Archivo

Entradas Etiquetadas ‘hábitos de consumo’

Cada español come 14 kilos de bollos al año

sábado, 23 de septiembre de 2017 Comments off

Cada español consume en un año 14 kilos de bollos, pasteles, galletas y cereales. Es una cifra que supone un repunte del 1,4 % respecto al año anterior y el 4,18 % del presupuesto de las familias para consumo de alimentos en el hogar.

Según el Panel de Consumo, las familias españolas compraron en estos doce meses 619 millones de kilos de estos productos que costaron 2.807 millones de euros. Se adquirieron sobre todo en hogares formados por parejas con hijos de todas las edades, así como en los hogares monoparentales de clase media y alta. Los consumidores de Castilla-La Mancha, Baleares, Galicia y Asturias son los que más demandan estos productos, mientras que los hogares andaluces y catalanes son los que menos los compran.

Bollos y pasteles, los favoritos

En nueve de cada diez ocasiones, los productos de bollería y similares se compran en el canal dinámico -supermercados, hipermercados y tiendas de descuento-. Existe una mayor preferencia de los consumidores por la bollería/pastelería, que según los datos del panel supone el 43,3 % del total de los productos y cuyo consumo per cápita ha subido un 1,3 %.
Las galletas ocupan el segundo lugar en importancia con el 38,8 %, un consumo por persona y año de 5,47 kilos (+1,7 %) y un coste de 19,13 euros por persona y año.  En cuanto a los productos navideños, el estudio subraya un incremento del 3,7 %, con un consumo per cápita de 0,83 kilos por persona y año.

Fuente: EFE Agro

Share

Aumenta el consumo de productos de bollería en los hogares españoles

lunes, 11 de septiembre de 2017 Comments off

Los españoles han incrementado el consumo de los productos de bollería/pastelería, galletas y cereales en un 1,5%, con una media que se sitúa en 14,09 kilos por persona y año, según revela el panel de Consumo en el hogar del periodo abril 2016 – marzo 2017 elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

Además, el trabajo en el que se analiza la evolución del mercado, el volumen y valor de las compras, el perfil de las familias más consumidoras o las preferencias en los hábitos de compras, señala también que en la compra de estos productos, las familias invierten el 4,18% del presupuesto del hogar destinado a la alimentación.

De este modo, las familias españolas adquirieron en esos doce meses un total de 619 millones de kilos, por un valor total de 2.807 millones de euros, destacando el consumo en los hogares formados por parejas con hijos de todas las edades, así como los hogares monoparentales de clase media y alta.

Por Comunidades Autónomas destacan Castilla-La Mancha, Baleares, Galicia y Asturias como las más consumidoras, frente a Andalucía y Cataluña, que son las que en menor medida incorporan estos productos a su dieta.

En cuanto a los hábitos de compra se constata que el 90,2% de los productos se adquieren en el canal Dinámico (Súper, Híper y tiendas de descuento), si bien es el supermercado el que mayor proporción de compras acumula, con el 52,9% del volumen, lo que supone un incremento del 3,2% en relación con el periodo anterior.

Preferencia por la bollería y pastelería

El Panel de Consumo muestra una mayor preferencia de los consumidores por la bollería/pastelería, que representa el 43,3% del total de los productos. Su consumo per cápita aumenta en un 1,3% durante el periodo abril 2016 – Marzo 2017, hasta los 6,10 kilos  por persona y año. También aumenta el gasto por persona y año, aunque de manera más contenida, hasta los 30 euros.

Las galletas ocupan el segundo lugar en importancia con el 38,8% del total de los productos. Su consumo per cápita se sitúa en 5,47 kilos por persona y año, lo que supone un crecimiento del 1,7%, constatándose igualmente un incremento del 2,7% del gasto per cápita, hasta los 19,13 euros por persona y año.

Por otra parte los cereales se sitúan en tercer lugar, al representar el 12% del total, con un consumo per cápita que se mantiene estable, con una media de 1,69 kilos por persona y año, y un gasto anual por individuo de 6,47 euros.

El estudio también analiza la evolución del mercado de los productos navideños, que muestra un incremento en el consumo del 3,7%, con un consumo per cápita de 0,83 kilos por persona y año.

Fuente: Financial Food

Share

Las ventas de pan, bollería y pastelería congelada alcanzan una facturación de 1.183 millones

viernes, 24 de junio de 2016 Comments off

La producción de pan, bollería y pastelería congelada de los asociados de Asemac en el año 2015 alcanzó un volumen de 895 millones de Kg., lo que supuso un crecimiento del 5% respecto al año anterior. En facturación, las ventas de estos productos congelados por parte de los miembros de Asemac se elevaron hasta 1.183 millones de euros. El pan, dentro de esta actividad de los socios de Asemac, supuso el 84% en términos de volumen y casi el 67% en valor.

Estos son los datos aportados por Felipe Ruano, presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), quien ha presentado, junto a Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), los resultados anuales del sector, así como la situación actual de la industria y las tendencias del mercado. Estas cifras se refieren exclusivamente a la actividad de productos congelados de los socios de Asemac que, no obstante, también realizan otras producciones de panadería, bollería y pastelería.

A juicio del presidente de Asemac, “a lo largo de 2015, las empresas que integran nuestra Asociación han seguido creciendo, a pesar de que no ha sido un buen año en cuanto a los datos de consumo de pan y que el mix de bollería/pastelería se ha mantenido estable. Lo que significa que la parte de consumo que suministran las empresas asociadas en la Asociación es bastante mayor en comparación con los datos del año anterior y en este sentido hacemos una valoración muy positiva y más teniendo en cuenta la coyuntura económica que atraviesa actualmente el país”.

Felipe Ruano, a lo largo de su intervención, ha subrayado que “como consecuencia de esta reorganización del sector de la industria de masas congeladas, cada vez tenemos más asociados” y ha recalcado que “las grandes compañías industriales de panadería, bollería y pastelería van creando sinergias, ayudados por el gran trabajo que en este sentido realiza la Asociación a través de su excelente Comisión Técnica, participando en todas aquellas normativas que se elaboran a nivel europeo o teniendo representación en ámbitos nacionales e internacionales como su pertenencia tanto a la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (Fiab) como a la Association Internationale de la Boulangerie Industrielle (AIBI)”.

Tradición

Fernando Burgaz, director general de Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha puntualizado que el pan forma parte de la alimentación de nuestro país. “Es nuestra tradición, la dieta mediterránea. En España existe una gran variedad de pan y actualmente es un sector que tiene un problema porque los consumidores le han dado la espalda. En ocho años, el consumo de pan ha disminuido un 28%.

Burgaz ha explicado las razones: “la mala prensa del pan como producto que engorda, cuando está probado científicamente que evita enfermedades y la obesidad. El ritmo de vida cambiante de la gente, las prisas y el descuido de la innovación en el sector. Se ha centrado más en la producción de pan estándar y se ha obviado que hay que enamorar al consumidor”.

Aun así, los hogares con personas mayores tienen un consumo per cápita de 50 kilos/año por persona. Esa es la cifra a la que se tiene que volver en todos los segmentos. El sector tiene que hacer un esfuerzo importante, ya que el pan es beneficioso para la salud y también desde el punto de vista económico, es necesario el crecimiento. “Las iniciativas como la promoción del consumo del pan son fundamentales, así como el concurso comunitario relativo al programa de promoción de consumo de pan. Además hay que potenciar, facilitar los estudios ligados a la nutrición por parte de los propios suscriptores como los médicos”.

Fuente:  revistaaral.com

Share

Ainia confirma que el sabor dulce domina los paladares españoles

viernes, 4 de septiembre de 2015 Comments off

El 97,3% de los consumidores afirman que el sabor es el factor más importante a la hora de comprar un producto y más de dos tercios no volverían a comprar un alimento si no le agrada su sabor. Son algunas de las conclusiones que se extraen del estudio del centro de Ainia, Consumolab, sobre “Tendencias en el Sabor”

Consumolab, centro de Ainia especializado en el estudio del comportamiento y preferencias del consumidor, ha presentado a la prensa especializada, entre la que se han encontrado las revistas Tecnifood y Dulces Noticias… y algo más, los resultados de su estudio sobre “Tendencias en el sabor”. De este trabajo, basado en más de 500 encuestas a personas pertenecientes al panel de Consumolab entre 18 y 60 años, se desprende que el sabor dulce es el favorito para el 48,3% de la muestra en términos globales, seguido por el salado (46%) y muy lejos del ácido (4,4% y el amargo (1,3%).

Si bien se aprecia que son los más jóvenes los que más se inclinan por el dulce, que supone el sabor preferido para el 55,2% de los Millenials, en tanto que según se incrementa la edad, aumenta la preferencia por el salado. De este modo, para la Generación X, el dulce sigue siendo el favorito para el 47,5%, muy cerca del salado (46,5%), y para los consumidores del segmento Baby Boomers, el dulce queda en un segundo término (43%), superado por el salado, que es el preferido por la mitad de la muestra.

De igual modo, se observa un aumento de las preferencias por los sabores ácidos y amargos según sube la edad. De forma que en los Millenials solo supone el 3,2%, mientras que para los Baby Boomers, el ácido es el sabor favorito para un 5,3%, y el amargo, para el 1,8%.

Durante la presentación, el gerente de Consumolab, Miquel Quetglas, ha expuesto algunos ejemplos de cómo las empresas pueden “adaptar sus productos a las preferencias de sabor del target al que se dirigen”. Una tarea que “no siempre es fácil”, según ha señalado, ya que si bien los Millenials se decantan por el sabor dulce, estudios diversos los definen por su concienciación por la vida sana, “así pues, las empresas que quieran ofrecer productos a este target tendrán que dar respuestas a estas dos variables, no siempre fáciles de conjugar en el desarrollo de producto”.

Las mujeres prefieren el dulce y los hombres el sabor salado

En el análisis por sexo, las mujeres prefieren el dulce (51,2%) con una diferencia de más de 10 puntos respecto a los hombres, mientras que ellos prefieren el sabor salado (50%) y ellas solo lo eligen en un 43,9%. En cambio, con el sabor ácido (4,5% los hombres y 4,3% las mujeres) y el amargo (2,8% y 0,6%), la distinción de preferencias por sexos es menos evidente.

El estudio pone de manifiesto que el sabor prevalece como factor decisivo, para el 97,3% de los encuestados, en la intención de compra de un producto, frente a otros como el precio, envase, marca o aspecto.

Más en detalle, el informe de Consumolab destaca que el sabor afrutado (30,7%) es el que más gusta ante una variedad de sabores, combinaciones y aromas, seguido del ahumado (28,9%) y del especiado (26,2%). En contraste, los que menos gustan son el ácido con el amargo (19,5%) y el salado con el amargo (14,4%). En el segmento de sabores étnicos, los alimentos procedentes de China son los que más le gustan (43,3%), seguidos por los de México (40%) y de Japón (34%).

Durante la presentación del informe también se han dado a conocer las novedades del sello “Sabor del Año” 2016, para cuyas catas se emplean los servicios del laboratorio Consumolab, y que en esta edición, suma la posibilidad a los productos que ya hayan obtenido el sello “Sabor del Año”, de obtener dos nuevas certificaciones: “Sabor Kids” “Sabor+Nutrición”. Para la obtención de estos últimos, “los productos se someterán a la evaluación de un jurado de 10 nutricionistas”, según ha explicado Jordi Bové, director general de Global Quality Iberia, sociedad que representa el sello “Sabor del Año” en España y Portugal.

Fuente: sweetpress.com

Share

La cocción, el sabor y la calidad son los aspectos más valorados a la hora de adquirir pan

viernes, 22 de enero de 2010 Comments off

En general, los encuestados se muestran muy satisfechos con las variedades de pan que encuentran en el mercado, siendo la barra, pistola o vienesa, la baguette y el pan integral o con fibras las variedades que más se consumen.

Según el estudio monográfico “Consumo de Pan“, elaborado por el Observatorio del Consumo y la Distribución Alimentaria del MARM, la cocción, el sabor y la calidad son los aspectos más valorados por los consumidores españoles a la hora de adquirir pan, un producto que, para la mayoría de los encuestados, constituye una parte muy importante de la dieta mediterránea.

Este estudio monográfico destaca que en la mitad de los hogares se consume una barra de pan al día, mientras que en un 7,2% se consume barra y media, en un 21,4% dos barras, un 7,1% de los hogares más de dos barras y el 14,1% restante consume menos de una barra al día, siendo la comida, la cena y el desayuno, por este orden, los principales momentos del día en que se consume este producto. Por sexos, el informe establece que los hombres consumen más pan que las mujeres.

A la hora de elegir el establecimiento de compra, los aspectos que más se tienen más en cuenta son la cercanía al hogar o lugar de trabajo, la confianza en el vendedor y la calidad de los productos.

Asimismo, el informe señala que la frecuencia media de compra de pan es de 19 días al mes. En este sentido, los consumidores con edades comprendidas entre 46 y 55 años son los que adquieren pan con mayor frecuencia (20,1 días de media al mes).

Además, según este monográfico, la mayoría de los ciudadanos consume el pan fresco, en el mismo día en que lo adquieren, mientras que dos de cada diez consume una parte en el mismo día de la compra y congela el resto. Esta costumbre aumenta entre los mayores de 55 años.

El Observatorio de Consumo y la Distribución Alimentaria, estudio realizado por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, permite disponer periódicamente de una serie de variables cualitativas y cuantitativas sobre los hábitos de consumo y distribución de los productos alimentarios. Para este estudio se han realizado 1001 entrevistas y 2 Reuniones de Grupo con consumidores, con el objetivo de analizar los hábitos de consumo de pan.

Este estudio monográfico se encuentra disponible en:

Pinche aquí

Share