Inicio > Investigación > Científicos británicos secuencian el genoma del trigo por primera vez

Científicos británicos secuencian el genoma del trigo por primera vez

sábado, 23 de octubre de 2010

Científicos británicos han publicado el primer borrador del mapa del genoma del trigo, un avance que podría ayudar al desarrollo de nuevas variedades de este cereal más resistentes a enfermedades y condiciones climáticas adversas. Con una producción mundial de 500 millones de toneladas, el cultivo de este cereal es uno de los más importantes destinados al consumo humano, por lo que los científicos esperan que este avance ayude a la mejora del rendimiento de las plantaciones.

La secuenciación llevada a cabo permite a científicos y agricultores tener acceso al 95% de los genes del trigo. Keith Edwards, uno de los científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) que ha participado en la investigación, ha explicado que el tamaño y complejidad del genoma del trigo, cinco veces mayor que el humano, convierten su secuenciación “en un enorme reto para la comunidad científica”. “Las secuencias genómicas constituyen una herramienta de gran importancia para investigadores y agricultores y hacer públicos estos datos posibilita que investigaciones financiadas con fondos públicos tengan el mayor impacto posible”, ha afirmado Edwards.

El proyecto, financiado por el Consejo de Investigación en Biotecnología y Ciencias Biológicas, ha empleado la variedad china de trigo de primavera como “ejemplar de referencia”. Aún son necesarias más investigaciones para generar una copia completa del genoma, con los datos organizados en cromosomas.

Otro de los miembros del equipo, Anthony Hall, de la Universidad de Liverpool (Reino Unido), ha declarado que “la producción de trigo está sometida a mucha presión, sobre todo por el fracaso de la producción en Rusia, que incrementa notablemente los precios”. “Se prevé que en los próximos 40 años la producción de alimentos se tendrá que incrementar en un 50 por ciento y el desarrollo de variedades de trigo que necesiten un bajo aporte y ofrezcan un alto rendimiento es esencial para poder hacer frente al aumento de la demanda”, ha opinado Hall. El secretario de Estado de Universidades y Ciencia británico David Willetts ha destacado la “importante contribución del Reino Unido al esfuerzo global por completar el mapa del genoma del trigo”.

Científicos británicos han publicado el primer borrador del mapa del genoma del trigo, un avance que podría ayudar al desarrollo de nuevas variedades de este cereal más resistentes a enfermedades y condiciones climáticas adversas. Con una producción mundial de 500 millones de toneladas, el cultivo de este cereal es uno de los más importantes destinados al consumo humano, por lo que los científicos esperan que este avance ayude a la mejora del rendimiento de las plantaciones.

La secuenciación llevada a cabo permite a científicos y agricultores tener acceso al 95% de los genes del trigo. Keith Edwards, uno de los científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) que ha participado en la investigación, ha explicado que el tamaño y complejidad del genoma del trigo, cinco veces mayor que el humano, convierten su secuenciación “en un enorme reto para la comunidad científica”. “Las secuencias genómicas constituyen una herramienta de gran importancia para investigadores y agricultores y hacer públicos estos datos posibilita que investigaciones financiadas con fondos públicos tengan el mayor impacto posible”, ha afirmado Edwards.

El proyecto, financiado por el Consejo de Investigación en Biotecnología y Ciencias Biológicas, ha empleado la variedad china de trigo de primavera como “ejemplar de referencia”. Aún son necesarias más investigaciones para generar una copia completa del genoma, con los datos organizados en cromosomas.

Otro de los miembros del equipo, Anthony Hall, de la Universidad de Liverpool (Reino Unido), ha declarado que “la producción de trigo está sometida a mucha presión, sobre todo por el fracaso de la producción en Rusia, que incrementa notablemente los precios”. “Se prevé que en los próximos 40 años la producción de alimentos se tendrá que incrementar en un 50 por ciento y el desarrollo de variedades de trigo que necesiten un bajo aporte y ofrezcan un alto rendimiento es esencial para poder hacer frente al aumento de la demanda”, ha opinado Hall. El secretario de Estado de Universidades y Ciencia británico David Willetts ha destacado la “importante contribución del Reino Unido al esfuerzo global por completar el mapa del genoma del trigo”.

Share
Categories: Investigación Tags:
Comentarios cerrados.