Archivo

Entradas Etiquetadas ‘FAO’

La ONU pide más investigación sobre la contaminación de los alimentos

Sábado, 16 de Julio de 2016 Comments off

La ONU pidió ayer a los países invertir más fondos en la investigación de los microbios que contaminan los alimentos mediante técnicas como la secuenciación completa del genoma (WGS, por sus siglas en inglés).

La experta de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) Sarah Cahill señaló en un acto en Roma que la WGS permite entender mejor el funcionamiento de especies como las bacterias, los virus y los parásitos, que en muchos casos son causa de intoxicaciones alimentarias.

Cahill sostuvo que existen otras técnicas moleculares, pero ninguna promete tanto como la secuenciación completa del genoma, capaz de identificar los cambios que ocurren en el ADN y caracterizar microorganismos con un nivel de precisión y rapidez que antes no era posible.

Pese a sus beneficios, la especialista reconoció que puede no ser la mejor opción en países que carecen de los medios suficientes para implementar esa tecnología avanzada, la cual genera grandes cantidades de datos que deben ser interpretados.

No obstante, destacó los esfuerzos como los que durante 15 años ha realizado el Centro para la Investigación en Microbiología de Kenia que, en colaboración con otras instituciones, ha logrado secuenciar rasgos de la salmonella, E.coli y otras bacterias.

La investigación en Kenia

El resultado de esos estudios ha ayudado al Gobierno keniano a entender el potencial de la WGS para el mapeo de las enfermedades, la revisión de los tratamientos y la identificación de alimentos de alto riesgo durante los brotes por contaminación alimentaria.

Este ejemplo aparece junto a otros en una publicación técnica difundida por la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que se dice que la secuenciación completa del genoma puede contribuir a mejorar la gestión para garantizar el buen estado de los alimentos, pero no es suficiente.

Las agencias de la ONU consideran que los datos obtenidos en el laboratorio con esa técnica deben ser interpretados en combinación con otras evidencias y no sustituyen a las buenas prácticas higiénicas y aquellas propias de la agricultura y la industria, los sistemas de vigilancia de salud pública y las investigaciones multidisciplinares.

La experta de la OMS Amy Cawthorne insistió en la necesidad de apoyar a los países para que usen la WGS con el fin de reforzar sus sistemas de vigilancia, lo que incluye fortalecer las capacidades de los laboratorios en los países en desarrollo y la investigación conjunta con expertos en estadísticas y epidemiología.

Fuente: EFEAgro

Share

Debate mundial sobre las posibilidades de la biotecnología

Sábado, 16 de Abril de 2016 Comments off

Más de 500 expertos han analizado esta semana en Roma los avances en biotecnología, en una reunión convocada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La FAO ha llamado al diálogo entre los distintos actores internacionales ante las discrepancias surgidas sobre biotecnología en torno a las patentes y el acceso a las nuevas innovaciones.

Durante tres días, unos 500 científicos y representantes de distintos sectores han debatido los avances en esas tecnologías, centrados sobre todo en la lucha contra el cambio climático, el impacto en la salud humana y el medio ambiente, así como el marco legal y las políticas públicas.

El director general de la agencia, José Graziano da Silva, señaló en la clausura que la FAO es un “foro neutral” y abierto al debate a pesar de que en algunas cuestiones no haya consenso. Instó a seguir estudiando cómo la agroecología y la biotecnología “pueden vivir juntas” e incluso combinarse entre ellas, al tiempo que se mostró a favor de que los pequeños agricultores tengan acceso a ese tipo de herramientas.

En la reunión, científicos defendieron el papel de la biotecnología para proteger especies.

En concreto, expusieron que la inseminación artificial, la nanotecnología o la secuenciación del ADN pueden servir para proteger a especies en acuicultura y ganadería frente al aumento de las temperaturas vinculado al cambio climático, según científicos reunidos en Roma.

Por otro lado, distintos expertos pidieron facilitar el acceso a las biotecnologías a los pequeños agricultores.

Da Silva se reunió con representantes de la sociedad civil descontentos por no haber podido tener, a su juicio, las mismas oportunidades que el sector privado para alzar su voz en el simposio celebrado en la FAO.

Fuente: EFE Agro

Share
Categories: Eventos Tags: ,

FAO y OMC: La inocuidad alimentaria y el comercio deben mejorar la nutrición e impulsar el desarrollo

Sábado, 7 de Noviembre de 2015 Comments off

Los pequeños productores en los países en desarrollo deben tener acceso a los mercados mundiales, según Azevêdo

La FAO y la Organización Mundial del Comercio (OMC) acordaron hoy reforzar su cooperación para promover el comercio internacional de alimentos y la inocuidad alimentaria que mejoren la nutrición de la gente y permitan que los pequeños productores tengan un mejor acceso a los mercados agrícolas internacionales.

“Esperamos poder garantizar un comercio justo de productos agrícolas y alimentarios a través de esta cooperación reforzada (FAO-OMC)”, aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, a su homólogo de la OMC, Roberto Azevêdo durante un evento que tuvo lugar en la sede del organismo alimentario de la ONU.

“Por un lado, el comercio puede desempeñar un papel cada vez mayor para satisfacer la creciente demanda de los países con déficit de alimentos. Por otro, una mayor apertura comercial puede socavar la capacidad de la población local para producir sus propios alimentos”, añadió el Director General de la FAO.

Graziano da Silva advirtió que caso de no llegar a una solución equilibrada sobre los desafíos relacionados con la producción y el comercio de productos agrícolas, podría no alcanzarse el objetivo de desarrollo sostenible recientemente acordado por la comunidad internacional para erradicar el hambre en el mundo.

Por su parte, Azevêdo destacó que en la OMC, “tratamos de asegurar que el sistema de comercio mundial funcione para todos, que sea justo y equilibrado”, de una forma “que apoye el crecimiento y el desarrollo y permita a las personas acceder a los bienes y servicios que necesitan”, incluyendo los alimentos.

“Cuando visito países en desarrollo, especialmente en África … los empresarios me hablan de las dificultades a las que se enfrentan para cumplir con las normas exigidas”, señaló el Director General de la OMC, añadiendo que es esencial crear capacidad en los productores en los países en desarrollo, un área de trabajo en la que su Organización y la FAO buscan profundizar su colaboración.

Azevêdo se refirió hoy a la 10ª Conferencia Ministerial de la OMC que tendrá lugar en Nairobi del 15 al 18 de diciembre de 2015, donde el papel de la agricultura -especialmente en el desarrollo y la mejora de las vidas de las personas en los países menos desarrollados- es una de las prioridades en la agenda.

Entre los temas a debate figuran abordar las restricciones comerciales que lastran las importaciones -como la reducción de los aranceles-, la necesidad de minimizar los subsidios agrícolas nacionales y, las “distorsiones que producen”, dijo Azevedo, así como la necesidad de eliminar las subvenciones a la exportación.

El Director General de la OMC expresó su esperanza de que en Nairobi se alcance un acuerdo sobre el tema de los subsidios a la exportación. Esto marcaría “un avance muy significativo”, y sería especialmente importante para los países en desarrollo y los menos avanzados.

Mayor colaboración

Graziano da Silva y Azevêdo destacaron al unísono el aumento de la cooperación entre la FAO y la OMC. Aquí se incluye una más profundiza colaboración en el comercio y la seguridad alimentaria, con una publicación conjunta prevista para 2016 que se ocupará de las medidas sanitarias y fitosanitarias (MSF) que limiten la propagación de enfermedades de las plantas y de los animales durante el transporte de productos agrícolas para el comercio.

“Nuestro Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias considera el Codex Alimentarius de la FAO y la OMS y a la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria de la FAO como las organizaciones que establecen las normas en estas cuestiones” señaló Azevêdo.

Otras áreas en las que las dos organizaciones buscan reforzar sus esfuerzos conjuntos incluyen el Fondo para la Aplicación de Normas y el Fomento del Comercio (FANFC), las iniciativas de desarrollo de capacidades para ayudar a los países en la implementación del Codex Alimentarius -que desarrolla normas alimentarias internacionales armonizadas que protegen la salud de los consumidores y promueven prácticas equitativas en el comercio alimentario-, y la ayuda a los países para facilitar el comercio de alimentos inocuos y nutritivos.

Share

La Unión Europea y la FAO lanzan nuevos programas para impulsar la seguridad alimentaria y nutricional, la agricultura sostenible y la resiliencia

Sábado, 25 de Julio de 2015 Comments off

Apoyo a los países socios y los organismos regionales para desarrollar políticas más eficaces

La Unión Europea (UE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han puesto en marcha un nuevo acuerdo de asociación para impulsar la seguridad alimentaria y nutricional, la agricultura sostenible y la resiliencia en al menos 35 países*.

Los nuevos programas fueron anunciados ayer en una reunión entre el Comisario europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, y el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, durante la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo.

La Unión Europea aporta cerca de 50 millones de euros y la FAO otros 23,5 millones a esta iniciativa, que estará dirigida por los propios países y basada en la demanda.

Según el Comisario Mimica: “esta iniciativa será fundamental para apoyar a los países socios y las organizaciones regionales a movilizar juntos los medios políticos, técnicos y financieros para el objetivo común de reducir la inseguridad alimentaria y nutricional. También contribuirá al fortalecimiento de la alianza entre la Unión Europea y la FAO”.

“Esta última fase de nuestra asociación con la Unión Europea reforzará considerablemente la capacidad de la FAO para colaborar con los gobiernos y ayudarles a adquirir los datos e información que necesitan para desarrollar e implementar políticas eficaces destinadas a abordar las causas profundas del hambre y crear resiliencia ante los impactos y las crisis”, afirmó por su parte Graziano da Silva.

La nueva iniciativa consiste en dos programas de cinco años vinculados entre sí:

  • El Mecanismo FIRST (Siglas en inglés del Impacto en la seguridad alimentaria y nutricional, resiliencia, sostenibilidad y transformación), que ampliará la capacidad de los gobiernos y las administraciones regionales para mejorar la seguridad alimentaria, la nutrición y las políticas agrícolas sostenibles y mejorará su  implementación, mediante la asistencia a las políticas y el apoyo al desarrollo de capacidades.
  • El programa INFORMED (Siglas en inglés de Información para la seguridad alimentaria y nutricional y resiliencia para la toma de decisiones), que contribuirá a fortalecer la resiliencia para soportar las crisis alimentarias como consecuencia de los desastres provocados por el hombre y naturales. Uno de los medios para lograr este objetivo será proporcionar a los responsables de la toma de decisiones información regular, oportuna y basada en evidencias.

Prioridades compartidas en lucha contra el hambre y la malnutrición

A pesar de los progresos realizados en las últimas décadas, según el último informe de la ONU sobre la inseguridad alimentaria alrededor de 800 millones de personas en el mundo todavía pasan hambre, y millones más no tienen acceso a una alimentación sana.

Por otra parte, en los últimos años un número creciente de personas se han visto afectadas por crisis alimentarias, a menudo como resultado de conflictos o desastres naturales, pero también debidas al cambio climático o la volatilidad de los precios de los alimentos. Las personas vulnerables encuentran cada vez más dificultades para asegurarse alimentos suficientes y ganarse la vida frente a estos choques.

Un reciente informe de la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) estima que la erradicación del hambre en el mundo para 2030 requerirá unos 267 000 millones de dólares EEUU adicionales al año en inversiones en las zonas rurales y urbanas y en medidas de protección social.

Frente a estos desafíos, los distintos socios que participan en las iniciativas FIRST e INFORMED reconocen la necesidad de una acción coordinada de todas las partes interesadas para abordar eficazmente las causas profundas del hambre y la malnutrición.

La contribución de la Unión Europea a las iniciativas procede del programa Bienes Públicos y Retos Mundiales (GPGC, por sus siglas en inglés), incluido en el presupuesto de la Unión Europea dedicado a la ayuda al desarrollo (Instrumento de Financiación de la Cooperación al Desarrollo, ICD).

La Unión Europea -uno de los mayores donantes de la FAO- entró en la Organización como Miembro en 1991. En 2004, la UE y la FAO se convirtieron en socios estratégicos, profundizando su relación de trabajo. Este último acuerdo fortalece y amplía esta colaboración ya longeva.

* Lista preliminar de los países en los que se implementarán los programas:

19 países para INFORMED: Afganistán, Bangladesh, Burkina Faso, Camboya, República Centroafricana, Yibuti, República Democrática del Congo, Etiopía, Gambia, Haití, Kenya, Mauritania, Myanmar, Pakistán, Sri Lanka, Tayikistán, Sudán, Swazilandia y Zimbabwe.

27 países para FIRST: Benin, Burkina Faso, Camboya, Chad, Costa de Marfil, Cuba, Djibouti, Fiji, Guatemala, Haití, Kenya, Malawi, Malí, Mauritania, Mozambique, Myanmar, Níger, Pakistán, Ruanda, Islas Salomón , Sri Lanka, Swazilandia, Uganda, la República Unida de Tanzania, Vanuatu, Zambia y Zimbabwe.

Share
Categories: Seguridad Alimentaria Tags:

FAO prevé buenas cosechas en 2015 pero un retroceso en varias zonas

Sábado, 11 de Julio de 2015 Comments off

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estimó que la producción de cereales será positiva a nivel mundial en 2015, si bien alertó de la inseguridad alimentaria en zonas de África, Asia y Oriente Medio.

La FAO destacó en el último informe trimestral sobre la perspectiva de los cultivos que, a pesar del temor por los efectos del fenómeno de El Niño, las buenas condiciones para cultivar contribuirán a que la producción global sea mejor de lo esperado este año y alcance los 2.527 millones de toneladas de cereales.

Pese a estas perspectivas, alrededor de 34 países (28 de ellos en África) necesitan ayuda exterior para alimentar a su población.

En el sur del continente africano se prevé que la producción de cereales descienda un 17 % respecto a la gran cosecha de 2014, sobre todo por las lluvias irregulares y los periodos de sequía prolongados.

En cuanto al maíz, que representa la mayor parte de la producción de cereales en la subregión, su producción estimada de 20,6 millones de toneladas será un 26 % menor que en 2014.

Esa tendencia a la baja se observa, según la FAO, en Sudáfrica, Zambia, Malaui, Lesoto, Namibia, Botswana, Suazilandia y Zimbabue, por lo que el número de personas con necesidad de ayuda alimentaria del exterior en esos países probablemente aumentará.

En África occidental, la organización consideró que las buenas cosechas del año pasado darán paso a una caída de la producción en 2015 debido al mal tiempo, mientras que en África central preocupan principalmente los conflictos en la República Centroafricana y en la República Democrática del Congo.

El informe señaló que el este de África afronta lluvias erráticas y tardías desde el inicio de la temporada de cosecha en marzo, lo que puede afectar a las previsiones de producción.

Además Sudán del Sur vive una situación “alarmante” ya que el número de personas que padecen hambre se ha duplicado hasta los 4,6 millones de personas desde principios de 2015.

Por otra parte, la producción de cereales se recuperará de la sequía del año pasado en Oriente Medio, pero los conflictos en Siria, Irak y el Yemen tendrán un impacto “severo” en la agricultura y seguramente la crisis humanitaria empeore, según las estimaciones.

En Asia se espera una producción récord de cereales en China y Pakistán y un descenso en la India como consecuencia de una mala cosecha de trigo.

Además, la FAO indicó que Nepal ha visto caer la producción de alimentos por los daños sufridos por los últimos terremotos y la fuerte sequía en Corea del Norte hará que su cosecha se reduzca este año.

Fuente: mundoagropecuario.com

Share

Seguridad Alimentaria y Desarrollo Territorial

Sábado, 18 de Abril de 2015 Comments off

Millones de personas pasan hambre hoy en día y está en riesgo la seguridad alimentaria de una población mundial que crece rápidamente. Este desafío se ve agravado por las amenazas adicionales del cambio climático, la creciente escasez de agua y tierras, la degradación del suelo y de las tierras, y el deterioro de los recursos naturales

Ejemplos de países de América Latina y el Caribe muestran, además, que factores como la ubicación geográfica, la división urbana / rural y la  pertenencia a una etnia están estrechamente relacionados con las desigualdades relacionadas con la inseguridad alimentaria y la nutrición a nivel de país.

El concepto de seguridad alimentaria, acuñado en los años 70 del pasado siglo, estuvo asociado con la capacidad de un país de producir suficientes alimentos para alcanzar la demanda doméstica. Desde el inicio del milenio, un paradigma económico nuevo ve la seguridad alimentaria y nutricional como un bien público, más allá de su disponibilidad. Esa noción es reforzada por el reconocimiento al derecho a la comida como derecho humano básico y como la tendencia extendida a nivel internacional de considerarlo como una obligación incorporada a la legislación nacional en cada país.

Precisamente con el fin de ayudar a los estados en la realización del derecho a una alimentación adecuada, la FAO elaboró unas Directrices voluntarias en apoyo de la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional ofrecen una guía práctica para la formulación y aplicación de políticas y un instrumento adicional para combatir el hambre y la pobreza.

Pero la seguridad alimentaria es, no solamente un imperativo ético, sino también una cuestión de desarrollo sostenible.

La complejidad de aspectos que encierra la seguridad alimentaria, resultado de complejas y dinámicas interacciones entre políticas económicas, sociales, institucionales y ambientales, necesita, por ello, ser abordado con un enfoque amplio  y transversal. El enfoque territorial ofrece un marco adecuado que permite tener en cuenta especificidades locales de cara a el diseño de políticas adaptadas a cada contexto; así como la integración de la seguridad alimentaria, como eje transversal, en todas y cada una de las vertientes de las estrategias de desarrollo.

Debido a que los medios de vida de las personas pobres de los países en desarrollo a menudo dependen de la agricultura, existen dos tipos de intervenciones de desarrollo territorial claramente complementarias: las sociales y las agrícolas. El empoderamiento de las mujeres, la protección social, el empleo decente, la mejora de las rentas agrarias y la competitividad de la agricultura, o un mejor equilibrio en las relaciones de los ámbitos rural y urbano en la región, son vectores de sostenibilidad fuertemente interconectados con la seguridad alimentaria.

Un reto clave para el desarrollo territorial económico es, por ello, crear un entorno seguro y fiable que permita atraer inversiones privadas y “convertir el ciclo vicioso de seguridad alimentaria-baja productividad-desinversiones-pobreza en un círculo virtuoso de ahorro-crecimiento-inversiones-empleos” (Cistulli, Rodríguez-Pose et al., 2013). Ello requiere de inversiones públicas dirigidas a  la provisión de infraestructura de bienes públicos “blandos” (educación, salud, servicios financieros, conectividad); y “duros” (electricidad, agua, carreteras, escuelas, hospitales); así como a la reducción de la distancia entre economías locales y nacionales, y mercados internacionales  (incluido el reforzamiento de los vínculos rural-urbano).

Esta es una de las consideraciones que recoge el Informe de Expertos sobre “El enfoque territorial en las políticas de seguridad alimentaria y nutrición”, que fue elaborado como contribución al Segundo Encuentro Internacional de Expertos sobre este tema, organizado por FAO en Diciembre de 2013.

Finalmente, un índice de seguridad alimentaria decente, a menudo esconde importantes vacíos regionales de pobreza rural, y enormes disparidades en el interior de un mismo país en  inseguridad alimentaria y nutrición. Para evitar ese problema, y mejorar la seguridad alimentaria a lo largo de todo el territorio, el enfoque territorial propone evitar políticas uniformes y adoptar enfoques holísticos y flexibles que tengan en cuenta las características sociales, ambientales y económicas de cada lugar.

El enfoque territorial de la seguridad alimentaria, en definitiva, propone abordar un tema tan complejo y urgente, con una mirada amplia y sistémica, que permita que desde todos los ámbitos de desarrollo de un territorio, se trabaje en la misma dirección, y se generen sinergias y complementariedades.

Fuente: FAO

Share

La seguridad alimentaria y nutricional, el cambio climático y los suelos, prioridades en la agenda de la FAO y la UE

Sábado, 18 de Abril de 2015 Comments off

La seguridad alimentaria y nutricional, el cambio climático y los suelos se encuentran entre los principales temas incluidos para los próximos meses en la agenda común de trabajo entre la FAO y la Unión Europea (UE). Así se ha establecido en una serie de reuniones entre el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, y representantes de alto nivel de la UE celebradas esta semana en Bruselas.

Graziano da Silva se reunió el Comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, el Director General de la UE de Cooperación Internacional y Desarrollo (DEVCO), Fernando Frutuoso de Melo, y el Presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz.

Ambas partes destacaron la concordancia entre las iniciativas de la UE y los objetivos estratégicos de la FAO, y expresaron su satisfacción sobre la asociación estratégica y el diálogo político de alto nivel que tendrá lugar sobre desafíos clave comunes.

Reiteraron que la seguridad alimentaria y nutricional se mantendrán en el centro de sus respectivos ciclos de programación.

La FAO y la UE también han hecho hincapié en el papel conjunto que jugarán dentro de algunas de las principales conferencias y eventos que tendrán lugar en 2015.

Entre ellos se incluyen la Conferencia sobre la Financiación para el Desarrollo, en Addis Abeba; la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York -donde se espera que se aprueben los Objetivos de Desarrollo Sostenible- y la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la COP 21, en París.

Durante las conversaciones también se puso de relieve la cooperación entre la FAO y la UE en el marco de la Expo Milán 2015 y en el Año Europeo del Desarrollo 2015.

En nutrición, los debates se centraron en cómo la UE puede reforzar su colaboración con la FAO en la aplicación del Plan de Acción de la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2). Un “enfoque múltiple sano” es clave para esta iniciativa: suelos sanos; semillas sanas; sistemas alimentarios saludables; alimentos saludables y una vida sana”.

En este sentido, Graziano da Silva ha acogido con satisfacción la reciente decisión de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo para fomentar entre los niños la alimentación saludable y el consumo de alimentos locales, ya que modificó un proyecto de reglamento sobre los planes para proveer de frutas, verduras y leche a las escuelas europeas.

Con respecto al cambio climático, las conversaciones se centraron en el desarrollo de estrategias modernas para la alerta temprana y la resiliencia ante los desastres, especialmente en las regiones del Caribe y del Pacífico, que ya se ven afectados por sus consecuencias.

El enfoque de las 3 “R” promovido por la FAO en Filipinas y ahora en Vanuatu (del inglés relief, recover and resilience: socorro, recuperación y resiliencia) fue puesto como un ejemplo de éxito. También en este contexto, el Director General de la FAO ha pedido a la UE que apoye el Fondo Fiduciario para el Cambio Climático en favor de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEIDS), que fue aprobado por el Consejo de la FAO y que se financiará mediante contribuciones voluntarias.

El responsable de la FAO destacó también el posible apoyo de la UE en el marco del Año Internacional de los Suelos, que se celebra en 2015, y también en lo que respecta a las actividades de seguimiento al Año Internacional de la Agricultura Familiar en 2014, sobre todo en los proyectos que promueven el empoderamiento de las mujeres en la economía rural.

“Para la FAO, la asociación con la Unión Europea es clave para cumplir nuestro mandato, y esperamos continuar este intercambio estratégico en los años venideros”, concluyó Graziano da Silva.

Share
Categories: Seguridad Alimentaria Tags: ,

FAO reporta tercer año consecutivo de baja en precios de alimentos

Sábado, 17 de Enero de 2015 Comments off

El índice de precios de los alimentos marcó, por tercer año consecutivo, un fuerte descenso al cierre de 2014, con una baja de 3,7% en comparación a 2013, destacó la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según el informe, “cuatro de esos índices cayeron en 2014 y están en su nivel más bajo en cinco años”, exceptuando la carne que alcanzó su máximo histórico.

A pesar que el precio de la carne registró un incremento de 8,1% no pudo impedir la baja que se vio jalada por una caída de 12,5% en el valor de los cereales respecto al año anterior.

La FAO explicó que el retroceso en el precio de los cereales en 2014 estuvo relacionado “a la oferta continua y a las existencias récord, combinadas con la fortaleza del dólar y la caída del precios del petróleo”.

En tanto, los productos lácteos registraron una caída de 7,7%, los aceites de 6,2% y el azúcar de 3,8%, precisó la FAO.

“Los precios del arroz cayeron a causa de la abundante oferta para la exportación”, destacó el organismo. En tanto, el índice de precios de los aceites vegetales bajó en diciembre un 2,4%, principalmente, vinculada a una menor demanda de aceite de palma como materia prima del biodiesel.

Los productos lácteos, por su parte, disminuyeron 2,3% al ralentizarse las importaciones de China y Rusia, dejando abundantes suministros para la exportación.

El informe señala que “las caídas de precios fueron mayores para la leche en polvo, mantequilla y queso”.

En tanto, el índice para el azúcar cayó 4,8% en diciembre, debido a la abundante oferta de los principales países productores, como Brasil. Además, señala la FAO, la caída de los precios del crudo redujo la demanda de cultivos utilizados en la producción de etanol.

Cabe recordar que el índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los precios de los cinco principales grupos de alimentos básicos del mercado internacional: cereales, carne, productos lácteos, aceites vegetales y azúcar.

Fuente:  mundoagropecuario.com

Share

El índice de precios de los alimentos de la FAO desciende a su nivel más bajo en cuatro años

Sábado, 13 de Septiembre de 2014 Comments off

El índice mensual de precios de los alimentos de la FAO registró otra caída en agosto, continuando con 5 meses de descensos y alcanzando su nivel más bajo desde septiembre de 2010.

El índice tuvo un promedio en agosto de 196,6 puntos, lo que supone una disminución de 7,3 puntos (3,6 por ciento) con respecto a julio. Con la excepción de la carne, los precios de todos los productos medidos por el índice tuvieron descensos significativos.

Los productos lácteos encabezaron este grupo, con el índice de la FAO para estos productos situado en 200,8 puntos en agosto, un descenso de 25,3 puntos (11,2 por ciento) en comparación con julio y 46,8 puntos (18,9 por ciento) en relación a hace un año. El motivo es la abundancia de suministros para la exportación, junto a una reducción de la demanda de importaciones.

El veto de Rusia a principios de mes a las importaciones de productos lácteos de varios países ayudó al descenso de precios, mientras que la reducción de las importaciones de leche entera en polvo por parte de China (el mayor importador del mundo) también contribuyó a la incertidumbre en los mercados.

El índice de precios de los cereales de la FAO se situó en 182,5 puntos en agosto, un descenso de 2,8 puntos (1,5 por ciento) respecto al mes anterior y 24,2 puntos (11,7 por ciento) en relación a agosto de 2013.

Siendo 2014 otro año récord para la producción de trigo, los precios de los cereales básicos continuaron bajando en agosto, alcanzando su valor más bajo desde julio de 2010. Igualmente, las condiciones casi ideales de cultivo en las principales zonas productoras, junto con las abundantes existencias, han visto los precios del maíz bajar a su nivel mínimo de los últimos 4 años.

Sin embargo, el arroz se apartó de la tendencia general en los cereales, con un subida de precios en agosto, reflejo de una mayor demanda de importaciones, una liberación menor de la esperada de las reservas de Tailandia, y una meteorología desfavorable que afectó a algunas cosechas en Asia.

“Parece que existe una amplia oferta de arroz en todo el mundo, pero las existencias están muy concentradas en un pequeño número de países, y, a menudo están en manos de los gobiernos. Esto significa que estos países pueden influenciar mucho los precios mundiales, al decidir si permiten que esos suministros lleguen o no al mercado”, explicó la economista de la FAO Concepción Calpe. “El hecho de que Tailandia –añadió-esté todavía limitando las ventas del enorme volumen de arroz que hay en sus almacenes públicos ha sido uno de los principales factores que han sostenido los precios mundiales en los últimos meses”.

Bajan también aceites y azúcar, pero no los precios de la carne

El Índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales, que mide los precios de los cinco principales productos alimentarios en los mercados internacionales, e incluye subíndices para los precios de los cereales, carne, productos lácteos, aceites vegetales y azúcar.

El índice de los aceites vegetales se situó en 166,6 puntos en agosto, 14,5 puntos (8 por ciento) menos que el mes anterior y el nivel más bajo desde noviembre de 2009.

El índice de precios del azúcar de la FAO promedió 244,3 puntos en el mes pasado, un descenso de 14,8 puntos (5,7 por ciento) respecto a julio, pero todavía 2,2 puntos (1 por ciento) más alto que hace un año.

Y para la carne el índice fue de 207,3 puntos en agosto, 2,5 puntos (1,2 por ciento) más que en julio, pero 25 puntos (14 por ciento) por encima del año pasado.

Share

Sistemas alimentarios sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición en el Día Mundial de la Alimentación 2013

Sábado, 5 de Octubre de 2013 Comments off

FAOLos “Sistemas alimentarios sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición” serán el tema central del Día Mundial de la Alimentación en 2013. El tema oficial del Día Mundial de la Alimentación, anunciado al comienzo de cada año por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), centra las celebraciones de esta jornada y ayuda a incrementar la comprensión de los problemas y las soluciones en la lucha contra el hambre.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación marca cada año el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre, fecha en que fue fundada la Organización en 1945. Los objetivos del Día Mundial de la Alimentación son:

  • estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y un mayor esfuerzo nacional, bilateral, multilateral y no gubernamental a ese fin;
  • estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo;promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida;aumentar la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre en el mundo;
  • promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo;fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza y señalar a la atención los éxitos conseguidos en materia de desarrollo alimentario y agrícola.

Fuente: Infocalidad

Share