Archivo

Entradas Etiquetadas ‘dulces navidad’

Los 10 dulces navideños más típicos de España

sábado, 9 de diciembre de 2017 Comments off

La época de compras que está a punto de comenzar incluye, sin remedio, algunos de los dulces navideños que no pueden faltar en ninguna mesa española durante estas fechas tan entrañables.

Los amantes de la Navidad tienen en la gastronomía una excusa perfecta para olvidarse de la báscula durante varias semanas y disfrutar de los dulces navideños típicos de España que inundan cocinas y supermercados desde finales de noviembre a principios de enero. Turrones, polvorones, mantecados o mazapanes son algunos de los más consumidos que te mostramos en Skyscanner. ¿A cuál estás ya pensando hincarle el diente?

1. Turrón

El dulce típico de Navidad por excelencia se elabora básicamente con miel pura de abeja, azúcar, almendras y clara de huevo. Aunque en la actualidad hay decenas de variedades, desde pistacho a Lacasitos, pasando por trufa o coco, las dos más populares siguen siendo duro y blando. La Indicación Geográfica Protegida Jijona y Turrón de Alicante vela por la calidad de uno de los productos con más historia de nuestro país, cuyo origen se ubica en la península arábiga. Algunos estudios aseguran que el turrón ya existía en la Villa de Sexona (actual Jijona) en el siglo XVI. De gran poder energético, rico en glúcidos, grasas vegetales y proteínas, es imprescindible en la dieta mediterránea.

2. Mazapán

Aunque en Toledo se consume durante todo el año, el mazapán es otro símbolo de la gastronomía navideña. La primera referencia escrita sobre él se remonta a 1577 y se cree que su origen es árabe, aunque hay quien asegura que nació en el convento de San Clemente, en la capital castellanomanchega, a manos de sus monjas, cuando la ciudad estaba sitiada y había una gran necesidad de alimentos. Almendras y azúcar machacados con una maza dieron lugar al ‘pan de maza’, que cuenta desde hace años con su propia I.G.P. ‘Mazapán de Toledo’. El ‘pan de Cádiz’ o el ‘pastel de Gloria’, ambos originarios de Andalucía, son algunas de sus versiones.

3. Polvorón

Esta pequeña torta de manteca de cerdo, harina de trigo tostada, almendras molidas y azúcar es típica de Andalucía, en especial, de Estepa, en Sevilla. Se denomina polvorón porque al añadir la harina que adorna este dulce típico de España parece que hay polvo. El Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida ‘Mantecados de Estepa y Polvorones de Estepa’ garantiza el cumplimiento de unos requisitos superiores a los exigidos para el resto de productos de la misma clase o variedad. También son populares los de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Tordesillas (Valladolid), Fondón (Almería) y Pitillas (Navarra).

4. Roscón de Reyes

Este bollo de masa dulce adornado con rodajas de fruta escarchada es uno de los dulces navideños más solicitados. Es difícil encontrar una casa en España donde no se sirva roscón para desayunar o merendar el Día de Reyes. Suele rellenarse de nata montada o crema, y cada vez más, de chocolate, trufa o moca. En su interior es fácil encontrar a modo de sorpresa pequeñas figuras, monedas o billetes, o la tradicional haba, señal de que serás tú quien tenga que pagarlo. Su origen está relacionado con las Saturnales Romanas o “fiestas de esclavos” en las que el pueblo celebraba el final de los trabajos del campo con unas tortas redondas que escondían una haba seca.

5. Cordiales

Almendras, huevos, azúcar y cabello de ángel son los ingredientes principales para elaborar cordiales, uno de los dulces navideños típicos de Murcia y las tierras levantinas. Inventados dentro de los muros de un convento, al igual que muchos otros postres nacionales, su receta ha ido pasando de generación en generación, y su popularidad se ha extendido a lo largo y ancho de la piel de toro. Aunque unos 100 gramos de cordiales contienen alrededor de 500 calorías, se trata de un producto muy natural, sin ningún tipo de grasas nocivas para el organismo. Suelen consumirse durante la sobremesa, acompañados de café o infusiones.

6. Rosco de vino

Otro de los dulces de navidad típicos de España que no pueden faltar tras una comida o cena durante esta época festiva son los roscos de vino. Una de las particularidades de estas galletas en forma de rosquilla es que contienen una pequeña cantidad de vino dulce y frutos secos, y, una vez terminados, se cubren con azúcar glass para tomar ese peculiar aspecto nevado. Además de esta bebida, se elaboran con harina, azúcar, aceite de oliva, ralladura de limón, ajonjolí y aguardiente. Son especialmente reconocidos los de Málaga (con vino de la tierra entre sus componentes) y Castilla La Mancha.

7. Peladilla

Esta almendra confitada es típica de la Comunidad Valenciana y, además de dulce navideño, se ofrece como regalo a invitados en bautizos. La primera fábrica de peladillas fue Emilio Reig, que cerró sus puertas a finales de los sesenta y se ubicaba en Alcoy (Alicante). Ésta localidad sigue siendo, junto a Casinos, en Valencia, la productora de peladillas más importante de España. En Casinos se han introducido nuevas variedades que incluyen diferentes tipos de chocolate, y cada último fin de semana de noviembre celebra la popular Feria del Dulce Artesano, Peladillas y Turrones, cita imprescindible para los más golosos de la casa.

8. Mantecado

Aunque se consume en cualquier época del año, la Navidad aumenta las ventas y el consumo de uno de los dulces de navidad típicos. Su origen es andaluz, debido a un excedente de manteca de cerdo y cereales, y data del siglo XVI, aunque los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de elegir Antequera o Estepa como su cuna. También destacan por su calidad los fabricados en Portillo y Tordesillas (Valladolid), así como los de Rute (Toledo). Nombrado Denominación de Origen Protegida en 2011, los más tradicionales son ‘de artesanía’, moldeados a mano; ‘doble de canela’, típicos de Antequera; de almendra, chocolate o limón.

9. Hojaldrina

Similar al polvorón y al mantecado, la principal diferencia con éstos radica en las capas de hojaldre de su interior, que cambia por completo su textura. Grasa de cerdo, harina de trigo, azúcar, zumo de naranja y vino son los principales ingredientes de este indispensable de la gastronomía navideña. La empresa Productos Mata, de Alcaudete (Jaén), elabora hojaldrinas con marca registrada desde 1927, habiendo llevado el nombre de este municipio andaluz por medio mundo y manteniendo hoy en día la receta original realizada con los mismo productos naturales.

10. Alfajor

Propio de las reposterías murciana y andaluza, el alfajor se elabora a partir de una pasta de almendras, nueces y miel. Bien sea en forma de cilindro o como relleno entre obleas de harina de trigo, los alfajores son los últimos de esta apetecible lista de dulces típicos de Navidad. Su nombre proviene del hispano-árabe ‘al-hasú’, que significa ‘el relleno’. Mientras que en Murcia se le añade avellanas, azúcar, pan rallado, anís, clavo y canela, la versión de Medina-Sidonia, en Cádiz y con su propia I.G.P., incluye ajonjolí, canela, cilantro y matalaúva, y su consumo se extiende durante todo el año.

Fuente: Skyscanner.es

 

Share

Postres típicos de las fiestas Navideñas

sábado, 24 de diciembre de 2016 Comments off

Ya queda poco para la Navidad, una época llena de celebraciones con grandes comidas y dulces típicos.

En Navidad los manjares se multiplican pero la gran importancia la tienen los postres, que llenan de colorido y dulzor las mesas de todas las casas.

Vamos a ver que postres son los más típicos para estas fechas:

Polvorones y mantecados

La historia de los polvorones y mantecados data de muchos años atrás, concretamente vienen de Andalucía, Estepa, gracias a su trigo y la manteca de cerdo.

Sus ingredientes son: La harina de trigo, la grasa de cerdo y el azúcar. La mayor diferencia entre ellos se encuentra en que el polvorón lleva almendras y sólo se consume durante esta época del año, mientras que los mantecados se consumen durante todo el año en muchas regiones de España.

El polvorón viene envuelto en papel, y como siempre se despedaza lo apretamos antes de abrirlo, en cambio el mantecado como lleva menos harina, y lleva clara de huevo que hace que se apelmace, no se desmenuza tan facilmente.

La forma también cambia entre ellos, el mantecado suele ser cuadrado mientras que el polvorón es redondo.

Turrón

Aunque haya muchos postres típicos navideños, el producto estrella es el turrón, un dulce de origen árabe que se obtiene por la cocción de miel y la incorporación de almendras tostadas peladas y clara de huevo, al que se le da forma de tableta rectangular. Uno de los más importantes y famosos es el de jijona. Peor los hay de muchos sabores y combinaciones.

Mazapán

Este es otro de los postres más famosos de nuestra tierra, no existe la Navidad sin mazapán

Se elabora con almendra y azúcar y suele hacerse en forma de figuritas.

Rosco de Reyes

Es un bollo de masa dulce elaborada en forma de rosco y adornado con fruta confitada por encima. Suele rellenarse de nata montada o crema y en su interior se introducen “sorpresas” que se van descubriendo al comer. Se sirve para postre en la comida del día de reyes.

Rosco de vino

Es un dulce de Navidad de gran tradición, se elabora utilizando vino de Málaga, moscatel que le da un toque especial y muy buen sabor.

Se preparan con harina, manteca de cerdo, almendras, canela, anís, ajinjolí, clavo y el vino dulce de Málaga.

Tronco de Navidad

Es un postre de Francia pero en navidades se sirve en diferentes puntos de Europa.

Tal y como su nombre indica, el postre suele prepararse para que parezca un tronco.

Este tronco se hace con bizcocho esponjoso, rectangular y plano, se unta con crema y se enrolla para obtener un cilindro, a continuación se vuelve a untar por fuera. La combinación más común es un bizcocho básico, untado y relleno con crema de mantequilla de chocolate o café.

 

Fuente:  noticiashuesca.com

 

Share

Los fabricantes de turrones y mazapanes esperan crecer en torno al 4% este año

martes, 6 de diciembre de 2016 Comments off

La industria española de turrones y mazapanes prevé acabar este año 2016 con un crecimiento de entre un 3% y un 4%, tras el impulso para las ventas que supone la campaña de Navidad. Así lo ha adelantado Produlce, la asociación de la que forman parte los fabricantes de Turrones y Mazapanes, que ha presentado este jueves en Madrid los principales datos del sector, las previsiones para la campaña 2016-2017, así como las principales novedades de las marcas.

Bajo el lema “Saborea la Navidad”, “Lo bueno se hace esperar”, el director de marketing de Chocolates Lacasa y portavoz de Produlce, Luis Román, y Rubén Moreno, secretario general de la asociación, acompañados del mediático cocinero Pepe Rodríguez, del restaurante El Bohío, han dado el pistoletazo de salida a la Navidad.

Luis Román ha explicado que el sector espera cerrar un año “muy bueno” por la confianza del consumidor, por la buena evolución de las exportaciones y por la innovación que están llevando a cabo las empresas. Esta industria, que España lidera en el mundo, cerró el año 2015 con una facturación total de 307 millones de euros, lo que supuso un incremento del 6,3% respecto a 2014; en un año en el que la producción alcanzó 32.000 toneladas. El sector genera 3.500 empleos directos, con picos muy altos coincidiendo con la preparación de la campaña de Navidad.

Las exportaciones de este sector se incrementaron en 2015 un 9,5% en volumen -hasta las 5.197 toneladas- y un 12% en valor, alcanzando ya los 50 millones de euros. Esta favorable evolución refuerza la tendencia de los últimos años, que acumula desde 2009 un crecimiento del 67,4% en volumen y del 21,3% en valor. “La buena imagen de nuestros productos fuera de nuestras fronteras apuntala un sector que goza de calidad reconocida dentro y fuera del país”, según ha explicado Román. El 82% de las exportaciones se ha destinado a los países de la Unión Europea como Portugal, Reino Unido e Italia; el 12% se destina a América y un 6% a Asía y resto del mundo. Román ha explicado también que en lo que va de 2016 las ventas al exterior se han elevado un 5%, y crecerán más con la campaña de Navidad.

El turrón de chocolate lidera el consumo

En España el consumo per cápita de turrones y mazapanes es de 580 gramos. De ellos un 80% corresponde a los turrones y el 20% restante a mazapanes y otros productos de Navidad. El turrón de chocolate lidera el consumo -ya supone un tercio del total de los turrones comercializados-, seguido muy de cerca por los turrones tradicionales –duro y blando-; y a bastante distancia le siguen el resto de dulces típicos de estas fiestas.

Rubén Moreno, secretario general de Produlce, ha destacado que la innovación se ha convertido en la clave para este sector ya que las ocho empresas que la integran -Almendra y Miel, Delaviuda, Dulces El Avión, Mazapanes Peces, Virginias, Lacasa, La Logroñesa y Torrons Vicens- apuestan por ofrecer fórmulas atractivas, de calidad y nuevas texturas como motor para impulsar las ventas. Estas empresas, además, aprovechan todos los canales de comercialización, incluido el comercio online. Las compañías que forman parte del Comité Sectorial de Turrones y Mazapanes de Produlce representan aproximadamente el 50% del mercado.

La innovación del sector

El sector se esfuerza en adaptar sus productos a las necesidades de los diferentes segmentos de consumidores, con fórmulas atractivas y de calidad, tanto en formato como con nuevos ingredientes, lanzando nuevos productos sin azúcar o con otras necesidades nutricionales. Por otra parte, la innovación es muy importante, no sólo por sorprender cada año, sino por continuar con la tarea de desestacionalizar estos productos, con variedades que permitan tener nuevos usos del turrón o el mazapán, en productos y formatos novedosos durante todo el año, “tanto para los consumidores como en el canal Horeca”, ha destacado Moreno.

El secretario general de la asociación ha detallado las apuestas de las distintas marcas que están en Produlce para la presente campaña de Navidad. A destacar dos de las aportaciones de la empresa Almendra y Miel: el concepto Bandejas Selección 1880 -que ya ha sido premiado por los consumidores como Producto del Año 2016-, o el de turrones clásicos con distintas formas -árbol calcetín o campana- que se podrán colgar como si de un adorno navideño se tratase y personalizar para regalar. Mientras, en su línea innovadora, Torrons Vicens, de la mano del chef Albert Adriá, ha ahondado en el exotismo presentando una gama de turrones con curry de fresas, coco de Thai o de trufa blanca de Alba; además de otros con semillas, calabaza y frutos rojos.

El chef Pepe Rodríguez, que ha dirigido entre los presentes una cata a ciegas de los distintos productos, ha indicado que en Navidad no concibe una casa sin turrón ni mazapán, animando a los fabricantes a seguir innovando: “No se cocina igual que hace 50 años, porque la gente ya no come como antes, y hay que ir adaptándose a los gustos. Creo que tiene que existir la tradición, pero con vanguardia. Y el camino es la innovación”, ha insistido.

Fuente:  revistaaral.com

Share

Asemac estima la venta de roscones en más de 26 millones de unidades estas Navidades

sábado, 3 de enero de 2015 Comments off

La estimación de la producción total de roscones para estas Navidades será de más de 26 millones de unidades. Las empresas integradas en ASEMAC (Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería) elaborarán más de 10,5 millones de Roscones para surtir los hogares españoles en el periodo navideño, lo que representa el 40% del total comercializado y supone un incremento del 3%, con respecto a las ventas del año pasado.

Además de los asociados a esta organización, los consumidores pueden adquirir roscones estos días procedentes de pequeñas industrias especializadas regionales, pero también en panaderías tradicionales y existe una pequeña partida que se importa desde Portugal y se distribuye en todo tipo de establecimientos de panadería.

El Roscón más demandado sigue siendo el elaborado con la receta tradicional, cocido y relleno, compuesto por una masa brioche realizada con ingredientes de primera calidad. A la masa se le da forma circular (tortel), cuidando de que tenga igual grosor en todo su perímetro, se corta por la mitad y se pinta con huevo batido. Finalmente se decora y se rellena.

Frente a esta opción tradicional, se pueden encontrar otros más originales como son los roscones con crema tostada de limón, el roscón invertido -en el que se da la vuelta y se coloca el relleno fuera- o el roscón cremoso de Té Verde japonés, ente otras delicatesen. Además, entre los más sibaritas se ha popularizado la costumbre de quedar con los amigos o familia estos días y maridar el roscón de reyes con diferentes vinos dulces como pueden ser un Pedro Ximénez, un Moscatel o un buen cava. Una experiencia gourmet que está cobrando más adeptos, año tras año.

Lo que también que están cambiando son los formatos. La diversidad de tipos de familias en la sociedad española ha propiciado que cada vez haya más hogares monoparentales o incluso que haya mucha gente que viva sola. En línea con esta diversidad, y en consonancia con otros productos de gran consumo, se realizan formatos más pequeños. Por esta razón, en los últimos años sí que han variado los gramajes de los roscones, extendiéndose cada día más los de ¾ de kg o los de medio kg, en detrimento de los que eran tradicionales de 1 kg.

El sector representado en ASEMAC se ha adaptado con eficacia a los parámetros marcados por los diferentes puntos de venta existentes en el mercado, los cuales a su vez responden a los nuevos hábitos de consumo, actitudes y necesidades de la población actual. Según Felipe Ruano, presidente de Asemac, “la gran distribución demanda, en una tendencia creciente en los últimos años, roscones listos para descongelar y consumir. Sin embargo, el canal tradicional sigue apostando por el roscón crudo, preparado para fermentar, hornear y personalizar en el establecimiento”.

Los fabricantes asociados a ASEMAC conforman un sector alimentario moderno, sometido a los más estrictos controles legales, higiénicos y sanitarios de toda la cadena de valor, por encima de las exigencias de los organismos públicos que velan por la seguridad alimentaria, lo que asegura un producto de calidad en todas las épocas del año.

Precisamente, estas innovaciones aplicadas por la industria y el uso de la tecnología del frío ha hecho posible el trasladar el método de elaboración tradicional del Roscón de Reyes al modo de producción moderno, sin restar un ápice de calidad, pero abaratando considerablemente el coste de producto. La campaña de producción de este dulce navideño se inicia en las empresas semanas antes, para lograr surtir los puntos de venta de más de 10,5 millones de roscones de manera puntual y eficaz, facilitando su comercialización en los dos días en los que se producen la mayoría de las solicitudes.

Fuente: Besana

Share

Turrón, el dulce por excelencia de la Navidad

sábado, 13 de diciembre de 2014 Comments off

En la calidad de este producto influye la elaboración y habilidad del maestro turronero

Es el dulce, por excelencia, que cuando lo vemos en las estanterías de los comercios nos indica que ya llega la Navidad. Conlleva una tradición muy arraigada y siempre nos evoca a una nostalgia de Navidades pasadas. Es curioso saber que en estas fechas anteriores a la Navidad se manda muchos turrones a esos españoles que viven en el extranjero, para ellos no es Navidad sino hay turrón en la mesa. Y curiosamente, sean de ideología o creencia que sean, les hace sentir cerca de casa y de la familia.

Para que se denomine turrón, debe de llevar una proporción de almendra, aunque el ingrediente principal sea otro. Hay varias regiones que elaboran turrones pero los mas populares y consumidos están protegidos por el Consejo Regulador IGP de Jijona. La denominación de origen cubre un radio de 20 km alrededor de Jijona (Alicante) y ha de llevar los sellos del consejo regulador. Los ingredientes son: almendra (preferible, marcona), miel (preferible, de azahar), clara de huevos batidos y azúcar blanquilla.

Los secretos

En la elaboración y calidad del turrón depende en gran medida de la habilidad del maestro turronero que es el que trabaja la masa, controla temperaturas, tiempos de batido y cocción de los distintos ingredientes. Pero también es muy importante los secretos que cada marca de turrón artesanal tiene guardados desde generaciones y que las diferencia de otras marcas. Todos los ingredientes se introducen en el ‘boixet’ o recipiente donde se bate, cuece y arremata la mezcla. Para la cocción se introduce la almendra pelada y tostada, Luego se cuece a temperatura moderada mientras se golpea acompasadamente con un mazo de madera hasta conseguir la masa compacta y deseada. Esto es para el Jijona. Luego hace un bloque grande rectangular y se va cortando en tabletas estas tabletas se deja secar y que escurran el aceite de la almendra durante un par de días, pero la almendra continuará soltando ese aceite, esta es una manera de comprobar su calidad y frescura. El turrón de buena calidad tiene importantes cualidades nutricionales: La miel aporta energía, además de que es fuente de vitaminas y antioxidantes. La clara de huevo tiene un alto contenido en proteínas y demás nutrientes del huevo, pero sin los niveles de colesterol que aporta la yema.

Las almendras son ricas en fibra, antioxidantes y grasas insaturadas (buenas), que fortalecen tu salud cardiovascular. Además de encontrar las clásicas marcas de turrón en las tiendas gourmet, en Valencia encontramos Turrones A. Galiana. Una tienda que elabora turrones desde principios del siglo pasado y que posee un tienda en la C/ San Vicente, 45. Esta tienda, elabora productos de elaboración propia y artesanal. Ofrece la posibilidad de comprarlos al corte, y así puedes elegir la porción que desees, pudiendo adquirir las distintas variedades que ofrece de turrón.

Una gran ventaja ya que puedes hacerte con varias clases sin que luego te queden esos restos que pueden durar hasta el verano. Así que a disfrutar de todas las clases que podemos encontrar, son solo unos días.

Fuente: www.lasprovincias.es

Share

Navidad, dulce Navidad

sábado, 13 de diciembre de 2014 Comments off

Ángela Gallego Mora, integrante del grupo gastronómico El Almirez, impartió una charla sobre la repostería típica de estas fiestas y sus orígenes.

“En nuestra cultura no podemos imaginar unas fiestas sin polvorones, pestiños o turrones. Parece que si no tenemos estos dulces, no ha llegado la Navidad a casa”. Alrededor de esta afirmación giró la interesante charla que impartió ayer en la librería QiQ la integrante del grupo gastronómico El Almirez, Ángela Gallego Mora.

Las tradiciones que acompañan a esta festividad, sus orígenes y los dulces presentes en nuestras mesas y en las de una parte del mundo anglosajón, fueron los ingredientes de un animado recorrido que tuvo un tierno colofón: las delicias que las componentes de este grupo ofrecieron a los asistentes.

Dijo Ángela que la repostería tiene importancia en todas las fiestas, pero que en esta que se celebra ahora cobra una especial relevancia. En nuestra tierra no pueden faltar los turrones, los pestiños, los alfajores, los polvorones, los roscos de vino y el roscón de Reyes. En todos la base es “la harina, el huevo y una grasa, ya sea manteca o aceite. Sobre eso se pueden añadir frutos secos, licor, miel, aromas de cítricos, especias como canela o ajonjolí…”

En su conferencia, Ángela explicó que “hasta el Concilio Vaticano II los días 24 y 25 de diciembre eran fiestas de ayuno y vigilia. En Nochebuena solo se podía hacer una comida al día y tras la Misa del Gallo se popularizó el resopón navideño, que solía consistir en una bebida caliente acompañada de dulces; de ahí la presencia de la repostería en estas fiestas”.

Aunque nuestra tierra destaca por el respeto a estas tradiciones gastronómicas, no debemos olvidar que cada país cuenta con una repostería variada y diferente y que se mantiene con el paso de los años.

Según Ángela “hay dulces de masa fermentada en todos los países como el pan de Navidad alemán, el panettone italiano, o el roscón de Reyes español”. Al respecto del roscón, contó que la tradición del haba dentro de este dulce comenzó en el siglo XIII y que servía como regalo, no como en la actualidad que funciona como castigo.

En cuanto al turrón, “no se sabe su origen: se lo disputan árabes, turcos, italianos… Allí donde había miel y almendras podía haber turrón”. Ángela relató que en las olimpiadas que se celebraban en la antigua Grecia ya se les entregaba a los atletas una barritas energéticas elaboradas con estos ingredientes.

Del polvorón sí conocemos su origen. “El polvorón es cristiano porque lleva manteca de cerdo, aunque no sabemos cuándo apareció, seguramente en torno al siglo XVI”. La receta actual del polvorón la firma Filomena Micaela Ruiz Téllez, ‘La Colchona’, una ama de casa nacida en Estepa y que a la postre fundaría la primera fábrica de polvorones de esta ciudad. Ella fue la primera en tostar la harina y le dio el último secado, con lo que adquirieron más consistencia.

Un dulce andaluz es el pestiño, mientras que la aportación gaditana a la repostería navideña es “el turrón de Cádiz y los alfajores”.

Fuente: www.diariodecadiz.es

Share

Roscón de Reyes

viernes, 3 de enero de 2014 Comments off

rosconreyestrufaAhora que es la época del Roscón de Reyes, publicamos una pequeña información sobre este dulce navideño.

El roscón de Reyes (denominado también rosca de Reyes (Hispanoamérica) o rosco de Reyes) es un bollo elaborado con una masa dulce con forma de toroide adornado con rodajas de fruta cristalizada (escarchada) o confitada de colores variados, suele rellenarse de nata montada o crema, en la actualidad también de moca, trufa o chocolate, y se introducen en su interior “sorpresas” que descubren los niños al comer (figuritas de virgen y San José y el Haba, señal de que a quien le caiga debe pagar el roscón). Se sirve en España para merendar el día 6 de enero denominado día de Reyes y es propio de su repostería. También tiende a partirse el día 6 de enero por costumbres en México.1

Por influencia posterior este bollo navideño se sirve igualmente en otros países hispanos (principalmente en Argentina y en México) durante las mismas fechas, así como en Portugal. Es frecuente que se acompañe de una taza de chocolate. Se puede servir en el desayuno o en la merienda. La masa con la que suele estar elaborado se aromatiza con agua de azahar, que le proporciona un aroma característico.

Historia

El origen del roscón parece estar relacionado con las saturnales romanas  aunque en la actualidad algunos lo relacionan con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento, aun cuando la tradición de la corona de adviento es muy posterior en España, lo que hace muy dudosa esa relación. Éstas eran fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudiera celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos, se elaboraban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos. Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano. Desde los romanos existían juegos del haba en la península ibérica.

Tradición de la rosca de reyes

Julio Caro Baroja recoge en su obra “El Carnaval” dos testimonios del siglo XII sobre el Roscón de Reyes o el Rey de la Faba; el primero corresponde al Reino de Navarra, donde en 1361 se designaba Rey del Faba al niño que encontraba el haba en el roscón (como en la actualidad); el segundo testimonio corresponde a Ben Quzman, poeta andalusí, quien en su Cancionero describe una tradición similar con una torta (hallón o hallullo, vocablo que permanece en Granada) en el año nuevo que contenía una moneda. Tradiciones ambas que se han conservado durante siglos.

En Francia toman le Gâteau des Rois, también llamado Couronne des Rois, que es idéntico al roscón, y la Galette des Rois propia del norte del país, que se hace con masa de hojaldre y se puede rellenar con una crema a base de almendras molidas, azúcar, algo de mantequilla y yema de huevo.

Es muy probable que de la tradición española (Navarra, Andalucía, etc.) derive la tradición del Tortell de Reis. En cualquier caso, la popularidad del roscón de Reyes en el conjunto de España es relativamente reciente y en algunas zonas como la Comunidad Valenciana, de pocos años.

El pastel que se hace en los países latinos tiene forma de rosca, más o menos imitando una corona real, cubierto de frutas escarchadas, que semejan las joyas de la corona, y tenía escondida en su interior una pequeña sorpresa, a veces de gran lujo y valor.

Expansión a otras culturas

Curiosamente esta torta es conocida en la cocina lusa como “Bolo Rei” y, aunque no es igual en ingredientes, la costumbre sí lo es. En México la tradición fue importada en el siglo XVI desde España, y es costumbre en muchos sitios del país merendar la Rosca de Reyes con chocolate caliente o atole, además de adornarla con miel y frutos del desierto, como dátiles e higos.

Servir el roscón

El Roscón de Reyes original (o clásico) no suele llevar ningún acompañamiento o ingrediente añadido pero desde el último tercio del S. XX se preparan variedades con nata, crema, crema de chocolate o cabello de ángel en su interior, y suele contener de uno o más regalos o “sorpresas” según el tamaño del roscón, u obsequios y un haba.

En España el roscón debe contener un haba, quien la encontraba desde épocas remotas (esta tradición puede remontarse a la época romana) era el rey de la reunión (lease Caro Baroja “El Carnaval”). Pero hay lugares de España en los que hasta se ha llegado a insertar dentro del roscón dinero en efectivo, haciendo que la grata sorpresa de la persona que lo recibe se duplique aun más. En cambio en otros lugares la tradición es que cuando encuentras el haba has de pagar el roscón o si no pagar el próximo, mientras que se inserta una figurilla que es la que da el derecho a ser el coronado.

Variantes

Las variantes de este bollo tradicional español pudieron provenir bien de la influencia directa de la repostería francesa o de la repostería española. Sea cual fuese la tradición de origen es posible encontrar en diversas partes del mundo bollos similares.

El niño o muñeco

En México, la representación de la Natividad se incorpora a la ‘rosca de reyes’, en donde se incrustan en el pan uno o varios muñequitos escondidos alusivos a Jesucristo, simbolizando que el niño tuvo que ser escondido y protegido en los días del relato. Originalmente, el muñeco se hacía de porcelana o cerámica, y actualmente es de plástico resistente al calor. Normalmente, la cantidad de niños en el pan dulce varía de acuerdo con el tamaño de la rosca aunque puede solicitarse una cantidad determinada e incluso no tener ninguno.

La persona que encuentre el muñeco se compromete a dar una fiesta y preparar tamales para todos los presentes durante el Día de la Candelaria (2 de febrero), celebración en la que se acostumbra ofrecer tamales y atole.

Fuente: Wikipedia

Share

Cinco dulces de Navidad

viernes, 23 de diciembre de 2011 Comments off

Le proponemos cinco pistas orientativas de dulces a tener en cuenta en la agenda de un gourmet para estas fiestas.

¿Qué tomará mañana de postre en la cena de Nochebuena? En realidad, no importa lo que elija, ya que, estos días, antes que nada arranca una maratón de ágapes en los que la cocina dulce también tiene su protagonismo. Aquí van cinco pistas orientativas de dulces a tener en cuenta en la agenda de un gourmet:

El turrón. El dulce clásico por excelencia sigue teniendo en los obradores tradicionales a su mejor aliado. Un lugar a visitar estos días es Casa Mira, un local por el que parece que no ha pasado el tiempo y en el que se venden increíbles turrones al peso. Recuerde que para comprar en este establecimiento, ubicado a un paso de la madrileña Puerta del Sol aunque con un origen histórico en Alicante, es posible que tenga que hacer cola y, en todo caso, deberá seguir las normas de funcionamiento de la casa: en un mostrador se pide el producto y con un tícket de papel se visita la caja donde le entregarán su pedido.

Los polvorones. Es un dulce navideño que ha sufrido las consecuencias de una venta en formato industrial y no siempre, pero sí en ocasiones, con una baja calidad. Sin embargo, un polvorón bien hecho puede ser un manjar. Un ejemplo de buenos polvorones son los de Pastelerías Mallorca, en Madrid, que se venden al peso o en cajas.

El panettone. Es un dulce importado de la cultura navideña italiana que, año tras año, gana seguidores entre la clientela española. En el mercado nacional, hay dos panettone imprescindibles. Uno es el de Paco Torreblanco, posicionado como uno de los modernizadores de la repostería en España. Su panettone puede comprarse en sus tiendas (la central está en Elda, Alicante, donde cuenta con su obrador central). Uno de sus discípulos aventajados es el asturiano Julio Blanco, que oficia en las pastelerías Pomme Sucre, con una sede en Madrid, donde puede adquirirse su sabroso panettone bajo varias fórmulas. Una de ellas es una receta especial de Navidad elaborada con chocolate y frutas.

El roscón de Reyes. Aunque es el dulce típico del día de Reyes, estos días ya empieza a verse en muchas pastelerías. Una opción es Nunos Pastelería, en Madrid, donde su maestro pastelero, José Fernández, ha sido distinguido varios años con el premio al mejor roscón de Madrid. Aparte de su formato tradicional (quizás, el mejor), hay opciones más evolucionadas como el Roscobombón, que, con crema de frambuesa y una cobertura de chocolate, emula al conocido bollo infantil Tigretón. Otra pista a tener en cuenta es Viena La Baguette (con sus tiendas de Viena La Crem), elaborados a mano bajo una receta centenaria y que puede adquirirse también relleno de nata. Además, en Madrid, los roscones de lugares como el Horno de San Onofre y Niza, que, tras cerrar su preciosa tienda de la calle Argensola (mítica por sus pasteles rusos y sus hojaldres, entre otras especialidades), se trasladó a Majadahonda.

El pan dulce de Navidad. Es un pan elaborado con pasas, higos, nueces, miel y requesón, cuya receta tradicional ha decidido recuperar este año L’Obrador, la cadena de panaderías de Barcelona un negocio liderado por por la familia Gallés. Este pan, cuyos ingredientes se mencionan en el villancico catalán ‘El noi de la mare’, está pensado para funcionar como postre, pero también para acompañar comidas y cenas navideñas.

Fuente: Expansión

Share