Inicio > Salud > Nueva pirámide de alimentación saludable

Nueva pirámide de alimentación saludable

sábado, 20 de agosto de 2011

Investigaciones recientes aconsejan cambios en la pirámide alimentaria para mejorar los hábitos en la comida

Los últimos estudios en nutrición sugieren algunos cambios en la pirámide de la alimentación.

El Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AEDN) sugiere el cambio de posicionamiento de algunos alimentos en la pirámide e incluso se cuestionan la presencia de otros como las bebidas alcohólicas.

Así, según el GREP-AEDN, una alimentación saludable se podría resumir como:

  • presencia de frutas y hortalizas en la base de la pirámide
  • mayor consumo de cereales integrales
  • aprovechar los beneficios de los frutos secos y del aceite de oliva
  • potenciar las legumbres y su combinación con cereales integrales como una fuente excelente de proteínas
  • eliminar las bebidas alcohólicas, incluido el vino y la cerveza.

Frutas y hortalizas

Las frutas y las hortalizas estarían situadas en la base de la pirámide.

Aquí encontramos el primer cambio sugerido por el GREP-AEDN ya que hasta ahora, la base estaba integrada por cereales, pan, arroz y pastas junto con los tubérculos.

Por tanto, se da mucha mayor importancia a la fruta, las hortalizas y las verduras en detrimento de los productos farináceos.

Esto implica que cada vez más nos vamos aproximando a una alimentación más vegetal.

Cereales, pero integrales

El segundo escalón de la pirámide estaría formado por los cereales, pero integrales.

Ello se debe a que los últimos estudios indican una relación inversa entre el grado de refinamiento de los cereales y la salud cardiovascular.

Debemos moderar el consumo de grasas trans y saturadas y aumentar la ingesta de cereales integrales y derivados.

Legumbres: aumentan su importancia en la pirámide

Las legumbres, se sitúan al mismo nivel que los cereales integrales ya que contienen abundantes hidratos de carbono.

Bajo el punto de vista proteico, las legumbres también son un sustituto perfecto de las carnes y adquieren su máxima funcionalidad si se combinan con cereales, pasta o cuscús.

Aceite de oliva y frutos secos: representantes de grasa insaturada

La grasa insaturada que contienen los alimentos tiene efectos beneficiosos para la salud cardiovascular y tanto el aceite de oliva como los frutos secos contienen gran cantidad de esta grasa.

La posición de los frutos secos también ha variado en la pirámide ya que en varios casos estaban situados en el vértice, debido a su alto valor energético.

El GREP-AEDN sugiere que tanto el aceite de oliva como los frutos secos se sitúen en la base de la pirámide debido a sus efectos beneficiosos para la salud.

Leche y derivados

En este caso, se advierte de la diferencia que existe entre la leche y sus derivados lácteos, como el queso.

También se pretende informar a la población sobre otras fuentes de calcio distintas de los lácteos, tales como las sardinas, los frutos secos, las semillas de sésamo o las verduras de hoja verde, entre otros.

Otro aspecto a destacar es la tendencia a disminuir el consumo de leche y yogures, derivados bajos en grasa y quesos.

Vértice: lo prescindible

En este apartado, se engloban todos los alimentos innecesarios para una alimentación correcta: dulces y productos ricos en azúcares y/o grasas.

Estos alimentos no se extinguen de la pirámide pero se aconseja una ingesta muy moderada de los mismos.

Por último, comentar que el GREP-AEDN cree que la pirámide que más se asemeja a los puntos expuestos hasta ahora es la pirámide NAOS, de la AESAN.

Aconsejan que los cambios en la alimentación y estilo de vida saludable deben realizarse a partir de dicha pirámide.

Share
Comentarios cerrados.