El Messi de la pastelería en la Argentina: “En Buenos Aires están los mejores de Latinoamérica”

      Comentarios desactivados en El Messi de la pastelería en la Argentina: “En Buenos Aires están los mejores de Latinoamérica”

Pastry Chef Antonio Bachour

Viene de ser coronado como el mejor chef pastelero en el mundial de cocineros de 2018 en Milán. Este año está nominado para los Oscar de la cocina estadounidense. Y esta semana llega a Buenos Aires para dar clases en la ciudad que tiene la mejor pastelería de la región, en sus propias palabras. Es Antonio Bachour , que arrancó en el rubro a los 13 años en su Puerto Rico natal y hoy tiene su propia cadena de locales en los Estados Unidos.

“Creo que la pastelería artesanal en Buenos Aires es la mejor de Latinoamérica ”, contesta el pastelero al teléfono desde Miami, días antes de volar a Buenos Aires. Bachour sabe de lo que habla: probó las dulzuras de todos los países de la región, incluida la Argentina, donde ya estuvo dos veces. “Los pasteleros porteños son gente bien preparada, hay buenas pastelerías, los hoteles sirven buenos postres. Ustedes tienen un nivel y un ritmo similares a los de Europa”, destaca.

Estuvo de vuelta en Buenos Aires para dictar dos clases magistrales de ocho horas cada una en el Instituto Superior de Enseñanza Hotelero Gastronómica (ISEHG) de la Asociación de Hoteles Restaurantes Confiterías y Cafés (AHRCC). En ellas enfocó, más que en recetas, “en técnicas, porque puedes tener un buen recetario, pero si no sabes cómo hacer una buena mousse o un buen ganache, se pierde todo”, explica.

Su visita coincide con el lanzamiento en el ISEHG de la nueva carrera de Chocolatería, que arranca en abril.

“La visita de Antonio a la Argentina es un privilegio”, reconoce el pastelero argentino Néstor Reggiani, presidente de la Cámara de Confiterías de la AHRCC. “ Bachour es un verdadero artista de la pastelería actual en el mundo: revitalizó todo lo relacionado a la decoración con flores en la patisserie y es un detallista extremo y apasionado en el uso del color”, resalta.

Buenos Aires es una de las primeras ciudades de la lista de 30 que Bachour visitará este año con sus cursos. Sus próximas escalas son Praga, Bangalore, Madrid, Barcelona y Atenas. Una agenda mundial que recuerda a su propio derrotero internacional como alumno hace décadas, primero en Río Grande (Puerto Rico) y después en Miami, para más tarde seguir con una pasantía en Francia, recalar en España y terminar en Nueva York. Hasta que hace nueve años volvió a Miami y allí se instaló definitivamente . En esa ciudad abrió tres tiendas y prepara la apertura de una cuarta para este año.

“Mis padres tenían una pastelería y me gustaba tanto ver lo que se hacía ahí que iba todos los días a aprender. Así empecé”, cuenta este chef de 45 años, rememorando tiempos viejos. Tiempos en los que nunca pasaba por su mente ser elegido como mejor chef pastelero, algo que finalmente ocurrió en Milán en 2018 para los Best Chef Awards. O que tampoco se imaginaba siendo distinguido en 2019 por la prestigiosa revista Esquire, o nominado este año a los James Beard Awards, los Oscar de la industria gastronómica en los Estados Unidos.

Fue en esa pastelería de Puerto Rico donde Bachour aprendió a incorporar frutas tropicales a sus postres , como coco, mango y maracuyá. En Buenos Aires, en cambio, no hay tanta diversidad frutal, pero este chef promete arreglárselas y, a diferencia de otros pasteleros que llegan a la Ciudad, no reniega de nuestro sobreutilizado dulce de leche: “Cada país tiene su propio producto estrella y hay que aprovecharlo. Si a la gente le gusta, ¿por qué no?”.

Fuente: clarin.com

Share