Inicio > Confitería > La tradición salvará la venta de dulces de Todos los Santos

La tradición salvará la venta de dulces de Todos los Santos

sábado, 29 de octubre de 2011

Los clásicos huesos, buñuelos de viento o panellets volverán a consumirse este año con motivo del Día de Todos los Santos porque la “tradición es la tradición”, pero las ventas caerán entre un 10 y un 20 % debido a la crisis, según han señalado a Efeagro fuentes del sector de la pastelería y confitería.

Aunque las previsiones varían según las distintas provincias, los profesionales coinciden en que la gente no dejará de consumir los dulces típicos de esta celebración, al tratarse de una “costumbre muy arraigada”, pero comprarán en menos cantidades.

Precios de 2010

Los precios, en general, se mantendrán o subirán en torno a un 3 % continuando con la tendencia de los últimos años, según las citadas fuentes.

Según el presidente de la Asociación de Empresarios de Pastelería Artesana de Madrid, Salvador Santos, en la capital, las ventas caerán un 12 % con respecto al año pasado debido a que “la falta de confianza en el futuro ha frenado el consumo”.

Los pasteleros de Barcelona también prevén un descenso en ventas porque “aunque la tradición evidentemente se mantiene, en la mente del consumidor se dispara el chip de consumir menos por la crisis”.

El presidente del Gremio de Pasteleros de la ciudad condal, Josep Cardona, ha indicado a Efeagro que las pastelerías de Barcelona capital y provincia venderán alrededor de 700.000 kilos de panellets y las de toda Cataluña, unos 950.000 kilos.

El consumidor podrá encontrar estos dulces de almendra molida, azúcar y huevo, típicos de la región en estas fechas, por un precio entre los 35 y 45 euros el kilo, según la ubicación de la pastelería.

La importante llegada del frío

En cuanto al clima, Cardona ha señalado que la bajada de temperaturas podría favorecer las ventas ya que los panellets tienen muchas calorías, “que no apetecen con calor, pero que el cuerpo agradece cuando hace frío”.

Los pasteleros de Cádiz, que calculan una caída en ventas del 20 % con respecto a 2010, tampoco creen que el hecho de que el Día Todos los Santos caiga en martes y alargue el puente en un día les vaya a favorecer.

Según el presidente de la Asociación de Empresarios Obradores de Pastelería y Confitería de esta provincia, Antonio Ojeda, el lunes abrirán las grandes superficies y “la competencia será muy grande”.

El tiempo, sin embargo, sí será un factor importante, según Ojeda, que, sobre todo, espera que no llueva.

En Soria, los pasteleros también miran al cielo y, si el tiempo acompaña, desde la Asociación de Empresarios de Confitería, Pastelería, Bollería y Repostería su presidente, Luis Martínez, prevé que se comercializarán entre 300 y 400 kilos de buñuelos y 150 kilos de huesos, un 10 % menos que el año pasado.

Por su parte, las pastelerías cántabras prevén vender entre un 15 y un 18 % menos que en 2010, lo que supone aproximadamente 500 kilos de huesos y entre 700 y 800 de buñuelos, a 32 y 30 euros el kilo, respectivamente.

El presidente del Gremio de Confitería de Cantabria, Luis Salas, ha culpado de esta caída a la crisis “cien por cien”.

La competencia dulce

Según Salas, el puente no impulsará el consumo de estos dulces porque la gente se va de vacaciones y los que visitan Cantabria se llevan productos típicos de la región como el sobado, la quesada, las rosquillas o las corbatas, no los dulces de Todos los Santos que se venden a nivel nacional.

En Asturias, el presidente del Gremio de Artesanos Confiteros, Manuel Antonio Menéndez, también espera que los pasteleros aprovechen estos días festivos para vender dulces autóctonos como las “Teresitas de sartén” o las “Casadiellas”, además de 12 toneladas de huesos, buñuelos y panellets, que empiezan a ganar adeptos en el Principado.

Fuente: EFEAgro

Share
Comentarios cerrados.