Archivo

Entradas Etiquetadas ‘calidad alimentos’

La CE perseguirá a empresas que vendan alimentos con distinta calidad según el país

sábado, 7 de octubre de 2017 Comments off

La Comisión Europea (CE)  destinará 2 millones de euros para detectar y perseguir a las empresas que vendan productos alimenticios con el mismo etiquetado pero de distinta calidad en diferentes países de la Unión Europea (UE), y publicó guías para que los Estados vigilen esta práctica.

“Hemos oído muchas quejas de consumidores porque el café o los palitos de pescado que compran en su supermercado local, es de menos calidad que en el supermercado al otro lado de la frontera”, dijo la comisaria europea de Consumo, Vera Jourova.

El problema reside en que “estos productos se presentan exactamente en el mismo paquete, pero el café contiene menos cafeína y más azúcar, o los palitos de pescado tienen menos carne en un país que en otro”, explicó.
En marzo los países del Grupo de Visegrado -la República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría- pidieron a la Comisión que tomase medidas ante los dobles estándares de calidad que aplican algunas empresas, que venden productos con menor calidad en muchas ocasiones con el mismo precio.

El mismo refresco con distintos ingredientes

Un estudio de 2015 realizado por la Facultad de Química y Tecnología de la Universidad de Praga, señala que, por ejemplo, los refrescos de la marca Sprite se endulzan con jarabe de fructosa y glucosa y edulcorantes artificiales mientras que en Alemania se usa azúcar natural.
También cita el té helado de Nestea, que tiene un 40 % menos de extracto de té que el mismo producto alemán, las varitas de pescado Iglo con un 7 % menos de pescado, o las galletas Manner que en Eslovaquia o Hungría tienen menos chocolate y son menos crujientes.

En la Unión ya hay reglas para perseguir estas prácticas, en concreto, el reglamento sobre información alimentaria, que obliga a informar de todos los ingredientes del producto, y la directiva sobre las prácticas comerciales desleales, que prohíbe comercializar un producto con un etiquetado que pueda inducir a error.
Sin embargo, su aplicación está en manos de los Estados, lo que ha llevado a la Comisión a publicar una guía para indicarles cómo vigilar que se cumplen.
Además, se destinará un millón de euros al Centro de Investigación Conjunta de la Comisión para que desarrolle una metodología común para que todos los países hagan los mismos test a los productos, de modo que esté lista en el primer trimestre de 2018.

Centenares de productos afectados

Según la comisaria, las pruebas efectuadas hasta ahora muestran que el problema de la calidad dual “afecta a decenas e incluso centenares de productos”.
También se dará un millón de euros a los países para proyectos de recogida de pruebas o estudios, o para abrir procedimientos contra las empresas que utilicen prácticas prohibidas.
El objetivo es que las empresas aumenten la calidad de los productos allí donde es más baja, afirma la CE.
“No estamos nombrando y avergonzando. No hemos mencionado a ninguna marca concreta, pero cuando tengamos pruebas no dudaré en decirles a los consumidores que no compren estos productos si vemos un problema con la calidad”, afirmó la comisaria.

¿Cambios en el etiquetado?

La “segunda mejor opción”, dijo Jourova, sería que cambien el etiquetado, “de forma que los consumidores sepan que debido a los precios más bajos tienen una peor calidad”.
La comisaria afirmó, sin embargo, que “no hay pruebas” de que las empresas deben reducir la calidad en ciertos países para mantener unos precios asequibles en ese mercado, como argumentan los productores.
En este sentido, señaló que debatirán con la industria el tema del precio, la influencia que tiene el uso de diferentes materias primas o las divergencias en los gustos, entre otros factores.

Fuente: EFE Agro

Share

Gobierno adapta definitivamente la normativa europea de higiene de alimentos

viernes, 8 de marzo de 2013 Comments off

comunidad europeaEl objetivo es la simplificación legislativa para evitar la confusión con normas de hace 40 años

El Consejo de Ministros ha derogado reglamentos técnico-sanitarios adoptados en España con anterioridad a la norma europea que entró en vigor en 2004, lo que supone la adaptación definitiva de la normativa comunitaria referida a la higiene y calidad de los alimentos. El objetivo de esta derogación es la simplificación legislativa para evitar la confusión de los administrados debido a la existencia de normas de los años setenta y ochenta que seguían formalmente vigentes, según la referencia del Consejo de Ministros. En el texto detalla que estas disposiciones “eran de carácter horizontal y fijaban requisitos rígidos, limitando la flexibilidad de los operadores para la consecución de los objetivos de seguridad alimentaria”.

Recuerda que, en 2004, el Consejo y el Parlamento Europeo adoptaron un paquete de medidas para la producción y comercialización de todos los alimentos de acuerdo a normas higiénicas, en las que se establecía que el operador económico es el principal responsable de la seguridad alimentaria.

Dichas disposiciones, que por ser reglamentos no necesitaron transposición a las normativas nacionales de los Estados miembros, entraron en vigor el 1 de enero de 2006.

Con esta simplificación legislativa, los operadores económicos en España estarán, según el Gobierno, en la misma situación de competencia que el resto de los operadores europeos en cuanto a requisitos de higiene.

Fuente: Agroinformación

Share

Los alimentos europeos son más seguros que nunca

viernes, 3 de agosto de 2012 Comments off

A pesar de que en 2011 se incrementaron en Europa los informes del Rapid Alert System for Food and Feed (RASFF), los alimentos europeos son más seguros que nunca. Según la Comisión Europea, este sistema de alertas está funcionando muy bien y gracias a él muchos riesgos alimentarios han sido evitados o mitigados.

El RASFF es clave para garantizar la seguridad de la producción a los consumidores mediante la activación de una alerta rápida cuando se detecta un riesgo para la seguridad alimentaria.

Todos los miembros del RASFF son informados cuando se detecta un riesgo en materia de seguridad alimentaria para que puedan coordinar respuestas y acciones de manera conjunta.

John Dalli del RASFF señaló que este sistema de alertas refuerza la confianza de los consumidores europeos en los alimentos y en el sistema de seguridad alimentaria de la Unión Europea.

En 2011 el RASFF reportó 9.157 notificaciones de incumplimiento de la legislación alimentaria europea, 617 de las cuales suponían un riesgo serio.

Seguimiento exhaustivo

5.345 de estas notificaciones correspondieron a seguimientos de casos en marcha mientras que 3.812 fueron nuevas.

Estas cifras demuestran la creciente efectividad del RASFF y el mejoramiento de su capacidad de seguimiento de los procesos que están en marcha.

De las 3.812 notificaciones nuevas 3.139 correspondieron a alimentos, 361 a productos alimentarios para animales y 312 a materiales que están en contacto con comestibles.

La presencia de aflatoxinas en frutos secos y la migración de sustancias químicas de utensilios de cocina provenientes de China fueron algunos de los casos reportados con más frecuencia durante 2011 por el RASFF.

El número de notificaciones subió con respecto a 2010 debido al incremento de los seguimientos a procesos que se encuentran en curso.

Fronteras más seguras

Europa ha fortalecido los controles de seguridad en sus fronteras, por lo cual cerca de la mitad de las notificaciones corresponde a alimentos a los que se les ha impedido la entrada a la Unión Europea.

El RASFF jugó un papel fundamental en la crisis del E.coli, de la cual se aprendieron diversas lecciones que han enriquecido el funcionamiento del sistema europeo de seguridad alimentaria.

Recientemente se lanzó una plataforma de notificaciones en línea llamada iRASFF, que hará que todos los procesos de alerta funcionen más rápidamente.

Fuente: Club Darwin

Share

Evaluar la calidad de los alimentos con los sentidos

martes, 21 de septiembre de 2010 Comments off

El análisis sensorial es la manera más eficaz para determinar por qué se rechaza o se acepta un determinado alimento.

Asegurar la calidad de los productos, su inocuidad y ganar la confianza del consumidor son algunos de los principales objetivos de la industria alimentaria. De acuerdo con esta necesidad, la evaluación sensorial de los productos alimentarios se está convirtiendo en un aspecto relevante del análisis general de los productos y de ellos se derivan estudios de aceptación hacia un determinado producto. Las investigaciones en este campo se dirigen ahora a darle un nuevo enfoque que aporte a los profesionales del sector mayor información y nuevos métodos analíticos, tanto cuantitativos como cualitativos.

El color, el aroma, la textura y el sabor son los principales atributos que se tienen en cuenta en el momento de seleccionar y elegir los alimentos. Para entender el proceso que lleva al consumidor a aceptar o rechazar los alimentos es importante saber sus preferencias y también sus recelos. El análisis sensorial es la manera más eficaz de evaluarlos. Esta práctica es útil en muchas otras aplicaciones, como el desarrollo de nuevos productos alimentarios, la adaptación de los alimentos ya existentes, el control de calidad en la producción, la evaluación y la selección de proveedores y la optimización de los procesos y el estudio exhaustivo del mercado.

Panel de catadores

El análisis sensorial pretende aportar información al consumidor sin que ésta se quede en el olvido. En los últimos años la metodología utilizada ha evolucionado de forma considerable. Se han ideado numerosas técnicas normalizadas y otras más específicas con el fin de facilitar el análisis de los datos y la toma de decisiones finales. Cuando se habla de técnicas normalizadas, se hace referencia al uso de prácticas específicas y estandarizadas destinadas a minimizar la subjetividad individual que se adapten a la población en general y dejen atrás la opinión personal de cada catador.

En paralelo, se han desarrollado otras técnicas de entrenamiento de los catadores para poder llevar a cabo análisis sensoriales que cubran las necesidades de cada industria. Para obtener el éxito en los análisis y lograr los objetivos esperados es importante utilizar un sistema adaptado, preciso y riguroso para cada caso y alimento. Sin embargo, el éxito final de la evaluación recae en la selección y el entrenamiento de las personas catadoras.

La realización de un test sensorial requiere de varias fases y una gran cantidad de personal formado para ello. Los pasos se dividen en:

  • Análisis descriptivo. Participa un panel de catadores no superior a diez personas ya que es difícil entrenar a un número superior de catadores. Se requieren unas ocho sesiones para formar al personal. Este análisis consiste en describir las propiedades sensoriales, tanto cualitativas como cuantitativas. Es el más completo de todos.
  • Análisis discriminativo. Un número de catadores de unas 25 personas comprueban si hay diferencias entre los mismos productos.
  • Test del consumidor. Para que los resultados sean fiables son necesarias un mínimo de 80 personas. En este tipo de test no se necesita formación previa ya que es de respuesta espontánea. En él el consumidor responde si el producto le gusta o no.

Entrenamiento

Los catadores se someten a un entrenamiento con el fin de mejorar su conocimiento y aumentar su motivación. Aunque existe un número concreto de sesiones de entrenamiento para cada tipo de análisis, el número final de sesiones se determina según la variedad y complejidad del análisis. El principal objetivo del entrenamiento es enseñar a los catadores a saber utilizar sus sentidos y conocer todas las cuestiones prácticas que conlleva un análisis sensorial, como el formato de las pruebas o si se debe ingerir un líquido o no y cómo hacerlo.

Los análisis se desarrollan en unas salas específicas. Una de ellas es la de entrenamiento, formada por una mesa grande en el centro en la que se sientan los catadores. Allí se pretende forjar un vocabulario común entre ellos y se aprende a medir con escalas para unificar criterios. La sala de evaluación consta de unas cabinas separadas entre ellas con lámparas de luz tenue o roja, en función de lo que se quiera evaluar, debe tener aire acondicionado y estar ubicada en un área tranquila y sin olores. En esta sala cada catador realiza su análisis de manera individual sin ver a la persona que tiene a su lado y evitar así posibles influencias en su juicio.

Las bases de la elección

La tendencia más generalizada es elegir los alimentos por su apariencia. Lo primero en lo que se suele fijar el consumidor en alimentos como la fruta es el color, el brillo y que no esté deteriorada. En la carne se prioriza que ésta tenga un color rojo vivo, sin líquido y de aspecto saludable. Por tanto, en todos y cada uno de estos aspectos influye de manera considerable el sistema de ”packaging”, es decir, su envasado. El segundo aspecto más relevante es el sabor, aunque la tendencia más generalizada ahora es la que prioriza el precio ante la calidad.

Share

Últimas tecnologías de control de calidad y detección de materias extrañas en los procesos de producción de las industrias alimentarias

viernes, 5 de junio de 2009 Comments off

Esta línea de trabajo, en la que Ainia es pionera y que supone la incorporación de técnicas de ultrasonidos, visión artificial o espectroscopía a la industria alimentaria, es una de las más demandadas por las empresas ya que genera un importante ahorro de costes productivos y permite elevar los niveles de calidad y seguridad alimentaria de los productos dirigidos al consumidor.

¿Cómo reacciona un consumidor si se encuentra en una bebida un trozo de cristal, un hueso en una papilla o una piedra en una conserva? Saltan las alarmas, y los costes son elevadísimos para la empresa, en tiempo, dinero y relación de confianza con el consumidor. ¿Se imagina lo que supone para una empresa detectar una anomalía en el producto después de 3 ó 4 horas de producción? ¿Y el ahorro de costes que implica la implantación de un sistema automatizado en el proceso industrial de producción, tratamiento o envasado de un alimento?

Ainia está trabajando desde hace casi una década aplicando nuevas tecnologías rápidas y no destructivas (NDT) que permiten inspeccionar y monitorizar un proceso industrial midiendo variables de interés, rápidamente y sin necesidad de alterar o destruir la muestra. Son por ejemplo la espectroscopia de infrarrojo, los ultrasonidos, la visión o las microondas. A través de estas técnicas es posible medir variables físicas o químicas complejas (forma, color, textura, humedad, grasa, etc.). Este tipo de técnicas tiene su aplicación en la automatización del control de producción, del control de calidad o de la detección de materias extrañas.

“En una situación económica como la actual, la competitividad de las empresas españolas debe pasar por la inversión en nuevas tecnologías en automatización que permita a las empresas un ahorro importante de costes económicos y de tiempo. Además, automatizando el control de la calidad y seguridad de los productos alimentarios se puede aumentar la producción y reducir el riesgo de retirada de lotes defectuosos, que suponen unas pérdidas importantes para las compañías” afirma Ricardo Díaz, responsable del departamento de Instrumentación y Automática de Ainia.

Asimismo, el consumidor exigente y concienciado que se perfila en la actualidad, prima la calidad y seguridad alimentaria, obligando a las empresas a necesitar de tecnologías que les permitan producir productos con los más altos estándares de calidad, a través de procesos industriales lo más automatizados posible y con un máximo nivel de control a tiempo real. “Las nuevas tecnologías de automatización y control son fundamentales para mejorar la competitividad y aumentar la productividad de las empresas del sector agroalimentario”, matiza Díaz.

“Los técnicos de calidad y producción de cualquier empresa productora de alimentos se plantean como objetivo minimizar los riesgos de contaminación por cuerpos extraños en el producto final, y para ello conviene prevenir y evitar las causas que generan la aparición de dichos cuerpos extraños, aunque a veces no es suficiente y hay que tratar de garantizar su ausencia en el producto envasado final”, asegura el responsable del Área de Instrumentación y Automática del centro.

Estas técnicas suponen un importante elenco de ventajas para la empresa: inspección de calidad automatizada, menor dependecia de la intervención humana, mayors rapidez en la detección aumentando el margen de maniobra y reduciendo el riesgo de lotes defectuosos, reducción de las mermas, controles no destructivos sobre las muestras, análisis en tiempo real, etc. En definitiva un importante ahorro de costes económicos en producción.

Ainia identifica las necesidades tecnológicas de una empresa y le ofrece soluciones adaptadas a las peculiaridades de sus procesos y productos con el objeto de mejorar y automatizar la producción y el control de calidad. Resulta muy recomendable minimizar los riesgos a priori para garantizar el éxito del proyecto, para lo que ainia elabora un estudio de viabilidad a medida de la empresa y con pruebas reales.

Todas estas acciones pueden ser objeto de ayudas a la investigación e innovación tecnológica, así como de deducciones fiscales, que son de gran utilidad para las empresas interesadas.

Nuevas técnicas de detección

El desarrollo de la tecnología en los campos de la electrónica y la informática durante estos últimos años ha sido enorme, lo que ha permitido desarrollar nuevos sensores e instrumentos que permiten abordar problemas complejos no resueltos hasta la fecha. De entre las técnicas emergentes, cabe destacar la espectroscopia, la visión y los ultrasonidos.

La espectroscopia del infrarrojo es una técnica basada en el análisis de la interacción de las radiación infrarroja con la materia y que permite obtener información relacionada con la composición de la misma. Permite realizar medidas rápidas de composición (humedad, grasa, proteína, azúcares, etc.) en continuo y sin necesidad de preparar la muestra.

La visión artificial consiste en la captación de imágenes en línea empleando cámaras y el posterior tratamiento de las mismas mediante técnicas de procesamiento de imagen avanzadas. La visión convencional ha evolucionado y hoy en día es posible captar imágenes en otras bandas del espectro (visión espectral) o relacionada con la temperatura del producto (termografía). La visión hiperespectral se puede aplicar en la detección de materias extrañas, o en la detección de defectos que pasen desapercibidos al ojo humano.

Los ultrasonidos son ondas acústicas con frecuencias superiores al límite audible por los seres humanos que permiten la detección de cuerpos extraños que tengan densidad y textura diferente a la del producto: piedras, metales, vidrios, maderas, huesos, plásticos e insectos. Por tanto, es aplicable en productos envasados en diferentes formatos como en tarros, bandejas y latas de conserva.

Ainia centro tecnológico tiene como misión aportar valor a la empresa, liderando la innovación y el desarrollo tecnológico de forma responsable y comprometida. Con más de 1.100 asociados y 1.400 empresas clientes, es el centro tecnológico con mayor base asociativa empresarial de nuestro país y un referente en Europa en el ámbito alimentario. Pertenece a Redit (Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana), Fedit (Federación Nacional de Centros Tecnológicos) y EFI (European Food Institute), además de numerosos organismos e instituciones.

Share