Archivo

Entradas Etiquetadas ‘calidad del trigo’

Conclusiones a partir de los resultados de la Encuesta de Calidad de los Trigos Españoles para la cosecha de 2017

sábado, 25 de noviembre de 2017 Comments off

Ignacio Solís Martel es el coordinador del Grupo de Trigos de la AETC, encargado de la elaboración de la Encuesta de Calidad de los Trigos Españoles. Solis es Ingeniero Agrónomo y se doctoró en 1989 en el Departamento de Biotecnología y Mejora Vegetal de la Universidad Politécnica de Madrid. Actualmente compatibiliza las clases de Mejora Vegetal y Cultivos Herbáceos con la Dirección de la empresa de semillas Agrovegetal S.A. participada mayoritariamente por cooperativas cerealistas andaluzas.
Ha participado en numerosos proyectos de I+D financiados por la Unión Europea y es co-autor del libro “Mejora Vegetal para Ingeniería Agronómica”.

AETC.- ¿Cuáles son las principales conclusiones a partir de los resultados de la Encuesta de Calidad de los Trigos Españoles para la cosecha de 2017?

I.S.- Los resultados de la Encuesta muestran un año más la diversidad en las calidades de los trigos que se producen en España. Lo más destacable ha sido la baja calidad panadera de buena parte de los trigos blandos producidos en el norte y en el centro debido principalmente a problemas de degradación y de peso específico. En el lado positivo tenemos el importante porcentaje de trigos extensibles (grupo 4) cosechados en la zona centro y la buena calidad de los trigos duros en la zona sur.

AETC.- ¿Qué diferencias más significativas se han dado en la cosecha de 2017 respecto al año anterior?

La diferencia más significativa ha sido en Castilla y León donde pasaron de tener en 2016 una cosecha abundante, con buen peso específico y % de proteínas medio – bajo, a una cosecha muy escasa en 2017 con bajo específico y elevado contenido en proteínas. En Andalucía, los graves problemas de Índice de Caída (Falling Number) del 2016 han desaparecido en 2017.

AETC.- ¿Qué incidencia han tenido este año las heladas y la profunda sequía a la que nos enfrentamos?

I.S.- Las heladas y la sequía han causado una productividad muy por debajo de la media de los últimos años en el centro y el norte de España. La sequía además ha motivado un bajo peso específico del grano, lo que implica un bajo rendimiento molinero.

Por citar algo positivo, gracias a la sequía esta campaña han disminuido las epidemias de enfermedades foliares en el trigo como las causadas por la roya amarilla en 2015 y 2016.

AETC.- ¿Qué podemos esperar para la cosecha de 2018?

I.S.- Es muy pronto para hacer pronósticos, pero de entrada las siembras se están realizando más tarde y con menos humedad que en años precedentes.

Por el panorama varietal que se va imponiendo en las diferentes zonas cabe esperar cosechas de trigo blando de los grupos 3, 4 y 5 en los secanos del centro y del norte de España, y del grupo 1 y 2 en zonas de Andalucía y regadíos del resto de España.

Fuente: AETC

 

Share

Síntomas de deficiencias nutricionales en trigo

viernes, 4 de septiembre de 2015 Comments off

Nitrógeno

Las deficiencias de nitrógeno se observan inicialmente como clorosis (amarillamiento) de hojas inferiores (tejidos viejos). El crecimiento y elongación celular y la síntesis de proteínas son disminuidas. En situaciones de deficiencia más aguda se observa marchitamiento de las hojas inferiores y clorosis general en toda la planta.

 Fósforo

El trigo deficiente en P es más sensible a estrés y a enfermedades. Las plantas deficientes tienden a mantener un color verde más oscuro que las plantas adecuadamente nutridas e incluso puede tornar a morado. El crecimiento y la maduración del cultivo se demoran. El amacollamiento se reduce marcadamente. Si la deficiencia es severa, se puede observar el marchitamiento de las puntas de las hojas. Al ser P un nutriente móvil en la planta, las deficiencias se observan en primer lugar en las hojas inferiores.

Potasio

La deficiencia de K es más común en suelos arenosos cultivados intensamente. Las hojas más viejas presentan amarillamiento y marchitamiento en las puntas y márgenes. Ciertas enfermedades son más comunes cuando hay deficiencias de K.

 Azufre

Los síntomas de deficiencia de S son similares a los de N. En el caso de S, la deficiencia se observa en primer término en las hojas jóvenes pero, dependiendo de la severidad, puede resultar en el amarillamiento general de la planta.

 Magnesio

Se presentan principalmente en suelos arenosos y explotados intensivamente, la deficiencia de este nutrimento es encontrado comúnmente en suelos con pH ácido, así mismo es afectado por bajas temperaturas y excesos de humedad. Los cultivos de trigo deficientes en Mg presentan manchas cloróticas internervales en las hojas.

 Calcio

Se presenta muerte celular en los ápices de las hojas jóvenes, las cuales se vuelven largas y delgadas, mientras que las raíces se vuelven débiles. En suelos ácidos el problema se agrava por la senescencia prematura de las hojas. Una solución al problema es la aplicación de yeso agrícola.

 Manganeso

Generalmente este problema no es tan recurrente en el cultivo de trigo, en suelos donde el pH cambia drásticamente en diferentes profundidades es más común observarlo ya que es un nutriente susceptible a pH alto. Los síntomas de deficiencia son hojas jóvenes amarillas ya que es inmóvil dentro de la planta, se pueden observar nervaduras con tono amarillo y blanco.

 Cobre

En cultivos de trigo deficientes en Cu se observan puntas de hojas nuevas amarillentas o secas y espigas deformadas (falta de espiguillas y/o granos).

Cloro

La adecuada disponibilidad de Cl resulta en una menor incidencia de enfermedades y acame. La deficiencia de cloro en trigo resulta en el amarillamiento de las hojas superiores en forma de manchas muy marcadas.

 Zinc

El trigo es un cultivo demandante de zinc, en suelos deficientes de este nutrimento se presentan problemas en sus suministro, bajo estas condiciones las plantas muestran alta susceptibilidad a estrés causada por sequía o ataque de patógenos. Las hojas presentan necrosis y su crecimiento se retrasa.

 Hierro

Es muy poco común en el cultivo de trigo, se presenta en zonas con altas precipitaciones pluviales, en suelos calcáreos o en casos donde se aplican altas cantidades de cal agrícola. Los síntomas de deficiencia se muestran como hojas jóvenes amarillentas, debido a que es un elemento inmóvil en las plantas.

Fuente:  mundoagropecuario.com

Share
Categories: Molinería Tags:

Calidad del Trigo Francés – Cosecha 2012

viernes, 26 de octubre de 2012 Comments off

Este año se han recolectado en Francia 36,1 millones de toneladas de trigo, lo que consolida su posición como productor regular y como importante proveedor en los distintos mercados internacionales. Casi 32 millones de toneladas corresponden a trigo harinero, de las cuales el 60 % aproximadamente (19 millones de toneladas) son de calidad superior. Con un contenido de proteínas satisfactorio, una fuerza panadera notable y un comportamiento en panificación bueno y bastante homogéneo, estos trigos responden perfectamente a las necesidades de los molineros franceses e internacionales.

Buen contenido proteínico y notables características de panificación

Su contenido de proteínas es de un 11,4 % de media. El 82 % del trigo supera el porcentaje del 11 %.

Tras las abundantes lluvias ocurridas durante la cosecha, los pesos específicos son de 76,1 kg/hl de media, si bien este año los niveles  varían bastante en función de la fecha de recolección. En total, el 55 % de la cosecha francesa supera el umbral comercial de 76 kg/hl.

Pese a las condiciones meteorológicas desfavorables, los índices de caída de Hagberg son más altos de lo esperado. El 72 % de la cosecha se sitúa por encima del umbral comercial de 220 segundos y el 92 % de los trigos presentan un índice superior a 180 segundos.

Dado que en la mayoría de los casos la cosecha ha podido recogerse tras varios días de buen tiempo, el contenido de agua es bueno (13,4 % de media), lo que permite conservar los granos en buenas condiciones.

Respecto a la calidad tecnológica, cabe decir que los resultados son positivos. La fuerza panadera supera los 190 de media, con P/L de 0,6 de media. La calidad panadera es en general buena y bastante homogénea, con positivos resultados en cuanto a la masa y el pan (en progreso respecto al 2011).

Casi 32 millones de toneladas de trigo harinero

El sector cerealista francés lleva muchos años comprometido con una producción de calidad. Por este motivo, el 91 % de las superficies se cultiv an con trigo panificable procedente de una selección diversificada de variedades. Los 31,8 millones de toneladas de 2012  corresponden a trigo harinero, de las cuales 18,8 millones son de calidad superior, con un índice de proteínas superior al 11 %, una fuerza panadera superior a 160 y un índice de caída de Hagberg que supera los 220 segundos.

Esta cosecha cumplirá con las exigencias de todos los clientes de Francia, tanto los del mercado interior europeo como para la exportación a terceros países.

Encuesta a recolectores

Para valorar la calidad de la cosecha, France AgriMer y Arvalis realizaron dos encuestas distintas pero complementarias.

La primera encuesta se realizó entre los recolectores, para valorar las partidas de trigo que habían cosechado. Las muestras obtenidas durante la cosecha corresponden a las categorías almacenadas en los silos. Se trata de variedades aisladas o, con mayor frecuencia, variedades mezcladas, cuyas características tecnológicas varían en función de las salidas que busca cada organismo de almacenamiento. Los resultados que se presentan en este apartado son producto de esta encuesta.

  • Porcentaje en proteínas del 11,4 % de media (El 82 % de la cosecha contiene un porcentaje de proteínas superior al 11 %)
  • Peso específico : 76,1 kg/hl de media (55 % de la cosecha francesa supera el umbral comercial de 76 kg/hl.)
  • Contenido en agua adecuado a una buena conservación (71 % de los trigos presentan un contenido de agua inferior al 14 %.)
  • Hagberg elevados (El 72 % del tonelaje se sitúa por encima de los 220 segundos)
  • Fuerza panadera de buen nivel (86% del trigo tiene una W superior a 160)
  • P/L adaptados a los requisitos (3/4 del trigo tiene un P/L de entre 0,4 y el 0,8)
  • 31,8 Mt de trigo harinero (18,1 millones de toneladas pertenecen a la clase1)

Encuesta varietal en el campo

En paralelo, y complementariamente a la encuesta a los recolectores, se ha realizado una segunda encuesta a los agricultores en el momento de la cosecha. Su objetivo era evaluar la evolución varietal y la calidad de las variedades panificables cultivadas, creando mezclas variables representativas de cada región. Los resultados que se presentan en este apartado son producto de esta encuesta.

  • Predominio del trigo panificable (91% de la superfície se dedica a trigos panificables)
  • Calidad del trigo panificable
  • Dureza: vuelta al nivel habitual, medio-duro (82% de los trigos entre el 50 y el 75 de dureza)
  • Gluten de buena calidad (Más del 60 % de la cosecha presenta un índice de gluten superior al 80)
  • Satisfactoria absorción de agua en el amasado (Casi el 60 % del trigo se sitúa entre el 53 y el 57 % de hidratación)
  • Buena calidad panadera (casi el 60 % del trigo obtiene una calificación de 250 y 275 (sobre 300)
  • Características de la panificación (Más del 60 % de los trigos presentan una hidratación superior al 59 %.)

Share

Estudian nuevos resultados genéticos que determinan la calidad panadera del trigo

viernes, 24 de junio de 2011 Comments off

Las proteínas del gluten son las principales responsables de la calidad del trigo panadero, sin embargo, no son las únicas. Investigadores de la ETSI Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), tras dos años de ensayos, han localizado regiones cromosómicas del trigo fuertemente correlacionadas con parámetros de calidad, cuyo estudio servirá para identificar nuevos genes relacionados con ella.

Triticum aestivum ssp vulgare L.

Triticum aestivum ssp vulgare L.

El trigo panadero (Triticum aestivum ssp vulgare L.) es, junto con la cebada, el cultivo nacional más importante en términos de producción y de superficie cultivada. Los productos derivados de este cereal, tanto el pan como las galletas, bollería y pastelería son alimentos que forman parte fundamental de la dieta en todos los hogares.

Durante los últimos años se ha producido una gran proliferación de nuevos productos de este género, fruto de los trabajos realizados sobre la calidad harinera del trigo blando, indispensables para poder satisfacer tanto las exigencias de la industria como las preferencias de los consumidores.

La genética de la calidad del trigo es objeto de estudio desde hace muchos años de numerosos grupos de investigación nacionales e internacionales, entre los que se encuentra el Grupo de Investigación de Mejora Genética de Plantas de la UPM, experto y referencia nacional en este tema.

En el caso del trigo panadero, aunque las proteínas del gluten son los principales determinantes de la calidad, existen evidencias que apuntan a que debe haber otros componentes de la harina implicados, aún por caracterizar, cuyo conocimiento sería de gran utilidad en los programas de mejora. Con el objetivo de profundizar en este tema, los investigadores de la UPM generaron una colección de líneas recombinantes de trigo derivadas del cruzamiento entre dos variedades comerciales (“Marius” y “Cajeme”) con distinta calidad.

Se llevaron a cabo ensayos de campo durante dos años, y se aplicaron las técnicas estándar en la industria panadera para la evaluación de las propiedades funcionales de la harina, como son el análisis del mixógrafo, el alveógrafo o el test del volumen de sedimentación.

La realización de un mapa genético con 300 marcadores de ADN de tipo SSR (microsatélite) permitió localizar en los cromosomas 2A, 7A y 5B nuevos QTLs (quantitative trait loci), regiones cromosómicas que están fuertemente correlacionadas con los parámetros de calidad estimados.

Estos cromosomas, que actualmente están siendo estudiados en profundidad con un mayor número de marcadores, constituyen el punto de partida fundamental para la identificación de nuevos genes.

Fuente : Agencia Sinc

Share

Aprobada la norma de calidad del trigo para los distintos usos de sus granos, harinas y sémolas

viernes, 10 de diciembre de 2010 Comments off

El Consejo de Ministros ha acordado, a propuesta del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, establecer la norma de calidad del trigo, que será de aplicación en las operaciones comerciales en territorio español de las que el trigo blando o el trigo duro sea objeto, excluyendo las que tengan como objeto la siembra.

La nueva norma entrará en vigor el primero de julio de 2011, con el fin de que los sectores productor, comercializador, transformador y las Administraciones puedan preparar su aplicación adecuadamente.

Con este real decreto se pretende favorecer a las cerca de 400.000 explotaciones cerealistas existentes a nivel nacional, al ver su producto sometido a clasificación y tipificación.

El objeto de esta regulación pasa por establecer una clasificación de los trigos para su comercialización normalizada dentro del territorio nacional, incrementando así el valor del producto en origen mediante la normalización y la homogeneización de la oferta, devolviendo al mercado un protagonismo activo en la comercialización cerealista, respondiendo a la demanda del propio sector y con el fin de que la clasificación sea el primer paso para lograr la adecuada trazabilidad del producto.

Esta norma contribuirá a impulsar la competitividad del sector primario y agroalimentario y a reforzar de forma particular los eslabones más débiles de la cadena, poniendo en valor el producto agrario en origen. Además, la utilización de semilla certificada y la mejora de las prácticas realizadas en la fase productiva redundarán positivamente en las industrias de derivados de cereales.

Por otra parte, la ordenación del mercado de trigos por grupos potenciará la orientación de los productores al mercado, en respuesta a los grupos de calidad demandados por los diferentes tipos de industria.

Los requisitos de la norma técnica aprobados por este real decreto no se aplicarán a los trigos producidos o comercializados de acuerdo con otras especificaciones en el resto de Estados Miembros de la Unión Europea, ni a los productos originarios de los países de la Asociación Europea de Libre Comercio, Partes Contratantes en el Acuerdo Espacio Económico Europeo, ni a los Estados que tengan un acuerdo de Asociación Aduanera con la Unión Europea.

Share