Archivo

Entradas Etiquetadas ‘IGP’

Los mejores panes de España elaborados como hace siglos

Sábado, 5 de Noviembre de 2016 Comments off

Pan de Alfacar, pan de Cea, pan de Payés y pan de Cruz, te presentamos las cuatro Denominaciones de Origen panaderas de España

El pan es uno de los alimentos más consumidos por la sociedad española. De compra diaria en la mayoría de los hogares, actúa como acompañamiento perfecto de platos de todo tipo. En los últimos años la tradición panadera pierde adeptos a favor del pan industrial, por la diferencia de precio como causa principal.

Los hornos panaderos no pueden competir con este tipo de productos y las harinas cada vez son de peor calidad con el objetivo final de abaratar costes y reducir el precio final. Sin embargo, la calidad del producto tradicional trabajado como antaño no tiene nada que ver con las barras que se pueden comprar en cualquier supermercado por 40 céntimos.

Pese a estos problemas, todavía hay obradores artesanos donde se trabaja con esmero día a día, amasando el pan a mano y cociéndolo en hornos de leña, siguiendo la receta tradicional y las costumbres de la tierra que han ido pasando de generación en generación. El resultado final: todo un manjar. Hogazas exquisitas como las que te presentamos a continuación, los cuatro grandes panes de España calificados como Denominación de Origen Protegida.

Pan de Alfacar

Pan de Alfacar

Pan de Alfacar

Andalucía es una de las comunidades que disponen de mayor número de especialidades panaderas y más cuidan la tradición. Especialmente la provincia de Granada, donde se ubica la localidad de Alfacar. Poco más de 20 hornos elaboran estas preciadas hogazas de pan de Alfacar y solo ellos las pueden etiquetar como Indicación Geográfica Protegida (IGP).

De corteza gruesa y dorada, sin exceso de harina en su exterior y de miga suave y blanca. Es todo un manjar, perfecto para acompañar con aceite de oliva virgen extra de la zona. Cada pieza presenta una forma y tamaño diferente como consecuencia de su proceso tradicional. Se elabora con harina de trigo, masa madre natural, agua del manantial de Alfacar, levadura y sal.

Los expertos afirman que el secreto está en el agua con el que se realiza la masa, un agua que se obtiene del manantial de la localidad. El resto de los ingredientes utilizados son completamente naturales y proceden de la comarca. La panadería es uno de los sectores que más empleos genera en el pueblo.

Pan de Cea

Pan de Cea

Pan de Cea

Se elabora únicamente en 16 hornos de la localidad de San Cristóbal de Cea, ubicada en la provincia gallega de Ourense, concretamente en la comarca de Carballino. Fue el primer pan español en obtener la Denominación de Origen Protegida y actualmente es uno de los más valorados del país por su excelente calidad.

Se presenta envuelto en papel, con su típica etiqueta que muestra la IGP y el número de hogaza. Su elaboración artesana lo muestra la estética, cada pieza es diferente e irregular aunque todas tratan de seguir una misma línea. Antes de hornear se le aplica un corte central que divide el pan en dos partes iguales, tras hornearse, esta incisión se realza. El pueblo mezcla el precioso entorno del interior de Ourense con su magnífica gastronomía.

Es posible visitar alguno de sus obradores mientras se elabora el pan. Además, cuentan con una fiesta dedicada a su producto estrella que se celebra cada mes de julio. Es habitual acompañarlo con el típico pulpo a feira o cualquier otro plato de la tierra.

Pan de Payés

Pan de payés

Pan de Payés

Se trabaja de manera tradicional desde hace más de un siglo y su fabricación se extiende por unas 500 panaderías de toda Cataluña, sin asociarse a ninguna localidad concreta. El pan Payés destaca por su sabor y su calidad.

Este producto presenta una forma redonda e irregular, con la corteza dorada y crujiente ligeramente teñida de blanco por la harina, que a su vez le aporta una estética rústica. Su aroma mientras se encuentra en el horno enamora a cualquier amante de este producto. Su origen se centra en la tradición campesina que se ha conservado y mantenido generación tras generación.

Es un alimento perfecto para acompañar con algún plato típico catalán, como escalibada de verduras o simplemente untarlo con tomate. Su famoso pan con tomate es típico de los desayunos catalanes. En los restaurantes de la región el pan industrial le gana la partida a este manjar, el objetivo es que esta situación se revierta.

Pan de Cruz

Pan de Cruz

Pan de Cruz

Se trabaja en Castilla La Mancha, concretamente en la provincia de Ciudad Real, siendo un producto muy valorado por sus vecinos. Adopta el nombre de pan de Cruz por los dos cortes que se le aplican en la parte superior del bollo antes de ser cocido, tras pasar por el horno se aprecia en la corteza las dos incisiones en forma de cruz.

Se trata de hogazas lisas y redondas, al igual que las anteriores el tamaño y la forma son bastante irregulares como consecuencia del proceso tradicional al que es sometido. Elaborado con harina de trigo candeal, no presenta exceso de harina en la superficie. Su miga es blanca y concentrada, la corteza fina y crujiente.

El pan de Cruz sigue la tradición desde hace siglos y es ideal para acompañarlo con platos típicos manchegos como el asadillo, el pisto, las gachas o simplemente mojar unos huevos fritos. Cuando el pan se endurece es perfecto para rebanarlo y hacer migas. Fue el segundo tipo de pan, tras el de Cea en ser nombrado Indicación Geográfica Protegida.

Fuente: El Correo

Share

Este años se producirán 20.000 toneladas de mantecados

Sábado, 8 de Octubre de 2016 Comments off

La campaña del mantecado arranca en Estepa con una previsión de superar las 20 mil toneladas en dulces navideños, esperando un crecimiento en ventas y producción superior a los de 2015, un dato vinculado al aumento en el consumo. La campaña de 2016 será la primera con la inscripción de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Polvorones de Estepa’ en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas de la UE, algo que supone “un nuevo hito y un reconocimiento histórico para el sector, así como un marchamo distintivo de calidad para su promoción exterior”. Una nueva campaña que prevé seguir defendiendo los 2.000 empleos directos (85% mujeres) y otros 2.500 indirectos de la empresa auxiliar.

Septiembre marca tradicionalmente el inicio de la campaña de fabricación de mantecados, polvorones y otros dulces navideños en Estepa. Aunque este año, de forma excepcional, algunas fábricas adelantaron parte de su producción a agosto, es ahora en septiembre, coincidiendo con la Feria de Estepa, cuando echa a andar el motor económico de la localidad y su comarca, con la elaboración de 20 mil toneladas de toda la variedad de los productos típicos navideños que se fabrican en las 19 industrias amparadas por el Consejo Regulador. Un nuevo ejercicio que arranca con el reto de sus empresas de innovar, crecer, diversificar y ganar mercados, aumentar la productividad y estimular el consumo.

Desde el Consejo Regulador se trabaja para que en este año 2016, este organismo acceda a las ayudas del Gobierno andaluz para la promoción, con las mismas condiciones y oportunidades con las que cuentan las denominaciones de calidad.

La campaña en datos

La campaña de 2016, en la estela de la de 2015, arranca con una previsión de ventas que ronda el 5%, 10% superior a la de 2014 y una producción estimada que rondará las 20.000 toneladas, o lo que es lo mismo, 20 millones de kilos, cubriendo así el 95% del total de la elaboración en España. Según las previsiones, se espera que cerca de 2.000 personas (85% mujeres) trabajen en algunas de las 19 fábricas amparadas por la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del Mantecado y el Polvorón de Estepa, a lo que hay que sumar los 2.500 empleos de carácter indirecto creados por las industrias auxiliares (cartonajes, fabricación de maquinaria, etc..).

En efecto, durante la campaña del mantecado y del polvorón, que coincide con la del aceite, el paro baja a entre un 7 y un 10 por ciento en la comarca de Estepa y se roza el pleno empleo en un municipio que supera los 12.700 habitantes.
En torno al 15% de la producción estepeña se destina a la exportación en países donde hay colonias españolas como Alemania, Francia, Estados Unidos, Argentina, Brasil o Suiza.

Los polvorones de estepa, reconocidos por la UE

Desde el pasado mes de marzo, Estepa cuenta con la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Polvorones de Estepa’ en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas de la UE; un reconocimiento que se suma a la ya existente de los mantecados, que data de noviembre de 2011 y que garantiza el cumplimiento de unos requisitos superiores a los exigidos para el resto de productos de la misma clase o variedad. Por ello, elegir mantecados y polvorones identificados con este distintivo es garantía de estar disfrutando de un auténtico mantecado, de calidad contrastada. Entre las características que definen a los productos amparados por la IGP ‘Polvorones de Estepa’ se encuentran sus ingredientes fundamentales: harina de trigo, manteca de cerdo, azúcar glas (azúcar molida), almendra, canela y aromas naturales, pudiendo añadirse clavo como elemento alternativo. Estas materias primas son comunes a los dos tipos de polvorones que protege este figura de calidad: ‘caseros’ y ‘almendra’ (o ‘tradicional’) en función de la cantidad de almendra que incluye la receta empleada para su elaboración (un mínimo del 8 % en el ‘tradicional’ y del 15 % en el ‘casero’).

En este recorrido de más de tres años desde su solicitud por el Consejo – los polvorones ya gozaban de la denominada Protección Nacional Transitoria (PNT)-, el polvorón ha te-nido que presentar sus credenciales para poder entrar en la lista de los productos que contarán con el respaldo y la defensa por parte de los organismos competentes de la Unión Europea.

Algunas de las empresas amparadas por el Consejo Regulador cuentan además con las certificaciones Halal, lo que está permitiendo abrir mercado en países de sociedad mayoritaria musulmana.

La historia

La IGP del Mantecado de Estepa pone en valor la excelencia y tradición de estos productos, adquiridas a lo largo de más de los 150 años que llevan fabricándose en el término municipal sevillano, donde se ubican las industrias dedicadas a la elaboración y envasado de los productos. Aunque el origen de los polvorones se remonta al siglo XVI según está documentado en el convento de Santa Clara de Estepa, la primera comercializadora de este dulce tal y como lo conocemos hoy es Micaela Ruiz Téllez, “La Colchona”, que vivió en la localidad sevillana entre 1824 y 1901.

Fuente: Agrodigital

 

Share

Los finalistas para el Mejor Pa de Pagès Català

Sábado, 14 de Mayo de 2016 Comments off

El próximo 11 de junio tendrá lugar en Reus (Tarragona) la final del Concurso del Mejor Pan de Payés Catalán del 2016, organizado por el Consejo Regulador del la IGP Pa de Pagès Català. La elección de los cinco finalistas se celebró el pasado 4 de mayo en la Escola de Fleca Andreu Llargués, de Sabadell (Barcelona). En la eliminatoria se inscribieron 19 panaderos de las cuatro provincias catalanas (8 de Barcelona, 7 de Lérida, 3 de Tarragona y 1 de Gerona).

La final se celebrará en el Teatro Bartrina a las seis de la tarde, con entrada libre al público y asistencia de autoridades, en la ciudad tarraconense de Reus, en la que se elegirá al ganador y se le hará entrega de un premio de dos mil euros y una placa acreditativa del galardón.

El Consejo Regulador agrupa 120 panaderías artesanas, con más de 350 puntos de venta, que deben seguir las estrictas normas de elaboración de este pan campesino tradicional.

En la primera fotografía aparecen los cinco finalistas con sus elaboraciones. En la segunda, los miembros del jurado, presidido por Andreu Llargués.

Foto Pastry Revolution

Foto Pastry Revolution

Foto Pastry Revolution

Foto Pastry Revolution

Consell Regulador de la IGP Pa de Pagès Català

igp@gremipa.com

www.padepagescatala.org

www.facebook.com/padepagescatala

twitter.com/padepagescatala

 

Fuente: Pastry Revolution

Share
Categories: Panadería Tags: ,

El pan, acompañante esencial del menú navideño

Sábado, 2 de Enero de 2016 Comments off

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo recomendable de pan es de entre 220 y 250 gramos al día y la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, además, aconseja expresamente tomar cereales durante las principales comidas, cereales que se pueden encontrar en el pan.

Este producto aporta nutrientes como son la vitamina B, minerales, fibra y agua, lo que convierte al pan en uno de los elementos claves en la dieta mediterránea. Pero a pesar de todas sus aportaciones, la ingesta de pan ha disminuido 0,4 kilos por persona en los últimos cinco años, según apunta el informe Alimentación en España, elaborado por Mercasa en 2015.

Aun así, con la llegada de las navidades el consumo tiende a repuntar, ya que el pan es el acompañante perfecto de cualquiera de los tradicionales platos que componen los menús navideños, ya sea en comidas familiares como en cenas de empresa.

La campaña Pan de cada día, iniciativa promovida por el sector del pan español a través de Icerhpan (Interprofesional Agroalimentaria, de la cadena cereales-harina-pan), se propone fomentar el conocimiento de este producto y de sus propiedades nutricionales, elaborando una lista de cuatro tipos de pan de referencia por su calidad en las zonas geográficas donde se producen, además de contar con la Indicación Geográfica Protegida (IGP).  Este distintivo es un signo utilizado para designar un producto agrícola, alimenticio o de otro tipo, que posee un origen geográfico determinado y que tiene calidad o reputación debido a dicho lugar de origen.

Pan de cea

Pan de cea

Pan de Cea

Es autóctono de Galicia, más concretamente del municipio de San Cristovo de Cea. Puede comprarse tanto en forma de pieza o poia o de media pieza, también llamado molete. Este pan se caracteriza por ser alargado y redondeado en los extremos, además de incluir una hendidura en su parte superior denominada fenda.

Otra de sus características es que tiene una corteza  gruesa, crujiente y un sabor tostado, mientras que su miga es esponjosa y con sabor a trigo.

Las ventas de esta variedad se incrementan un 5 por ciento en el mes de diciembre, “aunque más bien este aumento se debe a “la matanza” (típica del rural gallego)”, explica Carlos M. Rodríguez, presidente del Consejo Regulador IGP Pan de Cea. “En el último año se certificaron 494.505 unidades, lo que suponen 410.116 kilos”, añade.

Además, remarca que la certificación IGP del Pan de Cea “garantiza al consumidor su autenticidad y origen”.

Pa de Pagès

Pa de Pagès

Pa de Pagès

Se encuentra en todo el territorio catalán y es un pan con forma redonda, corteza crujiente y miga tierna. Pero la característica que le diferencia es su cuidada elaboración, que incluye harina especial y masa madre (fermento compuesto de harina y agua que no contiene ningún tipo de levadura añadida), larga fermentación y cocción en un horno especial.

Antoni Figuera, presidente del consejo regulador de la IGP de este tipo de pan, asegura que “fechas como las fiestas navideñas son muy buenas entre nuestras panaderías en lo que a la venta de Pa de Pagès Català se refiere. Las panaderías pueden multiplicar fácilmente por cuatro sus ventas”, una afirmación que se confirma con los datos de IGP: en 2014 se fabricaron un 5 por ciento más que en 2013.

Pan de Cruz

Es propio de Ciudad Real. Estos panes son redondos y aplastados con una cruz en su parte superior. Tienen un color dorado cercano al castaño claro y una miga ligeramente dulce.

Según Rafael Lorca, presidente de la IGP del Pan de Cruz, se consume más en Navidad por la vuelta de todos aquellos que durante el año viven fuera y que reclaman productos típicos cuando vuelven en estas fechas tan especiales. Según Lorca, la característica que lo diferencia es su largo proceso de certificación de calidad.

Pan de Alfacar

Pan de Alfacar

Pan de Alfacar

Típico del municipio granadino que lleva su mismo nombre, tiene una amplia variedad de presentaciones: bollo, rosco, rosca y hogaza. Está hecho con harinas de trigo y masa madre, y presenta una corteza dorada y gruesa, así como una miga suave y blanca.

Su IGP fue reconocido en el año 2008 por la Junta de Andalucía y su presidente, Gabriel Vilches, asegura que este tipo de pan “ayuda al tránsito intestinal”.

Fuente:  dmedicina.com

Share

Los turroneros seguirán invirtiendo en almendros para garantizarse el fruto seco

Sábado, 21 de Noviembre de 2015 Comments off

almendrasLas turroneras estudian producir su propia almendra. Seguir produciéndola, porque los principales grupos ya hace años que lo hacen, entre ellos Sanchis Mira (Antiu Xixona y La Fama) y Almendra y Miel (El Lobo y 1880). Con inversiones en campos de cultivo dentro y fuera de España (California y Marruecos, respectivamente). Los turrones de textura blanda y dura (Jijona y Alicante si llevan sello de la Indicación Geográfica Protegida e incorporar almendra de la zona mediterránea preferentemente y en un porcentaje superior al 66%) pueden costar más esta Navidad y en 2015 se ha dado un continuo goteo de robos de este fruto seco en el campo. ¿La causa? La subida imparable de su cotización internacional por el aumento del consumo en el mundo.

Ante su vertiginoso incremento de valor, la industria del dulce navideño se plantea ampliar las inversiones de capital en plantaciones de almendros para tener garantizada su principal materia prima, de la que emplea unas 15.000 toneladas al año, según las últimas tendencias que han observado en el Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante.

La entrada en el cultivo de la almendra «supone un hito en el sector y para el campo español», apuntan a Efe desde esta indicación geográfica protegida (IGP), que finalizó la campaña 2014 con una producción de 2,54 millones de kilos de turrón de Jijona, 1,83 millones de kilos de turrón de Alicante y 624.271 kilos de tortas de Alicante (las tres variedades de producto amparadas por la DO). La materialización de esta apuesta se hace siguiendo ya los modelos intensivos y con altos rendimientos de producción de Estados Unidos y Australia, primer y segundo productores mundiales de almendra (entre 2.000-2.800 kilos/ha), frente a los cien kilos/ha del tercero, España, con cultivo de secano.

Fuente: laverdad.es

Share

Los turrones y dulces navideños toman impulso

Sábado, 21 de Noviembre de 2015 Comments off

El sector de turrones y dulces navideños representó el pasado año un volumen de facturación de 289 millones de euros, con un incremento del 5% respecto a 2013, según los datos de la Asociación Española del Dulce (Produlce) en la que se integra el sector turronero. Este crecimiento supondría una mejora sustancial de las ventas sectoriales, ya que la evolución en 2013 con relación al año anterior fue solo de un 1,3%.

Esta progresión, en todo caso, tiene su base en un incremento de los precios, ya que la producción total solo creció un 3,5%, situándose en un volumen de 31.729 tm (tras dos años de caídas (-2,4% en 2013 y -3% en 2012), y también en la espectacular subida de las exportaciones, que crecieron un 12% (por un 7,2% en 2013).

El mercado nacional, que representa el 85% de las ventas totales, absorbió 26.983 tm, con una subida interanual del 2,1%, superando el bache de 2013, cuando el mercado interior perdió un 3,8% de su volumen. A su vez, las exportaciones sectoriales fueron de 4.746 tm y, pese a que suponen solo el 15% del volumen de la producción de las empresas, están protagonizando una evolución muy positiva en los últimos años, como se ha dicho anteriormente, con lo que el sector goza de una balanza comercial netamente positiva y un prestigio reconocido en todo el mundo.

Según Produlce el principal destino de las exportaciones es la Unión Europea (especialmente Alemania, Reino Unido y Francia), y fuera de las fronteras europeas el gran destino exportador es Estados Unidos y Latinoamérica, aunque también países tan diversos como Rusia, Israel, Jordania, e incluso China y Japón.

turrones_2015_1

La subida de la almendra hace sufrir al sector

Hay que destacar que un año más la rentabilidad del sector está seriamente marcada por la subida de la materia prima básica para estos productos, la almendra, cuyo precio está subiendo de campaña a campaña entre el 15 y el 25%, lo que hace difícil gestionar la política de precios y márgenes y por tanto la rentabilidad de las empresas.

El mix del mercado que ofrece la asociación de fabricantes, muy básico, tiene un perfil del 82% del consumo correspondiente a turrones y un 18% a mazapanes y otros productos de Navidad, mientras que IRI detalla una segmentación más amplia para el canal libreservicio que analiza esta consultora.

Por categorías de producto, los turrones de todo tipo representaron en el periodo 2014/15 el 51,7% del mercado, mientras que las llamadas especialidades festivas (polvorones, mantecados, roscos, marquesas, etc.) captaron un 22,9%; los huevos y formas de chocolate representaron el 17,1%, mazapanes y panes, el 4,6%, y las figuras de Pascua y Navidad, el 3,7%.

Y profundizando en la composición del mercado, el peso de los diferentes segmentos es el que se ofrece en el cuadro adjunto, en el que destacan los turrones de chocolate, con más de una quinta parte del valor del mercado, seguidos de los tradicionales turrones blando y duro y otras especialidades festivas.

Como se ve en el cuadro siguiente, la marca blanca se ha adueñado también de este sector, en el que capta casi la mitad de la categoría de turrones y tortas, la más significativa de este mercado. Por detrás, aunque a una distancia abismal, se sitúan la tradicional líder del segmento de turrón de chocolate y Delaviuda.

Los turrones tradicionales y con IGP, a la baja

Esta es una de las tendencias que se marcan en el sector. Los turrones tradicionales, las tortas siguen registrando descensos, año a año, en favor de otras variedades más “modernas” y, sobre todo, del “valor seguro” que representa el chocolate. Y eso pese a que algunos de los fabricantes más significativos también están apostando por desarrollar productos de calidad “gourmet” con materias primas de altísima calidad.

En el caso de los turrones amparados por las IGP Jijona y Turrón de Alicante, el descenso es igualmente una tendencia consolidada, sin que parezca tener solución a corto plazo. Los datos ofrecidos por el Consejo Regulador implican una pérdida del 20,5% en el número de contraetiquetas de las IGP desde 2010, que han pasado de 24.588.634 a 19.560.893 en este lustro. Sin duda un problema de difícil solución.

turrones_2015_2

Características nutricionales

Según Produlce, los fabricantes ofrecen una gran variedad de productos adaptados a las necesidades de los consumidores, poniendo a su disposición productos diferenciados, que consumidos de forma moderada, tienen cabida en una dieta variada y equilibrada. Los turrones y mazapanes tradicionales se elaboran a partir de ingredientes de la tierra: azúcares, miel, almendras… lo que les convierte en productos energéticos, con un perfil lipídico muy adecuado, con cantidades importantes de grasas mono y poliinsaturadas y con pequeñas cantidades de grasas saturadas.

Y según el Consejo Regulador de Jijona y Alicante, en el análisis bromatológico de los turrones destaca la presencia de grasas vegetales, variando su cantidad en función del tipo y la calidad del producto. Estas grasas son todas procedentes de la almendra y con una composición de ácidos grasos semejantes al del aceite de oliva. El porcentaje de ácidos grasos saturados es sólo del 8%, siendo los monoinsaturados (principalmente oleico) un 74% y los poliinsaturados (linoléico), un 18%, importantes por ser esenciales en la dieta humana. Otra característica importante de la grasa del turrón es su ausencia de colesterol.

Destaca también la presencia de azúcares, en su mayoría mono o disacáridos y es importante la presencia de proteínas (13%-16%). En la composición de estas proteínas, hay siete de los nueve aminoácidos esenciales para el cuerpo humano. Por último, el turrón es rico en vitaminas y sales minerales. Las vitaminas más abundantes son la A, E y parte del complejo vitamínico B. y en cuanto a las sales destaca la presencia de potasio y fósforo.

Fuente: qcom.es

Share

IGP Pa de Pagès: veintidós panaderos competirán en la semifinal por el título mejor Pa de Pagès Català 2015

Viernes, 1 de Mayo de 2015 Comments off

Logo IGP Pa de PagesVeintidós panaderos y panaderas integrados en la IGP Pa de Pagès Català tomarán parte en la semifinal del Concurso Mejor Pa de Pagès Català 2015 que tendrá lugar el próximo 5 de mayo en la Escuela de Panadería Andreu Llargués (C / Calders, 32, de Sabadell). El Concurso Mejor Pa de Pagès Català del Año está convocado por el Consejo Regulador de la IGP Pa de Pagès Català y es la única competición que se celebra en Cataluña y España en la que participan panaderos y panaderas artesanos. De entre los semifinalistas saldrán los cinco finalistas que optarán al premio.

La final del concurso de este año se celebrará el 9 de mayo en la ciudad de Cervera. Será un acto abierto al público donde se podrá asistir en directo a la deliberación del Jurado, presidido por el director general de Alimentación, Calidad e Industrias Agroalimentarias. Sr. Domènec Vila.

Los semifinalistas del Concurso Mejor Pa de Pagès Català 2015 son 19 panaderos y dos panaderas. 9 de los semifinalistas son de la provincia de Barcelona, otros 9 son de Lleida, 2 de Tarragona y uno de Girona. Por edades, uno de los semifinalistas tiene menos de 30 años, cuatro tienen entre 30-40 años, 8 entre 41-50 años y 8 son mayores de 50 años.

Los concursantes deberán presentar piezas de Pa de Pagès Català elaboradas según el Pliego de Condiciones de la IGP. El Jurado valorará el cumplimiento estricto del Pliego de Condiciones a partir de las recetas aportadas por los concursantes, y otras cuestiones como el aspecto del pan, color, sabor, cocción y presentación.

El ganador del concurso tendrá un premio en metálico de 2.000 euros y una placa acreditativa.

El Consejo Regulador de la IGP Pa de Pagès Català aprobó convocar anualmente el Concurso Mejor Pa de Pagès Català con el objetivo de dar a conocer la profesionalidad de las panaderías integradas en la Indicación Geográfica Protegida.

En la edición de 2014 el ganador fue el panadero Ernest Righetti, de Ca la Churra (Gavà).

El Consejo Regulador de la IGP Pa de Pagès Català está formado por 400 panaderías.

Más información:
Consejo Regulador de la IGP Pa de Pagès Català
igp@gremipa.com
Tel. 685102105

Fuente: CEOPAN

Share

Turrón, el dulce por excelencia de la Navidad

Sábado, 13 de Diciembre de 2014 Comments off

En la calidad de este producto influye la elaboración y habilidad del maestro turronero

Es el dulce, por excelencia, que cuando lo vemos en las estanterías de los comercios nos indica que ya llega la Navidad. Conlleva una tradición muy arraigada y siempre nos evoca a una nostalgia de Navidades pasadas. Es curioso saber que en estas fechas anteriores a la Navidad se manda muchos turrones a esos españoles que viven en el extranjero, para ellos no es Navidad sino hay turrón en la mesa. Y curiosamente, sean de ideología o creencia que sean, les hace sentir cerca de casa y de la familia.

Para que se denomine turrón, debe de llevar una proporción de almendra, aunque el ingrediente principal sea otro. Hay varias regiones que elaboran turrones pero los mas populares y consumidos están protegidos por el Consejo Regulador IGP de Jijona. La denominación de origen cubre un radio de 20 km alrededor de Jijona (Alicante) y ha de llevar los sellos del consejo regulador. Los ingredientes son: almendra (preferible, marcona), miel (preferible, de azahar), clara de huevos batidos y azúcar blanquilla.

Los secretos

En la elaboración y calidad del turrón depende en gran medida de la habilidad del maestro turronero que es el que trabaja la masa, controla temperaturas, tiempos de batido y cocción de los distintos ingredientes. Pero también es muy importante los secretos que cada marca de turrón artesanal tiene guardados desde generaciones y que las diferencia de otras marcas. Todos los ingredientes se introducen en el ‘boixet’ o recipiente donde se bate, cuece y arremata la mezcla. Para la cocción se introduce la almendra pelada y tostada, Luego se cuece a temperatura moderada mientras se golpea acompasadamente con un mazo de madera hasta conseguir la masa compacta y deseada. Esto es para el Jijona. Luego hace un bloque grande rectangular y se va cortando en tabletas estas tabletas se deja secar y que escurran el aceite de la almendra durante un par de días, pero la almendra continuará soltando ese aceite, esta es una manera de comprobar su calidad y frescura. El turrón de buena calidad tiene importantes cualidades nutricionales: La miel aporta energía, además de que es fuente de vitaminas y antioxidantes. La clara de huevo tiene un alto contenido en proteínas y demás nutrientes del huevo, pero sin los niveles de colesterol que aporta la yema.

Las almendras son ricas en fibra, antioxidantes y grasas insaturadas (buenas), que fortalecen tu salud cardiovascular. Además de encontrar las clásicas marcas de turrón en las tiendas gourmet, en Valencia encontramos Turrones A. Galiana. Una tienda que elabora turrones desde principios del siglo pasado y que posee un tienda en la C/ San Vicente, 45. Esta tienda, elabora productos de elaboración propia y artesanal. Ofrece la posibilidad de comprarlos al corte, y así puedes elegir la porción que desees, pudiendo adquirir las distintas variedades que ofrece de turrón.

Una gran ventaja ya que puedes hacerte con varias clases sin que luego te queden esos restos que pueden durar hasta el verano. Así que a disfrutar de todas las clases que podemos encontrar, son solo unos días.

Fuente: www.lasprovincias.es

Share

La moda del gintónic llega a los turrones

Viernes, 24 de Octubre de 2014 Comments off

torrons-vicensSe acercan las Navidades y los turrones volverán a ser un año más los dulces protagonistas en muchas mesas de los españoles. Este año, sin embargo, los comensales más atrevidos podrán degustar, aparte de los clásicos turrones de jijona, chocolate y almendra, otros elaborados con queso, quicos de maíz o gintónic. Precisamente este último producto está previsto que sea la estrella de las fiestas. La fiebre por este cóctel en España ha llegado ya a uno de los postres de tradición centenaria.

El nuevo dulce, creado por el chef Albert Adrià y la emblemática marca turronera Torrons Vicens, está fabricado de forma artesanal y contiene una base de trufa elaborada con ginebra, un toque de lima y chocolate fizzy, una variedad que contiene caramelo efervescente y que provoca una sensación chispeante en la boca. La ginebra utilizada en la elaboración de este producto es de la marca Gin Mare, compañía de destilados catalana.

«El gintónic es una moda que ha venido para quedarse. Si no hacíamos este turrón nosotros, lo hubieran hecho otros», asegura Adrià. El chef explica que estuvieron tres meses haciendo pruebas y que al final el resultado ha sido el deseado. «Los que lo han probado, les ha encantado», afirma Adrià, para quien este turrón será una revolución en la alta gastronomía.

«Supone un auténtico juego de contrastes y texturas, y su consumo provoca una experiencia explosiva», destaca el gerente de Torrons Vicens, Àngel Velasco. «Se trata de un bombón convertido en turrón», continúa. Para él, «la dulzura del chocolate blanco se contrarresta con el frescor de la lima».

De este producto se han fabricado una tirada inicial de 100.000 tabletas. Velasco confía en que el turrón de gintónic tendrá una «gran aceptación». Y es que, según él, la apuesta de Vicens para innovar en los gustos del turrón surge de las demandas de los mismos clientes y las propuestas que les hacen llegar cuando visitan la factoría.

Uno de los retos que tienen los maestros turroneros es desestacionalizar el producto y que la gente lo vea como un dulce para ser consumido durante todo el año. Sin embargo, el 70% de las ventas del turrón se hacen en Navidades y el 30%, durante el resto del año. En Turrons Vicens, una empresa que abrió sus puertas en 1775, apuestan por la diversificación del producto. «El de gintónic es una muestra más de que el turrón puede ser perfectamente consumido en cualquier ocasión y no solo por Navidad», dice Velasco.

Feria de referencia

El innovador turrón de gintónic se presentó en la Fira del Torró i la Xocolata a la Pedra d’Agramunt, que tuvo lugar este mes de octubre. Esta cita gastronómica, a la que asistieron más de 80.000 personas, celebró este año su 26ª edición y es el punto de partida que marca el inicio de la producción.

Y es que Agramunt, localidad de la comarca de Urgell, es famosa por su industria del turrón. Con una población de unos 5.600 habitantes, alberga tres importantes fábricas artesanales de turrón (el gigante Vicens, Fèlix y Roig) y también la segunda marca de chocolate a la piedra más antigua del mundo, Xocolata Jolonch.

Desde hace 14 años los famosos turrones de Agramunt cuentan con la distinción de Indicación Geográfica Protegida (IGP), concedida por la Comisión Europea. El conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, anunció que la Generalitat ya trabaja para conseguir que el chocolate a la piedra tenga también este reconocimiento. «Es un proceso largo pero estamos sentando las bases para que sea posible», afirmó.

Fuente: El Periódico

Share

Los ‘Polvorones de Estepa’ ya pueden comercializarse con la marca de Indicación Geográfica Protegida

Sábado, 12 de Julio de 2014 Comments off

polvoronesTras concederse la protección nacional transitoria a esta mención de calidad, un total de 12 alimentos andaluces están amparadas por una IGP

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la Orden por la que la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural concede la protección nacional transitoria a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Polvorones de Estepa’, trámite que permite la comercialización de estos alimentos bajo la marca identificativa de esta mención de calidad, es decir, incluyendo en el etiquetado su nombre y logotipo.

Con esta nueva incorporación, que ha coincidido además con la suma de las IGP ‘Mojama de Barbate’ y ‘Mojama de Isla Cristina’, Andalucía cuenta en total con 12 alimentos amparados por indicaciones geográficas protegidas entre los que se encuentran otros productos pesqueros (‘Caballa de Andalucía’ y ‘Melva de Andalucía’) y de repostería (‘Alfajor de Medina Sidonia’ y ‘Mantecados de Estepa’), así como del sector de la panadería (‘Pan de Alfacar’) y hortofrutícola (‘Espárrago de Huétor-Tájar’ y ‘Tomate La Cañada’). También están protegidos por esta figura jamones y paletas (‘Jamón de Trevélez’) y legumbres (‘Garbanzo de Escacena’) de la región.

Además de estos alimentos, también tienen el reconocimiento de Indicación Geográfica Protegida el ‘Brandy de Jerez’ y 16 vinos andaluces para los que este sello supone un aval de sus peculiaridades, características derivadas de la procedencia de la materia prima o su modo de producción.

La protección a nivel nacional de la que disponen los ‘Polvorones de Estepa’ se mantendrá hasta que la Comisión Europea se pronuncie sobre la solicitud de esta mención de calidad en el Registro Comunitario de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas. Esta petición comenzó a tramitarse en el primer trimestre de 2014 al contar con la decisión favorable de la Consejería.

‘Polvorones de Estepa’

Entre las características que definen a los productos amparados por la IGP ‘Polvorones de Estepa’ se encuentran sus ingredientes fundamentales: harina de trigo, manteca de cerdo, azúcar glas (azúcar molida), almendra, canela y aromas naturales, pudiendo añadirse clavo como elemento alternativo. Estas materias primas son comunes a los dos tipos de polvorones que protege este figura de calidad: ‘caseros’ y ‘almendra’ (o ‘tradicional’) en función de la cantidad de almendra que incluye la receta empleada para su elaboración (un mínimo del 8% en el ‘tradicional’ y del 15% en el ‘casero’).

Estos dulces, que deben estar envasados individualmente y pueden pesar un máximo de 50 gramos, presentan una forma oblonga y cobertura de azúcar glas. En cuanto a su color y textura, los ‘Polvorones de Estepa’ son marrón tostado, compactos en su exterior y tiernos en su interior, con la superficie ligeramente cuarteada y suave al paladar.

Esta Indicación Geográfica Protegida, que pone en valor la excelencia y tradición de estos productos, se basa en la reputación del producto adquirida a lo largo de más de 100 años que llevan fabricándose en el término municipal sevillano de Estepa, donde se ubican las industrias dedicadas a la elaboración y envasado de los productos.

Aunque el origen de los polvorones se remonta al siglo XVI según está documentado en el convento de Santa Clara de Estepa, la ‘inventora’ de este dulce tal y como lo conocemos hoy es Micaela Ruiz Téllez, ‘La Colchona’, que vivió en la localidad  sevillana entre 1824 y 1901. Para mejorar su sabor y su resistencia durante los posibles desplazamientos, introdujo modificaciones en la elaboración de los polvorones como, por ejemplo, el secado exterior, que mantiene tierno el tradicional dulce navideño.

El pliego de condiciones de la IGP recoge específicamente que todas las entidades elaboradoras-comercializadoras interesadas en llevar al mercado productos con el logotipo de esta mención de calidad deben estar inscritas en el correspondiente registro del Consejo Regulador de la denominación y ubicarse en la zona delimitada para su producción.

Fuente: Besana

Share
Categories: Confitería Tags: ,