Inicio > Panadería, Salud > El pan y los cereales, alimentos básicos en la dieta para la diabetes

El pan y los cereales, alimentos básicos en la dieta para la diabetes

sábado, 16 de abril de 2016

En España hay más de cinco millones de personas que padecen diabetes

El pasado 7 de abril se celebró el Día Mundial de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió dedicarlo a la diabetes, una enfermedad que afecta a 415 millones de personas en todo el mundo y que en España supera los 5 millones. Estas cifras aún adquieren mayor importancia si tenemos en cuenta los datos que aporta la Federación Internacional de la Diabetes (IDF) según los cuales, en 2040 se alcanzarán los 642 millones.

Esta enfermedad es muy prevalente en la población adulta española y, debido a la creciente obesidad infantil (el 26% de los niños y el 24% de las niñas tiene sobrepeso) también se ha convertido en un problema para este grupo de población. Por ello, desde “Pan Cada Día” trasladamos la importancia de que se debe prestar especial atención a los posibles tratamientos farmacológicos, a la práctica de ejercicio físico y a la dieta alimentaria.

Entre los aspectos más importantes que comprende el tratamiento nutricional para la diabetes habría que mencionar la ingesta calórica, la cantidad y tipo de nutrientes y el reparto de hidratos de carbono en las diferentes comidas para favorecer una dieta completa y equilibrada. En general, los expertos aconsejan restringir la grasa saturada y las grasas trans, aumentar el consumo de fibra y evitar dietas muy ricas en proteínas.

La importancia del pan y los cereales en la dieta de los diabéticos

Diversos estudios científicos ponen de manifiesto la importancia de un adecuado reparto de macronutrientes para los pacientesque sufran esta enfermedad. En concreto, la investigación “Diabetes mellitus: tratamiento dietético” (Socarrás Suárez, 2012) explica que el 55-60% de la energía total aportada con la dieta diaria debe provenir de los hidratos de carbono, de los cuales al menos el 66% deben ser de absorción lenta, como son los procedentes de cereales, vegetales y leguminosas, ya que estos carbohidratos no dan lugar a elevaciones bruscas de la glucemia después de su ingesta.

Respecto al pan, las recomendaciones nutricionales para el paciente diabético nunca excluyen a este alimento de la dieta. La American Diabetes Association sugiere que los pacientes diabéticos consuman alimentos de grano, eligiendo, en el caso del pan, el de grano entero que proporciona más vitaminas, minerales, fitoquímicos y fibra, y limitando los productos elaborados a base de harina refinada y, en especial, los que tienen azúcar añadido. De hecho, el estudio “Glycemic Index and Dietary Fiber and the Risk of Type 2 Diabetes” de Hodge y col. destaca que llevando a cabo una dieta rica en carbohidratos (en la que se cambie el pan blanco por pan de bajo índice glucémico) se podría reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Debido a la iniciativa de la OMS de priorizar esta enfermedad en el Día Mundial de la Salud, desde “Pan Cada Día” queremos poner de manifiesto la importancia de seguir las directrices médicas, la práctica de ejercicio y seguir una dieta equilibrada ya que, en estos momentos, la composición dietética de la dieta de los pacientes diabéticos en España puede ser deficitaria en hidratos de carbono, debido a la incorrecta opinión de que el pan debe eliminarse de su dieta.

Fuente:  pancadadia.es

Share
Comentarios cerrados.