Inicio > Empresas, Pastelería > Pastelería Ascaso : Pastel Ruso

Pastelería Ascaso : Pastel Ruso

viernes, 16 de abril de 2010

Desde 1890 la familia Ascaso se dedica a la producción artesana de pastelería y bombonería. En sus dos espléndidas tiendas de Huesca y Zaragoza se pueden encontrar productos de excelente calidad. Así los lamines, los turrones, la siricaia, castañas del Pirineo, bombones, gran variedad de tartas como griottin y guayaquil o bourbon por ejemplo, un maravilloso hojaldre y por supuesto, su pastel ruso que tantas imitaciones ha provocado.
El equilibrio entre tradición e innovación, la apuesta por la técnica y unas óptimas materias primas, además de su magnífica presentación, convierten en un placer la visita a Pastelería Ascaso.

Pastel Ruso
El pastel “ruso” pertenece por derecho propio a la más alta gastronomía. En sus orígenes existe algo de leyenda, pero se sabe que la emperatriz Eugenia de Montijo se lo ofreció a Alejandro II, con motivo de la visita de este a la Exposición Universal de París.

El dulce que tanto gustará al zar de todas las Rusias, de quien, seguramente, toma su nombre, contiene avellana, almendra, clara de huevo, azúcar y mousse de praliné en delicada composición.

Producto que ostenta la marca C’Alial de Calidad Alimentaria, presentado por 1ª vez en XXIII Salón internacional del Club Gourmet en Madrid.

Los ingredientes son elegidos cuidadosamente de la mejor calidad: azúcar, clara de huevo, almendra “marcona” y avellana del país, mantequilla y huevo pasteurizado. Por supuesto no contienen ningún conservante ni aroma artificial.

Pese a su aspecto sencillo, tiene un sabor intenso y una textura tan sorprendente que se ha convertido en la especialidad más demandada.

Es apropiado para cualquier ocasión pero debe tomarse entre los 12º y los 18º grados de temperatura para saborearla mejor, aunque se conserva en frío. Entre 0 y 6 grados tiene una caducidad de tres meses.

Share
Comentarios cerrados.