Inicio > Tecnología > Investigadores de la USC crean un chip de ADN para detectar alimentos en mal estado

Investigadores de la USC crean un chip de ADN para detectar alimentos en mal estado

miércoles, 18 de agosto de 2010

Un equipo de investigadores del Laboratorio de Hixiene, Inspección e Control de Alimentos de la facultad de Veterinaria ha diseñado un chip que permite detectar e identificar microorganismos patógenos o alteradores de la calidad de los alimentos de origen marino, tanto en los procedentes de la pesca extractiva como en los de acuicultura. Se trata de un dispositivo más pequeño que un teléfono móvil y que permite localizar hasta cientos de microorganismos en un solo ensayo.

El coordinador de este proyecto, el catedrático del departamento de Química Analítica Jorge Barros Velázquez, explicó que elaboraron una base de datos de bacterias, que sirve como referencia para detectarlas en los alimentos. Barros explicó que «trátase dunha gran colección de microorganismos de orixe alimentaria». El equipo ya los tiene caracterizados desde el punto de vista genético y, según el catedrático, «hai rexións do xenoma deses microorganismos que son específicas, o cal permite distinguir especies ou incluso cepas dunha mesma especie».

Al mismo tiempo, el equipo diseñó sondas genéticas específicas que, según explicaron fuentes de la USC, son dispositivos que se dirigen a una diana concreta de cada microorganismo. Barros señaló que es «unha especie de chip de ADN», que facilita la detección de cientos de microorganismos en un mismo ensayo.

Medidas inmediatas

Otra de las ventajas que destacan los investigadores sobre el nuevo dispositivo, además de la rapidez en facilitar información, es que también podría aplicarse en otros sectores alimentarios como el lácteo o el cárnico. «É de grande interese para a industria alimentaria», dijo el director del proyecto.

El chip ideado en la facultad de Veterinaria se distingue de los métodos que se emplean en la actualidad en que estos últimos identifican cada microorganismo por separado o por grupos microbianos, «o que obriga a realizar moitos ensaios diferentes para un único alimento».

De esta manera, el chip permitiría a la industria alimentaria tomar medidas inmediatas ante cualquier eventualidad que pudiera alterar la calidad o seguridad alimentaria de un producto o de una partida.

La USC afirmó que el equipo «xa está a traballar» con empresas del sector en Galicia.

Share
Comentarios cerrados.