Nuevo sistema de producción de bajo volumen sin almidón para productos de confitería

      Comentarios desactivados en Nuevo sistema de producción de bajo volumen sin almidón para productos de confitería

El sistema comprende procesos continuos de cocción y depositado sin almidón a una velocidad típica de 60 kg/hr y rangos de peso de las piezas de 2 a 16 g. Utiliza el mismo proceso de control y la misma tecnología para depositar que la ya bien establecida gama de máquinas para depositar sin almidón ServoForm de alto rendimiento de Baker Perkins.

El nuevo sistema tiene capacidad para producir una amplísima gama de gelatinas y gominolas con y sin azúcar, caramelo duro, chupetines, toffees, caramelos y productos tridimensionales en uno o dos colores y con centros rellenos.

La depositadora ServoForm Mini se introdujo como una máquina independiente para ofrecer los beneficios de la producción sin almidón a confiteros artesanos que producen una amplia variedad de productos en lotes pequeños.

Al combinar este nuevo sistema con las cocinas continuas Turbofilm, Baker Perkins ha creado un sistema uniforme que aporta estos beneficios a la producción de bajo volumen de suplementos dietéticos y productos funcionales. El control completo mediante PLC que incorpora funciones de visualización del proceso, gestión de recetas y manipulación de alarmas ofrece un control total del proceso.

La cocina Turbofilm de Baker Perkins es un sistema de cocción continua, versátil, compacto e higiénico para producir gelatinas y gominolas a base de carragenina y pectina, además de caramelo duro. El sistema independiente montado sobre patín, cocina y evapora una masa líquida a base de azúcar para crear jarabes base para confitería. Los colores, los sabores y los ingredientes activos se incorporan después de la cocción utilizando un nuevo sistema de precisión de dosificación y mezclado, incorporado en la misma línea.

Los moldes sólidos y el acceso fácil a todas las piezas de la máquina facilitan las labores de limpieza y transforman a la ServoForm Mini en la máquina ideal para producir productos para el cuidado de la salud. Las bajas tasas de desperdicio, los cambios rápidos de producto, los pesos de depositado exactos y el procesamiento continuo garantizan un rendimiento rápido de la inversión.

La preferencia del consumidor por las gominolas en lugar de pastillas o cápsulas como el mecanismo de aporte de los suplementos dietéticos es cada vez mayor, especialmente entre los milenarios que perciben estos productos como alimentos funcionales en lugar de remedios.

Sin embargo, el proceso de producción de cualquier producto que afirme tener un beneficio para la salud es un nivel más alto que muchos de los procesos tradicionales de fabricación de alimentos ya que con frecuencia es necesario ajustarse a los principios de GMP y validarse fácilmente según las normas FDA/EMEA. La exactitud, la consistencia, el control y la higiene de la cocina Turbofilm y la depositadora ServoForm Mini cumplen a la perfección las exigencias de este mercado.

Cada depositado se dosifica individualmente con control exacto del peso y la dosis. El jarabe se deposita con los sólidos finales en moldes sólidos libres de algodón, lo que garantiza exactitud dimensional y un acabado uniforme de la superficie. Esto elimina la costosa, lenta y laboriosa operación de secado asociada con los moguls de almidón y hace que el proceso sea más manejable. Además, al eliminar el almidón también se elimina la contaminación cruzada.

Los moldes se alimentan a través de la ServoForm Mini según se necesiten y un avanzado sistema de detección de molde evita que el jarabe se deposite si no hay moldes presentes. Los cambios entre diferentes productos son tan sencillos como coger un conjunto de moldes diferentes y seleccionar el perfil del producto de la lista almacenada en el sistema de control.

Singularmente, los moldes están disponibles en metal o silicona y la selección de uno u otro material depende del tipo de producto final y receta. Normalmente esta elección se realizaría después de probar las diversas opciones en los laboratorios de confitería en los centros de innovación de Baker Perkins en Reino Unido y Estados Unidos.

Los moldes sólidos de metal o silicona ofrecen un producto final de calidad sustancialmente superior comparado con el producto conseguido cuando se utilizan moldes de almidón. Los moldes de metal también ofrecen un enfriado superior, confieren un acabado superficial mejor y pueden producir formas más intrincadas. Se ha desarrollado un exclusivo muestrario de moldes que permite producir gominolas completamente tridimensionales o caramelo duro.

Fuente:  foodnewslatam.com

Share