Archivo

Entradas Etiquetadas ‘fibra’

Desarrollan un trigo que contiene 10 veces más fibra que los tradicionales

sábado, 27 de enero de 2018 Comments off

El equipo de investigación internacional de CSIRO (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation) ha desarrollado un nuevo tipo de trigo que contiene 10 veces más fibra de los conocidos hasta ahora.  Con esta nueva variedad se podría incrementar el consumo de fibra entre la sociedad ya que hasta ahora se ha demostrado que tan solo un 30% de la población mundial consume trigo como fuente de fibra dietética, ya sea a través de alimentos como el pan, según datos del centro de investigación.

El trigo es un alimento muy importante ya que los cereales son uno de los pilares fundamentales dentro de la pirámide nutricional conformando la base de nuestra dieta diaria. Por ello, este nuevo descubrimiento podría aportar a cada individuo una correcta cantidad de fibra  sin cambiar sus hábitos alimenticios y consiguiendo los niveles recomendados de este componente.

Además, este tipo de trigo aporta altos niveles de almidón, “en gran parte de las dietas occidentales, se ha demostrado que el almidón ayuda a la mejora de la salud digestiva, protege contra el daño genético que precede al cáncer intestinal y además, ayuda a combatir enfermedades como la diabetes tipo 2”, afirma el Dr. Ahmed Regina, principal cientíico e investigador de CSIRO. Por otro lado, evidencias científicas han demostrado que el consumo de cereales de grano completo previene enfermedades crónicas de gran prevalencia en este caso como la obesidad y el sobrepeso, además de enfermedades cardiovasculares.

La importancia de la ingesta de fibra entre la población

El consumo de fibra entre la población española es uno de los temas que más preocupa actualmente, ya que España es uno de los países donde el consumo se sitúa por debajo de los niveles recomendados. Las guías alimentarias aconsejan que esta diaria de fibra sea entre 25 y 30 gramos.

Una manera alternativa de alcanzar dicha ingesta recomendada podría ser incluyendo una porción de pan en las comidas principales, ya que 100 gramos de pan blanco e integral aportan 7.5 gramos y 3.5 gramos de fibra respectivamente. De hecho, el pan a base de harinas elaboradas con cereales de grano completo puede ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades del tipo cardiovascular, diabetes tipo 2 e incluso algunas patologías gastrointestinales (estreñimiento, diverticulosis, diverticulitis) y mejorar el control de peso corporal.

Fuente: Pan cada día

Share
Categories: Molinería Tags: ,

Galletas con posos de café

sábado, 14 de enero de 2017 Comments off

Científicos del Instituto de Investigación de Ciencias de la Alimentación proponen el empleo de los posos del café como fuente natural de fibra dietética antioxidante, que se puede usar en productos de panadería y pastelería. A este subproducto del café se le atribuyen beneficios para la salud gastrointestinal y la prevención de enfermedades crónicas no trasmisibles.

La industria del café genera una gran cantidad de subproductos ricos en carbohidratos, proteínas y compuestos bioactivos. Los posos del café, por ejemplo, obtenidos en el proceso de elaboración de la bebida a nivel doméstico e industrial son una fuente de estos compuestos a un bajo coste.

Ahora, un estudio publicado en Food Chemistry, por miembros del Instituto de Investigación de Ciencias de la Alimentación (CIAL, centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid) confirma que los posos del café también pueden ser utilizados como una fuente natural sostenible de fibra dietética.

El consumo de este tipo de fibra lleva asociado beneficios para la salud como la prevención de enfermedades gastrointestinales cuya patogénesis se asocia a estrés oxidativo. Además, se recomienda un elevado consumo de fibra dietética para lograr un mejor control del metabolismo energético y reducir el riesgo de padecer  enfermedades crónicas no trasmisibles.

Por otro lado, el incremento en la producción de café, hace necesario la búsqueda de estrategias sostenibles de revalorización de los residuos de esta bebida.

Todo ello ha llevado a investigadores del CIAL  a trabajar en el desarrollo de una formulación alimentaria a partir de los posos del café. Este grupo, liderado por la doctora Mª Dolores del Castillo,  propone, por vez primera, la utilización de este ingrediente en el sector de la alimentación para la elaboración de productos de panadería, bollería y confitería, como son las galletas, el pan y los cereales de desayuno, entre otros.

En busca de la fórmula

En el artículo, el equipo científico describe el proceso seguido para la obtención del ingrediente citado. Como materia prima, emplearon posos de café derivados de la obtención a nivel industrial de café instantáneo, y estudiaron las propiedades fisicoquímicas, estabilidad térmica, resistencia al proceso de digestión gastrointestinal y seguridad alimentaria de la fibra de café.

Los resultados que obtuvieron indican que los residuos generados durante el proceso de elaboración del café instantáneo son una fuente natural sostenible de fibra dietética insoluble antioxidante y también de otros componentes de interés nutricional, tales como aminoácidos esenciales o carbohidratos con bajo índice glicémico. Por ello, este grupo de investigación ha utilizado los posos del café como ingrediente alimentario en galletas para consumo humano.

“Las formulaciones de galletas estudiadas, que incluyen además otros ingredientes funcionales tales como edulcorantes hipocalóricos y fructooligosacáridos, responden a las demandas de calidad nutricional y sensorial de los consumidores actuales y presentan potencial para reducir el riesgo de enfermedades no trasmisibles tales como la obesidad y la diabetes” explica Dolores del Castillo, científica del CSIC en el CIAL.

“Es más, estudios in vitro indican que estas galletas presentan menor poder calórico e igual capacidad saciante que las galletas elaboradas siguiendo una receta tradicional con azúcar añadido. La fibra antioxidante del café estimula la secreción de hormonas saciantes” añade la investigadora.

En la actualidad, los científicos autores de estas investigaciones trabajan para obtener nuevos datos que permitan completar el aval de este subproducto de la industria del café como ingrediente alimentario para el consumo humano. Las investigaciones en curso incluyen estudios toxicológicos y de profundización en la caracterización química,  biológica y tecnológica del ingrediente, y se enmarcan en un proyecto en el que participan también investigadores de las universidades Complutense de Madrid y de Granada.

“Los estudios realizados hasta la fecha y los que se están llevando a cabo en la actualidad facilitarán la transferencia del resultado de la academia a la industria dado que responden a las normativas vigentes para la comercialización de nuevos ingredientes y alimentos en la Unión Europea. Por otra parte, representan un paso importante hacia la sostenibilidad del sector del café y un aporte a la Bioeconomía” concluye Dolores del Castillo.

Referencia bibliográfica:

Nuria Martinez-Saez, Alba Tamargo García, Inés Domínguez Pérez, Miguel Rebollo-Hernanz, Marta Mesías, Francisco J. Morales, María A. Martín-Cabrejas, Maria Dolores del Castillo.  Use of spent coffee grounds as food ingredient in bakery products. Food Chemistry. http://dx.doi.org/10.1016/j.foodchem.2016.07.173

“El grupo de investigación ha utilizado los posos del café como ingrediente alimentario en galletas para consumo humano”.

Fuente: agenciasinc.es

Share
Categories: Investigación Tags: , ,

Pan y nutrientes

sábado, 6 de febrero de 2016 Comments off

Pan e hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son el combustible que necesita nuestro cuerpo y por ello deberían ser la fuente mayoritaria de energía en la dieta. Según los expertos en nutrición, el 50-60% de las calorías que ingerimos diariamente deben provenir de los hidratos de carbono.

El pan es una fuente importante de hidratos de carbono. Su componente principal es el almidón, un hidrato de carbono complejo que es convertido en glucosa, proporcionando al organismo la energía que necesita duranté más tiempo. Si ingerimos las cantidades correctas de hidratos de carbono nuestro organismo no necesitará emplear las proteínas como fuente de energía, pudiendo reservarlas para la construcción y reparación de estructuras corporales. Los hidratos de carbono contribuyen también al mantenimiento de la actividad cerebral y muscular, e influyen en la temperatura corporal, en la tensión arterial, y en el buen funcionamiento del intestino.

Los especialistas aconsejan tomar entre cinco y seis raciones al día de hidratos de carbono. Los alimentos que proporcionan ingestas importantes de hidratos de carbono son el pan, los cereales (incluidos los integrales), el arroz, la pasta y la patata. Incluir al pan en cada una de las comidas que realizamos a diario contribuye a garantizar el cumplimiento de estos objetivos nutricionales.

espigas_500

Pan y vitaminas

El pan es también una fuente considerable de vitaminas, destancando las del Grupo B. En concreto, en el pan están presentes la vitamina B1 o Tiamina, la vitamina B2 o Riboflavina, la vitamina B3 o Niacina, la Vitamina B6 o Piridoxina y la vitamina B9 o ácido fólico.

Al igual que ocurre con los minerales, las vitaminas se suelen concentrar en el salvado y el germen, partes que se separan en el proceso de molienda y refinado, por lo que el pan integral tiene un contenido más alto de vitaminas que el pan blanco. Con el consumo de 100 gramos de pan blanco se cubre más del 5% de las ingestas diarias recomendadas de vitamina B1, niacina y folatos y con la ingesta de 100 gramos de pan integral se alcanza, además, el 5% de las recomendaciones diarias de las vitaminas B2 y B6.

pan_de_Calidad_20

Pan y minerales

El pan, especialmente el integral, contiene también numerosos minerales. Especialmente elevado es su contenido en selenio, que contribuye en la protección antioxidante del organismo, además de otros minerales como fósforo, magnesio, calcio y potasio, necesarios para que nuestro organismo desarrolle correctamente diversas funciones fundamentales.

Una ración de 100 g de pan blanco aporta 19 mg de calcio (21 mg el pan integral), mineral encargado de la formación de los huesos y dientes, así como de la coagulación de la sangre y la transmisión nerviosa y 91 mg de fósforo (195 mg en el caso del pan integral), que al igual que el calcio forma huesos y dientes y mantiene el equilibrio ácido-base.

Por su parte, el magnesio que contiene el pan juega un importante papel en la producción y transporte de la energía, y el potasio (en el que el pan integral es especialmente rico), controla el ritmo cardiaco, interviene en la generación de impulsos nerviosos y en la contracción muscular.

Pan y proteínas

Las proteínas son esenciales para el crecimiento humano ya que proporcionan los aminoácidos esenciales necesarios para la síntesis de los tejidos y ayudan a reparar los efectos del continuo desgaste que sufre el organismo.

Los expertos en nutrición recomiendan que la ingesta de proteínas diaria no suponga más del 12-13% del aporte calóricode la alimentación, aunque en la actualidad hay una tendencia generalizada hacia dietas hiperproteicas en detrimento de los hidratos de carbono.

Desde el punto de vista nutricional, la calidad de una proteína es más alta cuanto mayor número de aminoácidos esenciales contiene. Las de mayor calidad biológica son las de origen animal, como las de la leche, huevos, carnes y pescados. En este sentido las proteínas del pan son de bajo valor biológico, pero en una dieta equilibrada la deficiencia de algún aminoácido en un alimento se cubre con la ingesta de otro alimento. Por ejemplo, si se comen con pan otros alimentos como legumbres o lácteos se consigue una proteína tan completa como la de la carne, el pescado o los huevos. Por ello, el consumo de pan junto con otros alimentos proteicos mejora la calidad de la ingesta total de proteínas en la dieta.

Pan y fibra

La importancia del pan como fuente de fibra dentro de la dieta dependerá de la cantidad que se consuma.
El trigo es un producto muy rico en almidón resistente y fibra dietética, pero ésta se concentra en el salvado, que se elimina para la obtención de harinas blancas y la consiguiente elaboración de pan blanco (el más consumido en los países desarrollados). El pan integral se realiza con harina producida a partir del grano de cereal completo, a excepción de la cascarilla más externa y por ello tiene un contenido más alto de fibra.

El pan blanco tiene un contenido en fibra dietética de unos 3,5 g de fibra / 100 g, mientas que el integral aporta unos 7,5 g / 100 g.Este aporte es muy valioso, dado que la dieta media española es pobre en fibra.

Hace ya varias décadas, científicos e investigadores descubrieron la relación entre el consumo de fibra a través de la dieta y una menor prevalencia de enfermedades como la diabetes y el colesterol, además de su papel como regulador intestinal. La fibra que aporta el pan es insoluble y tiene, por tanto, un mayor efecto laxante, contribuyendo a facilitar el tránsito intestinal y a reducir su duración.

Fuente: Pan cada día

Share

Crean un pan blanco con betaglucanos de avena que reduce el colesterol sanguíneo

sábado, 7 de noviembre de 2015 Comments off

logo-grupo-eroskiEl producto tiene la calidad gustativa y esponjosidad típica del pan blanco en formato barra. El pan lo comercializarán los supermercados Eroski con la marca Sannia.

Uno de los principales retos tecnológicos ha consistido en lograr que la formulación con betaglucanos de avena fuera viable industrialmente. La adición de betaglucanos de avena al pan hace que la masa se vuelva más viscosa y difícilmente aplicable a escala industrial. El reto conjunto por tanto ha supuesto superar estos condicionantes de proceso y hacer más manejable su producción industrial así como el seguimiento de la calidad y de la cantidad de betaglucanos de avena considerando todas las etapas industriales hasta garantizar la dosis efectiva para los consumidores.

Azti-Tecnalia ha logrado solventar los retos que presenta la incorporación de betaglucanos para la fabricación de la masa de panadería a escala industrial, manteniendo su calidad y cantidad tras las etapas clave del proceso, amasado, laminado, congelación, precocción y horneado de la masa de pan. “La innovación en la definición de los procesos productivos ha sido un factor clave en el desarrollo de este pan en Artadi Alimentación, para la línea Sannia de Eroski. Este nuevo desarrollo nos ha permitido crear un pan atractivo desde el punto de vista organoléptico, con miga muy esponjosa y que mantiene sus propiedades saludables”, apunta Josune Ayo, experta en nutrición y tecnologías alimentarias del centro tecnológico.

Además de su efecto cardioprotector, las fibra de avena ha sido seleccionada considerando también la calidad gustativa del pan blanco de barra clásico, ya que este tipo de fibras suelen influir en las propiedades de textura, color y sabor de las masas de panadería. Para superar esta dificultad, los expertos de Azti-Tecnalia han analizado betaglucanos de diferentes orígenes y referencias comerciales hasta encontrar la fibra más apropiada para ser incorporada en el pan. La selección sensorial de proveedores también ha hecho que la fibra de avena seleccionada no aporte sabor a avena, ni modifique el color, consiguiendo así un pan con una textura, color y sabor similar al de una barra de pan blanco.

Se trata de una fibra con una importante cantidad de betaglucanos de avena y de gran calidad, que mantiene la forma nativa de los betaglucanos de la avena (bajo peso molecular). “El efecto diferenciador del betaglucano de avena que empleamos demuestra que reduce el colesterol sanguíneo, a diferencia de otros betaglucanos de avena que lo mantienen pero no lo reducen”, afirma Josune Ayo. Para lograr el efecto beneficioso sobre la reducción del colesterol, es necesaria una ingesta diaria de tres gramos de betaglucano procedente de avena repartidos en tres tomas. El pan formulado por Azti-Tecnalia y escalado en se presenta comercialmente en formato de panecillos de 70 gramos que contienen cada uno de ellos un gramo de betaglucano de avena.

Favorece la eliminación de sales biliares
Según la Comisión Europea y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) los numerosos estudios de intervención nutricional realizados con los betaglucanos de avena empleados en el pan demuestran su efecto “reductor” de los niveles de colesterol sanguíneo. Uno de los mecanismos de su acción es gracias a que forma una capa viscosa en las paredes del intestino, lo que favorece la eliminación de sales biliares. Como consecuencia, el organismo utiliza el colesterol circulante en sangre para sintetizarlas de nuevo y, de este modo, se reduce el contenido de colesterol en las arterias. Además, reduce activamente las lipoproteínas de baja densidad (LDL-colesterol) por lo que facilita la retirada de colesterol de la sangre; por tanto, disminuye aún más el colesterol total sanguíneo.

Share

La harina integral sabrosa y saludable

sábado, 21 de febrero de 2015 Comments off

Entre sus principales beneficios se encuentra la prevención de la obesidad

La harina integral está cada vez más presente en los hábitos alimenticios occidentales. Hasta hace unos 200 años, la harina integral, era muy común dado que los procesos de molturación eran menos cuidadosos y en ellos se procesaban conjuntamente la piel y la vaina del trigo. Hoy en día, y gracias al conocimiento de los múltiples beneficios que los productos elaborados con ella proporcionan a la salud, está resurgiendo y siendo cada vez más habitual en los procesos producción y hábitos de consumo.

Con un color más oscuro, que transmite al consumidor apariencia de artesanía y un olor más intenso a trigo, se suele emplear en preparaciones culinarias donde sea importante el aroma. Así pues su uso está cada vez más extendido en la elaboración de pan y repostería.

Desde Pan Cada Día hemos querido recopilar algunos de los beneficios de este tipo de harina y de las ventajas que puede traer a nuestra dieta diaria la inclusión de los alimentos elaborados con ella.

Principales beneficios de los productos elaborados con harina integral

La harina integral  es el producto resultante de la molturación del grano de trigo, maduro, sano y seco, industrialmente limpio, sin separación de ninguna parte de él, es decir, con un grado de extracción del 100 por 100. La harina integral mantiene los nutrientes del salvado y el germen de trigo.

Esta diferencia en el proceso de obtención de la harina integral con respecto a la harina refinada hace que los productos derivados de cada una de ellas sean distintos a nivel nutricional. Así, la harina integral posee 2 veces más fibra que la harina blanca. Concretamente, contiene 9 gramos de fibra por cada 100 gramos, mientras que la harina blanca contiene 4,3 g.

Una ingesta adecuada de fibra, se ha relacionado con la prevención de diversas patologías, entre las que destacan la diabetes tipo 2, la obesidad, el cáncer de colon y las enfermedades  cardiovasculares.

Asimismo, resulta de gran utilidad en la prevención y el tratamiento del estreñimiento pero también ayuda a mantener unos niveles adecuados de colesterol en sangre, ya que reduce la absorción de lípidos, aumenta la excreción de ácidos biliares e inhibe la síntesis endógena de colesterol.

Por ejemplo, en relación con la obesidad, se sabe que la fibra aumenta la sensación de saciedad, al tiempo que reduce la absorción de grasas, favoreciendo de este modo el control de peso, mientras que, en relación con el cáncer de colon, la fibra, al favorecer el tránsito intestinal, reduce el tiempo de contacto de los carcinógenos con la pared intestinal, así como la cantidad de carcinógeno que contacta. Además, la fibra, gracias a la producción en su fermentación de butirato, mantiene la integridad de las células del colon, siendo no sólo beneficiosa en la prevención del cáncer de esta parte del intestino sino también en otras alteraciones del epitelio intestinal como la enfermedad inflamatoria intestinal.

Pero además, este tipo de harina, presenta una cantidad superior de vitaminas y minerales que la harina blanca, destacando su aporte en diversas vitaminas del complejo B (B1, niacina, ácido fólico, etc.), vitamina E, así como en hierro, zinc  y magnesio.

Por otro lado,  contiene una mayor cantidad de ácidos grasos esenciales y también, cantidades superiores de fitoquímicos que su homólogo refinado. Estas sustancias, no nutrientes, entre las que destacan los compuestos fenólicos, y, más especialmente el ácido ferúlico, reducen el riesgo de sufrir diversas enfermedades crónicas, debido principalmente a su alta actividad antioxidante, promoviendo el mantenimiento de la salud, por lo que su ingesta también resulta de gran importancia para nuestro organismo.

Todo ello ha dado lugar a que, en la actualidad, la comunidad científica esté dando preferencia al consumo de cereales integrales sobre los refinados, y, de hecho, si bien, la recomendación con respecto al consumo de cereales es ingerir un mínimo de 6 raciones/día de este grupo de alimentos. Actualmente, la mayoría de las guías alimentarias aconsejan que la mitad de estas raciones se consuman en forma de cereales integrales.

En resumen, desde la campaña Pan Cada Día queremos resaltar los valores añadidos de este tipo de harinas, destacando sus propiedades nutricionales, así como sus efectos beneficiosos en la salud.

Fuente: Pan cada día

Share

Gomas para formular con fibra

viernes, 15 de agosto de 2014 Comments off

goma-arabigaLas gomas son quizá una fuente de fibra en la que no se piensa, pero que aportan muchos beneficios en aceptabilidad, y proveen alternativas para formular diferentes productos con fibra.

Hace ya varios años que el uso de fibra dejó de ser novedoso. La fibra, sin lugar a dudas, se reconoce como un ingrediente fundamental para la salud y el bienestar. Sin embargo, la mayoría de los consumidores dista mucho de ingerir la recomendación diaria de fibra en su dieta normal, aun cuando reconocen sus beneficios. Por otra parte, a nivel industrial, la fibra cobra cada vez más relevancia, ya que su adición ayuda a formular productos con un perfil mucho más saludable, que proporciona mayor saciedad, modifica el índice glicémico de los alimentos y ayuda, en algunos casos, a bajar la densidad energética de un producto, lo cual hace que se pueda tener una etiqueta mucho más benigna. En un estudio publicado en el 2008 (1), la “American Dietetic Association” declaró que los individuos que consumen más fibra dietética son menos susceptibles a padecer enfermedades crónicas. Por esto, desde cualquier punto de vista, el agregar diferentes tipos de fibras a los productos es indiscutiblemente una estrategia que les dará a los consumidores no solo lo que quieren sino lo que necesitan.

En el mercado existen una infinidad de fibras que se pueden usar en diferentes productos y definitivamente, estos ingredientes no son los mismos que fueron en el pasado. Lejos están los días en los que solo se pensaba en usar salvado o harinas integrales para satisfacer la demanda de fibra. El mercado de las fibras se ha fragmentado y lo seguirá haciendo en líneas de productos que ofrecen diferentes beneficios y, por supuesto, cada producto que pretenda ser exitoso, deberá contar con el soporte clínico que confirme cada beneficio en específico. Uno de los principales retos, está en poder agregar suficiente fibra para cumplir los requisitos legales de contenido de fibra y poder declararlo en la etiqueta. Dependiendo de los requisitos de cada país, el contenido puede ser 20% de la recomendación diaria en algunos casos o en otros, más de 2.5 g por porción. Para lograr esto y mantener la aceptabilidad del producto, es necesario recurrir a diversas herramientas.

Cuando se pretende seleccionar una fibra para mejorar una formulación, es importante tomar en cuenta diversos factores que incluyen:
• Las características tecnológicas en la matriz en cuestión, ya que no es lo mismo formular una bebida o un jugo que una barra de cereales, un producto de panificación o una simple botana
• El contenido de fibra soluble e insoluble que proporciona
• La solubilidad
• Las características sensoriales como olor, color, sabor, apariencia, etc.
• La tolerancia gástrica ya que algunos ingredientes que aumentan el contenido de fibra pueden fermentarse muy rápido y en algunas personas provocan malestares gastrointestinales como inflamación y/o flatulencia
• La capacidad prebiótica
• El contenido calórico
• Los estudios clínicos que soporten los beneficios a la salud

Gomas, ingredientes con amplios beneficios
Se pueden usar ingredientes que naturalmente contienen fibra como frutas deshidratadas o frutos secos, almidones modificados, polidextrosas, fructooligosacáridos, inulina, etcétera, pero quizá unas fuentes de fibra en las que no se suele pensar, pero que aportan muchos beneficios tanto en formulación como en aceptabilidad son las gomas. Por lo general, se piensa en las gomas por su funcionalidad tecnológica y no como ingredientes que aportan una excelente solución en formulaciones que pretenden adicionar fibra a diferentes alimentos.

La goma guar parcialmente hidrolizada (GGPH) representa una buena opción, ya que es inodora e incolora y se puede adicionar fácilmente a muchos alimentos sin que tenga un impacto sobre el sabor, color, textura o aroma. Este tipo de goma, por su estabilidad durante la fermentación, es excelente opción para adicionar a productos como el yogur sin afectar la viscosidad.

Este tipo de goma, a parte de su potencial prebiótico, puede proporcionar diferentes beneficios a la salud. En un estudio publicado en el “British Journal of Nutrition” (2) se mostró que este tipo de fibra promueve la absorción de calcio y magnesio en el intestino. Por otra parte, recientemente, se publicó una revisión bibliográfica sobre los beneficios asociados con el consumo de GGPH (3). En esta publicación se destacó el papel importante que juega la fibra dietética para modificar la microbiota intestinal ya que puede estimular el crecimiento y/o desarrollo y función de microorganismos benéficos. Los cambios en la composición de la microbiota intestinal están generalmente considerados como uno de los factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades como el síndrome de intestino irritable (SII).

Así, suplementar la dieta con fibras prebióticas ha sido objeto de diferentes estudios clínicos. En el caso de la GGPH, los estudios clínicos han incluido el uso de esta fibra en adultos ya sea sanos o individuos que presentan padecimientos como SII o simplemente constipación y en niños que presentan dolor abdominal por desórdenes gastrointestinales. En todos los casos, se reportaron resultados alentadores, ya que se demuestra que el consumo de alimentos adicionados con GGPH, ayuda a disminuir los síntomas de diferentes trastornos intestinales en adultos y niños con tolerancia en dosis hasta 22 g/día. Aunque, dadas las definiciones legales de alimentos, estos no se pueden usar directamente como tratamiento para ninguna enfermedad, los resultados permiten visualizar el gran potencial que presenta esta fibra para la formulación de alimentos que promuevan la salud y el bienestar.

Por otra parte, al no ser un derivado de cereales, representa una buena alternativa para la formulación de productos libres de gluten con fibra adicionada. A nivel tecnológico, el uso de dicha goma provee diferentes beneficios, pues en productos horneados puede ayudar a reemplazar la grasa y aumentar la retención de humedad. Su uso en cereales ayuda a extender el periodo en el que el cereal permanece crujiente después de agregar la leche; ayuda a dar cuerpo y estructura a productos como jugos, sopas, yogur y bebidas lácteas. En jarabes puede ayudar a controlar la cristalización de la glucosa por lo que representa una buena alternativa para la formulación de productos lácteos congelados.

La goma acacia también representa otra opción. Como buena fibra, es un polisacárido complejo que no es digerible en el tracto gastrointestinal de los humanos. Aunque está reconocida como fibra desde la década de 1970, ya que contiene no menos de 85 a 90% de fibra soluble (en base seca) y sus efectos han sido ampliamente estudiados en animales, los datos clínicos sobre sus beneficios en humanos no eran tan extensos hasta hace relativamente poco. Un estudio publicado en el “Nutrition Journal” (4) reporta los efectos del consumo de goma arábiga sobre el índice de masa corporal y el porcentaje de grasa corporal en mujeres adultas. En este estudio doble ciego controlado con placebo se convocaron a 120 voluntarias que recibieron ya sea goma arábiga (30 g/día) o un placebo de pectina (1 g/día) durante 6 semanas. Al final del periodo se determinó que el consumo de goma arábiga contribuyó a una disminución significativa del índice de masa corporal y porcentaje de grasa en las mujeres adultas sanas que la consumieron. Por otra parte, su uso en diferentes productos ayuda a disminuir el índice glicémico de los alimentos y contribuye a formular mejores productos específicos para pacientes diabéticos.

En otro estudio publicado en el “Microbial Ecology in Health and Disease” (5) se reportó el efecto bifidogénico (promueve el desarrollo de microbiota intestinal benéfica) y la tolerancia gástrica. Se demostró el efecto prebiótico de esta fibra, debido a que se observó que el consumo ayudó a aumentar de manera selectiva la proporción de bacterias ácido-lácticas incluyendo las bifidobacterias en sujetos sanos. También se demostró que se fermenta lentamente produciendo los benéficos ácidos grasos de cadena corta. Por otra parte, se observó excelente tolerancia intestinal (consumo de hasta 50 g/día) ya que el consumo de altas dosis no provocó síntomas de malestar gástrico. Esto, aunado con el bajo contenido calórico hace que esta goma sea una buena alternativa para la formulación de diferentes productos.

Asimismo, sus funciones tecnológicas son ampliamente reconocidas en diversas aplicaciones. Por ejemplo, la goma arábiga es un ingrediente fundamental para la encapsulación de sabores dadas sus propiedades emulsificantes, su perfil de sabor neutro y baja higroscopicidad. En productos de confitería la goma arábiga retarda la cristalización de azúcares en gomitas y ayuda a distribuir y emulsificar las partículas de grasa en chiclosos y caramelos suaves. Asimismo, se puede usar en niveles del 2 al 5% como agente de lubricación y cohesividad en cereales extruidos. El uso en niveles de 15 a 40% ayuda a adherir sabores en semillas y frutos secos. En mezclas para panes bajos en grasa, es ideal para el reemplazo de grasa y la retención de humedad.

Los dos ejemplos mencionados demuestran que algunas gomas pueden ser una excelente fuente de fibra dietética soluble que se puede agregar a diversos alimentos mejorando, al mismo tiempo su  apariencia y textura. Adicionalmente, estos productos ayudan a reducir el uso de grasa en diferentes aplicaciones, mejorar el índice glicémico, la capacidad de inducir saciedad, además de aportar los excelentes beneficios asociados con el consumo de fibra soluble. Por ello, las gomas representan una excelente opción para formular mejores productos y ayudan a borrar elementos indeseables de las etiquetas.

(*) Logre International Food Science Consulting. Member of Stratecon International Consultants.

REFERENCIAS:
(1)    Journal of the American Dietetic Association (108(10): 1716-1731)
(2)    British Journal of Nutrition, 76, 773-784, 199
(3)    Minerva Gastroenterologica e Dietologica 2013 December;59(4):329-40
(4)    Nutrition Journal 2012, 11:111
(5)    Microbial Ecology in Health and Disease 2003; 15: 43/50

Fuente: Énfasis Alimentación

Share

Complejo panificable de fibras y vitaminas – HEALTHY FIBER 10

viernes, 25 de julio de 2014 Comments off

healthy_fiber_10Conoce los beneficios del consumo de HEALTHY FIBER 10

HEALTHY FIBER 10 es un complejo panificable de fibras y vitaminas perfecto para un equilibrio nutricional en su dieta. Es un limento energético  debido a su alto contenido en hierro, azúcares, potasio y vitaminas C y B.

Beneficios que nos aporta  el consumo de HEALTHY FIBER 10
Si te encuentras débil, convaleciente o con anemia te aconsejamos el consumo de productos de panificación, equilibrados con HEALTHY FIBER 10.

  • HEALTHY FIBER 10 es fuente excelente de vitamina A y una buena fuente de vitamina C. con aportaciones particularmente importantes y ricas en folate.Se ha encontrado que el ácido folate y ácido fólico previenen defectos de nacimiento del tubo neural (nervioso) y ayudan contra enfermedades cardíacas y anemia.
  • HEALTHY FIBER 10 tiene un alto contenido de fibra, soluble e insoluble.La fibra insoluble ayuda a mantener su tracto intestinal, mientras que la fibra soluble mantiene sus niveles de azúcar en la sangre y colesterol controlados.
  • Es un alimento de moderado contenido calórico, ya que tras el agua, los hidratos de carbono son el componente más abundante, lo que hace que ésta sea una de las fibras más ricas en azúcares. Es laxante por lo que combate el estreñimiento y las molestas hemorroides.
  • También es un buen remedio para mejorar la función hepática y para las infecciones en la vejiga urinaria. Posee folatos que intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos en el sistema inmunológico.
  • Es apropiada en la dieta de la embarazada gracias a su contenido en folatos que asegura el correcto desarrollo del tubo neural del feto, sobre todo en las primeras semanas de gestación. Su deficiencia provoca en el futuro bebé enfermedades como la espina bífida o la anencefalia. Los requerimientos de folatos son superiores también en los niños.Por eso, incluirlas en su alimentación habitual es vital para prevenir deficiencias.
  • HEALTHY FIBER 10 tiene vitaminas del grupo B, por ejemplo la vitamina B2 o riboflavina se relaciona con la producción de anticuerpos y de glóbulos rojos y colabora en la producción de energía y en el mantenimiento del tejido epitelial de las mucosas, mientras que la niacina o vitamina B3 colabora en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía.La vitamina B6 participa en el metabolismo celular y en el funcionamiento del sistema inmunológico.
  • En relación con los minerales, HEALTHY FIBER 10 es rica en yodo, sodio y potasio. En HEALTHY FIBER 10 están presentes en menor cantidad, el magnesio, el fósforo y el calcio, también tiene una abundante cantidad de beta-caroteno y minerales como el hierro y el calcio.
  • HEALTHY FIBER 10 aporta yodo, el yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que regula el metabolismo, mientras que el potasio y el sodio son necesarios para la transmisión y generación del impulso nervioso, la actividad muscular, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
  • HEALTHY FIBER 10 contiene pigmentos llamados antocianinas, de acción antioxidante y que le dan su color característico.
  • Los antioxidantes bloquean el efecto dañino de los radicales libres que modifican el llamado mal colesterol, con lo que contribuyen a reducir el riesgo cardiovascular y cerebrovascular. Por otro lado, unos bajos niveles de antioxidantes constituyen un factor de riesgo para ciertos tipos de cáncer y de enfermedades degenerativas.
  • Son ricas en luteína y zeaxantina, carotenoides que ayudan a prevenir problemas oculares.
  • Hay personas que tienen predisposición a formar cálculos en el riñón de “oxalato de calcio”, motivo por el que se ha de restringir el consumo de HEALTHY FIBER 10 de su alimentación.Posee propiedades depurativas de gran valor, ya que, estimula las funciones hepática, intestinal y renal, agilizando la expulsión de toxinas y desechos.
  • Son beneficiosas en caso de hipertensión, hiperuricemia y gota, cálculos renales (salvo de oxalato de calcio), retención de líquidos y oliguria.Con el aumento de la producción de orina se eliminan, además de líquidos, sustancias de desecho disueltas en ella como ácido úrico, urea, etc.

Ventajas de añadir HEALTHY FIBER 10 en panificación:

  • Frescura prolongada y una mayor suavidad.
  • Mejora la estructura de la miga.
  • Se retiene más el agua y se obtiene un mayor rendimiento de la masa.
  • Necesidades diarias de fibra dietética. Cada persona necesita un aporte de 30 g fibra/día.
  • Es un ingrediente natural, por lo tanto, sin número E- (Clean Label).
  • Libre de transgénicos.
  • Sin gluten.

Formulación

formulacion_healthy_fiber_10 Referéncia de control vs HEALTHY FIBER 10

referencia_control_healthy_fiber_10

Ingredientes HEALTHY FIBER 10

Físico – químicos

Dry matter …………………………………………………………………………..…………. min 90 %
Water holding capacity …………………………………………..……………….3.5-4 .0 water/g
Particles < 0.032 mm ……………………………………………………………………..……. 575
Particles < 0.125 mm ………………………………………………………………………..…. 595
Particles < 0.50 mm ……………………………………………………………………..……… 600
Particles < 2.0 mm ………………………………………………………………………..……. 608
Particles < 0.4-1.4 mm ……………………………………………………….…………………610
Particles < 1.0-2.0 mm ………………………………………………………………….………615
Coarse, not miled…………………………………………………………………………….…. 620
Flake……………………………………………………………………………………………… 630
Insoluble Dietary Fibre…………………………………………………………………….min 40 %
Soluble Dietary Fibre ………………………………………………………………………min 18 %
Total Dietary Fibre……………………………………………………………………….…min 62 %

Microbiológicos

Analysis accordning to NMKL methods
Total plate count……………………………………………………………………….< 100 CFU/g
Yeasts…………………………………………………………………………….…….< 100 CFU/g
Moulds………………………………………………………………………….………< 100 CFU/g
Enterobacteriaceae……………………………………………………………………..< 10CFU/g
E.Coli……………………………………………………………………………………….negative
Salmonells……………………………………………………………….………..……….negative
Bacillus cereus……………………………………………………………………….< 100 CFU/g
Clostridium perfringens…………………………………………………………………< 10CFU/g

Nutricionales

Per 100 g
Energy 1 ……………………………………………………………………..…800 / 200 k,j / kcal
Protein………………………………………………………………………………………………. 8 g
Carbohydrate…………………………………………………………………………………….5.5 g
Of which sugars……………………………………………………………………………………..5.5 g
Fat………………………………………………………………………………………………….1 g
Of which saturated……………………………………………………….…………………..….1 g
Fibre………………………………………………………………………………………….…….67 g
Of which
– Hemicellulose ( 42 % )
– Cellulose ( 28 % )
– Pectin ( 27 % )
– Lignin ( 3 % )
– Minerals…………………….………………..…………………………………………………..4 g

Si estan interesados en el HEALTHY FIBER 10 no dude en contactarnos.

Dr. Enric Morralla Valverdú / Vice-Presidente Manager Holding Group Ferré Consulting Ass. Usa (Miami) USA

Licenciado en farmacia- diplomado en tecnología de alimentos,  dietética & nutrición,por la Universidad de Barcelona.

Share

El amaranto, un pseudocereal con beneficios reales

viernes, 20 de diciembre de 2013 Comments off

amarantoSegún la OMS y la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), sobre un valor proteico ideal de 100, el amaranto obtiene 75 puntos.

Un investigador de la Cátedra de Bromatología, de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (UBA) de Argentina, analizó la composición del grano de amaranto y comprobó que su valor nutricional lo aventaja respecto de los demás cereales. Su contenido de proteínas es mayor y contiene lisina, un aminoácido deficitario en este grupo de alimentos. Además, como el grano se utiliza entero a causa de su diminuto tamaño, es particularmente interesante el aporte de fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos con fuerte efecto antioxidante. Los resultados del estudio también muestran que el amaranto aporta algunos minerales como el hierro. Además, como no contiene gliadinas resulta apto para celíacos. Su consumo no solo sería beneficioso para la población en general, sino muy particularmente, constituiría un aporte en los planes alimentarios destinados a poblaciones desfavorecidas.

Según datos arqueológicos hay registros de que el amaranto se cultiva desde hace al menos unos 7.000 años en América. Constituyó el pilar de la alimentación de las culturas azteca, tolteca, olmeca, maya, inca, entre otras. Así, por ejemplo, entre los aztecas, el amaranto se ofrecía como tributo a los dioses, los guerreros lo consumían en forma de atole porque se consideraba que aportaba fortaleza física. Sin embargo, a la llegada de los españoles su cultivo y consumo fue prohibido y casi erradicado por su relación con las ceremonias religiosas, por su parecido a la sangre cuando se combinaba con miel de tuna roja. Así, lo denominaron “bledo”, y aún hoy la expresión “me importa un bledo” refiere a las naderías, lo insignificante, lo intrascendente. Solamente sobrevivió en pequeñas áreas de cultivo esparcidas en zonas montañosas de México y los Andes, donde era prácticamente imposible llegar, o bien donde no había nada de interés para los conquistadores.

A partir de 1973, se iniciaron los primeros estudios agronómicos en la Universidad Nacional del Cusco, Perú, pero recibió el mayor impulso en la década de 1980. En 1975, la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, con el objeto de diversificar la base alimentaria, impulsó un trabajo donde propuso al amaranto como uno de los 36 cultivos más prometedores del mundo. Asimismo, se llevaron a cabo exhaustivas investigaciones en el ámbito de la química y la bioquímica, en la semilla y el follaje de diversas especies, lo que permitió confirmar la calidad de este cultivo americano.

China es el país con mayor superficie sembrada y cuenta con uno de los bancos de germoplasma más importantes a nivel mundial. Su misión consiste en ubicar, recolectar, conservar y caracterizar el genoma de especies vegetales silvestres que, por sus atributos, son consideradas relevantes para la humanidad. India y Perú comparten el segundo puesto en cuanto a la producción y la superficie sembrada, y el primero de estos países posee el segundo banco de germoplasma más grande del planeta.

Si bien en los Estados Unidos existe menor cantidad de hectáreas sembradas, su interés por el amaranto se ha multiplicado y, junto con Japón, son los países más adelantados en los campos de la investigación agronómica y tecnológica-alimentaria. “En la Argentina, el área potencial de cultivo abarca las provincias de Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe, San Luis, la región oriental de La Pampa y el oeste de Buenos Aires”, explica Luis Dyner, docente de la Cátedra de Nutrición de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (UBA). “El cultivo comercial en la Argentina, si bien ha crecido, ocupa solo unas 50 hectáreas”, agrega.

Como no hay un sistema de comercialización desarrollado ni un mercado referencial, no es un alimento de consumo masivo. De todas maneras se observa, cada vez con más frecuencia, la incorporación del grano de amaranto en alimentos industrializados de fácil acceso, como barras de cereales, granos inflados, granolas, etcétera. Se registra también su reciente presencia en el denominado mercado gourmet.

En la década de 1990, a la preocupación sobre la malnutrición calórico-proteica en países en desarrollo, que en la actualidad prevalece también en los desarrollados, se sumaron las acciones de prevención de las carencias específicas de micronutrientes en grupos vulnerables. Esta forma de malnutrición, denominada “hambre oculta”, afecta el crecimiento, el desarrollo físico e intelectual en niños, y el desempeño laboral y la productividad en los adultos. El hierro, el calcio y el zinc son los más estudiados, debido a que su déficit es muy común e impacta decididamente en la salud.

Hierro de origen vegetal

La calidad del hierro de origen vegetal es menor que la del hierro aportado por las carnes. El nivel de aprovechamiento está condicionado por facilitadores e inhibidores, presentes en la luz del tracto gastrointestinal. “Los facilitadores son sustancias que ayudan en su absorción, entre estos sobresalen los ácidos ascórbico, cítrico, tartárico, málico, láctico y etilendiaminotetraacético (EDTA), y la proteína de las carnes”, sostiene Dyner, quien obtuvo su doctorado en Bioquímica en la UBA, bajo la dirección de la doctora Mirta Valencia, actualmente profesora consulta de la Facultad de Farmacia y Bioquímica.

Los inhibidores de la absorción, por el contrario, fijan el mineral o forman compuestos muy insolubles, lo que impide su asimilación. “Entre estos se destacan los fitatos, taninos, polifenoles y algunas proteínas de origen animal, como las lácteas, la albúmina bovina, la ovoalbúmina; y vegetal, como la de soja y la de trigo”, aclara. Ciertos procesos tradicionales de elaboración de alimentos, como la fermentación del pan, pueden ser útiles para reducir la cantidad de inhibidores. Y es así como se logra elevar el aprovechamiento del hierro a partir de la activación de las fitasas endógenas de los cereales.

Con la finalidad de examinar el grado de absorción del hierro, calcio y zinc a partir del amaranto, Dyner practicó in vitro una metodología llamada “dializabilidad mineral porcentual”, a modo de indicador de la biodisponibilidad. Ésta se define como la proporción de un nutriente que es absorbido y utilizado, para ejercer las funciones orgánicas normales que le son propias. Las etapas de digestión y absorción son fundamentales en la biodisponibilidad de los nutrientes en general, y en la de los minerales en especial.

“Si bien ningún método in vitro puede reproducir las condiciones fisiológicas imperantes en los estudios in vivo, para el hierro la dializabilidad demostró resultados similares a los obtenidos en estudios en humanos”, continúa el investigador.

En los programas de ayuda alimentaria social, por ejemplo, si se adicionara harina integral de amaranto, ácido cítrico y fitasas a productos panificados fermentados, se obtendrían enormes ventajas nutricionales. En la formulación de panes, mediante el reemplazo del 20% de la harina de trigo por harina integral de amaranto, se evidenció un aumento significativo en el aporte total de minerales. “El pan 80:20, con el agregado de ácido cítrico y fitasa, proveería más hierro que aquel elaborado solo con harina de trigoenriquecida con este mineral”, comenta el especialista.

Harina enriquecida

La harina de trigo enriquecida con hierro usada en los panificados elevó su contenido pero, en contrapartida, disminuyó la dializabilidad del zinc, lo que debería considerarse en el diseño de alimentos destinados a tales programas. Los productos fabricados con las harinas mezcla no constituirían una fuente de calcio.

El mismo procedimiento se puso en práctica para la elaboración de fideos. Las formulaciones con EDTA sódico, como promotor de la biodisponibilidad, presentaron un mayor aporte potencial de hierro.

La utilización de la harina integral de amaranto y citrato de sodio en los productos extrudados con maíz o arroz, también mostró un incremento nutricional contundente. En los productos mezcla de maíz o arroz y harina integral de amaranto (75:25), la lisina disponible ascendió un 37 y 16%, respectivamente.

“Como resultado de distintos procesos como la fermentación del pan, la elaboración y cocción de fideos y la extrusión a alta temperatura, se observó un descenso interesante en la cantidad de inositoles hexa y pentafosfato, principales inhibidores de la absorción mineral y de la digestibilidad proteica”, asegura Dyner.

Otro aspecto que merece ser mencionado es que el amaranto no contiene gliadinas, lo que lo hace apropiado para celíacos e ideal para la industria dedicada a la fabricación de productos sin “TACC”. La Asociación Celíaca Argentina (ACELA) participa en la difusión y la promoción del cultivo y uso del amaranto, a fin de satisfacer la demanda de estos alimentos.

En relación a la fibra, la población en general consume poco, debido a una alimentación pobre en verduras, frutas, legumbres, cereales y derivados integrales. A la fibra se le atribuyen propiedades protectoras contra las enfermedades crónicas no transmisibles como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. “El agregado de harina integral de amaranto a productos alimenticios como pan, fideos, productos de copetín, barras de cereal, cereales inflados y golosinas, resulta sumamente positivo en este sentido, ya que como se ha dicho el amaranto se consume como grano entero o bien como harina integral, que conserva el aporte de fibras”, concluye el investigador.

Con el fin de promover el cultivo y el consumo de amaranto, así como otros cultivos tales como chía, quinoa, entre otros, en la Argentina se ha presentado el proyecto de ley “Fomento, Promoción y Desarrollo de Cultivos Andinos Subexplotados de Valor Nutricional en el Noroeste Argentino”, que tiene como objetivo estudiar la situación actual, seleccionarlos según su importancia e identificar estrategias y acciones para su difusión. Al mismo tiempo, a nivel internacional, se está tratando de revalorizar y promover el cultivo del amaranto, para lo cual existen programas de investigación apoyados por la ONU, FAO y UNICEF, entre otros.

Fuente: dcyt

Share
Categories: Ingredientes, Molinería Tags: ,

Consumidores exigentes y activos hacen que la industria alimentaria apueste por innovar

viernes, 9 de agosto de 2013 Comments off

sin_glutenEl cambio hacia los alimentos ricos en fibra y sin gluten sigue influyendo en la industria de alimentos durante este verano de 2013, de acuerdo a los nuevos datos arrojados por Didion Milling al consultar con los consumidores.

A medida que el mercado de alimentos muestra señales de mejora respecto al año pasado, Didion dice que son los propios consumidores quienes tienen más influencia en el desarrollo de nuevos productos.

La influencia de los compradores bien informados y con conocimiento es una de las diez principales tendencias de 2013″, dijo Katie Dogs, gerente de relaciones públicas de Didion Milling.

Nos damos cuenta de que una amplia franja del mercado pide granos enteros y alimentos ricos en fibra, impulsados por la preocupación sobre la creciente obesidad de los niños, la nutrición inadecuada de los baby boomers y el crecimiento de la diabetes tipo 2 “.

Dogs dijo que a pesar de la recuperación de la economía, la prueba está en el aumento de las ventas de barras de aperitivos y cereales ricos en fibra en los últimos años,  se espera que el mercado de alto contenido de fibra llegue a los US$28 mil millones en 2017.

El mercado libre de gluten también continúa creciendo más rápido de lo previsto, con unas ventas de alimentos sin gluten y bebidas que se espera que exceda los US$ 6.6 mil millones para el año 2017 en EE.UU.

Vemos que los consumidores son ahora más asertivos a la hora de comprar “, dijo Dogs. “Este comportamiento se nota al pedir que la industria redacte etiquetas con información sobre el producto de comprensión más sencilla y directa, y no listas de aditivos complejos.

Los consumidores están exigiendo mayor transparencia, sostenibilidad, abastecimiento local y trazabilidad en sus alimentos“, agregó.

Fuente: Club Darwin

Share

Los cereales ricos en fibra protegen frente a la diabetes y los problemas cardiacos

viernes, 5 de julio de 2013 Comments off

fibra-panLa Sociedad Americana de Nutrición defiende que las personas que comen cereales con alto contenido de fibra son menos propensos a desarrollar diabetes o enfermedades del corazón, según una revisión de estudios que publica en su último número la revista ‘American Journal of Clinical Nutrition’.

“La fibra de cereales puede ser uno de los ingredientes protectores que contribuye a reducir el riesgo”, ha asegurado uno de los autores del estudio perteneciente a la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston, Lu Qi, que junto a otros científicos analizaron un total de 80 estudios.

En concreto, vieron como las personas que consumieron la mayor cantidad de fibra de cereales o cereales integrales tenían un riesgo de un 18 a un 40 por ciento menor de desarrollar diabetes, en comparación que quienes comían menos.

Del mismo modo, las personas con dietas cereales ricos en fibra tenían un riesgo un 22 a un 43 por ciento menor de accidente cerebrovascular, y de un 14 a un 26 por ciento de morir por enfermedad cardiovascular.

En la revisión también se observó que los granos ricos en fibra también estaban asociados a un peso corporal más bajo, si bien el efecto fue menor. No obstante, dos estudios mostraron que las personas que consumían más fibra en los cereales perdían alrededor de un kilo más que el resto de participantes.

El análisis fue financiado por becas de la compañía Kellogg y otras empresas de alimentos y nutrición. Además, dado que en ninguno de los estudios se asignó al azar a los participantes del estudio, los autores entienden que no se puede probar si fue la fibra u otros factores los causantes de dicha protección.

“Puede ser simplemente que la gente que come cereales con fibra quede satisfecha por más tiempo, y por lo tanto no coman mucho, lo que hace que estén más delgados”, ha explicado Teresa Fung, nutricionista del Simmons College de Boston que no participó en el estudio.

Fuente: Aetc

Share
Categories: Salud Tags: ,