El origen del chocolate

      Comentarios desactivados en El origen del chocolate

El ingrediente clave del chocolate, el cacao, llevaba usándose durante siglos en América del Sur siglos antes de que fuera explotado por civilizaciones de Centroamérica, según un estudio publicado en la revista Nature Ecology and Evolution.

El árbol del cacao, y en particular las bebidas hechas a partir de sus semillas secas, ha estado vinculado durante mucho tiempo a los mayas y otras civilizaciones antiguas de Mesoamérica, un patrimonio que abanderan las compañías de chocolate que producen productos semillas de cacao. Sin embargo, ahora los expertos dicen que las semillas del árbol de cacao se utilizaron por primera vez en el actual Ecuador por miembros de la cultura Mayo Chinchipe, lo que retrasa la fecha del primer uso de cacao en unos 1.500 años y cambia la ubicación del evento culinario más de 2.400 kilómetros, a la parte superior del Amazonas.

El cacao es del Amazonas y se consumía hace 5.300 años

«La gente de esta zona lo consume desde hace más de 5.000 años, mucho antes de lo que hemos encontrado en Mesoamérica y América Central», afirmó Michael Blake, coautor del estudio.

Así es, las pruebas demuestran que la cultura Mayo-Chinchipe ya cultivaba el cacao hace 5.300 años y los autores describen cómo hicieron el descubrimiento en un lugar de las tierras altas de Ecuador llamado Santa Ana-La Florida. El equipo analizó artículos como morteros de piedra, cuencos de cerámica, botellas y frascos para detectar rastros de cacao.

Evidencias físicas y químicas

Los resultados revelaron que seis de los artefactos analizados contenían granos de almidón de un grupo de plantas al que pertenece el árbol de cacao: granos que se encuentran en partes particulares de las plantas, incluidas las semillas. Además, la teobromina, una sustancia de sabor amargo que se encuentra en altas concentraciones en las semillas de cacao, apareció en 25 objetos de cerámica y 21 de piedra.

Los expertos también observaron el material genético antiguo en la cerámica del sitio, y encontraron que varios fragmentos contenían ADN mitocondrial (material genético de dentro de las células) que solo podía ser del cacao.

«Fuimos capaces de encontrar secuencias de  genes nucleares específicos del cacao en algunas de las muestras», dijo Blake, y agregó que el daño observado en el ADN mostró que no era una contaminación moderna. Los restos se encuentran dentro de los recipientes, algunos con más de 5.000 años de antigüedad.

El descubrimiento de rastros de cacao en recipientes de lujo, algunos representaban ofrendas funerarias encontradas en tumbas, significa que podría haber sido una parte importante del banquete y del comportamiento ritual.

«Significa que incluso en estos tiempos remotos se le dio un uso especial a esta deliciosa bebida, y tal vez incluso se tratara de una bebida ceremonial, lo que atrajo la atención de la gente y quizás provocó su movimiento al resto de las Américas», aclaran los expertos.

El descubrimiento respalda indicios anteriores de que el cacao podría haberse utilizado hace mucho tiempo en Ecuador:

«Confirma lo que los botánicos han sospechado durante mucho tiempo: que la región amazónica es donde podríamos esperar encontrar algunos de los primeros usos del cacao«, dijo Blake.

«El cacao es amazónico y por algún mecanismo fue llevado a esta zona de Centroamérica donde cobró una importancia cultural muy importante», añadió Francisco Valdez, que lidera el proyecto en Zamora Chinchipe, con el auspicio de los institutos de Patrimonio Cultural (INPC) de Ecuador y de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Francia.

Fuente:  muyinteresante.es

Share