Inicio > Packaging > Envases de cartón ondulado: En constante evolución

Envases de cartón ondulado: En constante evolución

lunes, 26 de julio de 2010

La actual crisis económica no ha sido ajena a una industria tan estrechamente ligada al consumo como la del cartón ondulado. Así lo revelan los datos de la sectorial Afco, según los cuales la producción española cayó un 9,0% en 2009 hasta los 4.022 M m2, tasa a la que hay que sumar el 4,7% de descenso registrado en el año anterior.

Una industria que genera 22.700 empleos, incluidos los inducidos, y que el pasado año facturó unos 3.500 M€ -2.050 M por ventas directas-, un 14% menos que en 2008. A nivel europeo, España mantiene la cuarta plaza tanto en producción de cartón ondulado como en consumo de papel para este material, en ambos casos tras Alemania, Italia y Francia.

A pesar de los signos negativos coyunturales, el sector se muestra esperanzado en que en un horizonte más largo, y en la medida que se vaya recuperando el consumo interno en España, se mantenga la tendencia de crecimiento de los últimos años, impulsado por las características sostenibles del material, un factor que cada vez está cobrando mayor importancia en nuestra sociedad.

Y es que, junto a argumentos como su resistencia, solidez y ligereza, simplicidad en su manejo, adaptación a las distintas formas y tamaños de los productos, estandarización de formatos, ahorro de costes logísticos, aptitud para la impresión de calidad, potenciador de la imagen de marca y facilidad en el control de la trazabilidad… tal vez su principal baza en el futuro sea la medioambiental, al estar elaborado con una materia prima renovable, reciclable y biodegradable -lo que minimiza la generación de residuos- y aportar un eficaz sistema de recuperación y reciclaje: la tasa española de recogida de papel y cartón recuperado supera ya el 70% y se sitúa por encima de la alcanzada por cualquier otro material de envasado.

Las principales empresas del sector consideran estratégico centrar sus esfuerzos en incrementar la I+D en productos logísticamente eficientes y de más calidad. La distribución plantea importantes retos en materia de almacenaje y manipulación, porque busca agilizar la gestión facilitando el manejo, paletización y picking de la mercancía así como simplificar los movimientos en el almacén. Por ello, demanda embalajes cada vez más ligeros que no pierdan un ápice de su resistencia, con formatos armonizados, fácilmente apilables y que optimicen las posibilidades logísticas y de transporte.

A la cabeza del sector en España se sitúa el grupo Smurfit Kappa -que también lidera el sector a nivel europeo- con una cuota superior al 12%. Su posición de privilegio no le ha impedido evitar el cierre de una papelera en Valladolid y una cartonera en Cataluña en los dos últimos años, en un contexto de recortes practicado por el grupo en toda Europa. A cambio, ponia en marcha una moderna converting plant en Burgos, donde ya contaba con otra factoría, que con el tiempo cederá su producción a la nueva. Le siguen dos grupos de capital nacional y carácter familiar: Saica y Petit. El primero factura unos 320 M€ en packaging en nuestro país, pero sus ingresos totales, incluyendo los procedentes de la recuperación y la fabricación de papel y las actividades en el extranjero, superan los 2.000 M€.

Share
Categories: Packaging Tags: ,
Comentarios cerrados.