Competencia expedienta a las seis grandes del turrón por pactar precios

      Comentarios desactivados en Competencia expedienta a las seis grandes del turrón por pactar precios

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anunció  , a través de un comunicado, que ha incoado un expediente sancionador contra seis de los principales fabricantes de turrón por posibles prácticas anticompetitivas en este mercado.

La CNMC, tras recibir determinada información relacionada con posibles conductas anticompetitivas en el suministro de turrones por parte de los fabricantes de dichos productos, inició una información reservada con el fin de determinar si concurrían circunstancias que justificasen la incoación de expediente sancionador.

En concreto, con fecha 5 y 6 de noviembre de 2013 se realizaron inspecciones en las sedes de Delaviuda Alimentación, Almendra y Miel, que es propietaria de las marcas Turrones 1880 y El Lobo; Sanchís Mira (Antiu Xixona), Turrones Picó y Enrique Garrigós Monerris, sociedad participada -junto a la familia Coloma- y dirigida por el actual presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, José Enrique Garrigós Ibáñez.

Como resultado de las investigaciones, la CNMC ha observado indicios racionales de la existencia de conductas prohibidas por la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC), por lo que se ha incoado expediente sancionador contra las empresas turroneras por posibles prácticas anticompetitivas consistentes en la fijación de precios, de forma directa o indirecta, o de otras condiciones comerciales y de servicio, así como el intercambio de información comercialmente sensible en el mercado español, prohibidas en el artículo 1 de la LDC. En total, se hicieron cinco inspecciones, pero finalmente se ha expedientado a seis empresas: a las cinco mencionadas más Turrones Garrigós -la matriz también es Turrones Coloma SA-.

La CNMC destaca que esta conducta se considera «una infracción muy grave», lo que podría suponer una multa de hasta el 10% del volumen de negocio total de las entidades infractoras en el ejercicio inmediatamente anterior al de imposición de la multa.

Se inicia a partir de ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC, sin que la incoación de este expediente prejuzgue el resultado final de la investigación.

Esta investigación se incoa antes del inicio de la campaña de navidad, cuando se registra el grueso de las ventas de las empresas fabricantes de turrón. Las seis empresas expedientadas son las más que facturan todo el sector y, por lo tanto, si se confirma la sanción, las multas pueden ser millonarias, ya que según dice Competencia puede llegar al 10% de sus ventas. En el caso de Delaviuda Alimentación, la facturación anual puede superar los 100 millones;Almendras y Miel, alcanza unos 28 millones; Sanchis Mira, unos 44 millones de euros, y Enrique Garrigós Monerris y Turrones Garrigos SA, entre tres y seis millones de euros.

Ahora durante este proceso de 18 meses se completará el expediente y posteriormente, se abrirá el periodo de alegaciones para las empresas afectadas. Si la resolución es firme, la empresas podrán presentar recurso ante la Audiencia Nacional, como ha sucedido en otros expedientes sancionadores abiertos por Competencia. Recientemente, se han dado en constructoras de obras públicas y en el sector del alquiler del automóvil.

Almendra y Miel se defiende

La turronera alicantina Almendra y Miel ha emitido este miércoles un comunicado en el que reitera su “total disposición” a colaborar con la CNMC para esclarecer lo hechos y demostrar que “Almendra y Miel siempre ha cumplido con la legalidad y desarrollado una estrategia comercial independiente”.

Desde la empresa indican que “1880 el Turrón más caro del mundo” y “El Lobo qué gran Turrón” son “marcas con un posicionamiento claramente diferenciado”. Añaden que este año además, 1880 va a presentar varias innovaciones que serán comunicadas a nivel nacional en la campaña de televisión y en el reciente portal digital corporativo del Grupo; por su parte, El Lobo presentará una nueva línea de pralinés que complementarán a los turrones clásicos.

Con ello, la empresa reitera que su estrategia “siempre ha sido una férrea apuesta por la calidad tanto de los productos de alta gama como de los productos medios a través de una excelente relación calidad/precio acompañada de presentaciones atractivas y novedosas”. Almendra y Miel apunta que esta filosofía será expuesta en el próximo Congreso de AECCOC en el que participa con la ponencia “¿Quién inventó las promociones?”, representados por Andrés Cortijos Botella, Deputy General Manager & Value Chain Director Confectionary Holding Group.

Fuente: El Mundo

Share