Inicio > Panadería > Los panaderos celebran el 25 aniversario del pan de Sant Jordi repartiendo panes en parroquias

Los panaderos celebran el 25 aniversario del pan de Sant Jordi repartiendo panes en parroquias

viernes, 19 de abril de 2013

gremio-panaderos-barcelonaEl Gremio de Panaderos de Barcelona celebrará el 25 aniversario del pan de Sant Jordi –elaborado con sobrasada, queso y nueces y que imita la bandera de Catalunya– repartiendo 200 panes de payés y 50 panes de Sant Jordi en ocho parroquias de la ciudad que atienden a 800 familias en dificultades, que también recibirán un centenar de botellas de aceite que la Cooperativa de Aceite de Baró de Maials entregará a Cáritas.

“Negocio, generación de riqueza, puestos de trabajo, solidaridad e identidad: todo forma parte de nuestra idiosincrasia”, ha resaltado este lunes el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, durante la presentación de esta iniciativa que se repetirá anualmente y de la que se ha mostrado convencido que se extenderá por otros territorios de Catalunya.

Puig ha insistido en el componente identitario del pan de Sant Jordi y ha apostado por hacer de esta tradición una forma de expresar “el patriotismo y las emociones”, y se ha mostrado convencido de que, poco a poco, acabará siendo tan representativo como la rosa y el libro. Para conseguirlo, el Gremio aprovechará el 25 aniversario del pan para realizar acciones promocionales en las panaderías de Barcelona y para organizar degustaciones en distintos puntos de la ciudad.

El creador del pan de Sant de Jordi, Eduard Crespo, se ha mostrado “ilusionado y muy contento” del éxito que ha conseguido el pan a lo largo de los años y, a modo de ejemplo, ha explicado que incluso han recibido la visita de empresarios japoneses interesados en producir este producto en su país. “Cuando lo ideé el reto era no utilizar moldes en su fabricación, que no hubiera ningún producto que se le pareciera y que hablase por sí mismo”, ha explicado Crespo sobre el proceso de creación hace un cuarto de siglo. Sobre el futuro del gremio, Puig se ha comprometido a intensificar los controles sobre aquellos que venden pan “sin saber en qué condiciones lo hacen”, y ha alabado los esfuerzos del sector por innovar y profesionalizarse.

“La catalanidad la tenemos consolidada a pesar de las amenazas de nuestro entorno, pero, sobre todo, nuestros negocios y nuestra cohesión social continúan siendo la prioridad para nuestra supervivencia como nación y como país”, ha afirmado Puig, quien ha pronosticado un largo futuro para el sector panadero.

Protestas

A las puertas del acto, una treintena de representantes sindicales se han concentrado para pedir a la patronal el desbloqueo de las negociaciones sobre el convenio sectorial de la panadería, cuya ultraactividad –prórroga del último acuerdo– vence el próximo mes de julio, de modo que si no se renueva los empleados del sector pasarían a tener la única protección del Estatuto de los Trabajadores.

El responsable de panadería de CC.OO., Bernat García, ha explicado a Europa Press que la patronal ha puesto sobre la mesa una rebaja de sueldo del 15%, alargar 25 horas al año la jornada laboral y eliminar días de asuntos propios, unas propuestas que ha calificado de “inaceptables”.

“Lo quieren todo porque saben que aunque no lo firmemos, lo tendrán en julio: el mejor convenio para las empresas es que no exista convenio”, ha criticado García, quien se ha mostrado favorable al posible arbitraje de la Generalitat en las negociaciones.

Fuente: La Vanguardia

Share
Comentarios cerrados.