Inicio > Empresas, Ferré & Consulting > El Maestro de Maestros en el mundo de las “Artes Blancas”: Pere Gallés Payás

El Maestro de Maestros en el mundo de las “Artes Blancas”: Pere Gallés Payás

viernes, 23 de abril de 2010

“Tiene la enfermedad del pan y siempre piensa en el futuro”. Pere Gallés Payàs.

José Ramón Ferré Director General de Ferré & Consulting Group quiere homenajear al Maestro de Maestros a D. Pere Gallés Payàs.

La vida tiene curiosas sendas ……… Él quería ser arquitecto y su deseo era “ir a Barcelona a estudiar”, pero su padre le convenció para que se quedara en Castellterçol (Vallès Oriental), -donde nació en 1932 en el seno de una familia de panaderos- , y tomara las riendas del negocio familiar, un horno “de pueblo” fundado en 1860 por su abuelo.

“Pero allí el negocio estaba estancado y en el cinturón industrial de Barcelona hacía falta mucho pan”, explicaba en una entrevista hace unos años. Y en 1963 inició su aventura empresarial con un primer horno en Nou Barris.

Ese fue el germen de Europastry, un grupo que hoy factura más de 360 millones de euros, tiene diez plantas de pan y bollería congelada (nueve en España y una en Portugal), y que incluye la cadena Molí Vell (270 panaderías).

A Pere Gallés se le considera el pionero en Europa en la elaboración y comercialización pan precocido congelado, en los primeros años ochenta, que supuso una revolución frente al pan congelado en crudo que ya elaboraban los franceses, pese a que inicialmente, alguien le comentara que su pan precocido era imposible de hacer . Él se consideraba “un panarra” que echaba de menos “el pan de antes”; por este motivo no dejó de trabajar hasta conseguir un pan rústico que, como él mismo dijo en su lanzamiento al mercado el año pasado, “hubiera complacido a mi padre y a mi abuelo”,aunque fuera un pan de alta tecnología.

Gallés fue también un empresario de visión que no dudó en abrir a terceros el capital de su compañía familiar. “En Cataluña sabemos crear empresas, pero cuesta mucho hacerlas crecer”, decía. “Mi ambición no es económica, nunca hemos repartido un duro. Mi ambición es la satisfacción personal de seguir adelante”. Gallés quería que su empresa se hiciera grande “porque, al participar otros socios, hay menos problemas familiares”.

La entrada en 1994 de una empresa de capital riesgo de Madrid, facilitó el crecimiento e impuso rigor en la forma de crecer, llegado el plazo, el socio vendió con plusvalía del 100%. Después entró el grupo Agrolimen de los Carulla, pero el acuerdo duró seis meses, “porque nos casamos demasiado rápido y sin noviazgo”, justificaba. Gallés recompró y encontró nuevos aliados en Inveralia, el Pastor e Ibersuizas. Después pasó por su capital el Sabadell, y actualmente se reparte entre la familia Gallés (un 72%), Vall Companys (24%) y directivos.

La salida a bolsa estaba encima de la mesa en 2008, pero quedó paralizada tras estallar la crisis financiera mundial.

Pere Gallés ha seguido activo hasta el final, hasta a los 78 años. Sus tres hijos Anna, Jordi y Eva están en la dirección del grupo , Jordi como el director general.

Share
Comentarios cerrados.