Limpieza eficiente e integral para optimizar costos

      Comentarios desactivados en Limpieza eficiente e integral para optimizar costos

La naturaleza de las operaciones de la industria de alimentos ha cambiado rápidamente debido al incremento en los volúmenes de producción, por lo cual es necesario implementar un sistema de limpieza capaz de vencer cualquier contaminante.

La industria de alimentos y bebidas está en constante crecimiento, al igual que la calidad de sus productos. Estos deben ser inocuos y saludables, y seguir los más altos estándares tanto en producción como en higiene, además de adaptarse a legislaciones cada vez más estrictas.

Ajustarse a esos cambios, conlleva a bajar costos en los procesos productivos, ya sea en la automatización de líneas, la implementación de nuevos sistemas, la adquisición de materias primas más económicas, la reformulación de productos e incluso, bajar costos en la limpieza.

Ésta última, es una parte esencial de la calidad de los productos alimenticios ya que, si existe una mala elección en los “proveedores de limpieza”, sin duda se enfrentarán problemas de calidad de producto e incluso legales.

Usualmente se selecciona el producto más básico y económico para hacer la limpieza, lo que puede implicar: equipos mal lavados, limpiezas preventivas o correctivas más frecuentes, alto consumo de agua por limpieza, inestabilidad en productos químicos, tiempo excesivo para Clean in Place (CIP) o Clean Out of Place (COP), aplicación riesgosa para el usuario, falta de tecnología para aplicación del químico, microbiología en producto, entre otros más.

Ante esta disyuntiva, existen alternativas sustentables y efectivas que tienen presentes dichas inquietudes y buscan siempre ahorrar en cada punto de los procesos, a través  de la entrega de equipos limpios y desinfectados que aseguren los mejores alimentos o bebidas del mercado.

Los procesos relevantes en los que la industria debe concentrarse para contemplar la limpieza integral de las plantas y lugares de trabajo, sin duda son  CIP y COP.

Clean in Place (Limpieza en sitio, CIP por sus siglas en inglés)

La limpieza en sitio es un sistema de lavado automático sin desmontaje del equipo de producción. Su labor es en el interior de los equipos y estructuras, áreas donde es difícil ver a simple vista o utilizar cepillos. Consiste en reciclar una solución química a través de los componentes de línea de proceso como tuberías, intercambiadores de calor, y bombas, entre otros.

Para ello el mercado ofrece tecnologías* que optimizan y desinfectan el equipo de la planta de productos lácteos, además de permitir ahorrar en productos químicos, agua, energía y tiempo. Ayuda a garantizar la seguridad, al igual que la calidad alimentaria en menor tiempo pero con alta efectividad.

Clean Out of Place (Limpieza fuera del sitio, COP por sus siglas en inglés)

El método de limpieza fuera del sitio se refiere al lavado de los elementos del equipo utilizados, lo cuales se retiran de su área operativa y se llevan a una estación central de limpieza designada previamente, por medio de un sistema automatizado. Posterior a ello, se revisa y se devuelve a su sitio original.

Cabe señalar que el sistema COP es utilizado para limpiar piezas de equipo distintas a las del sistema CIP, tales como guarniciones, abrazaderas, utensilios para manejar productos, ventiladores de tanque, carcasas, mangueras y demás piezas.

Pocas son las ofertas de soluciones y tecnología que apoyan en la reducción de consumo de agua y energía. El diseño del sistema COP está construido bajo requisitos específicos para cada organización, lo que busca lograr un ahorro operativo con resultados consistentes.

Como parte de los grandes beneficios del sistema COP está el bajo costo de inversión, además de minimizar la exposición del operador a temperaturas altas y a fuertes concentraciones químicas.

Cada vez son más las empresas que licitan productos de limpieza evaluados de acuerdo a su precio, calidad, efectividad; además del servicio extra que pueden obtener como productos químicos innovadores, soporte y asesoría técnica en planta, equipamiento, automatización, entrenamientos y los recién llamados TCO (Total Cost of Ownership).

Los TCO sirven para seleccionar al proveedor que más valor aporte a su compañía tanto en activos (equipos de aplicación) como en entrenamientos y resolución de problemas. Lo que se traduce como una herramienta para las empresas que tienen como objetivo primordial ahorrar agua, tiempo, energía o químicos, hasta llegar en algunos casos, a ser industrias cero emisiones.

Fuente:  alimentacion.enfasis.com

Share