Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Dulces Navideños’

Ocho dulces típicos navideños de distintas partes del mundo

sábado, 9 de diciembre de 2017 Comments off
Galletas Spekulatius típicas de Alemania

Galletas Spekulatius típicas de Alemania

En estas fechas la gastronomía española está salpicada de tradicionales postres que específicamente se toman en Navidad y que de alguna forma nos trasladan a este periodo festivo. Pero, ¿qué dulces se toman en otros países en estas fiestas? Cada región tiene su tradición adaptada a su propia cultura religiosa o condición climática, aquí mostramos 8 de los postres navideños más curiosos del mundo:

1. Argentina – Pan dulce

La navidad argentina, con el verano austral, está marcada por el pan dulce, una especie de bizcocho relleno con frutos secos y frutas y que inevitablemente recuerda al Panetone italiano, dada la enorme tradición europea del país, todo hace indicar que la tradición del pan dulce fue exportada por inmigrantes europeos.

2. Suecia – Knäck

Una de las señales inequívocas de que la Navidad ha llegado a Suecia es, aparte de las bajas temperaturas, los knäck, un dulce típico sueco a base de sirope y almendra y cuya apariencia recuerda al toffee británico. A gusto del cocinero queda la densidad del knäck: que sea mas duro y consistente o una especie de caramelo.

3. Venezuela – Dulce de lechosa

Un postre típico de la gastronomía venezolana que cada vez más se relaciona con la Navidad es el dulce de lechosa, un delicado postre hecho a base de papaya, cortada e finas rebanadas a la que se le somete a distintos puntos de calor y cocción hasta conseguir una especie de dulce de membrillo español. En Navidad se acompaña con almibar y es considerado un típico obsequio navideño para amigos y familiares.

4.  Balcanes– Baklava

Pese a tener su origen en el Imperio Otomano, por circunstancia históricas, los baklava son uno de los postres más típicos navideños de los Balcanes y así, este pastel elaborado con una pasta de nueces trituradas, en un fino hojaldre y bañado en almíbar o jarabe de miel es un clásico que no falta en las cenas de las familias serbias o bosnias durante estas fechas.

5. Portugal – Bolo do rei

Este dulce típico portugués recuerda al famoso roscón de Reyes de España, y de hecho su nombre proviene de la misma tradición de los 3 reyes magos. No obstante, en el país vecino el bolo do rei se toma tradicionalmente el día de Nochebuena, y partir de ahí durante todas las fiestas. La tradición de pagar el pastel si te toca un haba en tu porción se mantiene intacta tanto en las mesas españolas como en las lusas.

6. Alemania – Spekulatius

Estas tradicionales galletas de jengibre son típicas de Centroeuropa e igualmente se toman en el norte de Alemania como en Bélgica u Holanda. Estos dulces se caracterizan por su mezcla de sabor de distintas especias, de hecho, la receta original cuenta con una mezcla de canela, nuez moscada, clavo, jengibre en polvo, cardamomo y pimienta blanca.

7. Japón – Kirisumasu Keiki.

Pese a que la Navidad no tiene una celebración religiosa en Japón, un país de mayoría budista y en el que el día 25 no es festivo, los nipones han ido adoptando tradiciones occidentales y una de las mas curiosas es el Kirisumasu Keiki o pastel de Navidad, una tarta muy dulce a base de crema y adornada con fresas naturales que originalmente se servía en bodas y que hoy en día es un postre muy típico navideño. Popularizado a partir de los años 50, su creador adoptó la receta de un pastel estadounidense.

8. Cuba – Casquitos de guayaba

Pese a la prohibición de la simbología navideña en Cuba durante casi cuatro décadas, hay platos de su gastronomía que se identifican con esta fecha, como los casquitos de guayaba, un dulce hecho a base de esta fruta tropical que supone un refrescante final a una copiosa comida. Así, los cascos cocidos y blandos se sirven con almíbar, al estilo del melocotón que se come en España.

Fuente: thediplomatinspain.com

Share

Los 10 dulces navideños más típicos de España

sábado, 9 de diciembre de 2017 Comments off

La época de compras que está a punto de comenzar incluye, sin remedio, algunos de los dulces navideños que no pueden faltar en ninguna mesa española durante estas fechas tan entrañables.

Los amantes de la Navidad tienen en la gastronomía una excusa perfecta para olvidarse de la báscula durante varias semanas y disfrutar de los dulces navideños típicos de España que inundan cocinas y supermercados desde finales de noviembre a principios de enero. Turrones, polvorones, mantecados o mazapanes son algunos de los más consumidos que te mostramos en Skyscanner. ¿A cuál estás ya pensando hincarle el diente?

1. Turrón

El dulce típico de Navidad por excelencia se elabora básicamente con miel pura de abeja, azúcar, almendras y clara de huevo. Aunque en la actualidad hay decenas de variedades, desde pistacho a Lacasitos, pasando por trufa o coco, las dos más populares siguen siendo duro y blando. La Indicación Geográfica Protegida Jijona y Turrón de Alicante vela por la calidad de uno de los productos con más historia de nuestro país, cuyo origen se ubica en la península arábiga. Algunos estudios aseguran que el turrón ya existía en la Villa de Sexona (actual Jijona) en el siglo XVI. De gran poder energético, rico en glúcidos, grasas vegetales y proteínas, es imprescindible en la dieta mediterránea.

2. Mazapán

Aunque en Toledo se consume durante todo el año, el mazapán es otro símbolo de la gastronomía navideña. La primera referencia escrita sobre él se remonta a 1577 y se cree que su origen es árabe, aunque hay quien asegura que nació en el convento de San Clemente, en la capital castellanomanchega, a manos de sus monjas, cuando la ciudad estaba sitiada y había una gran necesidad de alimentos. Almendras y azúcar machacados con una maza dieron lugar al ‘pan de maza’, que cuenta desde hace años con su propia I.G.P. ‘Mazapán de Toledo’. El ‘pan de Cádiz’ o el ‘pastel de Gloria’, ambos originarios de Andalucía, son algunas de sus versiones.

3. Polvorón

Esta pequeña torta de manteca de cerdo, harina de trigo tostada, almendras molidas y azúcar es típica de Andalucía, en especial, de Estepa, en Sevilla. Se denomina polvorón porque al añadir la harina que adorna este dulce típico de España parece que hay polvo. El Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida ‘Mantecados de Estepa y Polvorones de Estepa’ garantiza el cumplimiento de unos requisitos superiores a los exigidos para el resto de productos de la misma clase o variedad. También son populares los de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Tordesillas (Valladolid), Fondón (Almería) y Pitillas (Navarra).

4. Roscón de Reyes

Este bollo de masa dulce adornado con rodajas de fruta escarchada es uno de los dulces navideños más solicitados. Es difícil encontrar una casa en España donde no se sirva roscón para desayunar o merendar el Día de Reyes. Suele rellenarse de nata montada o crema, y cada vez más, de chocolate, trufa o moca. En su interior es fácil encontrar a modo de sorpresa pequeñas figuras, monedas o billetes, o la tradicional haba, señal de que serás tú quien tenga que pagarlo. Su origen está relacionado con las Saturnales Romanas o “fiestas de esclavos” en las que el pueblo celebraba el final de los trabajos del campo con unas tortas redondas que escondían una haba seca.

5. Cordiales

Almendras, huevos, azúcar y cabello de ángel son los ingredientes principales para elaborar cordiales, uno de los dulces navideños típicos de Murcia y las tierras levantinas. Inventados dentro de los muros de un convento, al igual que muchos otros postres nacionales, su receta ha ido pasando de generación en generación, y su popularidad se ha extendido a lo largo y ancho de la piel de toro. Aunque unos 100 gramos de cordiales contienen alrededor de 500 calorías, se trata de un producto muy natural, sin ningún tipo de grasas nocivas para el organismo. Suelen consumirse durante la sobremesa, acompañados de café o infusiones.

6. Rosco de vino

Otro de los dulces de navidad típicos de España que no pueden faltar tras una comida o cena durante esta época festiva son los roscos de vino. Una de las particularidades de estas galletas en forma de rosquilla es que contienen una pequeña cantidad de vino dulce y frutos secos, y, una vez terminados, se cubren con azúcar glass para tomar ese peculiar aspecto nevado. Además de esta bebida, se elaboran con harina, azúcar, aceite de oliva, ralladura de limón, ajonjolí y aguardiente. Son especialmente reconocidos los de Málaga (con vino de la tierra entre sus componentes) y Castilla La Mancha.

7. Peladilla

Esta almendra confitada es típica de la Comunidad Valenciana y, además de dulce navideño, se ofrece como regalo a invitados en bautizos. La primera fábrica de peladillas fue Emilio Reig, que cerró sus puertas a finales de los sesenta y se ubicaba en Alcoy (Alicante). Ésta localidad sigue siendo, junto a Casinos, en Valencia, la productora de peladillas más importante de España. En Casinos se han introducido nuevas variedades que incluyen diferentes tipos de chocolate, y cada último fin de semana de noviembre celebra la popular Feria del Dulce Artesano, Peladillas y Turrones, cita imprescindible para los más golosos de la casa.

8. Mantecado

Aunque se consume en cualquier época del año, la Navidad aumenta las ventas y el consumo de uno de los dulces de navidad típicos. Su origen es andaluz, debido a un excedente de manteca de cerdo y cereales, y data del siglo XVI, aunque los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de elegir Antequera o Estepa como su cuna. También destacan por su calidad los fabricados en Portillo y Tordesillas (Valladolid), así como los de Rute (Toledo). Nombrado Denominación de Origen Protegida en 2011, los más tradicionales son ‘de artesanía’, moldeados a mano; ‘doble de canela’, típicos de Antequera; de almendra, chocolate o limón.

9. Hojaldrina

Similar al polvorón y al mantecado, la principal diferencia con éstos radica en las capas de hojaldre de su interior, que cambia por completo su textura. Grasa de cerdo, harina de trigo, azúcar, zumo de naranja y vino son los principales ingredientes de este indispensable de la gastronomía navideña. La empresa Productos Mata, de Alcaudete (Jaén), elabora hojaldrinas con marca registrada desde 1927, habiendo llevado el nombre de este municipio andaluz por medio mundo y manteniendo hoy en día la receta original realizada con los mismo productos naturales.

10. Alfajor

Propio de las reposterías murciana y andaluza, el alfajor se elabora a partir de una pasta de almendras, nueces y miel. Bien sea en forma de cilindro o como relleno entre obleas de harina de trigo, los alfajores son los últimos de esta apetecible lista de dulces típicos de Navidad. Su nombre proviene del hispano-árabe ‘al-hasú’, que significa ‘el relleno’. Mientras que en Murcia se le añade avellanas, azúcar, pan rallado, anís, clavo y canela, la versión de Medina-Sidonia, en Cádiz y con su propia I.G.P., incluye ajonjolí, canela, cilantro y matalaúva, y su consumo se extiende durante todo el año.

Fuente: Skyscanner.es

 

Share

Este años se producirán 20.000 toneladas de mantecados

sábado, 8 de octubre de 2016 Comments off

La campaña del mantecado arranca en Estepa con una previsión de superar las 20 mil toneladas en dulces navideños, esperando un crecimiento en ventas y producción superior a los de 2015, un dato vinculado al aumento en el consumo. La campaña de 2016 será la primera con la inscripción de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Polvorones de Estepa’ en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas de la UE, algo que supone “un nuevo hito y un reconocimiento histórico para el sector, así como un marchamo distintivo de calidad para su promoción exterior”. Una nueva campaña que prevé seguir defendiendo los 2.000 empleos directos (85% mujeres) y otros 2.500 indirectos de la empresa auxiliar.

Septiembre marca tradicionalmente el inicio de la campaña de fabricación de mantecados, polvorones y otros dulces navideños en Estepa. Aunque este año, de forma excepcional, algunas fábricas adelantaron parte de su producción a agosto, es ahora en septiembre, coincidiendo con la Feria de Estepa, cuando echa a andar el motor económico de la localidad y su comarca, con la elaboración de 20 mil toneladas de toda la variedad de los productos típicos navideños que se fabrican en las 19 industrias amparadas por el Consejo Regulador. Un nuevo ejercicio que arranca con el reto de sus empresas de innovar, crecer, diversificar y ganar mercados, aumentar la productividad y estimular el consumo.

Desde el Consejo Regulador se trabaja para que en este año 2016, este organismo acceda a las ayudas del Gobierno andaluz para la promoción, con las mismas condiciones y oportunidades con las que cuentan las denominaciones de calidad.

La campaña en datos

La campaña de 2016, en la estela de la de 2015, arranca con una previsión de ventas que ronda el 5%, 10% superior a la de 2014 y una producción estimada que rondará las 20.000 toneladas, o lo que es lo mismo, 20 millones de kilos, cubriendo así el 95% del total de la elaboración en España. Según las previsiones, se espera que cerca de 2.000 personas (85% mujeres) trabajen en algunas de las 19 fábricas amparadas por la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del Mantecado y el Polvorón de Estepa, a lo que hay que sumar los 2.500 empleos de carácter indirecto creados por las industrias auxiliares (cartonajes, fabricación de maquinaria, etc..).

En efecto, durante la campaña del mantecado y del polvorón, que coincide con la del aceite, el paro baja a entre un 7 y un 10 por ciento en la comarca de Estepa y se roza el pleno empleo en un municipio que supera los 12.700 habitantes.
En torno al 15% de la producción estepeña se destina a la exportación en países donde hay colonias españolas como Alemania, Francia, Estados Unidos, Argentina, Brasil o Suiza.

Los polvorones de estepa, reconocidos por la UE

Desde el pasado mes de marzo, Estepa cuenta con la Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Polvorones de Estepa’ en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas de la UE; un reconocimiento que se suma a la ya existente de los mantecados, que data de noviembre de 2011 y que garantiza el cumplimiento de unos requisitos superiores a los exigidos para el resto de productos de la misma clase o variedad. Por ello, elegir mantecados y polvorones identificados con este distintivo es garantía de estar disfrutando de un auténtico mantecado, de calidad contrastada. Entre las características que definen a los productos amparados por la IGP ‘Polvorones de Estepa’ se encuentran sus ingredientes fundamentales: harina de trigo, manteca de cerdo, azúcar glas (azúcar molida), almendra, canela y aromas naturales, pudiendo añadirse clavo como elemento alternativo. Estas materias primas son comunes a los dos tipos de polvorones que protege este figura de calidad: ‘caseros’ y ‘almendra’ (o ‘tradicional’) en función de la cantidad de almendra que incluye la receta empleada para su elaboración (un mínimo del 8 % en el ‘tradicional’ y del 15 % en el ‘casero’).

En este recorrido de más de tres años desde su solicitud por el Consejo – los polvorones ya gozaban de la denominada Protección Nacional Transitoria (PNT)-, el polvorón ha te-nido que presentar sus credenciales para poder entrar en la lista de los productos que contarán con el respaldo y la defensa por parte de los organismos competentes de la Unión Europea.

Algunas de las empresas amparadas por el Consejo Regulador cuentan además con las certificaciones Halal, lo que está permitiendo abrir mercado en países de sociedad mayoritaria musulmana.

La historia

La IGP del Mantecado de Estepa pone en valor la excelencia y tradición de estos productos, adquiridas a lo largo de más de los 150 años que llevan fabricándose en el término municipal sevillano, donde se ubican las industrias dedicadas a la elaboración y envasado de los productos. Aunque el origen de los polvorones se remonta al siglo XVI según está documentado en el convento de Santa Clara de Estepa, la primera comercializadora de este dulce tal y como lo conocemos hoy es Micaela Ruiz Téllez, “La Colchona”, que vivió en la localidad sevillana entre 1824 y 1901.

Fuente: Agrodigital

 

Share

La Confitería Delaviuda saborea la Navidad más gourmet

sábado, 8 de octubre de 2016 Comments off

Como cada año, La Confitería Delaviuda, marca líder en la producción de turrón, mazapán y confitería, vuelve a los hogares españoles con novedades para disfrutar durante la próxima Navidad.

La marca apuesta de manera firme por su colección Gourmet, incrementando su porcentaje de almendra al 70% en sus variedades más vendidas, como son el Turrón Duro, Blando y Crocanti. Asimismo, refuerza los sabores más tradicionales con el lanzamiento de nuevos productos, dirigidos a los consumidores que buscan la excelencia.

Dentro de sus novedades destaca el Turrón Pedro Ximenez, elaborado con uvas pasas maceradas con el vino que le da nombre; en este segmento, se presenta también el Turrón Lima Limón con Sal Roja de Hawaii, original sabor cítrico que combina a la perfección con el sabor de la sal procedente de la isla que lleva su nombre.

La tercera novedad es la Torta de Chocolate Negro con Frutos Rojos, que contiene un porcentaje del 70% de cacao, lo que consigue el mejor maridaje entre el sabor ácido de los frutos rojos y el chocolate intenso.

En el segmento tradicional, la firma lanza el Surtido de Turrones 200g, una combinación de porciones de turrón duro, caramelo y crocanti. Su nuevo packaging incluye una gran ventana transparente que permite ver el producto, lo que facilita la elección de las piezas y resulta muy apropiado como regalo. Dentro de esta gama, muchos de los productos estrenan también un nuevo formato más actual y elegante, con un frontal más estrecho que estiliza las tabletas y facilita su consumo.

En la línea tradicional destacan los nuevos Polvorones de Almendra, con un  sabor más intenso y agradable textura. La marca quiere recuperar este tradicional producto, añadiendo un alto porcentaje de almendra en su elaboración, como ya se hacía en La Confitería Delaviuda hace más de cincuenta años.

Además, con el firme deseo de contribuir al bienestar medioambiental, la línea Gourmet reduce a la mitad sus materiales en el envase, eliminando el estuche de cartón y utilizando únicamente el pet impreso. Esto repercute de manera importante en una menor utilización de materias primas como el papel, energía y agua, y supone una gran reducción de los residuos para el reciclaje.

Sobre Delaviuda Confectionery Group

Los inicios de Delaviuda CG datan de principios del siglo XX en la localidad de Sonseca (Toledo) con Delaviuda Alimentación, S.A., compañía líder en el sector del turrón, mazapán y otros productos de confitería, que produce y comercializa  con las marcas La Confitería Delaviuda y El Almendro. En el año 2009, se incorpora al Grupo Artenay Bars, SAS, empresa francesa, referente a nivel europeo en la producción de barritas y muesli crujiente. Recientemente, Delaviuda CG, junto con otro socio, ha puesto en marcha un nuevo proyecto, Almendralia Ibérica SL, consistente en la explotación de almendros, a través del cual el Grupo participa activamente en el origen de la cadena de valor de su actividad principal.

Hoy en día, con la tercera generación de la familia a cargo de la gestión del Grupo, Delaviuda CG continúa teniendo una visión clara y ambiciosa: reforzar su liderazgo mundial del “Turrón y mazapán de España”, ser un Grupo de referencia internacional de confitería y de barritas y destacar por su compromiso con el sector agrícola español a través de la inversión y gestión de nuevas plantaciones de excepcionales almendras para incorporarlos a sus turrones y mazapanes.

Fuente:  tusmedios.es

Share

La Feria del Dulce desvelará las nuevas variedades de turrón del 27 al 29 de noviembre

sábado, 21 de noviembre de 2015 Comments off

feria_casinos_2015-680x394La Diputación de Valencia patrocinará el tradicional cita gastronómica de Casinos

La Feria del Dulce Artesano, Paladillas y Turrones de Casinos que se celebrará del 27 al 29 de noviembre contará con el patrocinio de la Diputación de Valencia. El certamen gastronómico servirá para dar a conocer las nuevas variedades de turrón a los cientos de vecinos de Camp de Túria que se desplazan cada año hasta la localidad antes de las fiestas navideñas.

La diputada de Turismo, Pilar Moncho, se ha reunido hoy con el alcalde de Casinos, Miguel Espinosa, para tratar temas relacionados con el turismo de la localidad del Camp de Túria.

En esta primera toma de contacto, Espinosa ha solicitado la colaboración de la corporación provincial para celebrar la nueva edición de la Feria del Dulce Artesano, Peladillas y Turrones de Casinos, que tendrá lugar del 27 al 29 de noviembre.

El alcalde ha explicado que, como es tradición, los artesanos de Casinos presentarán el certamen gastronómico las tradicionales peladillas y dulces y darán a conocer las nuevas variedades del turrón para las próximas Navidades.

El primer edil popular ha añadido que además de los tradicionales dulces navideños se expondrán al público otros productos gastronómicos de la zona y se ofrecerán actividades para toda la familia durante el último fin de semana de noviembre.

Pilar Moncho ha expresado su disposición para atender la petición del alcalde del PP y patrocinar “un certamen totalmente consolidado, que ofrece una alta calidad en los productos a los miles de visitantes que se acercan a Casinos cada año”.

Fuente: infoturia.com

Share

Los turrones y dulces navideños toman impulso

sábado, 21 de noviembre de 2015 Comments off

El sector de turrones y dulces navideños representó el pasado año un volumen de facturación de 289 millones de euros, con un incremento del 5% respecto a 2013, según los datos de la Asociación Española del Dulce (Produlce) en la que se integra el sector turronero. Este crecimiento supondría una mejora sustancial de las ventas sectoriales, ya que la evolución en 2013 con relación al año anterior fue solo de un 1,3%.

Esta progresión, en todo caso, tiene su base en un incremento de los precios, ya que la producción total solo creció un 3,5%, situándose en un volumen de 31.729 tm (tras dos años de caídas (-2,4% en 2013 y -3% en 2012), y también en la espectacular subida de las exportaciones, que crecieron un 12% (por un 7,2% en 2013).

El mercado nacional, que representa el 85% de las ventas totales, absorbió 26.983 tm, con una subida interanual del 2,1%, superando el bache de 2013, cuando el mercado interior perdió un 3,8% de su volumen. A su vez, las exportaciones sectoriales fueron de 4.746 tm y, pese a que suponen solo el 15% del volumen de la producción de las empresas, están protagonizando una evolución muy positiva en los últimos años, como se ha dicho anteriormente, con lo que el sector goza de una balanza comercial netamente positiva y un prestigio reconocido en todo el mundo.

Según Produlce el principal destino de las exportaciones es la Unión Europea (especialmente Alemania, Reino Unido y Francia), y fuera de las fronteras europeas el gran destino exportador es Estados Unidos y Latinoamérica, aunque también países tan diversos como Rusia, Israel, Jordania, e incluso China y Japón.

turrones_2015_1

La subida de la almendra hace sufrir al sector

Hay que destacar que un año más la rentabilidad del sector está seriamente marcada por la subida de la materia prima básica para estos productos, la almendra, cuyo precio está subiendo de campaña a campaña entre el 15 y el 25%, lo que hace difícil gestionar la política de precios y márgenes y por tanto la rentabilidad de las empresas.

El mix del mercado que ofrece la asociación de fabricantes, muy básico, tiene un perfil del 82% del consumo correspondiente a turrones y un 18% a mazapanes y otros productos de Navidad, mientras que IRI detalla una segmentación más amplia para el canal libreservicio que analiza esta consultora.

Por categorías de producto, los turrones de todo tipo representaron en el periodo 2014/15 el 51,7% del mercado, mientras que las llamadas especialidades festivas (polvorones, mantecados, roscos, marquesas, etc.) captaron un 22,9%; los huevos y formas de chocolate representaron el 17,1%, mazapanes y panes, el 4,6%, y las figuras de Pascua y Navidad, el 3,7%.

Y profundizando en la composición del mercado, el peso de los diferentes segmentos es el que se ofrece en el cuadro adjunto, en el que destacan los turrones de chocolate, con más de una quinta parte del valor del mercado, seguidos de los tradicionales turrones blando y duro y otras especialidades festivas.

Como se ve en el cuadro siguiente, la marca blanca se ha adueñado también de este sector, en el que capta casi la mitad de la categoría de turrones y tortas, la más significativa de este mercado. Por detrás, aunque a una distancia abismal, se sitúan la tradicional líder del segmento de turrón de chocolate y Delaviuda.

Los turrones tradicionales y con IGP, a la baja

Esta es una de las tendencias que se marcan en el sector. Los turrones tradicionales, las tortas siguen registrando descensos, año a año, en favor de otras variedades más “modernas” y, sobre todo, del “valor seguro” que representa el chocolate. Y eso pese a que algunos de los fabricantes más significativos también están apostando por desarrollar productos de calidad “gourmet” con materias primas de altísima calidad.

En el caso de los turrones amparados por las IGP Jijona y Turrón de Alicante, el descenso es igualmente una tendencia consolidada, sin que parezca tener solución a corto plazo. Los datos ofrecidos por el Consejo Regulador implican una pérdida del 20,5% en el número de contraetiquetas de las IGP desde 2010, que han pasado de 24.588.634 a 19.560.893 en este lustro. Sin duda un problema de difícil solución.

turrones_2015_2

Características nutricionales

Según Produlce, los fabricantes ofrecen una gran variedad de productos adaptados a las necesidades de los consumidores, poniendo a su disposición productos diferenciados, que consumidos de forma moderada, tienen cabida en una dieta variada y equilibrada. Los turrones y mazapanes tradicionales se elaboran a partir de ingredientes de la tierra: azúcares, miel, almendras… lo que les convierte en productos energéticos, con un perfil lipídico muy adecuado, con cantidades importantes de grasas mono y poliinsaturadas y con pequeñas cantidades de grasas saturadas.

Y según el Consejo Regulador de Jijona y Alicante, en el análisis bromatológico de los turrones destaca la presencia de grasas vegetales, variando su cantidad en función del tipo y la calidad del producto. Estas grasas son todas procedentes de la almendra y con una composición de ácidos grasos semejantes al del aceite de oliva. El porcentaje de ácidos grasos saturados es sólo del 8%, siendo los monoinsaturados (principalmente oleico) un 74% y los poliinsaturados (linoléico), un 18%, importantes por ser esenciales en la dieta humana. Otra característica importante de la grasa del turrón es su ausencia de colesterol.

Destaca también la presencia de azúcares, en su mayoría mono o disacáridos y es importante la presencia de proteínas (13%-16%). En la composición de estas proteínas, hay siete de los nueve aminoácidos esenciales para el cuerpo humano. Por último, el turrón es rico en vitaminas y sales minerales. Las vitaminas más abundantes son la A, E y parte del complejo vitamínico B. y en cuanto a las sales destaca la presencia de potasio y fósforo.

Fuente: qcom.es

Share

Roscón de Reyes

viernes, 3 de enero de 2014 Comments off

rosconreyestrufaAhora que es la época del Roscón de Reyes, publicamos una pequeña información sobre este dulce navideño.

El roscón de Reyes (denominado también rosca de Reyes (Hispanoamérica) o rosco de Reyes) es un bollo elaborado con una masa dulce con forma de toroide adornado con rodajas de fruta cristalizada (escarchada) o confitada de colores variados, suele rellenarse de nata montada o crema, en la actualidad también de moca, trufa o chocolate, y se introducen en su interior “sorpresas” que descubren los niños al comer (figuritas de virgen y San José y el Haba, señal de que a quien le caiga debe pagar el roscón). Se sirve en España para merendar el día 6 de enero denominado día de Reyes y es propio de su repostería. También tiende a partirse el día 6 de enero por costumbres en México.1

Por influencia posterior este bollo navideño se sirve igualmente en otros países hispanos (principalmente en Argentina y en México) durante las mismas fechas, así como en Portugal. Es frecuente que se acompañe de una taza de chocolate. Se puede servir en el desayuno o en la merienda. La masa con la que suele estar elaborado se aromatiza con agua de azahar, que le proporciona un aroma característico.

Historia

El origen del roscón parece estar relacionado con las saturnales romanas  aunque en la actualidad algunos lo relacionan con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento, aun cuando la tradición de la corona de adviento es muy posterior en España, lo que hace muy dudosa esa relación. Éstas eran fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Desde los romanos existían juegos del haba en la península ibérica.

Tradición de la rosca de reyes

Julio Caro Baroja recoge en su obra “El Carnaval” dos testimonios del siglo XII sobre el Roscón de Reyes o el Rey de la Faba; el primero corresponde al Reino de Navarra, donde en 1361 se designaba Rey del Faba al niño que encontraba el haba en el roscón (como en la actualidad); el segundo testimonio corresponde a Ben Quzman, poeta andalusí, quien en su Cancionero describe una tradición similar con una torta (hallón o hallullo, vocablo que permanece en Granada) en el año nuevo que contenía una moneda. Tradiciones ambas que se han conservado durante siglos.

En Francia toman le Gâteau des Rois, también llamado Couronne des Rois, que es idéntico al roscón, y la Galette des Rois propia del norte del país, que se hace con masa de hojaldre y se puede rellenar con una crema a base de almendras molidas, azúcar, algo de mantequilla y yema de huevo.

Es muy probable que de la tradición española (Navarra, Andalucía, etc.) derive la tradición del Tortell de Reis. En cualquier caso, la popularidad del roscón de Reyes en el conjunto de España es relativamente reciente y en algunas zonas como la Comunidad Valenciana, de pocos años.

El pastel que se hace en los países latinos tiene forma de rosca, más o menos imitando una corona real, cubierto de frutas escarchadas, que semejan las joyas de la corona, y tenía escondida en su interior una pequeña sorpresa, a veces de gran lujo y valor.

Expansión a otras culturas

Curiosamente esta torta es conocida en la cocina lusa como “Bolo Rei” y, aunque no es igual en ingredientes, la costumbre sí lo es. En México la tradición fue importada en el siglo XVI desde España, y es costumbre en muchos sitios del país merendar la Rosca de Reyes con chocolate caliente o atole, además de adornarla con miel y frutos del desierto, como dátiles e higos.

Servir el roscón

El Roscón de Reyes original (o clásico) no suele llevar ningún acompañamiento o ingrediente añadido pero desde el último tercio del S. XX se preparan variedades con nata, crema, crema de chocolate o cabello de ángel en su interior, y suele contener de uno o más regalos o “sorpresas” según el tamaño del roscón, u obsequios y un haba.

En España el roscón debe contener un haba, quien la encontraba desde épocas remotas (esta tradición puede remontarse a la época romana) era el rey de la reunión (lease Caro Baroja “El Carnaval”). Pero hay lugares de España en los que hasta se ha llegado a insertar dentro del roscón dinero en efectivo, haciendo que la grata sorpresa de la persona que lo recibe se duplique aun más. En cambio en otros lugares la tradición es que cuando encuentras el haba has de pagar el roscón o si no pagar el próximo, mientras que se inserta una figurilla que es la que da el derecho a ser el coronado.

Variantes

Las variantes de este bollo tradicional español pudieron provenir bien de la influencia directa de la repostería francesa o de la repostería española. Sea cual fuese la tradición de origen es posible encontrar en diversas partes del mundo bollos similares.

El niño o muñeco

En México, la representación de la Natividad se incorpora a la ‘rosca de reyes’, en donde se incrustan en el pan uno o varios muñequitos escondidos alusivos a Jesucristo, simbolizando que el niño tuvo que ser escondido y protegido en los días del relato. Originalmente, el muñeco se hacía de porcelana o cerámica, y actualmente es de plástico resistente al calor. Normalmente, la cantidad de niños en el pan dulce varía de acuerdo con el tamaño de la rosca aunque puede solicitarse una cantidad determinada e incluso no tener ninguno.

La persona que encuentre el muñeco se compromete a dar una fiesta y preparar tamales para todos los presentes durante el Día de la Candelaria (2 de febrero), celebración en la que se acostumbra ofrecer tamales y atole.

Fuente: Wikipedia

Share

Turrones de autor y panettones artesanos compiten con la tradición

viernes, 20 de diciembre de 2013 Comments off

turrones-celler-can-roca-2013Turrones creados por estrellas de la alta cocina como los hermanos Roca o Albert Adrià, con originales sabores y formas, y panettones artesanales también con firma de autor compiten este año con la tradición como colofón de las comidas y cenas navideñas.

Los hermanos Joan, Jordi y Josep Roca, al frente del considerado mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca (Girona), han expresado por primera vez sus personalidades en tres turrones en forma de roca, diseñados en colaboración con el maestro chocolatero Damian Allsop y que se presentan juntos en una caja desmontable.

La roca del chef Joan está elaborada con chocolate al 70 %, chocolate con leche, aceite de oliva y sal; la del sumiller Josep con chocolate al 70 % y frutos rojos y la del maestro repostero y benjamín de la familia, Jordi, combina chocolate al 70 %, regaliz y mandarina.

También debuta en este sector Albert Adrià, quien propone, siguiendo la línea de postres que creó para elBulli, “un nuevo concepto de turrón que combina la alta gastronomía y la tradición turronera de Torrons Vicens”, de Agramunt (Lleida), en colaboración con el maestro de esta centenaria empresa Ángel Velasco.

Turrón de frambuesa con mazapán de esta fruta y azúcar de flor de violeta, de piña colada (mazapán de coco al ron con gelatina de piña), Barcelona (crema catalana con praliné de carquiñolis y caramelo), raíces (trufa con toffe y mazapán de yuzu) y pisada lunar (trufa al romero con crujiente de avellana y frambuesa) son una alternativa a las tradicionales tabletas de almendra y miel.

Nombres propios de la repostería creativa española también apuestan por la innovación. El premiado Oriol Balaguer, formado en elBulli, ha elaborado un turrón para niños, decorado en versión Papá Noel y Reyes Magos, de crema de avellanas con cereales cubierto con chocolate blanco.

Para adultos propone el turrón de oro, con envoltura dorada de chocolate y texturas crujiente y líquida gracias a la crema de avellanas con toffe y las perlas crujientes con chocolate negro “grand cru”. También una línea de postres con el cacao como protagonista, como la escultura árbol de Navidad y las bolas navideñas.

El alicantino Paco Torreblanca, reconocido como uno de los mejores pasteleros del mundo, suma este año una nueva elaboración de inspiración tropical a su oferta turronera artesanal: el turrón de ron Barceló Imperial, con este destilado, chocolate al 70 %, praliné de almendras y avellanas y un panecillo de oro de 23 quilates.

En esta línea de utilizar destilados “premium” ha trabajado para estas Navidades el premiado repostero José Fernández, de Nunos Pastelería (Madrid), quien se ha inspirado en siete postres navideños de otros tantos países para crear una línea de turrones de chocolate que armoniza con cócteles, en colaboración con la multinacional de bebidas alcohólicas Diageo, explica a Efe.

Con whisky de Escocia y su tradicional “plum cake” crea un turrón especiado con pasas y naranja, y transforma en tronco de Navidad francés en gianduja de leche de avellanas con arándanos y licor de naranja. El rompope guatemalteco se convierte en un ponche con almendras y los buñuelos de México en un turrón con miel, anís y tequila.

La línea se completa con su adaptación de las rosquillas de almendra de Holanda, del puding británico y del plum pudding irlandés, “uno de los que más gustan” porque es “el más dulzón” al incorporar crema de whisky, apunta Fernández.

Junto a estos turrones fuera de lo convencional, dulces navideños de otros países ganan espacio en las mesas españolas.

Paco Torreblanca introdujo sus versiones artesanales del tradicional panettone italiano -de chocolate, de gianduja y de naranja- con un éxito que ha abierto camino en España a este postre.

Torreblanca, que acuerda de cuando tenía que regalarlos porque “no los vendía”, explica que su secreto está en hacerlo “muy ligero y con los mejores ingredientes”. Eso le ha valido que en Italia le piropeen con la frase: “el mejor panettone italiano lo hace un español”.

El consagrado Oriol Balaguer los prepara de chocolate y de frutas, y el joven catalán Miquel Saborit, debuta este año con una gama de cinco panettones y pandoro “totalmente artesanales, con ingredientes de la máxima calidad y sin aditivos artificiales ni conservantes, a diferencia de la mayoría de los industrializados que se encuentran en las cadenas de supermercados”, dice a Efe.

Su secreto, detalla, es elaborarlos con masa madre natural cultivada en su obrador de Torelló (Barcelona). Sabors, su colección de presentación, se compone del panettone de pasas y fruta, de chocolate y pera, de pasas, fruta y almendras; de cereza negra y pistachos y el pandoro de miel.

Fuente: Canarias 7

Share

Buenas previsiones en la venta de turrón y dulces navideños

viernes, 13 de diciembre de 2013 Comments off

Produlce-logoLa Asociación Española del Dulce (Produlce) confía en que, “como mínimo, se mantenga el consumo interno del pasado ejercicio.

Los consumidores españoles ya han degustado a lo largo de noviembre los tradicionales y más innovadores dulces navideños y lo han hecho en mayor medida que en el mismo mes de 2012, según han coincidido en apuntar a Efeagro varias fuentes del sector industrial y artesanal.

En septiembre, las fábricas de turrón, mazapanes, mantecados y peladillas tenían ya planificada su producción, a la espera de que las salas de ventas de hipermercados, supermercados y pastelerías cambiaran la decoración de Halloween por la navideña a partir del 2 de noviembre.

“Esta temporada se presenta mucho mejor que la de 2012?, han afirmado desde la Asociación Española del Dulce (Produlce), cuyos asociados confían en que, “como mínimo, se mantenga el consumo interno del pasado ejercicio”.

Las bajadas del año anterior

En 2012, según Produlce, la crisis económica y en particular la desaparición de la paga extra de los funcionarios y la subida del IVA recortó un 4,8 % las ventas de dulces navideños en el mercado nacional, que alcanzaron las 27.466 toneladas (sin incluir las de mantecados).

Dicho descenso de ventas se vio en parte compensado por el alza de las exportaciones, que aumentaron en 2012 un 10,9 %, hasta las 3.951 toneladas, y que constata la creciente popularización de turrones y mazapanes en el exterior, donde son considerados “dulces españoles”, desligando en gran medida su consumo de la Navidad.

Alemania es el primer exportador, seguido de Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Portugal, aunque, según la patronal de fabricantes de turrón y mazapán, hay crecimientos muy importantes de pedidos en países árabes, donde la miel y los frutos secos son ingredientes habituales de su cultura culinaria.

Fuente: EFEAgro

Share

Más optimismo en la industria del mazapán de Toledo

sábado, 7 de diciembre de 2013 Comments off

mazapanesUn mes de la Navidad, el sector del mazapán toledano afronta la época del año de mayor consumo de este dulce con más optimismo que en los dos años anteriores, en parte porque los funcionarios recuperarán la paga extraordinaria navideña y en parte porque perciben más ilusión en la sociedad.

La provincia de Toledo produce unos tres millones de kilogramos de mazapán al año, aunque con diferencia entre las grandes empresas, como Delaviuda (Sonseca); las de mediado tamaño, como Mazapanes Peces (Consuegra), y los obradores como Santo Tomé, en la capital.

Según explica el presidente de laIndicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Mazapán de Toledo’, Cándido Peces, esperan que esta próxima campaña navideña “sea algo mejor” que el año pasado, sobre todo por la “recuperación económica general del país” y porque los funcionarios han recuperado su paga extraordinaria de Navidad.

“Porque la paga extra se dedica a esto precisamente, a gastos extraordinarios, como el consumo en la Navidad. Y el año pasado afectó bastante el recorte de la paga extra al sector del turrón y el mazapán”, dijo Peces.

Entre las de mediano tamaño, está la empresa de Cándido Peces -Mazapanes Peces, de Consuegra (Toledo)- que cuenta con una plantilla de 60 trabajadores y elabora una veintena de productos diferentes.

El año pasado no hubo un “descenso considerable” en las ventas de Mazapanes Peces pero sí disminuyó, ha asegurado su gerente. “En mi empresa observé que todos mis clientes compraron, pero moderaron el consumo y en vez de comprar dos kilos de mazapán compraban uno”, indicó.

La zona de producción de la IGP ‘Mazapán de Toledo’ es toda la provincia de Toledo, en municipios como La Mata, Consuegra, Sonseca o El Carpio de Tajo, y engloba a una decena de empresas.

En cuanto a la ciudad de Toledo, uno de los obradores artesanales de referencia es Santo Tomé, fundado en 1856 por Francisco Martínez y que está gestionado por la sexta generación y permanece en el mismo inmueble del siglo XVII, en plena judería.

Inés Gárate, gerente de Santo Tomé, indicó a Efe que la plantilla del obrador alcanza los 42 empleados fijos, con una media de antigüedad de 26 años en la empresa, y 30 fijos-discontinuos que han comenzado a trabajar esta pasada semana de cara a la producción intensiva en Navidad.

Uno de los veteranos maestros del mazapán en esta empresa es Rafael Agudo, que lleva cuarenta años en Santo Tomé y es el experto repostero en elaborar las ánguilas. “Creo que el 90 ó el 95 por ciento las habré hecho yo”, asegura.

La producción anual de este taller se sitúa en los 50.000 kilogramos de mazapán, aunque en los veinte días previos a Navidad producen “casi lo mismo” que durante el resto del año. Y los días “punta” la molienda llega a los 350 kilos diarios.

Fuente: EFE Agro

Share