Inicio > Panadería > El pan, acompañante esencial del menú navideño

El pan, acompañante esencial del menú navideño

Sábado, 2 de Enero de 2016

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo recomendable de pan es de entre 220 y 250 gramos al día y la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, además, aconseja expresamente tomar cereales durante las principales comidas, cereales que se pueden encontrar en el pan.

Este producto aporta nutrientes como son la vitamina B, minerales, fibra y agua, lo que convierte al pan en uno de los elementos claves en la dieta mediterránea. Pero a pesar de todas sus aportaciones, la ingesta de pan ha disminuido 0,4 kilos por persona en los últimos cinco años, según apunta el informe Alimentación en España, elaborado por Mercasa en 2015.

Aun así, con la llegada de las navidades el consumo tiende a repuntar, ya que el pan es el acompañante perfecto de cualquiera de los tradicionales platos que componen los menús navideños, ya sea en comidas familiares como en cenas de empresa.

La campaña Pan de cada día, iniciativa promovida por el sector del pan español a través de Icerhpan (Interprofesional Agroalimentaria, de la cadena cereales-harina-pan), se propone fomentar el conocimiento de este producto y de sus propiedades nutricionales, elaborando una lista de cuatro tipos de pan de referencia por su calidad en las zonas geográficas donde se producen, además de contar con la Indicación Geográfica Protegida (IGP).  Este distintivo es un signo utilizado para designar un producto agrícola, alimenticio o de otro tipo, que posee un origen geográfico determinado y que tiene calidad o reputación debido a dicho lugar de origen.

Pan de cea

Pan de cea

Pan de Cea

Es autóctono de Galicia, más concretamente del municipio de San Cristovo de Cea. Puede comprarse tanto en forma de pieza o poia o de media pieza, también llamado molete. Este pan se caracteriza por ser alargado y redondeado en los extremos, además de incluir una hendidura en su parte superior denominada fenda.

Otra de sus características es que tiene una corteza  gruesa, crujiente y un sabor tostado, mientras que su miga es esponjosa y con sabor a trigo.

Las ventas de esta variedad se incrementan un 5 por ciento en el mes de diciembre, “aunque más bien este aumento se debe a “la matanza” (típica del rural gallego)”, explica Carlos M. Rodríguez, presidente del Consejo Regulador IGP Pan de Cea. “En el último año se certificaron 494.505 unidades, lo que suponen 410.116 kilos”, añade.

Además, remarca que la certificación IGP del Pan de Cea “garantiza al consumidor su autenticidad y origen”.

Pa de Pagès

Pa de Pagès

Pa de Pagès

Se encuentra en todo el territorio catalán y es un pan con forma redonda, corteza crujiente y miga tierna. Pero la característica que le diferencia es su cuidada elaboración, que incluye harina especial y masa madre (fermento compuesto de harina y agua que no contiene ningún tipo de levadura añadida), larga fermentación y cocción en un horno especial.

Antoni Figuera, presidente del consejo regulador de la IGP de este tipo de pan, asegura que “fechas como las fiestas navideñas son muy buenas entre nuestras panaderías en lo que a la venta de Pa de Pagès Català se refiere. Las panaderías pueden multiplicar fácilmente por cuatro sus ventas”, una afirmación que se confirma con los datos de IGP: en 2014 se fabricaron un 5 por ciento más que en 2013.

Pan de Cruz

Es propio de Ciudad Real. Estos panes son redondos y aplastados con una cruz en su parte superior. Tienen un color dorado cercano al castaño claro y una miga ligeramente dulce.

Según Rafael Lorca, presidente de la IGP del Pan de Cruz, se consume más en Navidad por la vuelta de todos aquellos que durante el año viven fuera y que reclaman productos típicos cuando vuelven en estas fechas tan especiales. Según Lorca, la característica que lo diferencia es su largo proceso de certificación de calidad.

Pan de Alfacar

Pan de Alfacar

Pan de Alfacar

Típico del municipio granadino que lleva su mismo nombre, tiene una amplia variedad de presentaciones: bollo, rosco, rosca y hogaza. Está hecho con harinas de trigo y masa madre, y presenta una corteza dorada y gruesa, así como una miga suave y blanca.

Su IGP fue reconocido en el año 2008 por la Junta de Andalucía y su presidente, Gabriel Vilches, asegura que este tipo de pan “ayuda al tránsito intestinal”.

Fuente:  dmedicina.com

Share
Comentarios cerrados.