Inicio > Panadería > Pan esenio

Pan esenio

viernes, 4 de febrero de 2011

El pan esenio o germinado es un tipo de pan ecológico, sin levadura, sin sal, sin aceite ni edulcorantes o agentes de fermentación. Es sabroso y nutritivo, con una gran fuente de proteína y fibra y aporta más cantidades de nutrientes esenciales que el pan común.

Ha sido la forma original de pan para muchos pueblos desde hace miles de años aunque en la actualidad no es muy conocido. Se cree que el origen de este tipo de pan se remonta a los esenios, un grupo religioso judío que perduró desde el siglo II a. C. hasta el siglo I d.C.

A este tipo de pan se le denomina esenio o germinado ya que se utiliza el grano germinado, sin necesidad de levadura en su proceso. Originariamente se elaboraba a base de trigo germinado aunque en la actualidad también podemos encontrarlo con espelta o centeno germinado.

A la masa de este pan se le pueden añadir diferentes ingredientes tales como semillas, frutas, verduras, plantas aromáticas, etc.

Es importante tener en cuenta que, aunque sea un pan germinado, al contener trigo, centeno o espelta, continúa conteniendo gluten. Por tanto, no deben tomarlo las personas celíacas.

Las ventajas de este pan son diversas:

  • Alto contenido en nutrientes debido a los procesos enzimáticos que se producen durante la germinación del cereal.
  • Favorece la recuperación de desequilibrios digestivos, respiratorios y cutáneos debido a la conversión de lectinas en proteínas muy asimilables.
  • Recomendable para personas que no pueden tomar ningún tipo de levadura.
  • Ideal para personas con diabetes o problemas de azúcar ya que con la germinación desaparece la mayoría de almidón del trigo.
  • Aconsejable para personas con digestiones difíciles o convalecientes.

En cuanto a la conservación, este pan se mantiene en perfectas condiciones entre dos y tres semanas en el frigorífico a 2 ºC o bien hasta un año en el congelador a – 23ºC.

Share
Categories: Panadería Tags: ,
Comentarios cerrados.