Inicio > Investigación > Investigadores Españoles hallan potente antioxidante en plantas de tomate

Investigadores Españoles hallan potente antioxidante en plantas de tomate

viernes, 12 de agosto de 2011

Investigadores españoles han descubierto un “novedoso y potente antioxidante de origen natural” en plantas de tomate, cuyo poder antioxidante es diez veces superior al de la vitamina C, y podría tener distintas aplicaciones en la industria agroalimentaria o farmacéutica, entre otras.

Según han informado fuentes de la Universitat Politécnica de Valencia y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha sido un equipo de investigadores del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP) el que ha identificado este antioxidante natural.

El hallazgo, que ha sido publicado en la revista Environmental and Experimental Botany, se trata de una “sustancia fenólica que sintetiza la planta de tomate cuando se ve sometida a un estrés biótico y que hasta el momento era totalmente desconocida”.

Los investigadores, que han realizado los trabajos de investigación en los laboratorios de la Ciudad Politécnica de la Innovación, han descubierto que esta sustancia está presente en plantas de tomate sometidas a un estrés biótico y además, han desarrollado un proceso sencillo y económico para su síntesis en el laboratorio.

Según han apuntado los investigadores del IBMCP, el poder antioxidante de este nuevo compuesto es mucho mayor -catorce veces más- que el que posee, por ejemplo, el resveratrol, conocido antioxidante presente en el vino tinto, capaz de retardar el envejecimiento celular.

Además, “es cuatro veces y media más potente que la vitamina E y diez veces más que la vitamina C”.

Según han asegurado, sus aplicaciones “podrían ser múltiples”, como por ejemplo, en la industria alimentaria, donde podría utilizarse “como conservante de alimentos para el consumo humano y piensos para animales, por su acción como retardante de la oxidación de los lípidos”.

Este potente antioxidante “evitaría alteraciones tales como el enranciamiento de grasas y aceites, lo cual merma extrordinariamente su calidad alimentaria”, así como también “podría utilizarse como suplemento para productos funcionales”.

Los antioxidantes poseen propiedades beneficiosas para la salud, como son la prevención de las enfermedades coronarias y el cáncer, por lo que, según las mismas fuentes, “el compuesto podría tener grandes aplicaciones en la industria farmacéutica”.

Otros posibles usos podrían darse en la industria petroquímica, como conservante de la gasolina, y en la industria de polímeros, utilizándose en la fabricación de fibras, productos de caucho, geotextiles y otros.

En este caso, han indicado las fuentes, “el antioxidante se utilizaría como estabilizante en el proceso de producción y para aumentar la vida útil del producto final”.

Por otro lado, en la industria cosmética “podría emplearse en productos para el cuidado de la piel, dadas sus posibles propiedades para la prevención del envejecimiento”.

La UPV y el CSIC han registrado la patente nacional e internacional del nuevo antioxidante descubierto, así como del procedimiento para aislarlo en laboratorio y también sintetizarlo químicamente.

Share
Comentarios cerrados.