Ferrero Ibérica: 235,5 millones de euros en ventas y liderazgo en bombones

      Comentarios desactivados en Ferrero Ibérica: 235,5 millones de euros en ventas y liderazgo en bombones

Ferrero Ibérica ha presentado en Madrid, en la sede de CEOE, sus últimos datos correspondientes al ejercicio septiembre 2016 a agosto 2017, que le sitúan en la segunda posición en el mercado español de productos de chocolate con una cuota de mercado del 15,8% en valor.

Las ventas totales de la filial española del Grupo Ferrero, que desembarcó en nuestro país hace treinta años, es de 20.865 toneladas de producto y una cifra de negocio consolidada de 235,5 millones de euros, un 1,6% más que en el ejercicio anterior en que vendió por valor de 231,8 millones. Alrededor del 80% corresponde al mercado español y el resto a Portugal. Fuentes de la empresa han confirmado que las ventas del Grupo en el ejercicio actual, que concluirá en agosto de este año, se sitúan entre el 3 y el 4% y Ferrero Ibérica se mueve en esas mismas cifras. La compañía ha confirmado su fuerte apuesta por el mercado español y ha anunciado la introducción de productos del Grupo que ya están en otros mercados, “al estilo Ferrero: invirtiendo en las marcas, con gran apoyo tanto en su presentación al mercado, como en su posicionamiento en el punto de venta y apoyo en medios de comunicación”. Raffaello se enmarca dentro de esta estrategia, con su relanzamiento en abril de este año en nuestro país. Se trata del “tercer bombón en ventas del mundo y el segundo más vendido de la compañía tras Ferrero Rocher“.

Ferrero Ibérica forma parte de un heterogéneo grupo de países (llamado Multi Country EU) que, además de España y Portugal, engloba otras áreas geográficas europeas como Austria, Suiza, los países del Benelux, el área escandinava o la zona de los Balcanes, entre otros. Ferrero Ibérica es líder de facturación de esta región comercial y es el octavo mercado por importancia para Grupo Ferrero.

La compañía cuenta con cuatro grandes líneas de negocio en nuestro país: bombones donde cuenta con una cuota total de mercado del 23,2% en valor en el total 2017, una cantidad que aumenta hasta el 29,3% en la campaña de Navidad, con Ferrero Rocher a la cabeza, que representa el 18,7%, siendo el producto de la multinacional más vendido en España; la línea Kinder, una gran familia formada por Kinder Sorpresa, el primer producto del Grupo que aterrizó en nuestro país, Kinder Joy, Kinder Schoko-Bons, Kinder Chocolate, Kinder Bueno, Kinder Happy Hippo y Kinder Délice; Nutella, la crema de chocolate más vendida en el mundo, que “ha revalidado su liderazgo en el mercado español de las cremas de untar monocolor con una cuota de mercado anual del 28,9% en valor”, y los caramelos Tic-Tac, “que esperamos pronto ocupen posiciones tan importantes como en otros países”. Ferrero Ibérica es líder absoluto en diversas categorías en el canal moderno: en la categoría de huevos con sorpresa, con un 42,4% cuota de mercado en valor, y en la categoría snacks de chocolate con Kinder Bueno, que alcanza una participación de mercado del 23% en valor.

Durante 2017, los bombones Ferrero entraron en más de 3.300.000 hogares, casi todas las compras durante la Navidad. Los productos Kinder estuvieron presentes en casi 4.200.000 hogares, que representan el 44,5% de los hogares con niños en España.

“Máxima frescura de los productos” y “Compartir valores para crear valor”

“El modelo de negocio Ferrero se basa en garantizar la máxima frescura de los productos a lo largo de toda la cadena de valor” ha explicado Roberto Torri, director de Relaciones Institucionales de Ferrero Ibérica.  “Se sigue el ciclo vital del producto desde el momento del abastecimiento de las materias primas y de los materiales de embalaje hasta la distribución de los productos acabados en los puntos de venta”. Por ello, “durante el verano, en las zonas en que las altas temperaturas puedan impedir que el producto llegue al consumidor en sus mejores condiciones organolépticas, se suspede el suministro o directamente se retira los productos de los canales de venta”.

Franco Martino, director de Marketing de la empresa, ha explicado cómo esta forma de proceder, “que sorprendió al principio en España” ha sido asimilada por el consumidor español que ha entendido “que la calidad para Ferrero es una premisa fundamental”. Asimismo, Martino ha explicado el programa Kinder+Sport dentro de la política de Responsabilidad Social Corporativa para prevenir y combatir la obesidad infantil, proyecto del que disfrutan más de 140.000 niños y jóvenes en España. En su intervención, se ha detenido en campañas de comunicación que se mantienen en el recuerdo de muchas generaciones, y que han posicionado a Ferrero Ibérica como uno de los grandes inversores de los últimos treinta años, publicidad que “siempre va acompañada de medidas de autorregulación, ya que el Grupo no dirige publicidad de nuestros productos a menores de 12 años”, ha explicado. “Además, la comunicación ha ido evolucionando y hemos apostado por formatos disruptivos, como el de ‘Nutella Buenos Días Tour’, un Food Truck itinerante que recorre España, o el programa ‘Luce tu pueblo’, que regala la iluminación navideña y sirve de promoción – y con ello se genera riqueza y valor- para el pueblo ganador”.

Ferrero Ibérica celebra 30 años en España

“En 1988, Grupo Ferrero desembarcaba en España a través de su filial Ferrero Ibérica. El éxito obtenido por Kinder Sorpresa, que había llegado al país cuatro años antes a través de un distribuidor local, les animó a entrar en el mercado español con algunos de sus productos más emblemáticos”, ha explicado Roberto Torri.  A lo largo de la década de los 90, productos como Ferrero Rocher y Kinder Sorpresa se consolidan entre las preferencias de los consumidores y se lanzan los principales productos de la gama Kinder “que se convierten en un éxito de ventas”. En 1993, la compañía alcanza los 80 empleados y traslada su sede ibérica a El Prat de Llobregat. Con la llegada del nuevo milenio, Ferrero lanza uno de sus principales productos a nivel internacional, Nutella, y supera los 120 empleados.

Hoy, 30 años después de su llegada a España, Ferrero Ibérica cuenta con 179 empleados en la Península Ibérica, ubicados en las dos sedes operativas de Cornellá de Llobregat (Barcelona) y Lisboa, y es uno de los líderes indiscutibles de su sector en la Península con productos como Nutella, Ferrero Rocher o Kinder Sorpresa.

Grupo Ferrero factura 10.500 millones de euros

Por su parte, Grupo Ferrero, presidido por Giovanni Ferrero y cuyo CEO es Lapo Civiletti, ha aprobado el balance consolidado del Grupo al cierre de año fiscal, el 31 de agosto de 2017, con una cifra de negocios consolidada de 10.500 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,5% respecto al año anterior, que cerró con un total de 10.500 millones de euros. Los productos que más contribuyeron a las ventas netas fueron principalmente Nutella, Ferrero Rocher, Kinder Surprise, Kinder Joy, Kinder Bueno y Tic Tac.

En esa fecha, el grupo estaba compuesto por 91 empresas consolidadas con 23 plantas de producción, 3 de las cuales pertenecen al Proyecto Empresarial Michele Ferrero, un programa de empresas sociales cuyo objetivo es crear puestos de trabajo en los países de origen e implementar proyectos e iniciativas de carácter social y humanitario. La plantilla media del Grupo en 2016/17 fue de 30.305 trabajadores. Y los productos Ferrero están presentes, o directamente o mediante distribuidores autorizados, en más de 170 países.

Las ventas aumentaron un 2,2% (2,5% a tasas constantes) impulsadas por mercados europeos como Alemania, Polonia, Reino Unido y los países de Europa oriental, mientras que Italia y Francia se mantuvieron estables. Dentro de los países americanos, EE UU, Canadá y México registraron el mayor aumento en las ventas netas.

Durante el año fiscal 2016/2017, el Grupo también completó la adquisición de Fannie May Confections Brands, Inc. que representa un ajuste estratégico y cultural, ya que ambas compañías comparten una larga tradición familiar y marcas de calidad.

El Grupo mantuvo su estrategia de desarrollo tecnológico a través de la expansión de su capacidad de producción, con inversiones de 744 millones de euros (en comparación con los 631 millones de euros invertidos el año anterior). La parte más significativa de estas inversiones se centró en plantas y equipamiento (660 millones de euros en comparación con 552 millones de euros del año anterior) principalmente en Italia, Alemania, Polonia, Canadá y Luxemburgo.

Fuente: Sweet Press

Share