Archivo

Entradas Etiquetadas ‘nanotecnología’

VI Reunión del Grupo de Nanotecnología en el ámbito alimentario

sábado, 14 de abril de 2018 Sin comentarios

El pasado día 9 de abril, se celebró en la sede de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) la VI Reunión del Grupo de Nanotecnología en el ámbito alimentario. La reunión fue convocada por AECOSAN, coordinadora de esta red.

Asistieron veintisiete miembros del Grupo, representantes de diversas instituciones de diferentes ámbitos, así como personal de AECOSAN. Estaban representadas ocho universidades españolas, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, tres institutos del CSIC, el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Alimentación (IMDEA-Alimentación), y los sectores, a través de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), y el centro tecnológico AINIA.

La Directora Ejecutiva de AECOSAN realizó la apertura de la reunión, agradeciendo a los presentes su participación y destacando la trayectoria de este Grupo. Posteriormente, el representante nacional en la Red Científica de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) sobre evaluación de riesgos de nanotecnología en alimentos y piensos, el Dr. Jose Manuel Barat, de la Universidad Politécnica de Valencia, realizó una presentación sobre los aspectos más destacados de las dos últimas reuniones de la red de EFSA, celebradas en junio de 2016 y noviembre de 2017, respectivamente.

Destacó especialmente el trabajo realizado por la red para la elaboración de la guía de EFSA sobre evaluación del riesgo aplicable a la nanociencia y la nanotecnología, actualmente en fase de borrador. Además, se discutieron temas de interés en esta área, los trabajos realizados por algunos grupos de investigación españoles, las posibilidades existentes de financiación a nivel nacional o la situación de la nanotecnología dentro del actual reglamento de nuevos alimentos y de determinados aditivos alimentarios.

Con este tipo de iniciativas la AECOSAN, Punto Focal de la EFSA en España, pretende potenciar la creación de redes de trabajo en nuestro país, así como el fortalecimiento de las capacidades investigadoras y de evaluación de riesgos alimentarios.

Fuente: AECOSAN

Share

Nanoplastics, premiado como el proyecto más innovador del Programa de Generación de Ideas

sábado, 13 de enero de 2018 Comments off
El proyecto Nanoplastics, que tiene el objetivo de aumentar la seguridad de alimentos frescos envasados ??y alargar su vida útil, ha obtenido el primer premio del Programa de Generación de Ideas. Esta tecnología permite garantizar la seguridad alimentaria, reduciendo los costes asociados al reciclaje y la producción en el proceso de envasado

El Parque de Investigación UAB y la Red de Referencia en Biotecnología han entregado los premios a los tres proyectos ganadores de la sexta edición del Programa de Generación de Ideas, una iniciativa que reconoce las mejores ideas de negocio desarrolladas por investigadores del campus de la UAB a partir de su investigación, este año del sector de la biotecnología industrial y la biomedicina.

La propuesta ganadora, Nanoplastics, pretende crear un film biodegradable monocapa que presenta claras ventajas competitivas: es reciclable, fácil de integrar en las líneas de envasado existentes y presenta bajos costes de producción.

El proyecto está impulsado por Achille Francone, investigador del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2); Natalia de la Oliva, del Instituto de Neurociencias (INC UAB); y Ana Beatriz y Tarik Ruiz Medina, del Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG).

El segundo premio del Programa de Generación de Ideas ha sido para RES-KIT, un kit de diagnóstico para la detección de bacterias multirresistentes en medicina veterinaria, que facilita el tratamiento rápido e individualizado de la mastitis bovina. Se basa en una plataforma microfluídica de muy bajo coste (lab-on-a-film) que permite la realización, en la propia explotación o clínica, de protocolos de laboratorio complejos, lentos y costosos, utilizando directamente la muestra de leche sin tratar. El kit revela la bacteria que causa la mastitis y sus genes de resistencia antimicrobiana, lo que permite seleccionar el antibiótico más óptimo para cada animal.

La tecnología permite integrar y mover fácilmente reactivos y microesferas funcionalizadas en un cartucho con simples pulsos de luz generados por un instrumento muy compacto. El cartucho del RES-KIT, a diferencia de los otros sistemas disponibles, se puede fabricar con tecnología a un precio mucho más asequible.

La tecnología, que ya ha generado una solicitud de patente, ha sido desarrollada por un equipo liderado por el investigador del Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB CNM CSIC), Antoni Baldi, y formado por Laila Darwich, del Departamento de Sanidad y Anatomía Animal de la UAB; Maria Diaz González y César Fernández Sánchez, del IMB CNM CSIC; Lourdes Migura-Garcia, del Instituto de Investigación y Tecnología Alimentaria (IRTA); Sergi Montané y Sergi Rodríguez, del Instituto de Biotecnología y de Biomedicina (IBB UAB), y Carolina Liz Mascaró, estudiante del Master de Marketing de la UAB.

El proyecto Ovatec ha sido reconocido con el tercer premio. Este proyecto ha nacido para cubrir una demanda cada vez más creciente de incrementar los beneficios de las explotaciones bovinas a través de la producción de embriones seleccionados genéticamente. Por ello, la investigadora Maria Garcia Catalán, del Área de Producción Animal de la UAB, y Miguel Espada Aventín, proponen crear una empresa para producir “in vitro” embriones bovinos.

Fuente: Techpress

Share

Nuevos sensores ópticos permiten detectar contaminantes en el agua con alta precisión

sábado, 18 de junio de 2016 Comments off

Investigadores del grupo de Física y Cristalografía de los Materiales de la URV han diseñado un nuevo tipo de sensor fotónico ultrasensible que puede detectar concentraciones de sustancias contaminantes en el agua en volúmenes micro. Se trata de un prototipo que mejora el sensor patentado por el mismo grupo, que permite detectar el hielo de las alas de los aviones en ambientes extremos y que puede soportar la erosión sin dejar de funcionar

De izquierda a derecha: Javier Martínez, Airán Ródenas y Francesc Díaz, en el laboratorio donde han diseñado el nuevo sensor.

De izquierda a derecha: Javier Martínez, Airán Ródenas y Francesc Díaz, en el laboratorio donde han diseñado el nuevo sensor. (Foto URV)

Este nuevo tipo de sensor fotónico se ha fabricado sobre una superficie transparente -de vidrio- y se basa en la excitación infrarroja de polaritones plasmónicos superficiales, un tipo de onda electromagnética que permite detectar pequeñas concentraciones de sustancias contaminantes en el agua. El sensor aprovecha la existencia de resonancias moleculares en la región espectral infrarroja para diferenciar sustancias contaminantes del agua. Es decir, la luz infrarroja utilizada en este trabajo es absorbida por las moléculas de la sustancia con la que entra en contacto. Una misma sustancia puede absorber radiación con longitudes de onda diversas -de acuerdo con su composición molecular- y cada porción del espectro que se absorbe se debe a una composición molecular específica. El hecho de que diferentes sustancias tengan resonancias diferentes sirve para detectar concentraciones de sustancias determinadas a través de diferentes técnicas, como la del sensor que ahora han desarrollado. En el trabajo, el resultado del cuál se acaba de publicar en la revista Optics Letters, se demuestra experimentalmente, por ejemplo, la detección de un mínimo de 0.02 % de volumen de alcohol en agua pura.

Este es uno de los resultados del prototipo actual, pero las simulaciones que ha hecho el grupo de investigación Física y Cristalografía de Materiales de la URV prevén que la sensibilidad del sensor se pueda aumentar todavía más. Este nivel de precisión en la detección óptica de contaminantes en el agua sobre una superficie de dimensiones milimétricas puede tener un gran interés tecnológico puesto que este sensor, conectado mediante fibras ópticas, es capaz de incorporarse en cualquier elemento de vidrio, como por ejemplo probetas, puertas de microscopio o, incluso sobre pantallas de smartphones, ya que el sensor químico está diseñado en una plataforma transparente. La novedad del trabajo recae tanto en el mecanismo de detección como en su integrabilidad.

La tecnología de fabricación consta de escritura láser 3D de femtosegundos (10-15 segundos = 0,000 000 000 000 001 segundos) sobre vidrio para realizar los elementos que guían la luz, las guías de onda, junto con la conexión de fibras ópticas comerciales, un hecho que facilita que esta tecnología pueda ser trasladada a escala industrial. El efecto plasmónico se consigue depositando una capa nanométrica de un material transparente conductor sobre la superficie del vidrio.

Detectar el hielo en las alas de los aviones

El sensor plasmónico que ahora se ha diseñado es una evolución del que había patentado el mismo grupo de investigación previamente y que se ha demostrado que se puede utilizar en ambientes extremos, como aviones, o entornos abrasivos sometidos a la erosión atmosférica. Este sensor no tiene incorporada la capa nanométrica y se basa en un mecanismo físico diferente, pero tiene la ventaja de ser más robusto y, por lo tanto, puede soportar ambientes erosivos porque el vidrio tiene la misma dureza que las partículas del aire.

La principal diferencia entre el agua líquida y la sólida es que tienen una estructura molecular diferente. Este cambio de estructura molecular, ordenada en el caso de agua sólida, es la que produce un cambio significativo en sus propiedades físicas, en concreto, en las propiedades ópticas (índice de refracción y su absorción). Como el sensor que han patentado es muy sensible a los cambios en estas propiedades del agua, es capaz de detectar instantáneamente la formación de hielo sobre su superficie. Y además, como el índice de refracción varía mucho también con la temperatura, se puede monitorear la temperatura del agua desde -40 ºC hasta +40 ºC. El sensor es muy versátil y el hecho de estar diseñado para ser conectado con fibra lo hace muy interesante para aplicaciones aeronáuticas, donde el peso tiene que ser mínimo y, como las fibras ópticas son mucho más ligeras que los cables eléctricos, son más deseables para ser integradas en un avión.

El sensor de hielo ha sido validado en un túnel de hielo, en el centro IFAM-Fraunhofer de Alemania, donde ha sido sometido a condiciones reales de formación de hielo en vuelo a velocidades de hasta 342 km/h. El comportamiento del sensor ha sido muy satisfactorio porque se han detectado diferentes tipos de hielo con una rapidez mayor que la de cualquier otra tecnología de detección de hielo para aviones existente. En estos momentos las instituciones que han participado en el proyecto JEDI-ACE (Japanese-European De-Icing Aircraft Collaborative Exploration) -un programa de I+D entre Europa y Japón que estudia cómo evitar, alertar y eliminar el hielo que se acumula en zonas del avión-, trabajan en solicitar un nuevo proyecto donde el sensor tendría un papel central y sería testado en aviones reales.

Referencia bibliográfica: Javier Martínez, Airán Ródenas, Magdalena Aguiló, Toney Fernandez, Javier Solis, and Francesc Díaz, “Mid-infrared surface plasmon polariton chemical sensing on fiber-coupled ITO coated glass,” Opt. Lett. 41, 2493-2496 (2016) Doi: 10.1364/OL.41.002493

Fuente: URV

Share

Jornada Nanotecnología y Alimentación en AECOSAN

sábado, 13 de junio de 2015 Comments off

El pasado 1 de junio de 2015, se celebró en la sede de AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición), la Jornada “Nanotecnología y Alimentación”, co-organizada por  la Agencia junto con el Dr. Jose Manuel Barat, representante nacional en la Red Científica de EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) sobre Evaluación de Riesgos de Nanotecnologías en Alimentos y Piensos, además de miembro del Comité Científico de AECOSAN y el Dr. Pedro Serena, del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid, perteneciente al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Ambos son miembros del Grupo de Nanotecnología en el ámbito alimentario, que coordina AECOSAN.

La Vocal Asesora  Ana Canals abrió la jornada explicando el papel de la Agencia como punto Focal de la EFSA en España y  abordando la importancia de las redes científicas de colaboración con la Autoridad  Europea. El Dr. Barat inició la primera de las presentaciones sobre el  funcionamiento y  su participación en la Red científica de EFSA.

Para las ponencias, se contó con la participación de diversos investigadores e instituciones dedicados a la investigación en el área de la nanotecnología, tanto en el ámbito puramente alimentario, como en el ámbito ecológico y ambiental, envasado y sistemas de medición. La Jornada contó, además, con la presencia y participación de la Dirección General de Innovación y Competitividad del Ministerio de Economía y Competitividad y del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial, que ayudaron a contextualizar el alcance de la investigación en nanotecnología en nuestro país.

El Área de Riesgos Nutricionales, de la Subdirección General de Promoción de la Seguridad Alimentaria de AECOSAN, realizó una breve exposición sobre Novedades de la Unión Europea en relación a la nanotecnología, definición de nanomaterial y nuevo reglamento de nuevos alimentos.

Con este tipo de iniciativas la AECOSAN, punto focal de la EFSA en España, pretende potenciar la creación de redes de trabajo en nuestro país, así como el fortalecimiento de las capacidades investigadoras y de evaluación de riesgos.

Share

Nanotecnología alimentaria: si se informa en etiquetas aumenta aceptación

sábado, 5 de octubre de 2013 Comments off

nanotech-membranaInformar el uso de nanotecnología en las etiquetas de alimentos y productos para la agricultura ayudará a aumentar la aceptación ética y social de esta tecnología, argumentan los investigadores.

Un artículo que revisa los posibles problemas éticos y reglamentarios relacionados con las aplicaciones de la nanotecnología en la alimentación y la agricultura sugiere que, si bien la normativa vigente no requiere etiquetado, esta medida debería ser considerada con el fin de lograr una  aceptación ética y social más amplia.

Un grupo de expertos británicos escribió en Trends in Food Science & Technology que muchos fabricantes a gran escala de alimentos y productos agrícolas ya han  hecho grandes inversiones en I + D y la nanotecnología para la producción de productos agrícolas y alimentos procesados además de soluciones de packaging.

Sin regulación

Sin embargo, el equipo observó que en la actualidad existe poca regulación que se refiera específicamente a las aplicaciones de la nanotecnología en los alimentos o cualquier otro ámbito de aplicación.

La profesora Lynn Frewer, de la Newcastle University, dijo que los reguladores se basan en otras normas, diseñadas para otro tipo de aplicaciones de la nanotecnología en lugar de diseñar regulaciones nuevas para el campo de la agricultura y los alimentos.

“En la actualidad, los marcos reguladores europeos que se ocupan de la nanotecnología agroalimentaria (incluidos los relacionados con el etiquetado) son bastante diversos, y ninguna de ellos se ocupan de asuntos éticos enfocados en la nanotecnología agroalimentaria.”

“Actualmente no hay requisitos para los nanomateriales utilizados en la producción agroalimentaria que tengan que ser mencionados en el etiquetado”, agregaron.
Es por estos motivos que Frewer y su equipo dicen que los fabricantes y proveedores de alimentos viven cierta incertidumbre respecto a la legislación relativa a la nanotecnología alimentaria – por ejemplo en materia de evaluación de riesgos y beneficios, etiquetado o producción ética.
“Los principios éticos y la aceptación social exigen que  los productos alimenticios que se producen utilizando nanotecnología lo mencionen en el etiquetado”, dijeron.

Fuente: Club Darwin

Share
Categories: Packaging Tags:

Sealed Air investiga uso de nanobiotecnología para aniquilar patógenos alimentarios

viernes, 12 de abril de 2013 Comments off

listeriaUn estudio realizado por investigadores del Rensselaer Polytechnic Institute con financiación de la Sealed Air Corporation concluyó que la nanobiotecnología que incorpora enzimas y nanopartículas es una alternativa eficaz frente a los antibióticos y productos químicos a la hora de luchar contra ciertas enfermedades transmitidas por los alimentos.

Aniquilación de la listeria incluso en condiciones extremas

Los investigadores adjuntaron enzimas líticas celulares a alimentos protegidos con nanopartículas de silicio y crearon un recubrimiento con la capacidad de matar selectivamente la listeria en los procesos de manipulación y embalaje de los alimentos.

Al entrar en contacto con la listeria incluso si se encuentra en altas concentraciones el recubrimiento la aniquila en pocos minutos sin afectar a otras bacterias.

La enzima que aniquila la listeria se llama Ply500 y para estabilizarla los investigadores adjuntaron nanopartículas de silicio con el propósito de crear una película ultrafina.

Los investigadores utilizaron una proteína de maltosa para adjuntar la enzima Ply500 al almidón comestible de nanopartículas que se utiliza en el embalaje de alimentos.

La enzima Ply500 es efectiva para aniquilar en 24 horas la listeria incluso ante una concentración de 100.000 bacterias por milímetro, que es superior a la que suele encontrarse en los alimentos.

El método fue evaluado sobre hojas de lechuga iceberg con resultados que muestran la aniquilación total de la listeria bajo ciertos parámetros.

El profesor P.K. Lashmet comentó que en su estudio él y sus colegas identificaron una nueva estrategia para destruir selectivamente determinados tipos de bacterias.

Revestimientos hechos con enzimas estables o aerosoles pueden usarse eficazmente en la infraestructura de la cadena de suministro de alimentos para aniquilar la listeria antes de que ésta pueda causar cualquier tipo de enfermedad.

Desventajas de los métodos convencionales

La listeriosis puede tratarse con antibióticos pero el uso excesivo de éstos puede provocar resistencia frente a la infección.

Entre las estrategias de descontaminación químicas y físicas se encuentran las realizadas con peróxido de hidrógeno, compuestos de amonio cuaternario, cloro, sodio, lactato de potasio o lavados con agua caliente.

Estos métodos no pueden usarse directamente en los productos alimentarios y la corrosividad de la mayoría de los descontaminantes químicos limita su uso y eficacia en la infraestructura de producción de alimentos.

Fuente: Club Darwin

Share

FDA ve riesgos en nanotecnología alimentaria, pero deja responsabilidad a la industria

sábado, 28 de abril de 2012 Comments off

La FDA anunció que los productos de consumo que utilizan la nanotecnología pueden tener efectos desconocidos en el cuerpo humano, y aconsejó a las compañías de alimentos y cosméticos estudiar más a fondo la seguridad de estas pequeñas partículas. Al parecer las restricciones presupuestarias le han quitado atribuciones y el estudio de los efectos queda en manos dela iniciativa privada.

La FDA emitió dos proyectos de directrices mediante los cuales pide más estudios, y deja gran parte de la responsabilidad sobre la seguridad a las empresas.

Al mismo tiempo, la FDA rechazó una petición de un grupo de consumidores que desde 2006 exige que los alimentos que utilizan nanotecnología tengan una regulación aparte debido a su “especial relación con la salud humana y los riesgos ambientales”.

La posición “blanda y difusa” de la FDA

Margaret Hamburg, comisionado de la FDA dijo que para la FDA entender la nanotecnología seguía siendo una prioridad y para ello estaba fortaleciendo los instrumentos y los métodos científicos para la evaluación de los productos alimenticios, cosméticos, medicamentos y dispositivos médicos.

La FDA aconsejó a las empresas que utilizan la nanotecnología en los aditivos alimentarios o los envases de alimentos consultar primero con la agencia y demostrar que los cambios son seguros antes de vender sus productos.

De acuerdo a las directrices, las consecuencias (para los consumidores y la industria alimentaria) de la amplia distribución de una sustancia alimenticia que más tarde presente un problema de seguridad es significativo.

Los fabricantes de la mayoría de los aditivos alimentarios e ingredientes de EE.UU necesitan informar a la FDA que sus ingredientes son “generalmente reconocidos como seguros” con el fin de vender legalmente.

La FDA dijo que la nanotecnología no podía entrar directamente en la categoría “generalmente reconocidos como seguros”, es decir, las empresas tendrían que demostrar los datos adicionales de seguridad antes de su aprobación.

Erik Olson, directora de los programas alimentarios del Pew Health Group, un grupo de defensa del consumidor, dijo que las empresas a menudo pueden simplemente informar a la FDA que ciertos aditivos alimenticios son seguros.

Sin embargo, las nuevas directrices muestran que la FDA cree que los nanomateriales merecen un mayor escrutinio.

Con estas medidas la FDA quiere decirle a las empresas que no pueden tomar decisiones propias en relación a nanomateriales sin hablar antes con ellos. Esta es una posición novedosa para la FDA.

La petición de 2006

El Centro Internacional de Evaluación de Tecnología, que presentó la petición de 2006, demandó a la FDA el año pasado por su lentitud para responder.

Jaydee Hanson, director de política en el Centro, dijo que la acción legal puede haber incitado a la FDA a emitir directrices para la nanotecnología en los alimentos y cosméticos después de un retraso de seis años.

“Es bueno que están haciendo las recomendaciones en esta área, pero no han ido lo suficientemente lejos”, dijo Hanson.

La Unión Europea exige a las empresas evaluar los productos que utilizan nanotecnología y demostrar que son seguros antes de que puedan ser vendidos a los consumidores, mientras que la FDA sólo ha publicado unas directrices voluntarias para las empresas.

Avon y los cosméticos

La FDA dijo que las empresas de cosméticos también deben hacer pruebas adicionales de los productos que, por ejemplo, utilizan la nanotecnología para crear sensación más suave en cremas hidratantes o lápiz labial.

Sin embargo, la FDA no obliga a las empresas de cosméticos a presentar los datos de seguridad antes de vender sus productos, y es poco probable que las directrices de la FDA tengan un gran impacto en las grandes empresas de cosméticos como Avon Products Inc, que ya cumple con las normas europeas.

Avon dijo que agrega nanomateriales, como el dióxido de titanio u óxido de zinc a los productos cosméticos para aumentar la protección contra los rayos ultravioletas del sol y dejar que los protectores solares sean fáciles de aplicar para evitar dejar marcas blancas en la piel. Se asegura que los productos fueron probados como seguros en la UE.

Fuente: Club Darwin

Share

NanoTiss, nueva tela basada en nanotecnología para etiquetas inteligentes

sábado, 5 de noviembre de 2011 Comments off

Desarrollada por científicos de la Universidad de Granada

Científicos españoles de la Universidad de Granada (UGR) han diseñado un nuevo material, basado en nanotecnología, que conforma una tela, denominada NanoTiss, que servirá para fabricar etiquetas inteligentes para los alimentos envasados. Estas etiquetas podrían leerse con la cámara de un teléfono móvil e indicar al consumidor la calidad del almacenamiento, si se ha roto el envase o si ha sufrido algún deterioro.

NanoTiss está formado por nanofibras poliméricas (plásticas) y/o magnéticas que permite controlar simultáneamente el pH y la cantidad de oxígeno presente en medios acuosos.

El deterioro de un alimento provoca la generación de gases, lo que provoca que el envase se hinche y se desprenda un olor desagradable, debido en muchos casos a la aparición de aminas, que cambian el pH del medio. Estos cambios son muy apreciables cuando el alimento está muy deteriorado, pero no lo son tanto cuando empieza a deteriorarse. Estas etiquetas podrían ayudar a detectar este proceso en sus primeras fases.

Los científicos han desarrollado una nueva metodología barata, simple y que se puede producir a gran escala por la industria manufacturera para la fabricación de nanomateriales multifuncionales de gran aplicabilidad por la industria química, farmacéutica, alimentaria y biotecnológica.

NanoTiss está formada por nanofibras con un diámetro de entre 100 y 900 nm (1nm=0.000000001 m) que, al tejerlas y disponerlas en formato macroscópico (en forma de una fina tela), mantienen las altas prestaciones físicas y químicas de los nanomateriales, a la vez que se hacen fácilmente manejables y procesables. Estas telas incorporan las propiedades fisicoquímicas características de los materiales usados en su preparación, como son los copolímeros funcionales -plásticos que cambian sus propiedades en función de uno o varios estímulos externos- y las partículas magnéticas.

El trabajo ha sido desarrollado en colaboración entre el Grupo de investigación FQM-297 de la UGR y la spin-off de la UGR NanoMyP® (Nanomateriales y Polímeros S.L.). Los investigadores que participan en ella son Antonio Luis Medina Castillo, Ángel Valero Navarro, Jorge Fernando Fernández Sánchez y Alberto Fernández Gutiérrez

Fuente: Tecnifood

Share

Científicos Británicos Piden Fomentar la Investigación en Nanotecnología y su Aplicación en la Industria Alimentaria

viernes, 15 de enero de 2010 Comments off

El Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara alta del Parlamento británico ha hecho público un comunicado en el que afirma que la falta de investigaciones científicas sobre el uso de la nanotecnología dentro del sector alimentario por lo que la EFSA no puede regular adecuadamente este tipo de productos.
Según este comité, la aplicación de la nanotecnología, tanto en los alimentos como en sus envases, se incrementará fuertemente durante la próxima década, pero no hay mucha información sobre su seguridad.
Lord Krebs, presidente del Comité, afirmó que la nanotecnología ofrece beneficios significativos a los consumidores pero es importante que haya una detallada y exhaustiva investigación sobre las posibles implicaciones para la salud y la seguridad.

El mercado mundial de nanotecnología para comida estaba valorado en unos 410 millones de dólares en el 2006 y se espera que crezca hasta los 5.600 millones en el 2012.
Hay al menos 600 productos con nanomateriales en el mercado, pero, aproximadamente, sólo el 80 por ciento de ellos son alimentos o están relacionados con los alimentos, y de ellos sólo dos están disponibles en Reino Unido.

El informe pide nuevas normas que insten a las empresas alimentarias a informar a los reguladores sobre cualquier trabajo que estén haciendo con nanopartículas para comida y que se habilite un registro público voluntario de productos y envases alimenticios que contengan nanomateriales.

Share

La nanotecnología entra en el envase

viernes, 5 de junio de 2009 Comments off

El departamento de tecnologías del envase de AINIA Centro Tecnológico ha conseguido incorporar los últimos avances de la nanotecnología al envasado de productos.

Con ello se consigue reducir significativamente los costes, tanto en la cantidad de material utilizado como en la fabricación, con la consiguiente repercusión en el precio final del producto. También se logra cuadruplicar el efecto barrera, alargando la vida útil del producto.
Ainia dispone de una línea completa de extrusión de plásticos en su planta piloto de envases, desde donde obtiene la formulación óptima para cada tipo de alimento y envase.
Esta tecnología se puede aplicar a multitud de sectores alimentarios en los que el envase juega un papel fundamental para su conservación como platos preparados, frutas y verduras, pescados, panes, bollería, etc.
Fuente : esic

Share