Archivo

Entradas Etiquetadas ‘mantecados’

Los 10 dulces navideños más típicos de España

sábado, 9 de diciembre de 2017 Comments off

La época de compras que está a punto de comenzar incluye, sin remedio, algunos de los dulces navideños que no pueden faltar en ninguna mesa española durante estas fechas tan entrañables.

Los amantes de la Navidad tienen en la gastronomía una excusa perfecta para olvidarse de la báscula durante varias semanas y disfrutar de los dulces navideños típicos de España que inundan cocinas y supermercados desde finales de noviembre a principios de enero. Turrones, polvorones, mantecados o mazapanes son algunos de los más consumidos que te mostramos en Skyscanner. ¿A cuál estás ya pensando hincarle el diente?

1. Turrón

El dulce típico de Navidad por excelencia se elabora básicamente con miel pura de abeja, azúcar, almendras y clara de huevo. Aunque en la actualidad hay decenas de variedades, desde pistacho a Lacasitos, pasando por trufa o coco, las dos más populares siguen siendo duro y blando. La Indicación Geográfica Protegida Jijona y Turrón de Alicante vela por la calidad de uno de los productos con más historia de nuestro país, cuyo origen se ubica en la península arábiga. Algunos estudios aseguran que el turrón ya existía en la Villa de Sexona (actual Jijona) en el siglo XVI. De gran poder energético, rico en glúcidos, grasas vegetales y proteínas, es imprescindible en la dieta mediterránea.

2. Mazapán

Aunque en Toledo se consume durante todo el año, el mazapán es otro símbolo de la gastronomía navideña. La primera referencia escrita sobre él se remonta a 1577 y se cree que su origen es árabe, aunque hay quien asegura que nació en el convento de San Clemente, en la capital castellanomanchega, a manos de sus monjas, cuando la ciudad estaba sitiada y había una gran necesidad de alimentos. Almendras y azúcar machacados con una maza dieron lugar al ‘pan de maza’, que cuenta desde hace años con su propia I.G.P. ‘Mazapán de Toledo’. El ‘pan de Cádiz’ o el ‘pastel de Gloria’, ambos originarios de Andalucía, son algunas de sus versiones.

3. Polvorón

Esta pequeña torta de manteca de cerdo, harina de trigo tostada, almendras molidas y azúcar es típica de Andalucía, en especial, de Estepa, en Sevilla. Se denomina polvorón porque al añadir la harina que adorna este dulce típico de España parece que hay polvo. El Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida ‘Mantecados de Estepa y Polvorones de Estepa’ garantiza el cumplimiento de unos requisitos superiores a los exigidos para el resto de productos de la misma clase o variedad. También son populares los de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Tordesillas (Valladolid), Fondón (Almería) y Pitillas (Navarra).

4. Roscón de Reyes

Este bollo de masa dulce adornado con rodajas de fruta escarchada es uno de los dulces navideños más solicitados. Es difícil encontrar una casa en España donde no se sirva roscón para desayunar o merendar el Día de Reyes. Suele rellenarse de nata montada o crema, y cada vez más, de chocolate, trufa o moca. En su interior es fácil encontrar a modo de sorpresa pequeñas figuras, monedas o billetes, o la tradicional haba, señal de que serás tú quien tenga que pagarlo. Su origen está relacionado con las Saturnales Romanas o “fiestas de esclavos” en las que el pueblo celebraba el final de los trabajos del campo con unas tortas redondas que escondían una haba seca.

5. Cordiales

Almendras, huevos, azúcar y cabello de ángel son los ingredientes principales para elaborar cordiales, uno de los dulces navideños típicos de Murcia y las tierras levantinas. Inventados dentro de los muros de un convento, al igual que muchos otros postres nacionales, su receta ha ido pasando de generación en generación, y su popularidad se ha extendido a lo largo y ancho de la piel de toro. Aunque unos 100 gramos de cordiales contienen alrededor de 500 calorías, se trata de un producto muy natural, sin ningún tipo de grasas nocivas para el organismo. Suelen consumirse durante la sobremesa, acompañados de café o infusiones.

6. Rosco de vino

Otro de los dulces de navidad típicos de España que no pueden faltar tras una comida o cena durante esta época festiva son los roscos de vino. Una de las particularidades de estas galletas en forma de rosquilla es que contienen una pequeña cantidad de vino dulce y frutos secos, y, una vez terminados, se cubren con azúcar glass para tomar ese peculiar aspecto nevado. Además de esta bebida, se elaboran con harina, azúcar, aceite de oliva, ralladura de limón, ajonjolí y aguardiente. Son especialmente reconocidos los de Málaga (con vino de la tierra entre sus componentes) y Castilla La Mancha.

7. Peladilla

Esta almendra confitada es típica de la Comunidad Valenciana y, además de dulce navideño, se ofrece como regalo a invitados en bautizos. La primera fábrica de peladillas fue Emilio Reig, que cerró sus puertas a finales de los sesenta y se ubicaba en Alcoy (Alicante). Ésta localidad sigue siendo, junto a Casinos, en Valencia, la productora de peladillas más importante de España. En Casinos se han introducido nuevas variedades que incluyen diferentes tipos de chocolate, y cada último fin de semana de noviembre celebra la popular Feria del Dulce Artesano, Peladillas y Turrones, cita imprescindible para los más golosos de la casa.

8. Mantecado

Aunque se consume en cualquier época del año, la Navidad aumenta las ventas y el consumo de uno de los dulces de navidad típicos. Su origen es andaluz, debido a un excedente de manteca de cerdo y cereales, y data del siglo XVI, aunque los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de elegir Antequera o Estepa como su cuna. También destacan por su calidad los fabricados en Portillo y Tordesillas (Valladolid), así como los de Rute (Toledo). Nombrado Denominación de Origen Protegida en 2011, los más tradicionales son ‘de artesanía’, moldeados a mano; ‘doble de canela’, típicos de Antequera; de almendra, chocolate o limón.

9. Hojaldrina

Similar al polvorón y al mantecado, la principal diferencia con éstos radica en las capas de hojaldre de su interior, que cambia por completo su textura. Grasa de cerdo, harina de trigo, azúcar, zumo de naranja y vino son los principales ingredientes de este indispensable de la gastronomía navideña. La empresa Productos Mata, de Alcaudete (Jaén), elabora hojaldrinas con marca registrada desde 1927, habiendo llevado el nombre de este municipio andaluz por medio mundo y manteniendo hoy en día la receta original realizada con los mismo productos naturales.

10. Alfajor

Propio de las reposterías murciana y andaluza, el alfajor se elabora a partir de una pasta de almendras, nueces y miel. Bien sea en forma de cilindro o como relleno entre obleas de harina de trigo, los alfajores son los últimos de esta apetecible lista de dulces típicos de Navidad. Su nombre proviene del hispano-árabe ‘al-hasú’, que significa ‘el relleno’. Mientras que en Murcia se le añade avellanas, azúcar, pan rallado, anís, clavo y canela, la versión de Medina-Sidonia, en Cádiz y con su propia I.G.P., incluye ajonjolí, canela, cilantro y matalaúva, y su consumo se extiende durante todo el año.

Fuente: Skyscanner.es

 

Share

Este años se producirán 20.000 toneladas de mantecados

sábado, 8 de octubre de 2016 Comments off

La campaña del mantecado arranca en Estepa con una previsión de superar las 20 mil toneladas en dulces navideños, esperando un crecimiento en ventas y producción superior a los de 2015, un dato vinculado al aumento en el consumo. La campaña de 2016 será la primera con la inscripción de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Polvorones de Estepa’ en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas de la UE, algo que supone “un nuevo hito y un reconocimiento histórico para el sector, así como un marchamo distintivo de calidad para su promoción exterior”. Una nueva campaña que prevé seguir defendiendo los 2.000 empleos directos (85% mujeres) y otros 2.500 indirectos de la empresa auxiliar.

Septiembre marca tradicionalmente el inicio de la campaña de fabricación de mantecados, polvorones y otros dulces navideños en Estepa. Aunque este año, de forma excepcional, algunas fábricas adelantaron parte de su producción a agosto, es ahora en septiembre, coincidiendo con la Feria de Estepa, cuando echa a andar el motor económico de la localidad y su comarca, con la elaboración de 20 mil toneladas de toda la variedad de los productos típicos navideños que se fabrican en las 19 industrias amparadas por el Consejo Regulador. Un nuevo ejercicio que arranca con el reto de sus empresas de innovar, crecer, diversificar y ganar mercados, aumentar la productividad y estimular el consumo.

Desde el Consejo Regulador se trabaja para que en este año 2016, este organismo acceda a las ayudas del Gobierno andaluz para la promoción, con las mismas condiciones y oportunidades con las que cuentan las denominaciones de calidad.

La campaña en datos

La campaña de 2016, en la estela de la de 2015, arranca con una previsión de ventas que ronda el 5%, 10% superior a la de 2014 y una producción estimada que rondará las 20.000 toneladas, o lo que es lo mismo, 20 millones de kilos, cubriendo así el 95% del total de la elaboración en España. Según las previsiones, se espera que cerca de 2.000 personas (85% mujeres) trabajen en algunas de las 19 fábricas amparadas por la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del Mantecado y el Polvorón de Estepa, a lo que hay que sumar los 2.500 empleos de carácter indirecto creados por las industrias auxiliares (cartonajes, fabricación de maquinaria, etc..).

En efecto, durante la campaña del mantecado y del polvorón, que coincide con la del aceite, el paro baja a entre un 7 y un 10 por ciento en la comarca de Estepa y se roza el pleno empleo en un municipio que supera los 12.700 habitantes.
En torno al 15% de la producción estepeña se destina a la exportación en países donde hay colonias españolas como Alemania, Francia, Estados Unidos, Argentina, Brasil o Suiza.

Los polvorones de estepa, reconocidos por la UE

Desde el pasado mes de marzo, Estepa cuenta con la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Polvorones de Estepa’ en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas de la UE; un reconocimiento que se suma a la ya existente de los mantecados, que data de noviembre de 2011 y que garantiza el cumplimiento de unos requisitos superiores a los exigidos para el resto de productos de la misma clase o variedad. Por ello, elegir mantecados y polvorones identificados con este distintivo es garantía de estar disfrutando de un auténtico mantecado, de calidad contrastada. Entre las características que definen a los productos amparados por la IGP ‘Polvorones de Estepa’ se encuentran sus ingredientes fundamentales: harina de trigo, manteca de cerdo, azúcar glas (azúcar molida), almendra, canela y aromas naturales, pudiendo añadirse clavo como elemento alternativo. Estas materias primas son comunes a los dos tipos de polvorones que protege este figura de calidad: ‘caseros’ y ‘almendra’ (o ‘tradicional’) en función de la cantidad de almendra que incluye la receta empleada para su elaboración (un mínimo del 8 % en el ‘tradicional’ y del 15 % en el ‘casero’).

En este recorrido de más de tres años desde su solicitud por el Consejo – los polvorones ya gozaban de la denominada Protección Nacional Transitoria (PNT)-, el polvorón ha te-nido que presentar sus credenciales para poder entrar en la lista de los productos que contarán con el respaldo y la defensa por parte de los organismos competentes de la Unión Europea.

Algunas de las empresas amparadas por el Consejo Regulador cuentan además con las certificaciones Halal, lo que está permitiendo abrir mercado en países de sociedad mayoritaria musulmana.

La historia

La IGP del Mantecado de Estepa pone en valor la excelencia y tradición de estos productos, adquiridas a lo largo de más de los 150 años que llevan fabricándose en el término municipal sevillano, donde se ubican las industrias dedicadas a la elaboración y envasado de los productos. Aunque el origen de los polvorones se remonta al siglo XVI según está documentado en el convento de Santa Clara de Estepa, la primera comercializadora de este dulce tal y como lo conocemos hoy es Micaela Ruiz Téllez, “La Colchona”, que vivió en la localidad sevillana entre 1824 y 1901.

Fuente: Agrodigital

 

Share

3716 toneladas de mantecados y 254 empleos hasta Navidad en Antequera

sábado, 21 de noviembre de 2015 Comments off
Antequera elabora la receta tradicional para repartir el sabor navideño en casa y por el mundo. Hasta Nochebuena, los hornos de las fábricas de mantecados de Antequera trabajan a destajo para surtir sus ancestrales recetas navideñas a los hogares de casa, a quienes los buscan en supermercados y tiendas especializadas por España y también a los que optan por comprarlas últimamente por Internet, con la cifra prevista de 3.716.900 de kilos de producción, lo que conlleva empleo en estos cuatro meses para 254 personas.
Once empresas trabajan desde mediados de septiembre con el objetivo de mantener la tradición, adaptándose a los nuevos tiempos y buscando nuevas fórmulas como el polvorón de pistacho de La Antequerana, quien apuesta este año por abrir en Málaga una tienda propia.
Fábrica de mantecados- imagen de andaluciainformacion.es

Fábrica de mantecados- imagen de andaluciainformacion.es

“La idea surge de la línea que marcó la empresa hace tres años de crear productos totalmente saludables y sin añadidos. Estuvimos haciendo pruebas con algunos productos distintos, sobre todo con frutos secos, y la verdad es que hicimos pruebas con el pistacho y nos encantó el resultado”, destaca el gerente del grupo, Juan Paradas.
Aunque la mayoría trabajan los mantecados exclusivamente en estos meses, hay empresas como Sancho Melero que lo desarrollan todo el año, ampliando sus productos a otras especialidades, además de las navideñas.
De ahí, que tengan como objetivo llegar a los 2.000.000 de kilos en Navidad, siendo el mayor productor exportando a Europa, África y Asia. “Fabricamos durante todo el año, salvo en enero que paramos por mantenimiento y vacaciones”, destaca Ángel Sancho, director comercial.
De Los Aguilera a las monjas de Belén y La Perla
Los hermanos Aguilera ofrecen sus productos típicos por medio de cuatro empresas, así como la destacada confitería de Panadería Santiago, o también Sabores Caseros y Torcadul.Junto a ellos, las monjas clarisas de Belén fabrican sus autóctonas recetas conventuales de 1859, o los buscados de La Perla desde 1937.
Este año, vamos a recorrer la historia y detalles de cada una de las fábricas, con una descripción peculiar del destacado catedrático y gastrónomo Juan Benítez Sánchez desde la próxima semana.
Producción prevista y trabajadores para esta Navidad 2015
· Sancho Melero: 2.000.000 kilos. 35 trabajadores durante todo el año y 10 empleados más durante la campaña.
· Delicias de Antequera: 420.000 kilos. 30 empleados en época de campaña.
· Primitivos Aguilera: 350.000 kilos. 35 empleados en época de campaña.
· Torcadul: 300.000 kilos. Trabajan todo el año y llegan 20 empleados a final de año.
· La Antequerana: 240.000 kilos. 13 trabajan todo el año y 12 empleados más para esta época.
· Sabores Caseros: 240.000 kilos. 40 trabajadores a final de año.
· La Perla: 72.000 kilos. 30 trabajadores en campaña.
· Los Antiguos de Aguilera: 60.000 kilos. 6 trabajadores durante la campaña.
· San Pancracio: 20.000 kilos. De 5 pasa a 8 trabajadores en estas fiestas.
· Convento de Belén: 9.000 kilos. 10 monjas en la labor artesanal.
· Santiago: 5.900 kilos. 5 trabajadores extras para hacer mantecados.
(Datos aportados por cada una de las fábricas)
Share
Categories: Confitería Tags:

Buenas previsiones en la venta de turrón y dulces navideños

viernes, 13 de diciembre de 2013 Comments off

Produlce-logoLa Asociación Española del Dulce (Produlce) confía en que, “como mínimo, se mantenga el consumo interno del pasado ejercicio.

Los consumidores españoles ya han degustado a lo largo de noviembre los tradicionales y más innovadores dulces navideños y lo han hecho en mayor medida que en el mismo mes de 2012, según han coincidido en apuntar a Efeagro varias fuentes del sector industrial y artesanal.

En septiembre, las fábricas de turrón, mazapanes, mantecados y peladillas tenían ya planificada su producción, a la espera de que las salas de ventas de hipermercados, supermercados y pastelerías cambiaran la decoración de Halloween por la navideña a partir del 2 de noviembre.

“Esta temporada se presenta mucho mejor que la de 2012?, han afirmado desde la Asociación Española del Dulce (Produlce), cuyos asociados confían en que, “como mínimo, se mantenga el consumo interno del pasado ejercicio”.

Las bajadas del año anterior

En 2012, según Produlce, la crisis económica y en particular la desaparición de la paga extra de los funcionarios y la subida del IVA recortó un 4,8 % las ventas de dulces navideños en el mercado nacional, que alcanzaron las 27.466 toneladas (sin incluir las de mantecados).

Dicho descenso de ventas se vio en parte compensado por el alza de las exportaciones, que aumentaron en 2012 un 10,9 %, hasta las 3.951 toneladas, y que constata la creciente popularización de turrones y mazapanes en el exterior, donde son considerados “dulces españoles”, desligando en gran medida su consumo de la Navidad.

Alemania es el primer exportador, seguido de Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Portugal, aunque, según la patronal de fabricantes de turrón y mazapán, hay crecimientos muy importantes de pedidos en países árabes, donde la miel y los frutos secos son ingredientes habituales de su cultura culinaria.

Fuente: EFEAgro

Share

La tradición y el futuro del mantecado se fusionan en un Centro de Innovación que se ubicará en Estepa

viernes, 1 de noviembre de 2013 Comments off

mantecados-EstepaEste espacio tiene el objetivo de destacar el valor de la pastelería navideña, favorecer su innovación y atraer a nuevas categorías de consumidores

La Agrupación de Empresas Innovadoras del Mantecado de Estepa (AEI Estepa) ha presentado el proyecto de diseño de su nuevo Centro de Innovación del Mantecado que pretende convertir en realidad para la campaña navideña del año que viene. Se trata de un espacio en el que se mezclarán la historia, las posibilidades de innovación y la búsuqeda de más interacción con los consumidores de los tradicionales pasteles navideños. El objetivo es crear un recurso educativo y promocional que mejore el posicionamiento de las empresas del sector, favorezca su innovación y capte la atención de los clientes.

El Centro Tecnológico Andaluz de Diseño, Surgenia, ha sido el encargado de la investigación y el desarrollo del proyecto de diseño de este espacio que destaca por su capacidad de ofrecer a los visitantes una experiencia a través de la historia, los sabores, los ingredientes y las emociones del mantecado, recogiendo al mismo tiempo sus deseos y necesidades.

El Centro de Innovación del Mantecado será a la vez un recorrido museográfico a través de los cinco siglos de tradición de la pastelería navideña, un laboratorio para investigar sobre cómo innovar en este sector, organizar talleres o presentar productos, y una tienda en la que se podrán degustar, comprar los dulces e indicar deseos sobre nuevos sabores o nuevos pasteles. Con este proyecto, la AEI Estepa quiere crear un espacio de referencia para el mantecado en el que se estreche la relación con los consumidores. De esta forma, las empresas podrán conocer sus nuevas demandas y nuevos hábitos de consumo, y así innovar y producir dulces que encajen con los deseos de quienes los consumen.

En este sentido, cabe destacar que el 90% de los mantecados españoles se producen en Estepa. Sin embargo, el sector de la pastelería de navidad sufre las consecuencias de la estacionalidad de sus productos (que se consumen casi exclusivamente en las Navidades) y los cambios en las formas de consumir de las personas. Sin contar la necesidad de innovar en los formatos de los dulces que es difícil vender en sus tradicionales cajas grandes, debido a que el tamaño de las familias se está reduciendo considerablemente.

El objetivo de la AEI Estepa es adaptarse a los cambios que está experimentando el mercado y hacer una apuesta por la innovación para llegar con sus productos a nuevos canales y nuevos consumidores. “Queremos un espacio de referencia para el sector, que le abra posibilidades de innovación y que favorezca la cooperación entre los fabricantes”, explica Germán Rodríguez, técnico de la AEI Estepa, quien destaca que ya se están buscando posibilidades para ejecutar este proyecto, que se ubicará en una parte del antiguo Convento de Santa Clara de Estepa.

El proyecto de diseño del Centro de Innovación del Mantecado

“Este espacio pretende ser un lugar de referencia que destacará por su multifuncionalidad y diseño innovador y a la vez capaz de dar valor al carácter tradicional y artesano del sector del mantecado”, explica Juan José Guerrero, responsable de proyectos de Surgenia. El Centro Tecnológico Andaluz de Diseño se ha encargado de la investigación y del desarrollo de este espacio. En primer lugar, ha llevado a cabo una investigación en tendencias de diseño para identificar a qué publico dirigirlo y así poder desarrollar un proyecto capaz de conectar con sus usuarios potenciales. Gracias al trabajo del Observatorio de Tendencias de Surgenia, se ha identificado un nuevo eje de consumidores, los “Artesanosumers” que aprecian el carácter tradicional y artesanal de las cosas, pero sin renunciar a cierta sofisticación y vanguardia.

Así Surgenia ha marcado la hoja de ruta que el diseño tenía que seguir para llegar a ese público. Ha definido las características del espacio, del recorrido expositivo, de los equipamientos interactivos, de los espacios para la venta y del estilo de comunicación que había que utilizar para el proyecto. Para la fase de diseño, Surgenia ha contado con un equipo integrado por profesionales de distintas disciplinas: expertos en gestión de espacios museísticos, en comunicación e interacción, en cocina y restauración, en I+D+i y Ecodiseño, en tendencias, en diseño de interior, y usuarios de diferentes segmentos de consumo. Ha formado parte del equipo el estudio de diseño TANNHAUSER, que se ha encargado de la creatividad del espacio.

El Centro de Innovación del Mantecado está integrado por diferentes salas, conectadas entre ellas a través de un recurso tangible: unas tuberías que parten de los “tubos de los deseos” colocados en la tienda, donde los visitantes pueden dejar cartas con sus opiniones, expectativas y propuestas, y que recorren todas las estancias del espacio expositivo. Así el visitante tiene la sensación de encontrarse en una fábrica de ideas, en la que, como suele pasar en la época navideña, los deseos se convierten en realidad.

En la tienda se exponen los productos en cápsulas, que protegen los dulces. “Hemos querido destacar que el mantecado es algo ùnico, hay que protegerlo y tratarlo como una joya”, explica Carlos Fernández, del estudio Tannhauser. De la tienda, el visitante pasa al patio, donde se encuentran los ingredientes naturales utilizados para elaborar los dulces. De allí se accede al taller, un espacio multifuncional dotado de elementos modulares y pensado para organizar actividades, conferencias o presentaciones.

El visitante llega entonces a la sala dedicada a la historia del mantecado en la que se cuentan los V siglos de tradición e innovación que abalan a esta cultura. “Allí se ha planteado el uso de varios recursos”, sigue Carlos Fernández, “como audiovisuales, audio ambiental y cápsulas manipulables por el visitante para que interactúe con los olores de los dulces o sus ingredientes”.

Para el estudio Tannhauser ha sido un reto la creatividad de un espacio que al mismo tiempo albergara tantos elementos distintos como una tienda, un recorrido museístico, un laboratorio y un taller. “El público no es conciente de todo el proceso y el mundo que está detrás del mantecado”, sigue Carlos Fernández, “Así que este espacio tiene que mostrarle que detrás de estos dulces, además de sus ingredientes naturales, están otros ingredientes no tangibles: la historia, el pueblo de Estepa y su cultura”.

Fuente: Besana

Share

Los dulces tradicionales andaluces se reinventan

viernes, 28 de mayo de 2010 Comments off

Ingredientes bajos en calorías, un nuevo formato de venta dirigido a jóvenes solteros y familias monoparentales y su distribución en nuevos canales como Internet o tiendas delicatessen son las claves del éxito para el futuro de la pastelería tradicional andaluza frente al sector de la bollería industrial.

Así lo asegura el reciente estudio llevado a cabo por Surgenia, Centro Tecnológico Andaluz de Diseño, en el marco del plan de Acción elaborado para el sector por parte de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, que propone a la confitería tradicional andaluza la receta adecuada para mejorar su posicionamiento en el mercado de la pastelería.

El estudio revela que ocho de cada 10 encuestados consume en ocasiones este tipo de productos, pero sólo para dos de cada 10 este consumo es habitual. Respecto a las personas que no compran productos de pastelería tradicional, en su mayoría (67% de los casos) es porque no puede tomarlos por problemas de salud.

De este modo, el estudio sugiere que los dulces tradicionales andaluces deben potenciar los ingredientes saludables, como el aceite de oliva, para diferenciarse del sector de la pastelería industrial y reducir sus calorías para poderse vender también en verano, aparte de la Navidad. De esta forma, los mantecados se adaptarían a los gustos actuales de los consumidores, que valoran como factores determinantes la salud y dietética para la compra de un producto alimenticio.

Asimismo, los mantecados pueden dirigirse a los nuevos consumidores que quieren productos con formatos de pequeña cantidad, y con envases atractivos para poder utilizarlos como regalo.

El perfil principal del consumidor es el de una mujer de entre 30 y 60 años que compra el producto para el ámbito familiar. De este modo, es necesario que las empresas introduzcan el producto en un mercado más joven, como familias monoparentales y jóvenes solteros, para mejorar su competitividad frente al sector de la bollería industrial. Esto pasa por una necesaria adaptación del producto, puesto que los consumidores más jóvenes prefieren comprar unidades en vez de envases familiares. A su vez, las empresas de confitería tradicional andaluzas deben potenciar el diseño y la originalidad del packaging para atraer a los nuevos segmentos de consumidores.

“Queremos sensibilizar a los empresarios de la confitería tradicional andaluza sobre la importancia de incorporar el diseño y la innovación como herramientas competitivas que garantizan responder a las nuevas necesidades de los consumidores de estos productor y así tener más éxito”, afirma Dori Ramos, directora de Estrategia de Surgenia.

Share