Inicio > Eventos > España presenta una reclamación al Bocuse d’Or Europa

España presenta una reclamación al Bocuse d’Or Europa

viernes, 23 de marzo de 2012

El certamen entona el ‘mea culpa’ por un fallo en el horno del candidato español, Evarist Miralles, y le invita a la final de Lyon. El valenciano tantea la propuesta

Polémica en el prestigioso certamen Bocuse d’Or. Parecía que las puertas del concurso de cocina se habían cerrado para las aspiraciones españolas tras quedarse fuera de la final, pero no. España ha presentado una reclamación a la competición, que ayer tarde celebró una criba que escogía a 12 cocineros en Bruselas, amparada en los fallos que sufrió el representante español, Evarist Miralles, en su horno mientras competía.

La conexión del vapor del horno con el que el cocinero trabajó estaba rota, algo que hizo pasar nervios al equipo y perder tiempo. La organización y las normas del concurso son exigentes y milimétricas pero, para sorpresa de muchos, también se pueden dar errores. El valenciano, en declaraciones a Radio Gandia, ha explicado hoy que la organización española le ha invitado a ir a la final de Lyon y concursar entonando lo que puede ser interpretado como una disculpa por los problemas técnicos durante su actuación. “El fallo fue nuestro por no comprobarlo antes”, ha explicado Miralles restando importancia a un error que los responsables la organización del concurso debieron comprobar. “Fue un día en el que se nos giraron las cosas”, insiste.

El chef, que competía con dos platos de marcada inspiración mediterránea, asegura que su paso por el certamen es para él “una experiencia de vida, un master que te enseña de todo”. Sin embargo, la derrota pesa ya que el proceso de “conceptualización” de los platos y su ensayo ha durado unos dos años: “Nos hemos quedado a las puertas de la gran final y eso pesa”, asegura. El equipo de Miralles, formado por Paco Roncero como capitán, Ricard Camarena (Arrop), coach, y Carlos Monsonís ha trabajado muy duro y se mostraba antes del certamen bastante confiado en pasar a la final en Lyon.

Algunas voces críticas apuntan a que la organización podría haber entonado el mea culpa movida para que la reclamación que ha presentado el equipo español no vaya a más. A este respecto, el valenciano asegura que en este tipo de cuestiones “hay que ser elegante, estamos moscas pero es un detalle”.

Los países nórdicos dominaron los primeros puestos del certamen en el que el noruiego Orjan Johannssen, el sueco Adam Dahlberg (plata) y el danés Jeppe Foldager (bronce) quedaron destacados. Miralles explica que, si se compara el apoyo que la representación española recibe en este tipo de concursos con la que ofrecen países como Noruega -que desplazan hasta ellos a sus ministros- se entienden muchas cosas. “Para España esto es un concursillo y ya está. Para países como Noruega esto es una cuestión de estado y están vendiendo su gastronomía y turismo apostando por este tipo de concursos. Creen en el proyecto y viven el proyecto”, explica.

Respecto a quienes le han acompañado en este reto, además del equipo citado, personalidades de la gastronomía como Paco Torreblanca, Quique Dacosta, Martín Berasategi o Pedro Subijana, solo tiene agradecimientos. “Esto es un proyecto personal. El jurado interno nos valora en la 15 posición. Atendiendo a la metodología de trabajo, el equipo”.

Ahora queda saber si el equipo hará las maletas para la cita de enero, en Lyon, porque hay que valorar los pros y los contras de volver a competir. “Somos fuertes pero hemos errado el tiro. Si nos dan la oportunidad de Lyon que se preparen”, avisa contundente aunque antes asegura que ha de hablarlo con su mujer, que es su gran apoyo.

Fuente: La Vanguardia

Share
Categories: Eventos Tags:
Comentarios cerrados.