Inicio > Panadería > Reparte el pan y ¡no te olvides de la cena!

Reparte el pan y ¡no te olvides de la cena!

sábado, 22 de agosto de 2015

El tópico de que el pan engorda es un falso mito que los estudios científicos existentes han demostrado fehacientemente que no es cierto y, por tanto, no está justificado que se elimine de las dietas de adelgazamiento.

Y es que, como cualquier alimento, el pan contiene nutrientes, como los hidratos de carbono, vitaminas del grupo B, minerales, fibra y proteínas, que hacen indispensable este producto para conseguir una dieta equilibrada.

Cada 100 gramos de pan contienen 250 kcal, cantidad que resulta insignificante en la dieta de un adulto que ha de aportar entre 2.000 y 2.500 calorías dependiendo de la actividad física, la edad y el sexo de cada uno.

A lo largo del día, el cuerpo demanda energía, la cual, en su mayoría proviene de los hidratos de carbono, sin ellos no podríamos sobrevivir, ya que son los que ponen en marcha nuestro organismo, contribuyen al mantenimiento de la actividad muscular e influyen en el buen funcionamiento del intestino. Así el pan, que supone la fuente de carbohidratos complejos más extendida en el marco de la Dieta Mediterránea, es una buena opción para añadirlo a nuestro consumo diario, incluido en la cena.

En el caso de las dietas de adelgazamiento no existe una fórmula mágica; la ingesta ha de ser menor que el gasto de calorías. La combinación de una dieta equilibrada con la práctica regular de deporte es la receta del éxito y la clave de una buena salud.

En este sentido, no es científicamente correcto atribuirle al pan más “poder engordante” que a otros alimentos, ya que saliéndose de esta sencilla ecuación (deporte más dieta equilibrada) es fácil ganar peso.

Es por esto, que el reparto de los alimentos durante la jornada diaria ha de hacerse de una forma equilibrada y, teniendo en cuenta el gasto energético que queda por delante en función de la hora del día y de la actividad. Los especialistas aconsejan tomar entre cinco y seis raciones de hidratos de carbono distribuidas a lo largo de todo el día.

Para José Antonio López Gómez, presidente de la Asociación de Dietistas Nutricionistas de Galicia, “el pan está compuesto en un 52% de almidón, y por tanto, por hidratos de carbono de lenta absorción. Este tipo de carbohidratos liberan energía más rápidamente prolongando la sensación de saciedad, lo cual hace que disminuya las ganas de ingerir más alimento”.

¿Por qué es bueno cenar con pan o incluirlo en la dieta? Precisamente, la alimentación española actual tiende a alejarse de los principios de la dieta mediterránea, una de las maneras de alimentarse más sabrosa y saludable del mundo.

La dieta mediterránea, y no está de más señalarlo, se relaciona con un menor riesgo cardiovascular, de padecer ciertos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas. Asimismo, la dieta mediterránea contribuye, cuando se sigue adecuadamente, a mantener un peso correcto. Y lo cierto es que los españoles consumen alrededor de un 40% de las calorías de su dieta en formas de carbohidratos, cuando debería de alcanzar el 50% de las mismas. Es decir: no hay motivo justificado para eliminar el pan de la cena y, antes al contrario, lo que necesitamos es ingerir menos grasas y proteínas de origen animal y más productos de origen vegetal como los cereales y su derivado estrella: el pan.

La cocción y la acción de la levadura sobre la harina hacen que los carbohidratos naturalmente presentes (almidón en buena parte), sean más digeribles y podamos aprovechar mejor el resto de sus nutrientes (vitaminas del grupo B, especialmente).

Afortunadamente, en la actualidad hay una gran diversidad de panes a disposición del consumidor. Sería buena idea incorporar en la cena una ración de pan integral para añadir fibra y antioxidantes en nuestra alimentación, otros elementos claves de una dieta saludable que el plan puede aportarnos.

La campaña “Pan Cada Día” aboga por una alimentación equilibrada como pilar básico de una buena calidad de vida. Para ello, en esta ocasión queremos ayudar a comprender como el reparto de los alimentos influye en el peso pero determina el mismo.

Descargar nota de prensa

Fuente: Pan cada día

Share
Comentarios cerrados.