su tienda de alimentación Foods Mark.

Apuesta por el bienestar personal y las dietas personalizadas

El ritmo de vida acelerado y la hiperconectividad abocan a los consumidores hacia la búsqueda de todo lo contrario: El “cuidado” y la evasión. Busca una alimentación saludable baja en grasas o azúcares y que además le ayude a combatir el estrés, reducir la fatiga y obtener energía.

Para el sector de la alimentación, esta coyuntura es una oportunidad, un momento óptimo para ofrecer soluciones en forma nuevos formatos o variedades de producto que incluyan fruta, verdura o ingredientes de herbolario con propiedades relajantes.

Lo visual y la textura como valor diferencial

En 2018, continuará la tendencia de “comer con los ojos”, de gran importancia tanto para los consumidores, especialmente los millenials, como para la industria.

El consumidor busca en la comida una experiencia sensorial.  De ahí que demande productos que involucren los sentidos: lo visual, el aroma o la textura. El objetivo no es otro que poder compartir esa experiencia de consumo en redes sociales como Instagram o Pinterest.

Como respuesta, la industria opta en algunos casos por incluir en sus productos ingredientes que aporten colores, que llamen la atención. En otros, se inclina por envases más atractivo para el consumidor o por una textura singular.

Fórmulas para ahorrar tiempo y dinero

Con el fin de ahorrar tiempo y dinero, los consumidores apuestan por nuevos canales de compra.

Las nuevas tecnologías permiten a la industria ofrecer un servicio rápido de entrega o servicios de suscripción que facilitan la reposición de los productos al estar conectados con electrodomésticos inteligentes. Además, el auge del comercio electrónico y la posibilidad de comprar mediante sistemas de voz a través de dispositivos móviles hace que, cada día, más usuarios apuesten por las compras online. Todo ello permite ahorrar tiempo y dinero.

La aplicación de la tecnología supone para la industria de la distribución una oportunidad para ofrecer mejores niveles de eficiencia. Le permite la personalización de la oferta (productos recomendados, productos sugeridos…) incluso de forma individual en función del comportamiento de compra de cada particular. Todo ello en aras de mejorar la experiencia del usuario y la eficiencia empresarial.

Según el estudio de Mintel, los fabricantes que apuesten por la personalización tanto en producto como en promoción podrían atraer más consumidores. Y no adaptarse a ello podría poner en peligro la fidelidad de los consumidores por una marca en pro de otras que sí le ofrezcan este beneficio.

Sustitución de granjas y fábricas por laboratorios

La tecnología irrumpirá en 2018 en los procesos de producción de los alimentos. A través de la impresión 3D o del cultivo de células madre, la tendencia será la producción en laboratorios de alimentos cárnicos y productos lácteos. Según el estudio, los consumidores del Reino Unido están dispuestos a confiar en estos productos siempre y cuando sean similares en cuanto sabor, apariencia y textura. No obstante, estas soluciones requieren fuertes inversiones económicas y todavía son difíciles de introducir en el mercado. Aún así, la industria continúa investigando en esta línea. Este tipo de productos atraerá sobre todo el interés de los consumidores preocupados por la sostenibilidad y con conciencia ecológica.

Las tendencias en alimentación que veremos en los próximos meses revelan que la tecnología aplicada al desarrollo de nuevos productos es una palanca estratégica para todas las empresas de alimentación que pretendan innovar en 2018.

Fuente: AINIA

Share
Categories: Investigación Tags:

Seguridad alimentaria, industria 4.0, el auge de lo natural, economía circular… Desafíos para 2018

sábado, 27 de enero de 2018 Comments off

Bacteriófagos, etiquetado que no induzca al error y envases en pro de la seguridad alimentaria

Europa es probablemente la región del mundo más segura desde el punto de vista de los sistemas y controles de seguridad alimentaria vigentes pero se enfrenta, entre otros, al creciente problema de la resistencia a antibióticos en animales y humanos, que hace necesario investigar alternativas como el uso de bacteriófagos. En este artículo publicado en Euroganaderia.com, expertos de AINIA repasan el uso de los bacteriófagos como estrategia para el control biológico de enfermedades bacterianas en animales y plantas para hacer frente a las mutaciones que generan resistencia a los antibióticos.

También preocupa sobremanera en la UE el fraude alimentario, sobre el que versa la publicación Fraude, Derecho Alimentario y Autocontrol recogida en el suplemento Agro de El Economista, diario económico en papel que destaca en su área de especialización, junto con Expansión y Cinco Días, y cuya  edición digital es de los primeros portales económicos de España, según el ranking Alexa Internet.?

En esta misma línea de procurar garantías al/la consumidor/a, el portal Tecnoalimen recogía en 2017 un interesante artículo sobre el etiquetado de alimentos y el principio de no inducción a error. Los especialistas de AINIA también reflexionaban en Eurocarne sobre cómo el envasado de los productos cárnicos coadyuva en la protección y aumento de la vida útil, además de ofrecer unas posibilidades enormes de entrar en contacto con el consumidor y conseguir tres grandes objetivos: dar a conocer el producto, seducir al comprador y fidelizarlo.

Imagen avanzada, trazabilidad y big data: Industria alimentaria 4.0

La demanda creciente de transparencia e información sobre lo que comemos, así como la lucha contra el fraude, la defensa alimentaria y la seguridad alimentaria, obligan a modernizar los sistemas de trazabilidad actuales y, precisamente, la Industria 4.0 nace para dar respuesta a esa necesidad, tal y como se expone en el artículo La industria de la alimentación 4.0 del mencionado newsletter mensual monográfico de alimentación del periódico económico El Economista.

Otra de las demandas actuales de la industria alimentaria es la detección temprana de anomalías y patógenos en las propiedades químicas de los alimentos durante su procesado. En ese sentido, la Industria 4.0 brinda al sector sensores avanzados capaces de localizar contaminantes en bajas concentraciones y herramientas que proporcionan indicadores para el control de la calidad durante el proceso de fabricación, posibilitando así la toma de decisiones en automático y a tiempo real, tal y como se recoge en este artículo titulado Aplicaciones de la fotónica en el ámbito de la fábrica del futuro publicado en un número especial de la revista de la SECPhO (Southern European Cluster in Photonics & Optics).

De otro lado, la digitalización profundiza en el desafío de acercarse al cliente, a un cliente hiperconectado, multicanal y tremendamente activo. En este sentido, el Big Data es un gran aliado para identificar las necesidades más profundas del consumidor y poderle dar respuesta. Ello se consigue a partir del tratamiento masivo de datos obtenidos de la ingente cantidad de información recopilada en dispositivos móviles y de la observación de su comportamiento en entornos digitales, tal y como se expone en el artículo Bigfood: ‘Big data’ para impulsar la innovación en  las empresas agroalimentarias.

La exigencias del mercado dirigen la innovación en alimentación

Ese o esa consumidor/a hiperconectado muestra un interés creciente, entre otras cuestiones, por el comercio electrónico, tal y como se constata leyendo tanto la prensa generalista, como las revistas especializadas del sector. Buen ejemplo de ello es este artículo que versa sobre La regulación en el comercio electrónico de alimentos, una visión global del marco jurídico aplicable.

El/la consumidor/a actual también demanda alimentos que se mantengan frescos durante un período de tiempo más largo. Exige que su consumo sea seguro y que los alimentos mantengan sus cualidades organolépticas intactas. Todo ello condicionado por el ritmo de vida actual, que requiere un plus de comodidad y usabilidad. De ahí que la industria se vea impelida a avanzar hacia el desarrollo de envases barrera con mejores y más altas prestaciones “convenience”, como se expone en la publicación Los gustos del consumidor marcan las diferencias en alimentación.

Otro de los insight que marcaron tendencia en 2017 en alimentación y bebidas y que continuará este año es el boom de lo natural. Somos cada vez es más conscientes de la influencia de la alimentación en la salud y apostamos por productos que sean más naturales y menos procesados. Para conquistar a este/a consumidor/a, las empresas deben innovar prestando atención a qué se puede considerar y etiquetar como “natural” puesto que el concepto “natural” para los productos alimenticios no se ha definido en la legislación alimentaria de la UE. Al no tener un marco concreto, da lugar a continuos conflictos en su interpretación cuando se pretende hacer uso de esa expresión en los alimentos, como se detalla en este artículo de El Economista titulado Lo natural en el Derecho Alimentario.

Modelo económico más sostenible y respetuoso con el medioambiente

Todos los actores implicados en el sector (autoridades, tejido empresarial y consumidor/a) están inmersos en una revolución global que aboga por sustituir el concepto lineal de producción (producir-usar-tirar) por un sistema sostenible y competitivo en el que se haga un uso eficiente de los recursos. Por ello, crear un nuevo modelo que permita cerrar el ciclo productivo, dándole nuevos usos a sus residuos, convirtiéndolos en productos de valor, permitirá lograr un modelo económico más sostenible y respetuoso con el medioambiente: la Economía circular para un futuro sustentable.

En ese escenario, tal y como se expone en EFSC: alternativa sostenible de extracción, la extracción con CO2 supercrítico es un proceso de gran valor para la industria alimentaria tanto por sus numerosas aplicaciones como por ser una alternativa sostenible, inocua y rentable frente al uso de disolventes orgánicos contaminantes, cuya gestión supone un importante problema para el medioambiente.

Otra línea de trabajo a favor de la sostenibilidad es el aprovechamiento del agua y los recursos energéticos, donde la oxidación supercrítica está despertando interés como alternativa en el tratamiento de algunos residuos altamente recalcitrantes. Se basa en las propiedades particulares del agua bajo condiciones de temperatura y presión por encima de su punto crítico. En esas condiciones, el agua puede oxidar completamente (100% de eficiencia) cualquier compuesto orgánico convirtiéndolo en moléculas simples, como son el agua (H2O), el dióxido de carbono (CO2), nitrógeno elemental (N), etcétera.

Por medio de esta tecnología, los contaminantes orgánicos no requieren posteriores tratamientos de inertización, facilitando la disposición final sólo de una pequeña fracción. Además, el proceso puede mostrar un ahorro energético considerable, debido a que es posible aprovechar el calor producido por las reacciones exotérmicas.

Un ejemplo del enorme potencial de la tecnología de agua supercrítica es el proyecto LO2X, tal y como se evidencia en Super sludge: spain spearheads development of supercritical water oxidation, artículo publicado en la prestigiosa revista internacional Waterworld (UK) que repasa los beneficios ambientales y socioeconómicos de un cotratamiento sinérgico de lodos de depuradora y residuos (estiércol crudo y digerido, residuos alimentarios de alta carga orgánica, plaguicidas, lixiviados y otros, con recuperación de energía y fósforo) mediante Oxidación con Agua SuperCrítica (OASC).

Fuente: Ainia

Share

El chocolate se impone en los productos de pastelería de invierno

sábado, 26 de noviembre de 2016 Comments off

A las puertas del invierno, los productos con chocolate son unos de los más reclamados en cafeterías y restaurantes. Pero no todos son igual de solicitamos. Este año las creaciones crujientes y las tartas con un intenso sabor a chocolate están en tendencia.

El contraste entre las diferentes texturas como son las bases de muffin, la crema de chocolate y las capas crujientes de avellanas y cereales son algunas de las opciones que más adeptos cuentan en el ámbito de la pastelería actual. Más si cabe en invierno, cuando las temperaturas bajan y crecen las ganas de tomarse un trozo de pastel o de tarta, a ser posible con chocolate.

¿Pero qué variedades están de moda este invierno? Según Erlenbacher, especialista en este tipo de productos, apunta que “las tartas de chocolate son nuestros productos más vendidos en la época de invierno”, explica Babette Schmidt, directora de marketing internacional de erlenbacher backwaren GmbH. “Este año destacan sobre todo tres variedades que por su aspecto llamativo y sus diferentes texturas y consistencias están muy de moda.”

Estos 3 éxitos de ventas para invierno son:

  • Tout au Chocolat: Dos capas oscuras de muffin rellenas de chocolate fundente. Perfeccionada con una capa de crema de cacao, este pastel recibió tres estrellas en el Superior Taste Award en Bruselas, 2014.
  • Chocolate Crunch Cake: Una base de bizcocho oscuro con una capa crujiente de crema de nougat, láminas de barquillo y avellanas picadas. Por encima hay una crema clara y un relleno de crema de chocolate refinado con nata montada y queso fresco. El toque especial es el recubrimiento de daditos de bizcocho, crema al cacao y avellanas desmenuzadas en trozos grandes.
  • Plancha Crujiente de Chocolate y Naranja: sobre una base crujiente con trocitos de naranja confitada reposa una ligera y fundente crema de cacao. Encima, entre dos capas de muffin de chocolate-naranja hay una fresca y afrutada crema de naranja con preparado de naranja. Todo ello cubierto con una deliciosa crema de cacao hace de esta creación una crujiente tentación.

Las hay en las variaciones más diversas, desde la combinación con crema de nougat, con láminas de barquillo o con trocitos de avellana, según la clásica receta francesa o con crema de naranja al estilo navideño. De esta manera, la empresa especialista en tartas y pasteles congelados satisface todos los deseos de los amantes de la pastelería y de los más chocolateros.

Fuente: infohoreca.com

Share
Categories: Pastelería Tags: ,

Se espera que las ventas de goma de mascar crezcan

sábado, 15 de octubre de 2016 Comments off

goma de mascarAl crecer, cada niño amaba mascar la goma de sabor a frutas, aunque el sabor nada mas duraba unos 30 segundos. El pasatiempo favorito incluso incluía soplando burbujas con la goma de mascar. A medida que las tendencias de consumo empezaron a cambiar, la goma de mascar se quedo atrás junto con el jamón enlatado y la gelatina. El mercado de goma de mascar norteamericano ha estado en una disminución constante desde 2009, sin embargo, esto no parece ser aplicado al resto del mundo.

Se espera que las ventas de goma crezcan en Asia, América Latina y Oriente Medio. El chicle Bazooka, que fue introducido en 1947, se redujo un 48% en las ventas en 2012. Desde entonces, las marcas de Bazooka Candy han reinventado el icónico clásico americano.

¿Vamos a ver un cambio de tendencia en la industria de la goma o es simplemente una cosa del pasado?

Según Euromonitor, de 2009 a 2015, las ventas anuales de goma en los EE.UU. han disminuido por un 15%. Sin embargo, el mercado global de los chicles ha crecido en aproximadamente un 20% entre 2009 y 2014. El mercado ha estado creciendo a un ritmo rápido en China, Brasil, Rusia y México. Debido a las diferencias culturales significativas, otras partes del mundo han encontrado gran utilidad para el chicle, ya que cumple muchas funciones diferentes, como ayudar a las personas a dejar de fumar, aumentar el enfoque y proporcionar a los consumidores con un buen aliento. En cuanto a la disminución en América del Norte, la investigación líder en el mercado tiene muchas teorías que podría haber causado esta disminución que van desde una falta de interés en el producto, en particular de la generación del milenio, a la fuerte competencia de las mentas de energía. Los consumidores parecen estar más atraídos por las mentas, ya que parece eliminar el mal aliento y tienen un sabor más duradero. También, no producen residuos.

Antes, los niños gastaban su dinero en la goma de mascar y otros dulces que podían encontrar en la tienda de conveniencia ubicada en la esquina. Ahora, los niños están gastando su plata en las bebidas de Starbucks, nuevas aplicaciones para el iPad, o simplemente guardan su dinero para cosas más caras.
El analista Senior de Euromonitor, Jared Koerten, le dijo a The Globe and Mail, un periódico canadiense, que el problema radica principalmente en la demografía.

“Esa generación del milenio realmente no les interesa tanto el chicle tanto como las generaciones anteriores … sus hábitos de picar generales incluyen bocadillos muy diferentes.” Dijo Koerten.

Con la esperanza de ganar las papilas gustativas de la generación más joven, Bazooka ha reinventado la goma de mascar que una vez conocimos. La compañía ha sustituido los envases con colores como el fucsia y amarillo, añadieron nuevos sabores y productos y se han usado las tendencias de consumo, como la salud y la conveniencia para recurrir a un público más moderno. Este último año, Bazooka lanzó Crunchkins, una marca de confitería inspirado en los postres americanos, se ha asociado con la película Ice-Age, e incluso hizo goma de mascar sin azúcar.

De acuerdo con Technavio, el 79% del mercado en 2014 estaba compuesto por la goma de mascar sin azúcar. Los consumidores están interesados en productos saludables en todos los mercados de alimentos y bebidas. La goma de mascar sin azúcar de Bazooka ahora también viene en un cómodo “To Go Cup.”
“Bazooka Sin Azúcar está lleno de gran sabor que los consumidores les encantará, ya que crean nuevos recuerdos con la marca indeleble del chicle de la mayoría de los Estados Unidos.” Dijo Nicole Rivera, Director de Marketing de Marca Bazooka Candy.

Fuetne: Foodnewslatam.com

Share
Categories: Confitería Tags: ,

8 tendencias en el envase: El packaging del futuro

sábado, 14 de mayo de 2016 Comments off

El envase alimentario es garante de la seguridad alimentaria, además de una potentísima herramienta de marketing. Facilita el almacenamiento y distribución de los productos. También es un instrumento de comunicación con el consumidor y un elemento protector del alimento.

Como afirma Mintel en su informe Global Packagin Trends “las marcas pretenden atraer a los consumidores adaptándose a sus expectativas y ofreciéndoles una experiencia de consumo cada vez más personalizada”.

Personalización del envase: Cada vez más, el envase habla al consumidor, lo atrae y lo convence para la compra del producto en el punto de venta. La personalización del envase es tendencia creciente y ya se pueden ver, incluso, avances como la vinculación del envase al móvil. Para profundizar en este aspecto le invitamos a leer el artículo “La personalización de producto: Packaging y consumidor, claves para mejorar la competitividad”.

Envases rigidos o flexibles: Según el informe Mintel, hay  una tendencia hacia los envases flexibles. Las marcas han visto en este tipo de envases una oportunidad para implementar características como  la facilidad de uso y funcionalidad del envasado, tan importantes para la adaptación al consumo On-The-Go.

Este tipo de consumo incluye la demanda en aumento de comidas preparadas, alimentos congelados o precocinados. Todos ellos han de incluir un diseño de alta usabilidad, funcionalidad y comodidad. Dependiendo de cómo sea esta experiencia, el consumidor construirá la imagen de marca y ésta afectará en gran medida a la recompra.  El artículo  “Study reveals consumer emotional responses to protective packaging” resume un estudio que confirma como el packaging afecta a las emociones del consumidor y estas a la intención de compra.

El envase como herramienta de comunicación transparente: Los beneficios del producto deben quedar patentes y ser evidentes. Ya no basta con decir que un producto es  “100% natural”, sino que el consumidor debe verlo reflejado en la información del envase (ingredientes, conservantes, beneficios funcionales, etc.). Información que debe ser expresada con total transparencia y en un lugar fácilmente localizable en el envase, incluso debe verse el producto contenido a través del propio envase.

Este punto se acentúa aún más en lo tocante al consumidor de mayor edad, que admite una “sensación de impotencia” ante los problemas para leer las etiquetas de los envases. Así lo apuntan investigadores de la Universidad de Portsmouth.

Según esta investigación, los más mayores también se sienten molestos y vulnerables ante el tamaño de los envases. Un envase de gran tamaño les dificulta el transporte y no les permite apilarlos correctamente. Ante este tipo de envases temen sufrir lesiones y consideran que les hace perder independencia. Lo que nos lleva a preguntarnos si el tamaño es o no importante. También, en envases de productos para este segmento de público, los sistemas de apertura fácil tienden a generalizarse.

En general, prima el criterio de “conveniente”, dependiendo del producto, los envases que se tipifican en esta categoría suelen englobar diversas características (apertura fácil, facilidad de preparación –horno convencional, microondas…-, recerrabilidad para consumo en el propio envase, producto más salsa en envase accesorio…).

El tamaño importa: El consumidor necesita envases capaces de cumplir las todas las tareas que se le presuponen en un amplio abanico de posibilidades en cuanto a tamaño. Mientras que, según Mintel, las familias buscan envases de mayor capacidad  para la leche, los ancianos, los hogares unifamiliares y aquellos que optan por el consumo on-the-go, buscan tamaños menores y mejor adaptados a sus realidades.

Envases ecológicos y sostenibles: El respeto al medio ambiente y el compromiso de las marcas hacia este tema es positivamente valorado. Por eso, para condiciones de igualdad en precio, la sostenibilidad de los envases se convierte en un factor de compra decisivo.  Para profundizar en este aspecto recomendamos la lectura del artículo “La economía circular: súmate a la próxima revolución global”.

Envase adaptado al e-commerce:  Estamos en un contexto donde el supermercado está en nuestras manos y en cualquier lugar. Internet cambia la concepción del envase al convertirlo en el núcleo por el que se desarrolla la experiencia de compra.  Los envases, por tanto, deben adaptarse a la totalidad de la cadena logística tanto de entrega como de recogida del producto y de almacenaje.

Envases activos: Según el informe EOI sobre tendencias en la tecnología de envasado activo, estas son cada vez más demandadas. Esta tecnología aprovecha las interacciones del envase con el producto. En él se incluyen aditivos activos que reaccionan en función de las características del producto y/o de la composición de los gases del espacio de cabeza, provocando en el envase diferentes efectos para su conservación y que se  prolongan en el tiempo.

Este tipo de tecnologías de envasado posibilitan mantener las cualidades nutricionales y organolépticas de los alimentos durante más tiempo, manteniendo su calidad y alargando la vida útil. Las ventajas que conlleva son numerosas ya que reduce los niveles de desperdicio alimentario, pero también posibilitan la conquista de nuevos mercados a productos altamente perecederos. Le recomendamos la lectura del artículo “El rol de los envases en la batalla de Save Food: aliados de primer orden” para profundizar en el tema.

Envases inteligentes: Es el propio envase el que habla de la calidad del producto. Estos envases son capaces de indicar si el producto ha sufrido alguna alteración y la naturaleza de la misma, si ha sufrido alteraciones la cadena de frío o si está a la temperatura óptima de consumo.

En AINIA creemos firmemente en el potencial del envase y continuamos desarrollando diferentes líneas de innovación como las relativas a la interacción envase-producto, los  estudios de vida útil, los nuevos sistemas de envasado, el diseño de envases o la investigación para un packaging cada vez más sostenible. También somos especialistas en análisis de a la calidad  de los envases así como estudios del consumidor para medir la aceptación del envase, además de todos aquellos aspectos relativos a la legislación. Por eso, si como nosotros considera que   “detrás de cada gran producto hay un envase a medida”, póngase en contacto con nosotros.

Fuente: Ainia

Share

La bollería salada despunta y da valor al sector de las masas congeladas

sábado, 2 de abril de 2016 Comments off

croissants_200La bollería salada, hasta hace unos años poco menos que relegada a una producción testimonial y con escasa variedad, empieza a despuntar en la industria de las masas congeladas y a aportar diversidad de producto y valor, tanto al sector como a los establecimientos que lo comercializan.

El presidente de Asemac, la Asociación española de la industria de panadería, bollería y pastelería -antes asociación española de masas congeladas-, Felipe Ruano, explica a Efeagro que 2015 ha sido un buen año para la bollería (dulce y salada), segmento que sufrió con la crisis y que empieza a recuperarse.

El pasado año las ventas de bollería y pastelería -las de la primera son mayoritarias- sumaron 143.000 toneladas (+7 % respecto a 2014) y generaron un valor a la industria española de masas congeladas de 387 millones de euros (+6,4 %).

Sus ventas se han visto aupadas, sobre todo, por la recuperación del sector hostelero, que “ha resucitado en 2015? y la proliferación de franquicias del tipo ‘Cafetería-Panadería‘ que “han ayudado a elevar las ventas en general de la bollería”, señala Ruano.

En cuanto a los gustos del consumidor, la versión salada de clásicos dulces ha calado en el público, y cruasanes o napolitanas van rellenas de chocolate o crema, pero también de jamón y queso, por citar solo algunos uno de los ingredientes más comunes.

Esta mayor demanda también se ha visto favorecido por la creciente tendencia denominada “on-the-go”, sobre todo en las grandes ciudades, que consiste en comprar bollería dulce o salada, y consumirla sobre la marcha en la calle, apunta.

Se trata, añade Ruano, de una tendencia que “ha llegado para quedarse, y que representa para los fabricantes nuevas oportunidades de producción y de distribución de productos de una gran calidad, consiguiendo diferenciarse del resto“.

Las empresas amplían su gama de productos elaborando artículos que “ofrezcan raciones individuales y con un formato que resulte fácil de comer mientras estamos de pie o andando por la calle“; productos de dimensiones pequeñas que facilitan su consumo al momento y en tránsito.

Productos con rellenos salados cuyas ventas van en aumento, de los que cada vez hay mayor variedad y que aportan valor, pues las masas de hojaldre tienen mayor precio que otras elaboraciones.

“El consumidor demanda productos de más calidad y prefiere productos de bollería elaborados con mantequilla fresca” y está dispuesto a pagar más, concluye Ruano.

Fuente: EFE Agro

Share

10 tendencias en confitería 2015: de la indulgencia al placer con recompensa

sábado, 31 de enero de 2015 Comments off

El mercado de la confitería es un semillero de innovación, con novedades interesantes en sabores, texturas y aportes para la salud en general. Los reclamos “sin”, orgánico, natural, comercio justo, sostenible y las etiquetas limpias cada vez son más comunes en la categoría. Porciones más pequeñas, uso de stevia, extra de proteína, la posibilidad que el consumidor personalice su producto y hasta la impresión 3D aparecen como aportes innovadores. Lu Ann Williams, Directora de Innovación de Innova Market Insights, nos ofrece una visión general de las principales tendencias en la categoría de confitería. Aquí un recuento de 10 de las tendencias más importantes.

1) Cinco sabores frutales emergentes

Tanto los sabores frutales más conocidos como algunos emergentes siguen marcando un fuerte crecimiento en los nuevos lanzamientos de confitería en Europa. Los cinco sabores emergentes que marcan tendencia son: melón, arándano, lima, coco y grosella negra.

tendencias_confiteria_2015_1

2) El packaging “retro” vuelve a ser tendencia

Ya sea por dar una imagen de antaño que cause añoranza, por connotar productos más saludables con ingredientes “del pasado” o por una moda que invita a rescatar “el tiempo pasado”, pues como dice el refrán: todo tiempo pasado fue mejor”

3) Textura masticable “chewy”

La textura también es un punto de innovación para la confitería y en los últimos años el lanzamiento de productos masticables (chevy) han aumentado considerablemente.  Para ser más específicos esta textura se ha incrementado un 30% entre los años 2012 y 2014.

4) Nueces mezcladas con chocolate, una tendencia clásica que continúa creciendo

En el chocolate las nueces le dan una textura especial y benefician tanto el sabor como la calidad nutricional del producto. El top 3 de las nueces son: almendras, avellanas  y cacahuetes. El 46% de los consumidores indican que consumen regularmente chocolate con nueces /según sondeo de Alond Board of California, 2014).

En cuanto a preferencia de nueces en el chocolate un nuevo sondeo asegura que el 70% de los consumidores prefieren encontrar trozos de nueces en el chocolate contra un 30% que prefiere sin.

Algunos ejemplos de recientes lanzamientos de chocolate con nueces muestran también la importancia de destacar otros reclamos que tanbién están en auge como lo son el carácter 100% natural y las certificaciónes tipo UTZ (materia prima proveniente de un cultivo sostenible y respetuoso con el medio ambiente sostenible). Otro reclamo importante en estos productos es el contenido de cacao negro bien reconocido por sus beneficios cardiovasculares.

5) Capas de sabor para máxima indulgencia

Mezcla de sabores y texturas. La innovación también busca sorprender el sentido del gusto con la ayuda de capas lo cual produce nuevas sensaciones pues los sabores se mezclan en la boca. Pera con chocolate, chiclets con mezclas de sabores varios y menta en “coulis” cubierta de chocolate negro son algunos ejemplos del mercado.

6) El top 5 de los reclamos saludables en confitería

El aporte a la salud no deja de ser una búsqueda para el mercado. Llegar al consumidor aportando un beneficio saludable es una categoría que también crece con fuerza. Es la búsqueda del placer pero con una clara recompensa. Los 5 reclamos más usuales son:

  1. Salud Oral: Los clásicos chiclets que ofrecen limpieza y reducción de placa.
  2. Sistema inmune: Con ingredientes naturales contra inflamación y fiebre
  3. Energía y atención: Caramelos con alto contenido vitamínico
  4. Antioxidantes: Empleo de coenzima Q10
  5. Fortificado con vitaminas y minerales: enriquecidos

7) Azúcar: ¿natural, añadida o retirada?

En confitería los alimentos libres de azúcar son los más frecuentes en contraste con el reclamo “sin azúcar añadido”, sin embargo en los últimos años el tan usado relcamo “sin azúcar” se ha estabilizado y mantenido pero el reclamo “sin azúcar añadida” ha crecido considerablemente en una comparativa entre los años 2012 y 2014.

8) Etiqueta limpia, una tendencia que continúa

En el mercado de la confitería el reclamo de etiqueta limpia ha tenido un importante crecimiento entre 2013 y 2014.  En este último año el incremento de productos sin aditivos ni conservantes creció cerca de un 9%, conviertiendose en un reclamo más usado que natural que alcanzó un 6% y orgánico que alcanzó un 2%.

El reclamo órganico es el que más ha crecido entre 2012 y 2014, seguido por el reclamo natural.

9) Confitería libre de alergenos

Las marcas están cada vez más tomando en cuenta ese segmento del mercado con necesidades dietéticas específicas ya sea la necesidad de productos sin gluten, sin láctosa o sin huevo, por ejemplo.

10) Los Millennials, productos pensado en ellos

La confitería también busca conquistar ese dulce segmento del mercado tan en auge llamado “los Millennials”, ese mercado joven que están permanentemente conectado, consume por las redes sociales y busca sentirse identificado con las marcas a través de las historias que le venden o el humor que lo seduce. El caracter socialmente responsable, el llamado a la personalización, el origen de los productos con certificaciones de sostenibilidad y trato humano a sus trabajadores. Inspirado en todas estas demandas cada vez más aparecen productos que las cubren.

Fuente: Club Darwin

Share
Categories: Confitería, Packaging Tags:

¡Al rico helado!

sábado, 5 de julio de 2014 Comments off

helado-viagraChocolate, fresa, turrón, como mucho stracciatella… Hace unos cuantos años, los helados parecían las cartas marcadas de una baraja. Nada que ver con la oferta actual, de altísima calidad y gran variedad. Quizá ahora el estandarte sea Jordi Roca (El Celler de Can Roca), elegido este año el mejor pastelero del mundo por la revista británica Restaurant, que triunfa con sus pequeñas locuras (su nariz y la cara de Darth Vader, por ejemplo) en Rocambolesc (Girona) y en La Guingueta, los dos chiringuitos playeros de Carles Abellan en Barcelona. Pero hace ya tiempo que muchos pequeños locales han sabido atraer al público con sus refrescantes ideas, siempre o casi siempre, artesanales.

Belgious (rambla de Poblenou, 44 y Avinyó, 50) es uno de ellos, gracias a sus propuestas extravagantes, como los helados de cannabis, gintónic, cerveza negra, curri, vinagre de módena con frambuesas, mostaza antigua de Dijon, wasabi, gambas a la plancha, queso manchego, olivas… La imaginación al poder con ingredientes naturales y sin colorantes ni conservantes.

Para celíacos

En una línea similar, lejos de las creaciones industriales, se encuentra Tomo II, con locales en Barcelona (Vic, 2; Argenteria, 61; Major de Sarrià, 75 y Marià Cubí, 156). En su obrador propio tienen en cuenta la estacionalidad de los productos con los que elaboran sus creaciones, algunas clásicas, otras algo menos habituales (chocolate con vainilla de Tahití, mel i mató) y muchas aptas para celiacos y alérgicos a la lactosa.

Bodevici se distingue por su apuesta por la etiqueta ecológica de su carta, con 20 sabores. Son únicos de Catalunya. «La mayoría de heladerías usan una pasta con saborizantes que se mezcla con leche, azúcar, polvos y colorantes. Nosotros los hacemos artesanalmente con productos certificados como ecológicos, con leche y fruta fresca, con azúcares no refinados…», explica Jordi Rivera, uno de los propietarios. Pese al esfuerzo, los precios no son disparatados. Las bolas que venden en sus locales (en Barcelona, en Torrijos, 21; en Mataró, en San Cristòfor, 12, y a finales de julio en Vallirana) cuestan entre 2 y 3,8 euros.

Delacrem (Granados, 15) es otro local de visita obligada. Así lo creen los seguidores de Tripadvisor, que le han colocado entre las 10 mejores heladerías de España junto a Gelaaati! di Marco (Llibreteria, 7). Ambas hacen los helados cada día, siguiendo la temporada de cada fruta.

Sin vitrina

En la primera, además de los sabores tradicionales, Massimo Pignata, su propietario, propone locuras como la de la semana pasada: de coca de Sant Joan. El local sorprende porque los helados no están a la vista; no hay vitrina y los conserva a -12 grados en vez de los habituales -15 para que sean más cremosos y sabrosos. El cliente puede pedir que le den a probar antes. «Se come con la boca, no con los ojos. El helado no tiene por qué ser cosa de niños, a los que les entran la comida por los ojos. El helado también es adulto», proclama el piamontés Massimo Pignata, que vende bolas a partir de 2,4 euros.

En Gelaaati! di Marco, Marco di Consiglio defiende con orgullo y solvencia el manual de la buena heladería italiana: «Quiero dar placer a la gente, y para ello uso materia prima de muy alta calidad, frutas de temporada, hago los helados cada día, les dedico mucho tiempo… La receta es la pasión», explica. Una pasión comparte con el público con porciones de 40 sabores de entre 2,8 y 6 euros. Este local también sirve helados veganos y celiacos.

Son solo unos ejemplos. Hay más. En Wondays (Lesseps, 10) juegan con el yogur helado natural y salsas de mango, fresa, chocolate, canela… Vioko, con fama de cool, es tan indiscutible como las tradicionales La Cremeria, Planelles Donat y Verdú… Y así hasta (casi) el infinito.

Fuente: El Periódico

Share
Categories: Heladería Tags: ,

Píldoras de innovación y tendencias tecnológicas en el sector agroalimentario

viernes, 17 de enero de 2014 Comments off

CNTAInicialmente puede sorprender que se diga que la innovación en el sector agroalimentario pasa por la recuperación de modos de producción milenarios o que la innovación pasa por darle una vuelta a un concepto tan básico como es el envase alimentario para dejar de pensar en el mismo como una barrera y transformarlo en un canal de comunicación con el cliente. Un canal de comunicación que le va a transmitir al consumidor que el producto que ha comprado ha sido, es y será durante mucho tiempo seguro y de calidad porque ha sido controlado, tratado y protegido con tecnologías que buscan precisamente que conceptos como “tradicional, seguridad y calidad” no suenen sólo a publicitarios, sino a rigor científico y tecnológico. A algo real, auditado y certificado por entidades científico-tecnológicas que trabajan mano a mano con la industria alimentaria para aportar valor añadido a un sector de estratégica importancia.

Innovación validada científicamente
La mayoría de los sectores agroalimentarios luchan en la actualidad por situarse en modelos low cost, donde la lucha por los precios más bajos es descarnada, o bien por diferenciarse a través de continentes, o contenidos, o con ambos.  Es el caso de Panishop, empresa panadera aragonesa, que decidió ya hace unos años desarrollar nuevos tipos de panes, sensorialmente exquisitos, recuperando para ello, métodos ancestrales de producción: masas madre, largos reposos y fermentaciones. Procedimientos que permiten recuperar aromas, texturas y sabores en muchos casos olvidados. Beneficios sensoriales que lejos de parecer meramente publicitarios tenían que ser verificados. Jorge Pastor, director de Panishop, expuso en su charla el proceso de investigación, realizado en CNTA, en el que se adentraron ya hace unos años hasta llegar a una gama de panes en los que ha podido prescindir de aditivos adicionales y siempre bajo una verificación y certificación técnica “necesaria para salvar las reticencias en los consumidores”.

Utilización de nuevas tecnologías de procesado y conservación
Unas reticencias, a las que también se enfrentan nuevas tecnologías de procesado y conservación de alimentos. Algunas de ellas como las altas presiones o las radiofrecuencias, muy utilizadas para procesos de  pasteurización y esterilización, que también se mostraron en la Jornada, cuentan ya con un know-how e incluso implantaciones a nivel industrial ya muy desarrolladas. Cómo explicó Silvia García de la Torre, Responsable de Tecnología de los alimentos de CNTA, el hecho de que el mercado de estas tecnologías esté cada vez más activo, con más proveedores de equipos y reducción de los costes de inversión, facilita la búsqueda de nuevas aplicaciones como su uso para la formación de nuevas texturas: geles, o los cambios en las estructuras de tejidos: ablandamiento, en el caso de las altas presiones; o el uso para la higienización o desinsectización, en el caso de las radiofrecuencias.
Otras tecnologías, como la ionización o irradiación de alimentos, se están abriendo todavía un camino en la industria agroalimentaria. José Ignacio Martín, Director General de Mevion Technology, planta en España que aplica este sistema, explicó a los asistentes los beneficios de este procedimiento utilizado en otros sectores industriales como el médico o farmaceútico para la esterilización o reducción de carga microbiana a través de una “irradiación” sin consecuencias para la salud o para las propiedades organolépticas del alimento. En países como Estados Unidos u otros países de la Unión Europea, es una tecnología muy utilizada y que desde 1998 cuenta con la aprobación de la Organización Mundial de la Salud. En España, el Comité Científico de la Agencia Española para la Seguridad Alimentaria y Nutrición, AESAN, ha emitido recientemente una opinión favorable sobre esta tecnología para mejorar la seguridad alimentaria de los productos cárnicos, lo que ha tenido un efecto casi inmediato en empresas del sector que quieren estudiar las aplicaciones y beneficios que sus uso puede traer a sus productos. Para Martín, “ya es posible hacer muchas cosas y todas dentro de la legalidad y los beneficios que aporta como la capacidad de alargar la vida de los productos y la mejora de la seguridad alimentaria deben ir cambiando las reservas iniciales al término “irradiación” como amenaza.

Nuevas estrategias para la defensa de la seguridad de los productos
Con el objetivo no sólo de evitar amenazas, sino de evitar cualquier posibilidad de contaminaciones intencionadas en las empresas fruto de acciones terroristas o malintencionadas, toman fuerza en el mercado las estrategias de Food Defense con las que se quiere proteger al consumidor de todos los aspectos que pueden ser potencialmente “problemáticos” en una industria: desde los accesos físicos, a la seguridad informática, pasando por los controles de materia prima o la trazabilidad de los productos. CNTA se ha integrado recientemente en FOOD DEFENSE SOLUCIONES, un grupo de trabajo, también presente en la Jornada, integrado por 6 empresas y entidades (EULEN Seguridad, CNTA, S21Sec, Masscomm, WAF y OCA Cert) cuyo objetivo es aportar soluciones integrales a las empresas agroalimentarias para la implantación de las normativas que exigen la IFS, BRC y FDA para el control de contaminaciones o adulteraciones intencionadas en alimentos. Según explicó Juan Osaba, Director General de Masscom, el Grupo de Trabajo FOOD DEFENSE SOLUCIONES tiene por objetivo dar una solución global, así como promover, crear y difundir la cultura de Food Defense en el sector alimentario de tal forma que ésta  aporte “como ya se está consiguiendo” ventajas competitivas para las empresas.

Innovación en los envases
Unas ventajas competitivas que pasan también por las innovaciones en los envases alimentarios a través de la impresión funcional. Fernando Varela, Responsable de Tecnologías de Deposición en CEMITEC, tiene claro que el envase tiene una gran posibilidad de diferenciación gracias a tecnologías de impresión que pueden convertir el envase, hasta ahora visto como un material pasivo para separar el alimento del ambiente, en un componente activo a través del cual comunicarse con el consumidor. Para Varela, el sector cuenta ya con innovaciones tecnológicas muy maduras, que se pueden incorporar con un coste muy bajo al envase tradicional, consiguiendo un importante valor añadido al producto. Con estas tecnologías, el envase puede servir para ofrecer todo tipo de garantías de calidad y seguridad alimentaria a lo largo del proceso de producción mediante la incorporación de sensores de apertura, o puede convertirse en un envase activo tanto suministrador de propiedades (antioxidantes, aromáticos, etc.) como absorbedor de las mismas. Embalajes inteligentes que monitorizan las condiciones de los elementos envasados, envases antimicrobianos o aquellos que mejoran las prestaciones del producto son en definitiva funcionalidades que tienen como objetivo distinguir un producto de su competidor.
Con todo la actualidad tecnológica y legislativa del sector pone mucho énfasis también en las propuestas de valorización de productos o estrategias dirigidas a la reducción del desperdicio alimentario como una tendencia ya en marcha y con un gran futuro.

Share

Los productos con base pan son los más frecuentes en la demanda fuera del hogar

viernes, 3 de enero de 2014 Comments off

asemac-logoEl actual ritmo de vida, caracterizado por la falta de tiempo y por nuevos hábitos sociales, ha obligado a fabricantes, distribuidores y vendedores a crear fórmulas que se adapten a cada uno de los canales de comercialización con las que todos sean beneficiados. El consumo fuera del hogar constituye un peso importante dentro del gasto doméstico, más concretamente un 33% del total se destina al consumo extradoméstico según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). En 2012, el gasto en HORECA fue de 33.044 millones de euros, lo que supuso un descenso del 4,1% respecto al año anterior, marcado por el caída de ventas, visitas y del ticket medio por cliente.

Sin embargo, Felipe Ruano, presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (ASEMAC), destaca que “parece que existe un cambio de tendencia en la caída del consumo en este canal, que se puede apreciar más claramente durante estas fechas de celebraciones y eventos, con la salida a la calle de forma masiva que estamos viendo los últimos fines de semana en todas las ciudades de nuestro país”.

En lo que se refiere a los productos que elaboran los asociados de ASEMAC para la restauración y la hostelería son un medio eficaz para que estos establecimientos dispongan de panes, bollería y repostería a cualquier hora del día. Según un estudio elaborado por Mercasa sobre el “Mercado extradoméstico de la alimentación” los productos con base pan son los más frecuentes en la demanda de los clientes con un 22’8%. Además, la bollería también alcanza un alto porcentaje con el 11’8%.

La alimentación fuera del hogar ha sido uno de los grandes beneficiarios de los productos que ASEMAC ha lanzado al mercado en los últimos años. Entre un 20% y un 30% de la producción de los asociados se destina al canal HORECA. Estos datos aproximados representan total de 115 millones de kilos y unas ventas que superan los 180 millones de euros.

El sector hostelero demanda productos con formatos distinguidos y sabores peculiares, productos que enriquezcan su oferta. Estos productos ofrecen, entre otras muchas ventajas, rapidez de elaboración, reducción de mermas, disminución de costes debido a una mejor adaptación a la demanda y una amplia variedad. Todas estas ventajas, han conseguido fidelizar progresivamente a todos los agentes que componen el canal HORECA.

Desde ASEMAC se ha apostado por aportar diversidad de productos a este canal. Las empresas de la industria panadera han creado diferentes cartas de panes, marketing relacionado con las variedades y su composición, presentaciones y degustaciones, cestas con selección para diferentes menús, maridaje con distintos platos con la intención de ofrecer a restaurantes y hoteles una amplia gama de productos de calidad que ofrecer a sus clientes. Estas múltiples opciones, proponen al restaurador la posibilidad de hacer una rotación de panes para diferentes momentos del día o proporcionar otros distintos dependiendo del tipo de cliente que tenga durante los diversos días de la semana.

Una de las características de los productos para HORECA es que son rápidos y versátiles. Una amplia gama de muffins, berlinas y roscos que en pocos minutos están listos para servir y por ello, exige una mínima manipulación en el punto de venta, lo que garantiza mayor higiene y seguridad alimentaria. En palabras de Ruano, “los socios están intentando aportar soluciones más sofisticadas que al mismo tiempo sean más sencillas de manipular, que no requieran mucho trabajo posterior y así ahorrar costes al sector de la restauración. Además, ofrecemos muchas variedades para que la restauración pueda diferenciarse de su competencia. Tenemos que ofrecerles un producto casi terminado y muy variado. Además, les damos ideas para que amplíen y mejoren sus cartas”.

Por otro lado, los productos que demandan para este canal tienen un valor añadido, es decir, panes y bollería funcional como cruasanes integrales y panes con fibra o con sal yodada. Estos alimentos fomentan el estilo de vida saludable y una dieta sana muy acorde con las tendencias de consumo actuales.

Los socios de ASEMAC elaboran formatos especiales y sabores originales propios para la hostelería y restauración como panecillos y bollería mini. Este tipo de productos amplían la oferta del buffet de los locales y dan un toque de color al surtido, lo cual es cada vez más apreciado por los comensales.

Por último, pero no menos importante, hay que destacar que los productos que elaboran las empresas de ASEMAC se adaptan perfectamente al protocolo de gestión de las grandes cadenas de restauración ofreciendo mayor regularidad, más capacidad de respuesta, mejor servicio y logística avanzada con redes más grandes.

Fuente: Agrodigital

Share