Archivo

Entradas Etiquetadas ‘biotecnología alimentaria’

Biotecnología alimentaria: De la innovación a la mesa

sábado, 25 de noviembre de 2017 Comments off

La industria de la alimentación afronta el desafío de atender los requerimientos de un consumidor cada vez más orientado hacia los productos saludables, naturales, sostenibles y con un perfil organoléptico diferenciado. En este reto, la biotecnología es la aliada perfecta. Aliada tanto para los productores de ingredientes funcionales como para los fabricantes de alimentos tradicionales basados en procesos fermentativos que quieren darle un nuevo enfoque a sus productos y recuperar sabores y aromas tradicionales.

El estudio de la microbiota implicada en los procesos fermentativos permite identificar los microorganismos responsables de regular el sabor, la textura, el olor, el color de los alimentos, de forma que es posible controlarlos y desarrollar productos con perfiles organolépticos únicos.

De otro lado, el desarrollo de ingredientes que aportan propiedades saludables a los alimentos se puede conseguir a partir de procesos biológicos y aprovechando materias primas de bajo coste. La biotecnología facilita la generación de aditivos e ingredientes innovadores como prebióticos y probióticos, ingredientes funcionales o compuestos bioactivos a partir de procesos de bioproducción, biosíntesis y biocatálisis.

Los aditivos, ingredientes funcionales o microorganismos así obtenidos pueden requerir de procesos posteriores para mejorar su estabilidad, su resistencia al tracto gastrointestinal o enmascarar propiedades organolépticas no deseadas. Estas necesidades se pueden resolver mediante procesos de microencapsulación que posibilitan la incorporación de los nuevos desarrollos a las matrices alimentarias.

Potencial de la biotecnología para atender la demanda de los consumidores

La Jornada de Innovación: Biotecnología alimentaria: De la innovación a la mesa abordará éstas y otras cuestiones con el objetivo de dar a conocer a las empresas el potencial de la biotecnología como herramienta para responder a la demanda de los consumidores. Se expondrá también cómo mejorar los procesos fermentativos tradicionales mediante el control de la microbiota del proceso y el aislamiento de cultivos iniciadores y el papel que desempeña la biotecnología como herramienta para la obtención de aditivos e ingredientes funcionales que aportan determinadas propiedades saludables a los alimentos, así como las técnicas de protección y estabilización de estos ingredientes.

En la sesión, participarán Ana Torrejón (AINIA), quien hablará de La biotecnología industrial para la diferenciación de productos alimentarios; José Parrilla, de Instalaciones Grau, con la ponencia La herramienta clave, la Industrialización de Procesos Biotecnológicos; Sergi de Lamo, de la Plataforma Tecnológica del Vino, que tratará los Retos del sector vinícola: cómo competir por diferenciación; Joaquín Espí (AINIA), cuya intervención tratará los Alimentos fermentados con propiedades organolépticas únicas: cultivos iniciadores personalizados; Daniel Rivera (AINIA), con la ponencia lleva por título Cómo elaborar productos microbiológicamente seguros manteniendo la viabilidad de los probióticos: incremento de la resistencia térmica y estabilización de microorganismos por microencapsulación; Blanca Viadel (AINIA), que hablará de Péptidos bioactivos como ingredientes de alimentos funcionales con efecto saludable y un representante de Emilio Peña S.A. quien se centrará en Los probióticos como estrategia para el éxito.

En el marco de la jornada, que es presencial y se celebrará el martes 28 de noviembre en las instalaciones que AINIA tiene en el Parque Tecnológico de Paterna a partir de las 10.30 h, también se darán a conocer casos de éxito de empresas que han empleado la biotecnología para aportar un valor diferencia tanto a a sus procesos como a sus productos. La asistencia es gratuita para las empresas asociadas a AINIA.

Fuente: Ainia

Share

Crean postres que fortalecen el sistema inmunológico

sábado, 11 de julio de 2015 Comments off

kuragoPostres que estimulan la digestión a través de la biotecnología, fortalecen el sistema inmunológico, evitan el desarrollo de enfermedades estomacales o respiratorias y benefician a personas con cáncer, son algunos de los alimentos funcionales producidos por la empresa mexicana Kuragobiotek, llevados al mercado a través de un sistema propio de gestión de tecnología.

Comida sabrosa y que genere un beneficio a la salud es la filosofía de la compañía jaliscience, que por medio de alianzas con distintas instituciones como el Centro de Tecnología Avanzada (CIATEQ), la Universidad de Guadalajara (UdeG) y el laboratorio More Pharma ha logrado posicionar en el mercado, alimentos funcionales sustentados por investigación científica.

El ingeniero Antonio Cruz Serrano, director de la compañía, comentó que produjeron una gelatina de mango que es benéfica para personas con cáncer. Funciona como probiótico y prebiótico, porque contiene inulina de agave y genera metabolitos que modulan los marcadores de componentes importantes implicados en la eliminación de células cancerígenas como la interlucina, durante el proceso de radioterapia.

La labor del CIATEQ es realizar las pruebas in vitro de los potenciales productos, mientras que el protocolo de investigación se lleva a cabo en hospitales especializados como el Instituto Nacional de Cancerología que trabaja en mujeres con cáncer cervicouterino.

Por otra parte, la razón por la cual se han posicionado en el mercado este tipo de productos, se debe a un modelo de gestión de tecnología que realiza la vigilancia, planeación, habilitación de los proyectos todos con el sustento científico, a fin de introducirlos con éxito al mercado de los alimentos funcionales, además de asegurar su aceptación entre los compradores.

Otro de los productos que se han consolidado en el mercado a partir de su modelo de gestación, es la gelatina llamada nutrigel, un alimento elaborado a base de probióticos y aceites de pescado. Al igual que todos alimentos que impulsa Kuragobiotek, éste cuenta con el respaldo del sector biotecnológico.

A partir de la investigación en ciencia y tecnología, su sistema de gestación, Kuragobiotek ganó el Premio Nacional de Tecnología e Innovación 2014.

Recientemente, se introdujo al mercado un gel digestivo que genera un flujo continuo, el cual es ideal para personas intolerantes a la lactosa. Se vende en los refrigeradores de yogurth en tiendas de autoservicio y en farmacias de la ciudad de Guadalajara.

Otro de los productos que ya se comercializa, es una natilla que incorporaron al menú del comedor de una maquiladora en Guadalajara. El director ha comprobado la eficacia del uso de la biotecnología, a fin de reducir significativamente el número de incapacidades laborales a consecuencia de enfermedades estomacales y respiratorias.

En este caso se comprobó la eficacia del postre al registrar que los empleados no se enfermaron de problemas gastrointestinales o broncorrespiratorias durante el tiempo que consumieron el alimento, debido a que estimula el sistema inmunológico.

A futuro, se lanzará una línea de alimentos para diabéticos, que contiene ciclos de desinflamación y desintoxicación ideales para administrar el peso y regenerar cartílagos. Esta alianza se realizará con un grupo de industriales de León, Guanajuato.

Share

Ofrecen soluciones en inocuidad alimentaria

viernes, 29 de agosto de 2014 Comments off

taag-geneticsTAAG Genetics, empresa especializada en biotecnología, señaló los servicios que ofrece a la industria de alimentos para garantizar la inocuidad de sus productos.

Existen numerosas publicaciones que demuestran que las técnicas basadas en PCR poseen mayor sensibilidad y especificidad que los métodos tradicionales, por ejemplo el cultivo e incluso los inmuno ensayos automatizados. A raíz de lo anterior, los métodos basados en PCR están siendo recomendados y ampliamente utilizados para la detección de patógenos en alimentos. En este sentido, TAAG Genetics, empresa de biotecnología especializada en proveer servicios bioanalíticos, realiza análisis por PCR cuya técnica permite la detección, identificación rápida y confiable de patógenos y otros microorganismos que deterioran o adulteran los alimentos.

Asimismo, la compañía ofrece I+D a través de su laboratorio central de TAAG donde se pueden desarrollar ensayos a la medida. Su laboratorio en México cuenta con un servicio de análisis microbiológico basado en tecnología de punta (detección de ADN, PCR), el cual permite entregar resultados confiables y rápidos (sólo 2-4 días).

TAAG Trends es otra gran herramienta que permite acceder de manera fácil, rápida y sin costo, a estadísticas y tendencias de todo el universo de muestras analizadas por TAAG. Esta información es de gran utilidad, ya que permite determinar, por ejemplo, estacionalidad de patógenos por productos y anticiparse a posibles brotes estacionales.

Por su parte, el Programa Listeria 360º está enfocado en el estudio de L. monocytogenes, el cual permite la prevención, detección y la aplicación de acciones correctivas eficientes para erradicar este patógeno. El programa Alimento Seguro entrega un plan de control microbiológico completo, cuyo objetivo es proteger la marca, además de ofrecer la mejor experiencia respecto del consumo de alimentos y percepción de inocuidad.

De esta manera, TAGG Genetics busca brindar un servicio integral que le permita a la industria alimentaria crear y ofrecer productos inocuos a sus clientes.

Fuente: TAAG Genetics

Share

El II Encuentro Internacional de Biotecnología se consolida como cita del sector

sábado, 29 de octubre de 2011 Comments off

Valencia ha reunido durante dos días al sector de la biotecnología en el II Encuentro Internacional organizado por Bioval, bioregión que agrupa a más de 70 empresas biotecnológicas de la Comunidad Valenciana, centros de investigación, universidades y hospitales cuya actividad está vinculada a la biotecnología.

Bioval ha apostado por consolidar un evento internacional de biotecnología en la Comunidad Valenciana que según Maria Eugenia Hernández de Pablo, gerente de Bioval, “está orientado a proyectar a un mercado global a nuestras empresas, por lo que hemos hecho una fuerte apuesta por la internacionalización del evento. Tenemos que ayudar a nuestras empresas a operar globalmente”.

La secretaria autonómica de Economía, Industria y Comercio, Mar Casanova, subrayó “la capacidad innovadora, emprendedora y generadora de empleo cualificado del sector biotecnológico” en el acto de apertura del Encuentro. La secretaria autonómica destacó que “el marcado carácter transversal de la biotecnología la capacita para poder diversificar sectores consolidados mediante la aplicación de soluciones biotecnológicas como estrategia de innovación que incremente su competitividad”.

Kenneth Morse, fundador y director durante 13 años del Centro de Emprendedores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y miembro de la Comisión de Innovación y Emprendedurismo de la Casa Blanca, ha hablado de las claves del éxito en un mercado global. Según Morse, las claves del éxito son tres: “tener clientes antes de buscar financiación, puesto que ellos son la validación de que el producto tiene mercado, pensar globalmente desde un principio y reunir talento en un equipo multidisciplinar”. Por su parte, el Profesor Jose María Ordovás, director del Laboratorio de nutrición y genética de la Universidad de Tufts en Boston y uno de los principales impulsores de la investigación nutricional en España, ha hablado de las posibilidades de la biotecnología en el campo de la nutrición y ha afirmado que “el futuro de la medicina está en las cuatro pes: predicción, personalización, participación y prevención”.

El encuentro ha contado con una mesa redonda en la que han participado José María Ordovás, Ken Morse, Laura Morse (experta en liderazgo y equipos humanos, es actualmente directora de Entrepreneurship Venture en Boston) y Ángel Santos (consejero de Cross Road Biotech), moderada por Federico Baeza, subdirector general de COTEC y han analizado las claves de éxito para las empresas que operan en el sector de la biotecnología: inversión, ciencia, ventas y recursos humanos.

Por último, Bioval ha promovido el networking con más de 120 encuentros “One to One” entre empresas y entidades del sector de la biotecnología.

Fuente: InfoCalidad

Share

Valencia acogerá el II Encuentro Internacional de Biotecnología

sábado, 8 de octubre de 2011 Comments off

Valencia acogerá el II Encuentro Internacional de Biotecnología los días 24 y 25 de octubre. El Encuentro está organizado por Bioval, bioregión que agrupa a más de 70 empresas biotecnológicas de la Comunidad Valenciana, centros de investigación y tecnológicos, universidades y hospitales cuya actividad está vinculada a la biotecnología. Tras el éxito del primer Encuentro en 2010, según declaran fuentes de la organización, Bioval ha apostado por consolidar un evento internacional de biotecnología en la Comunidad Valenciana que según Mª Eugenia Hernández de Pablo, gerente de Bioval, “está orientado a facilitar dos elementos clave para el desarrollo del tejido empresarial: el networking y el acceso a un mercado global. “

El encuentro cuenta entre sus ponentes con Ken Morse y José María Ordovás, como figuras más destacadas.  Ken Morse fundó y dirigió durante 13 años el Centro de Emprendedores del Massachusetts Institute Technology (MIT) y actualmente es miembro de la Comisión de Innovación y Emprendedurismo de la Casa Blanca.  El Profesor Jose María Ordovás es experto en nutrigenética y nutrigenómica y uno de los principales impulsores de la investigación nutricional en España. En 1986 cambió el rumbo de las investigaciones en genética de las enfermedades cardiovasculares con la publicación de un trabajo en el New England Journal of Medicine. Actualmente es director del Laboratorio de nutrición y genética de la  Universidad de Tufts en Boston.

El día 24 tendrá lugar un workshop que llevará a cabo Ken Morse, uno de los referentes internacionales en formación de empresarios y especialista en entornos de crecimiento empresarial acelerado y en hacer rentables negocios de base tecnológica. Con una metodología práctica, está orientado a empresas innovadoras que quieren actuar en un mercado globalizado y se realizarán ejercicios prácticos como el “Elevator Sales Pitches”. Por la noche se celebrará una cena networking para poner en práctica los conocimientos adquiridos durante la jornada.

Para concluir, el día 25 de octubre se desarrollarán ponencias, que culminarán con una mesa redonda. Bajo el título “Lo esencial de un buen modelo biotech”, José María Ordovás, Ken Morse, Laura Morse (experta en liderazgo y equipos humanos, es actualmente  directora de Entrepreneurship Venture en Boston) y Ángel Santos (con una amplia experiencia en adquisiciones, alianzas y desinversiones estratégicas, es actualmente consejero de Cross Road Biotech) analizarán las claves de éxito para las empresas que operan en el sector de la biotecnología.

El Encuentro tendrá lugar en el Parc Cientific de la Universitat de València, donde se ubica la sede de Bioval. En la página web de Bioval se puede consultar el programa del Encuentro y acceder a una información más completa sobre el mismo.

Fuente: Infocalidad

Share

Una apuesta por la biotecnología alimentaria en España

viernes, 27 de noviembre de 2009 Comments off

Aunque no sean conscientes, casi todas las empresas de alimentación utilizan de una u otra manera la biotecnología. Para controlar la seguridad de sus productos y asegurar que no hay riesgo para el consumidor; para tratar sus vertidos y sus residuos al objeto de minimizar el impacto ambiental; para incorporar algún ingrediente activo (nutricional, sensorial…) o simplemente para desarrollar algún nuevo alimento o producto que permita diferenciarse y abrir mercados. En todos estos casos y en muchos otros, la biotecnología juega un papel clave en el sector de la alimentación.

La biotecnología en la industria alimentaria tiene como objetivo la mejora de los procesos de producción de alimentos, así como el desarrollo innovador de alimentos más sanos, saludables y seguros. Según Miguel Blasco, director de I+D de AINIA centro tecnológico: “El futuro del sector agroalimentario está condicionado cada día más al desarrollo y la aplicación de I+D+i. Dentro de la innovación alimentaria, la biotecnología está comenzando a jugar un papel clave en el avance del sector”.

Las cifras hablan por sí solas: El 20% de las 500 compañías que desarrollan actividades biotecnológicas en España están relacionadas con la biotecnología alimentaria. A su vez, la industria alimentaria representa el 7,9% del PIB nacional y constituye uno de los sectores industriales con una balanza comercial positiva, generada como consecuencia de sus destacados niveles de exportación.

La distribución de empresas en España por sector de actividad en biotecnología se representa en la Tabla 1.

“En los últimos años, las empresas en biotecnología han incrementado su actividad mediante alianzas con compañías tradicionales de alimentación, con el fin de reactivar mercados mediante productos innovadores”, apunta Miguel Blasco.

Sin embargo, las empresas alimentarias españolas, como consecuencia de una tendencia más tradicional y conservadora relacionada con diversos factores como pueden ser la carencia de personal técnicamente cualificado, el distanciamiento entre los centros de investigación básica y la investigación aplicada empresarial y, en ocasiones, los vacíos legales que existen en algunos aspectos relacionados con la modificación genética en alimentos, se encuentran en una coyuntura empresarial complicada en cuanto a la aplicación de estas nuevas tecnologías.

Así pues, mientras otros sectores industriales más avanzados tecnológicamente como el sector farmacéutico o biomédico han incorporado en mayor medida estas herramientas, el sector alimentario español se encuentra en una situación particularmente conservadora que requiere urgentemente de estrategias innovadoras que permitan la dinamización del sector.

Por todos estos motivos, desde AINIA centro tecnológico y algunas empresas destacadas del sector se promovió en 2008 la creación de AFBIA (Agrupación para el Fomento de la Biotecnología Alimentaria). Esta Agrupación tiene como objetivos básicos establecer vínculos colaborativos y aunar intereses complementarios que permitan mejorar y avanzar en el conocimiento científico y tecnológico; la constitución de infraestructura tecnológica y el fortalecimiento del entramado empresarial en el ámbito biotecnológico.

En la actualidad AFBIA está formada por una treintena de firmas y centros de I+D y se ha convertido en el primer clúster nacional de biotecnología alimentaria, con un elevado dinamismo en la promoción e integración de iniciativas biotecnológicas para la innovación y la competitividad del sector agroalimentario español.

Retos y oportunidades

Según se desprende del Plan Estratégico del sector elaborado por AFBIA, hoy, la innovación, la investigación y el desarrollo tecnológico han dejado de ser una opción para convertirse en una necesidad creciente, fundamental para dar continuidad al tejido industrial y mantener -y a ser posible aumentar- la competitividad de nuestra industria de alimentación en un mercado global.

Desde esta perspectiva, los avances en biotecnología aplicada al sector son claves. La biotecnología alimentaria se enfrenta a una serie de retos que deben abordarse desde un punto de vista estratégico, que requieren de actuaciones complejas difícilmente abordables desde un planteamiento individual. Entre estos retos destacan:

  • La mejora del conocimiento científico y tecnológico, a través del acercamiento entre la investigación básica y la investigación aplicada.
  • La construcción de infraestructura tecnológica de última generación (laboratorios, plantas industriales de bioprocesos, plantas piloto pre-industriales…) para soportar procesos innovadores y el desarrollo de nuevos productos.
  • El fortalecimiento del entramado empresarial agroalimentario que aplica procesos biotecnológicos.

Asimismo, para lograr una verdadera consolidación del sector debe desarrollarse una constante dinámica en la producción de conocimiento; el aumento de innovaciones y nuevos desarrollos científicos para empresas; la creación de empresas de base tecnológica e integración de capacidades multidisciplinares entre universidades, centros tecnológicos, empresas y administración pública.

Andrés Pascual, jefe del Departamento de Calidad y Medio Ambiente de AINIA.
Andrés Pascual, jefe del Departamento de Calidad y Medio Ambiente de AINIA.

Ante este entorno, AFBIA ha presentado su plan de actuación, centrado en el desarrollo de cuatro áreas estratégicas que cubren la aplicación de actividades tecnológicas de mayor impacto en la cadena de valor de la industria agroalimentaria española. Estas áreas se reflejan en el Cuadro 1.

Principales usos de la biotecnología en alimentación

Los principales usos actuales que está dando la industria alimentaria a la biotecnología se centran en las cuatro grandes áreas antes mencionadas: El control de la seguridad alimentaria de sus alimentos, tratar sus residuos para minimizar el impacto ambiental, incorporar nuevos atributos sensoriales o nutricionales o desarrollar nuevas sustancias que permitan una diferenciación de producto y/o mercado.

En el ámbito de la seguridad alimentaria, actualmente en España existe una importante implantación de técnicas de diagnóstico de laboratorios basadas en biotecnología. Estos métodos de diagnóstico están basados generalmente en técnicas inmunológicas (test ELISA) o bien moleculares (PCR) y suelen estar automatizadas en muchos casos.

“Sus aplicaciones son diversas -apunta David Tomás, jefe del departamento de Microbiología de AINIA centro tecnológico-, aunque las más comunes son la detección de microorganismos patógenos según la legislación vigente, así como la detección y autentificación de alimentos según la procedencia de sus ingredientes (alimentos transgénicos, especies de productos de la pesca…)”.

Además, “el empleo de herramientas biotecnológicas supone una importante mejora competitiva frente a los métodos convencionales, puesto que por una parte permite detectar de forma específica microorganismos (virus, bacterias…) que no pueden ser detectados mediante técnicas convencionales, y por otra parte suponen un importante ahorro de tiempo y costes en la obtención de resultados, así como en la introducción de controles de calidad más exhaustivos y seguros”, explica este experto.

Otro de los usos más habituales de la biotecnología en alimentación es la generación y desarrollo de alimentos funcionales. “El tema de los funcionales, desde mi punto de vista, es complejo puesto que en él confluyen diferentes circunstancias que tienen que ver no sólo con la tecnología en general o con la biotecnología en particular -señala Miguel Blasco- sino que también intervienen otros factores directamente relacionados con el consumidor y el mercado (hábitos de consumo, estilo de vida, intereses comerciales…)”, explica el director de I+D de ainia.

Teniendo en cuenta esto, el lanzamiento de productos funcionales se realiza en función de las ventajas que puede aportar para algún segmento de la población concreto o para situaciones de actividad determinadas. “Los lácteos han sido pioneros en el mundo de los funcionales -indica Miguel Blasco- pero no son los únicos. Otro ejemplo son las bebidas isotónicas o las barritas energéticas. También hay una oportunidad en productos de gran consumo como pasta, pan, bollería… en todos ellos se están produciendo grandes avances que ya están comenzando a salir al mercado”.

Para Meche Villa, técnico del departamento de Ingeniería y Procesos de AINIA y especialista en el área de biotecnología, “el principal interés común de las empresas de alimentación a largo plazo es el desarrollo y la comercialización de nuevos productos con propiedades más saludables y terapéuticas. Para ello, se necesita investigar para identificar y obtener nuevos compuestos funcionales, desde líneas celulares a microorganismos, sistemas biológicos… en definitiva, todo lo que tiene que ver con la aplicación de nuevas biofactorías”.

Asimismo, señala esta experta que “hay un vacío grande en lo que es la implantación y optimización de producciones industriales a gran escala de nuevos ingredientes funcionales y cepas prebióticas”.

También la industria de la alimentación recurre a la biotecnología para incidir en sostenibilidad, no sólo en lo relativo a la disminución de los impactos ambientales y en el desarrollo de nuevas formas de hacer más limpias y ecológicas, sino que también el avance científico y tecnológico en este campo está permitiendo mejorar la rentabilidad de muchos subproductos y convirtiéndolos en nuevos nichos de valor.

Al respecto, Andrés Pascual, responsable del departamento de Calidad y Medio Ambiente de ainia, señala algunas de las enormes posibilidades que existen de recuperar residuos orgánicos con fines energéticos.

“El biogás constituye la alternativa más adecuada para la valorización energética de residuos orgánicos agroalimentarios”, resalta. “En este campo, la biotecnología permite desarrollar algunas líneas de I+D punteras, desde el desarrollo de nuevos pre-tratamientos en el proceso de la co-digestión anaerobia necesario para generar la biomasa, pasando por la caracterización microbiológica de la fermentación mediante técnicas de biología molecular, validación de nuevos sustratos, reducción de riesgos biológicos… hasta el cultivo de microalgas a partir de digestatos y su uso y validación energética posterior, etc”.

También cabe destacar que hay grandes avances que se están obteniendo en la producción de sustancias -entre ellas fármacos e ingredientes alimentarios- recurriendo a la biotecnología como alternativa que necesita menos consumo energético o que produce menos residuos.

Empresas con empuje

En la actualidad AFBIA está formada por una treintena de organizaciones y entidades innovadoras y está abierta a nuevas incorporaciones. De acuerdo con sus fines y ámbito de actuación, la tipología de empresas y organismos socios o potenciales socios de AFBIA responde a perfiles muy diversos, entre otros:

  • Proveedores de equipamiento para el desarrollo de procesos biotecnológicos
  • Empresas de ingeniería
  • Proveedores de servicios de diagnóstico (biología molecular y biosensores)
  • Productores de aditivos y/o microorganismos de interés industrial
  • Empresas productoras de alimentos
  • Centros privados y públicos de I+D+i

La implicación de todos ellos en esta agrupación es notable y se ha comenzado a trabajar mediante grupos de trabajo especializados en tres líneas concretas de actividad. La primera de ellas va orientada a profundizar en el conocimiento y aplicación de nuevos ingredientes funcionales con propiedades inmunonutritivas, neuroprotectoras y otras capacidades terapéuticas en el desarrollo de nuevos productos.

La segunda va orientada a desarrollar escalados industriales y estudios de viabilidad de los procesos de producción de nuevos ingredientes funcionales previamente validados. Y el tercer grupo va a trabajar en identificar nuevos compuestos funcionales de interés para los integrantes del consorcio. Para ello, se están considerando nuevas fuentes naturales como son los recursos marinos o cepas de distinto origen con propiedades prebióticas. En definitiva, la biotecnología alimentaria implica aprovechar el espectacular desarrollo acaecido en la segunda mitad del siglo XX en el campo de la microbiología, la ingeniería genética y la biología molecular para innovar en la producción de alimentos, así como en el desarrollo de procesos industriales más sostenibles y menos contaminantes.

Tiene un enorme potencial de expansión en numerosos sectores productivos, desde la agricultura, a la industria productiva. Y mucho que decir para dar respuesta a demandas sociales y empresariales cada día mayores en el ámbito de la alimentación y la salud; la calidad y la seguridad alimentaria, la sostenibilidad y el diseño y la producción industrial. Está llamada a ser, según los expertos, una de las grandes tecnologías alimentarias del siglo XXI.

Share