El mercado de masas congeladas crece un 4,1% en 2017

      Comentarios desactivados en El mercado de masas congeladas crece un 4,1% en 2017

Aunque el consumo de pan sigue en descenso, la producción y venta de las empresas de masas congeladas integradas en Asemac ha continuado creciendo hasta alcanzar el +4,1% en valor y el +3,4% en volumen en 2017

Felipe Ruano, presidente de Asemac y Fernando Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura,Pesca y Alimentación (MAPA) han dado a conocer este lunes 25 de junio, en rueda de prensa, los datos anuales del sector de panadería, bollería y pastelería correspondientes a 2017. Para Ruano, la buena noticia es que el mercado de masas congeladas continúa creciendo, llegando a las 957.682 toneladas en 2017, lo que significa un +3,4% más que el periodo precedente. Mientras que en valor, el crecimiento ha sido de +4,1%, lo que ha supuesto, 1.302 millones de euros. Estas cifras ponen de manifiesto que el sector de masas congeladas, y por extensión las empresas que lo integran, mantienen un crecimiento continuado desde la década de los 90. “Todo ello a pesar de que el año pasado no fue bueno en cuanto a los datos del consumo de pan”

Dentro de la actividad de los socios de Asemac, el pan supuso el 82% en términos de volumen y el 65% en valor. Cifras que se refieren exclusivamente a la actividad de productos congelados de sus socios que, no obstante, también están especializados en la producción de bollería y pastelería.

Por otra parte, según ha informado Fernando Burgaz, y según los últimos datos del MAPA, el consumo de pan en el hogar alcanzó un volumen de casi 1.484 millones de kg, lo que supuso un descenso del -2,46% respecto a 2016. Esto se traduce en que el consumo de pan en España ha descendido durante 2017 un -2,5% respecto al año anterior. Así, se contempla un gasto medio por persona y año de 78,12 euros y un total de 32,54 kilos por persona y consumo en el hogar. Al que habría que sumar los 6 kg de consumo per cápita extradoméstico, lo que lleva a un consumo total cercano a 40 kg por persona y año. En cambio, el sector de la bollería y pastelería sigue creciendo, alrededor de un 8% respecto al año anterior.

Al respecto de los datos del consumo en los hogares que el Ministerio hace públicos anualmente en relación a diferentes sectores de la Industria Alimentaria, Burgaz ha anunciado que el MAPA ha hecho un esfuerzo para ampliar estos datos y sumar los del consumo extra-doméstico, “Estamos seguros de que un mayor volumen de datos y de información precisa y concreta, será de gran ayuda tanto para las empresas y asociaciones, como a la prensa y medios” -ha comentado, En el caso del pan, Burgaz ha confirmado que los españoles consumieron un 12% del volumen total fuera de los hogares. Un consumo extra-doméstico que situaría a este alimento como el segundo producto de mayor relevancia del total de alimentos consumidos fuera del hogar.

En relación a este descenso continuado, el presidente de Asemac ha anunciado que la interprofesional del sector, Incerhpan, ha solicitado a la Unión Europea una subvención de un millón de euros para poner en marcha una campaña al objeto de fomentar el consumo de pan durante el trienio 2019-2021. “Una cantidad que podría llegar a millón y medio con el apoyo de Asemac y otras asociaciones del sector” -ha asegurado Ruano. La respuesta de la UE a esta petición está prevista para el último trimestre de este año. Esta campaña será auspiciada por ‘Pan cada día’, el órgano de comunicación de Incerhpan creado en 2007 con el objetivo de invertir la tendencia de este alarmante descenso de consumo.

Felipe Ruano también habló de la nueva Norma de Calidad que se está tramitando en sustitución del Real Decreto 1137/1984, de 28 de marzo, que rige la reglamentación técnicosanitaria para la fabricación, circulación y comercio del pan y panes especiales, considerado ya obsoleto. Este RD es, a día de hoy, la normativa básica para estos productos y establece, con importantes lagunas, los requisitos de calidad que debe reunir para su elaboración y comercialización.

La actualización, que puede entrar en vigor a finales de este año, va encaminada, entre otros aspectos, a reforzar la calidad de los panes españoles, adaptar la normativa a la evolución tecnológica del sector e incluir nuevas denominaciones de productos, así como a modificar los términos que definen algunas de las denominaciones existentes, tal es el caso de los productos integrales.

Fuente: TechPress

Share