Inicio > Pastelería > Origen de los Macarons

Origen de los Macarons

viernes, 6 de agosto de 2010

El macaron es un pastelito redondo, tradicional francés, crujiente por fuera y más blando por dentro, elaborado con pasta de almendras, azúcar y claras de huevo. Su forma es como un sándwich, compuesto de dos galletas y relleno de una crema o ganache.

Se suelen aromatizar y rellenar de varios sabores.

Además de muy sabrosos, son también muy vistosos ya que se pueden elaborar de multitud de colores y gustos, teniendo como único límite la imaginación de quien lo elabora.

Su origen, como ocurre con multitud de elaboraciones de larga tradición, no está muy claro. Algunos apuntan que fue creado en el año 791, en un convento cerca de Cormery. Otros se decantan por pensar que fue Catalina de Médicis quien lo llevó desde Italia. Lo que es seguro es que la primera receta que se ha encontrado de este pastelito figura en una obra que se remonta a principios del siglo XVII.

A lo largo de la historia, se han ido encontrando referencias del macaron en distintos puntos de Francia.

Así, por ejemplo, en la corte parisina de Versalles, la familia Dalloyau sirvió macarons a la realeza.

En Lorena, existe una receta que se ha mantenido secreta desde el siglo XVIII.

No obstante, la receta que conocemos actualmente, tiene su origen en los años 1880, en el barrio parisino de Beleville, y se conoce como macaron Gerbert.

De cualquier modo, lo que sí podemos asegurar es que, sea cual sea su origen, merece la pena degustar estos pastelitos ya sea comprándolos o, para los más atrevidos, elaborándolos uno mismo. Ahora sólo queda decidir un último punto: ¿de qué gusto lo queréis?

Share
Categories: Pastelería Tags: ,
Comentarios cerrados.