Inicio > Empresas > Garmendia promete no empeorar la fiscalidad para la I+D

Garmendia promete no empeorar la fiscalidad para la I+D

viernes, 4 de septiembre de 2009

El Gobierno no elevará la presión fiscal de los fondos que inviertan en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), según ha revelado la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia.

En su intervención en las jornadas sobre telecomunicaciones de la UIMP, organizadas por la patronal de empresas tecnológicas, Aetic, la ministra aseguró que “la innovación es una prioridad absoluta para el Gobierno, por lo que aunque hace falta una revisión de los impuestos por una coyuntura extraordinariamente negativa, no se tomará ninguna medida que frene la inversión”.

En este sentido, Garmendia explicó que el Ejecutivo busca fórmulas para “promover fondos de capital riesgo especializados y de referencia mundial en innovación, de tal forma que atraiga a otros fondos de inversión”.

Para la ministra, en España se crean muchas empresas de innovación, pero “faltan herramientas para que las empresas pueden dar el paso de poner sus productos y servicios en el mercado, para lo que la financiación a través del capital riesgo es clave”. Además de mejorar el acceso a los mercados de capital de las empresas innovadoras y promover la financiación bancaria al capital riesgo, la ministra señaló “la compra pública de tecnología y la regulación” como dos factores clave en este proceso.

Sin vuelta atrás

Los anuncios de Garmendia contradicen la política emprendida por el Gobierno. La reforma fiscal de 2007 eliminó en el Impuesto de Sociedades de la deducción que, hasta entonces, podía aplicarse por las inversiones en I+D.

El proyecto del Gobierno fue una supresión progresiva de la deducción hasta su total desaparición en 2012. El decreto de medidas anticrisis urgentes lanzado en marzo recuperó esta desgravación para las empresas que inviertan en I+D. Aunque de forma muy limitada.

En realidad, lo que hace es frenar el calendario que el Ministerio de Hacienda había fijado para eliminar de forma definitiva en 2012 esta deducción. El problema es que, hasta 2008, ya se había suprimido el 85% del coeficiente de desgravación.

Esta deducción benefició en 2007 a 5.657 empresas por un importe de casi 317 millones de euros-.

Share
Comentarios cerrados.