La miel es prebiótica

      Comentarios desactivados en La miel es prebiótica

Ciertos oligosacáridos de la miel parecen estimular las especies de las Bifidumbacterias que habitan en el colon humano, se asegura en una revisión de sus cualidades nutritivas publicada en la revista Nutrition & Food Science.

MielSegún el Codex Alimentarius 2001 la composición estándar de la miel debe ser la siguiente: Agua (máximo 200 g/kg), Glucosa + Fructosa (mínimo 600 g/kg), Sucrosa (máximo 50 g/kg) y Ceniza (máximo 5.0 g/kg).

Una microflora intestinal saludable para el ser humano incluye dos grupos de bacterias: La Lactobacillus spp. que coloniza la porción terminal del intestino delgado y que, entre otras cosas, protege al organismo de infecciones por salmonelas (salmonelosis) y la Bifidumbacterium spp. que habita en el colon y frena el excesivo crecimiento en la pared intestinal de bacterias y hongos patógenos.

Esta saludable microflora indígena puede ser dañada, entre otras causas, por la administración oral de antibióticos, y esta es la razón por la que se aconseja el consumo de los llamados alimentos funcionales que contienen tanto el Lactobacillus spp como el Bifidumbacterium spp .

Cuando cultivos de estos gérmenes son introducidos en algunos alimentos de la dieta, se denominan gérmenes probióticos, que se definen como “suplementos alimentarios de gérmenes vivos que benefician al animal huésped – en este caso el ser humano- al mejorar el equilibrio de su flora microbiana intestinal”.

Se denominan alimentos prebióticos aquellos alimentos que benefician al huésped al estimular selectivamente el crecimiento y la actividad de un limitado número de bacterias probióticas.

En este sentido, ya se conocía que la actividad de ciertas especies de Bifidumbacterium spp en el colon puede ser estimulada por oligosacáridos de la soja, mientras que más recientemente se ha demostrado que los oligosacáridos de la miel son también efectivos estimulando el crecimiento del Bifidumbacterium spp.

En este contexto, aseguran los autores de la revisión, la miel puede ser considerada como alimento prebiótico por su contenido en oligosacáridos, ya que estimularía el crecimiento y la actividad de la microflora intestinal probiótica.

Share