Inicio > Panadería > Los panaderos alertan del auge de tiendas que venden sin las condiciones higiénicas mínimas

Los panaderos alertan del auge de tiendas que venden sin las condiciones higiénicas mínimas

Viernes, 20 de Noviembre de 2009

El Gremio de Panaderos de Barcelona, el de la provincia de Barcelona y los sindicatos UGT y CC.OO. han denunciado este lunes pasado la proliferación de establecimientos que comercializan pan en malas condiciones de higiene y salubridad, sin garantizar, de este modo, la calidad del producto.

Entre los establecimientos que incumplen habitualmente las condiciones sanitarias básicas de este producto se encuentran gasolineras, supermercados, tiendas de autoservicio y de comestibles, e incluso locales no alimentarios que venden todo tipo de productos, entre ellos pan.

En un comunicado, estas cuatro organizaciones han lamentado que pese a la presentación, en los últimos años, de distintas denuncias acerca de esta cuestión en la Agencia Catalana de Consumo y en los respectivos ayuntamientos, está teniendo lugar un “deterioro progresivo y constante” de este asunto.

Una de las denuncias más reiteradas concierne a los establecimientos comerciales en régimen de autoservicio que venden pan sin envasar ni etiquetar en origen. Asimismo, una gran parte de estos locales disponen de un horno eléctrico que acaba de cocer el producto sin ningún tipo de garantía de salubridad.

Estas entidades también critican que el pan sea vendido al público por trabajadores que efectúan otras tareas al mismo tiempo, como el suministro de gasolina o el cobro en las cajas registradoras. En algunos casos, estos vendedores tampoco disponen del carné de manipulador de alimentos que es obligatorio para poder expender pan, tal y como estipula la normativa actual.

Estos métodos de venta de pan están causando, al mismo tiempo, un descenso significativo de las comercialización de este producto por parte de todas las empresas artesanas. En este sentido, los representantes sindicales y gremiales han instado a la administración a garantizar el cumplimiento de la normativa legal vigente ante este fenómeno, ya que, en caso de no ser así, muchas empresas se verán obligadas a cerrar o a reestructurar sus plantillas.

Por otra parte, los gremios de panaderos de la ciudad de Barcelona y de su provincia han anunciado el inicio de una campaña de sensibilización informativa para concienciar a los ciudadanos de comprar pan en establecimientos que garanticen su calidad sanitaria.

Fuente: La Vanguardia

Share
Comentarios cerrados.