Inicio > Empresas > Relevo en la cúpula de Panrico

Relevo en la cúpula de Panrico

sábado, 8 de octubre de 2011
Nuevo golpe de timón en la dirección de Panrico. El fabricante de Donuts acaba de fichar como consejero delegado a Joan Casaponsa, ejecutivo procedente de Indo Internacional que sustituirá a César Bardají.

La llegada de Casaponsa al grupo de bollería industrial se interpreta como una muestra del incremento de poder del fondo de capital riesgo Oak Tree, que en el último año ha ido avanzando posiciones en el capital de la empresa. El relevo en la cúpula ejecutiva de Panrico coincide también con la aprobación de un nuevo plan estratégico de crecimiento y con el inicio de un segundo proceso de reestructuración de deuda, que se prevé que finalice antes de acabar el año.

Casaponsa llega a Panrico semanas después de haber abandonado la presidencia de Indo, compañía que se encuentra en suspensión de pagos y cuyo plan de reestructuración ha liderado el ejecutivo. Se da la circunstancia de que en Panrico Casaponsa se reencontrará con varias marcas que ya había gestionado en el pasado. Se trata de las marcas de galletas Artiach, Marbú, Chiquilín y Filipinos, unas enseñas que pertenecían a United Biscuits cuando él era presidente y director general de United Biscuits Southern Europe.

Nacido en Badalona hace 54 años y padre de tres hijos, a Casaponsa se le considera un experto en reestructuraciones y sus primeros cargos de responsabilidad los ocupó en Del Monte Foods y en la firma chocolatera Lindt.

Se prevé que César Bardají, que ha comunicado esta misma tarde el relevo a la plantilla de Panrico, siga trabajando durante unos meses en la empresa, donde ejercerá funciones de director general. Se trata de asegurar el traspaso de papeles hacia Casaponsa y velar por una transición lo menos traumática posible. Bardají llegó a Panrico a comienzos de 2010 tras dejar el grupo Gallina Blanca y de la mano de Apax Partners, el entonces propietario de la empresa. Su salida de Gallina Blanca se produjo después de que Joan Cornudella tomase las riendas del grupo Agrolimen procedente, precisamente, de la dirección general del grupo fabricante de Donuts y Bollycao.

Bardají ha tenido que dirigir una empresa con dificultades en todos los frentes. Por un lado, la crisis económica, el descenso del consumo y el crecimiento de las marcas blancas han provocado una fuerte caída de las ventas de Panrico, lo que ha obligado a reorganizar la estructura productiva para incrementar la productividad. Por otro lado, las dificultades financieras de la empresa y la enorme deuda que Apax cargó a Panrico tras hacerse con su propiedad desembocaron en un proceso de reestructuración de deuda que supuso la salida del fondo y la transformación de la deuda de los bancos en acciones.

Bardají ha logrado en los últimos meses frenar la caída de ventas, con un retroceso actual del 1%, frente al 15% de trimestres anteriores.

Fuente: Expansión

Share
Categories: Empresas Tags:
Comentarios cerrados.