Sandwich, el fast food diferente

      Comentarios desactivados en Sandwich, el fast food diferente

El sándwich se inventó hace más de 2.000 años pero es en la actualidad cuando vive su edad de oro. Establecimientos dedicados exclusivamente a su venta y la búsqueda de comida rápida y sana por parte de los consumidores son factores que lo han llevado a estar presente en el menú semanal de casi todo el mundo.

Mario Cañizal es director gerente de Sándwich forum, la Web del Instituto del Bocadillo y de las Artes del Pan, que busca aportar soluciones a quienes elaboran, comercializan y venden bocadillos y sándwiches. Él lo tiene claro: “los sándwiches salen ganando a la hora de cumplir con la regla de las 3 S: sanos, seguros y sabrosos”.

Este año la edición de Sándwich Forum se celebrará el día 4 de noviembre. Se hablará sobre las últimas tendencias en cuanto a modelos y fórmulas de panes y sándwiches, tipos de panes como los del norte de Europa, mediterráneos, árabes, de pita, etc. Cada una de las tendencias tendrá un representante que aportará su visión y experiencia en cuanto a la evolución de los conceptos en el mercado nacional e internacional.

El ingrediente principal que no puede faltar en el sándwich es el pan y la oferta resulta enorme. El blanco es el más consumido, aunque el integral gana adeptos con el paso del tiempo. Podemos encontrar otros tipos menos comunes como el pan de molde rústico, de miga, de cereales, rico en fibras o de leche en rebanadas, con o sin corteza, en rebanada mediterránea o normal…

La disposición a probar nuevos sabores ha llevado a la cadena especializada en sándwiches Rodilla a crear variedades tan sofisticadas como el sándwich de champiñones y piquillo (champiñón, salsa de queso, pimientos de piquillo, anchoas y cebolla) o el de jamón y mousse de higo (hilada de jamón serrano, higos, margarina, oporto y agrio de limón).

La costumbre de merendar sándwiches en los niños no es nueva, aunque parece que se había perdido un poco debido a la invasión de la bollería industrial y envasada. Los médicos y nutricionistas siguen advirtiendo de los perjuicios de estos productos y de la preferencia de sándwich (o los bocadillos) como una alternativa menos calórica. Comer entre horas puede resultar algo más sano si nos decantamos por este tipo de alimentación.

En los últimos años se ha producido un aumento del consumo de este alimento en la hora de la comida. Debido a las jornadas laborales partidas, la lejanía de los puestos de trabajo de casa y el poco tiempo para comer, los restaurantes que ofrecen esta alternativa también se han especializado. En el Instituto del Pan creen que “se ha convertido en la comida principal de muchos activos a medida que se ha reducido el tiempo para comer”.

Share