Archivo

Archivo para la categoría ‘Tecnología’

Interpack 2017: Premio “Best Future Machine” promovido por Rockwell Automation

Sábado, 17 de Junio de 2017 Comments off

Como parte de su estrategia para reforzar la imagen de prestigio de sus clientes y su propia imagen de soporte global, Rockwell Automation ha creado el premio “Best Future Machine” para reconocer y premiar la innovación en la industria del packaging y ha aprovechado Interpack 2017 para dar a conocer a las empresas premiadas. El jurado está formado por seis personas representantes de empresas fabricantes, usuarias de packaging, y de asociaciones comerciales del sector. En esta primera ocasión las empresas que constituían el jurado eran Johnson & Johnson, Procter & Gamble, Kimberly Clark y Nestlé; y las asociaciones comerciales UCIMA y GEPPIA.

El premio tiene en cuenta cinco aspectos de las máquinas: modularidad, inteligencia, facilidad de uso, sostenibilidad, y trazabilidad y fiabilidad del producto.

La empresa ganadora ha sido la italiana Cama Group, con su máquina Monobloch IF318, habiendo obtenido calificaciones altas en varias de las categorías y habiendo ganado la de facilidad de uso. Según los miembros del jurado, la máquina de Cama cumple muchos cometidos y mostró la flexibilidad que permite disponer de un diseño de máquina modular y cómo puede integrarse para adaptarse a múltiples aplicaciones.

La Monoblock IF318 es una unidad robotizada para el montaje, carga y cierre de cajas de cartón o cartón ondulado. El modelo incorpora muchas de las características que sobresalen en las máquinas de Cama, incluyendo tecnología sin cabinas, ergonomía y uso amigable. Como característica adicional, la máquina aplica el sistema de transporte inteligente iTRAK de Rockwell Automation.

Los ganadores por categoría fueron:

  • Smart Machine:  Goglio Group (Italy) con su GCap6. Una máquina de llenado para cápsulas de aluminio. El jurado valoró especialmente sus capacidades de acceso remoto y su uso de la Empresa Conectada.
  • Modular Machine: Gebo Cermex (France) con CareSelect. Un sistema de alimentación modular que destaca por su forma de manejar los envases.
  • Category ‘Sustanability’: CMC SRL (Italy), con su máquina CartonPack, que permite producir tamaños de caja óptimos con el mínimo de residuos.
  • Category ‘Easy to use’: CAMA Group (Italy) con su máquina Monobloch IF318.
  • Category ‘Traceability’: SN Maschinenbau GmbH (Germany) con su empaquetadora FM 200. Esta máquina se distingue por sus capacidades de comunicación, al mismo tiempo que ofrece grandes posibilidades de captura de datos para la trazabilidad.

Tal como ha comentado un miembro del jurado sobre el proceso de evaluación, “esta fue una competición increíblemente difícil de valorar, porque algunas de las máquinas que vimos realmente nos impresionaron en múltiples aspectos. Es obvio ver que la innovación está viva en la industria del packaging, y estoy convencido de que algunas de estas máquinas se establecerán rápidamente como líderes en su categoría”.

Fuente: infoplc.net

Share

Soluciones integradas de GEA para la industria de la panadería

Sábado, 3 de Junio de 2017 Comments off

“Packed with inspiration” es el lema de GEA en Interpack 2017 donde presentó sistemas de embalaje de alimentos, confitería y productos horneados, bebidas, artículos médicos y técnicos y productos farmacéuticos. GEA Comas y GEA Imaforni presentaron su gama de soluciones de panificación integradas para la fabricación de galletas, pasteles y pastelería.

Por primera vez en una feria, GEA mostrará dos soluciones integradas de referencia para la industria de la panadería: una línea de producción de cupcake, un horno de túnel multi-zona, una producción de calidad optimizada y  una línea de producción flexible de galletas.

La línea dura de galletas establece un punto de referencia para la producción de alta capacidad, que consiste en una laminadora, una unidad de laminación y un conjunto de rodillos calibrado. La línea de producción ha sido diseñada, utilizando la amplia experiencia de GEA, para obtener productos consistentemente regulares procesando suavemente la hoja de la masa. La experiencia de GEA en la formulación de masas de masa, y la forma en que se maneja a lo largo del proceso de calibración, son los factores claves para evitar el estrés de la masa. Esto garantiza una tolerancia mínima en la variación de peso, forma exacta, aspecto y color del producto acabado. La línea se completa con una banda de relajación de la masa, un cortador rotativo, una máquina recolectora de chatarra, un transportador de retorno de chatarra y un panner de horno. GEA es capaz de ofrecer líneas de hasta 2.000 milímetros de ancho, mucho más allá del estándar actual de la industria, estableciendo la referencia del mercado para la producción de alta capacidad.

Se mostró por primera vez la línea de producción de galletas de alta capacidad de GEA Comas montada en un horno de túnel de GEA Imaforni. Esto completa una planta de producción de pasteles que incluye: un dispensador de taza de papel rotativo de alta velocidad para depositar tazas de papel autoportantes; Un depósito volumétrico multi-pistón de alta precisión con motores sin escobillas y cabezal intercambiable para facilitar el lavado y el cambio rápido del producto y un túnel de convección para una cocción perfecta.

GEA Tartomatic es la máquina de tarta más compacta y flexible del mercado para la producción de una amplia variedad de pasteles y tartas de diferentes formas y tamaños. La parte clave de la máquina es la extrusora que garantiza el manejo suave y eficiente de la masa con la mayor precisión de volumen disponible. El proceso de estampado de alta precisión garantiza una perfecta carcasa de pastel, con exactamente las dimensiones y el grosor correctos, para una calidad y un peso consistentes del producto.

Fuente: foodnewslatam.com

Share

tna y Nid presentan nuevo enfoque innovador para el pulido de gomitas

Sábado, 22 de Abril de 2017 Comments off

El líder en procesamiento de alimentos y proveedor de equipos de envasado, tna, y el especialista en confitería, NID, presentan la última tecnología mogul y un nuevo enfoque innovador para el pulido de gomitas. tna junto con NID, el miembro más reciente de su familia de marcas y un desarrollador líder en tecnología de moldeado de almidón, exhibirá las últimas soluciones de vanguardia para la industria de la confitería en el show de interpack de este año en Düsseldorf, (Alemania).

En el stand 3D29, podrá encontrar la última versión de la emblemática máquina mogul de NID, la NID M3000, el innovador sistema intelli-flav® OMS 5 de tna, que ahora también está disponible para la lubricación y el pulido de aplicaciones de gomitas, y el sistema de relleno y sellado de forma vertical robag® FX 3ci de tna para el embolsado a alta velocidad de una amplia gama de productos de confitería.

Una solución completamente integrada y automatizada, que comprende el alimentador, el contenedor de almidón, el depositante y el apilador, la NID M3000 procesa varios productos de moldeado de almidón de capa simple o capas múltiples, tales como gomas de mascar, jaleas, malvaviscos, cremas de fondant, regaliz y chocolates con licor, incluidos los productos rayados y los colocados en el centro del envoltorio. La última versión de este equipo de moldeo de almidón, ahora, viene con una variedad de funciones innovadoras, que permiten lograr velocidades de producción más rápidas, mientras se ofrece a los clientes algunos de los niveles más altos de versatilidad del producto y fiabilidad operativa.

“Estamos muy ilusionados de regresar a la feria interpack de este año con la última generación de la máquina mogul M3000”, dice Mark Mueller, CEO de NID (de tna). “Nuestros ingenieros han estado realmente ocupados los últimos meses para equipar nuestra emblemática máquina mogul con algunas nuevas características interesantes, incluida la entrada automática del almidón, un marco depositante modular y desmolde giratorio de alta velocidad, que ofrece a los fabricantes algunos de los más altos niveles de velocidad y flexibilidad en el mercado”.

Por primera vez, los fabricantes de la confitería basada en goma podrán descubrir cómo la solución innovadora intelli-flav OMS 5 de tna y su sistema integrado de inyección de aceite controlado de flujo másico pueden ayudarlos a tener un control más preciso de sus procesos de lubricación y pulido. A diferencia de los métodos de lubricación convencionales que requieren que el dulce se retenga en el tambor de la secadora durante un periodo de tiempo determinado, el intelli-flav OMS 5 de tna permite lubricar y pulir los artículos con solo alimentarlos a través del tambor rotatorio del sistema, lo que reduce significativamente el tiempo de retención y evita cualquier daño posible al producto. Al mismo tiempo, el control de receta preciso del sistema tiene la capacidad de eliminar la intervención manual en el proceso de lubricación y, de esta manera, se asegura que solo se use la cantidad adecuada de lubricante para los más altos niveles de consistencia del producto.

“Interpack siempre ha sido una feria importante para nosotros y, gracias a nuestra adquisición reciente de NID, ahora podemos presentar a la industria de la confitería una gama más amplia de soluciones”, agrega Mark Lozano, gerente de ventas de tna. “Sobre todo, es una gran plataforma para mostrar a los fabricantes de confitería cómo las innovadoras soluciones de equipos de tna tienen el potencial para revolucionar sus procesos de fabricación actuales. Nuestro intelli-flav OMS 5 de tna es el ejemplo perfecto de las sinergias entre NID y tna, ¡pero esto es solo el comienzo! Es un momento emocionante para nosotros y nuestros clientes, y estamos deseando demostrarles los beneficios únicos de nuestra amplia gama de soluciones de procesamiento y empaque”.

Soluciones de embolsado de alta velocidad

Los visitantes de la cabina también tendrán la oportunidad de ver en acción el sistema de empaquetado más rápido del mundo. Parte de la gama de soluciones de empacado de alto rendimiento de tna, el revolucionario sistema de forma, relleno y sellado vertical robag FX 3ci de tna está diseñado para empacar a velocidades líderes de la industria, a partir de un solo tubo, mediante una configuración de triple mordaza giratoria. Con sus características innovadoras, incluida la balanza de múltiples cabezales intelli-weigh® 0120 omega de tna, robag de tna es la solución ideal para embolsar grandes volúmenes de dulces, mientras se reducen los desperdicios por debajo del 0,5 % para un proceso continuo de empacado eficiente y de alta calidad.

Para obtener más información sobre la gama completa de soluciones de procesamiento y empacado de tna, visite el puesto de tna, en el pasillo 15, stand B22.

Fuente:  foodnewslatam.com

Share
Categories: Confitería, Tecnología Tags: ,

Visión artificial en la industria alimentaria

Sábado, 15 de Abril de 2017 Comments off

Lo primero que uno acostumbra a pensar cuando se habla de una cooperativa agrícola donde se clasifica y almacena fruta, es que se trata de un lugar poco sofisticado con gran cantidad de polvo y con cientos de personas clasificando la fruta de forma manual. Evidentemente, este concepto, poco tiene que ver con la realidad. Este tipo de industria, actualmente, es altamente sofisticada, con sistemas de control automático de humedad y temperatura, así como con mecanismos de control de niveles de oxígeno, normalmente situadas en grandes naves del tamaño de un hangar de aviación y, por supuesto, con sistemas de visión en color para clasificar los distintos tipos de frutas y hortalizas.

Los sistemas de visión artificial que se utilizan en estos entornos están dispuestos en una zona de la instalación, donde capturan las imágenes de las frutas que se desplazan sobre la cinta transportadora. El sistema de visión es capaz de clasificar la fruta según su forma o tamaño, y determinar su grado de maduración a través del color.

Los sistemas de inspección de alimentos frescos en Europa tienen una gran aceptación y difusión. La adopción de estos sistemas ha sido determinada principalmente por dos factores: el envejecimiento de los trabajadores, que tiene como resultado el hecho de que haya menos personas disponibles para este tipo de trabajo de clasificación, y los altos costes laborales en los países desarrollados.

Consecuentemente ha habido, en los últimos años, un gran número de compañías, que han fabricado máquinas de clasificación de alimentos en los países desarrollados, pero que a su vez empiezan a exportarlas a los países en vías de desarrollo, ya que el producto clasificado, habitualmente, tiene su mercado en Europa y Estados Unidos y estos países solicitan la máxima calidad.

De hecho, cabría distinguir entre dos tipos de mercados: uno relacionado con los alimentos frescos, y otro con los alimentos elaborados donde se incluye algún tipo de valor añadido, como la congelación, enlatado, empaquetado, precocinado…

La inmensa mayoría de las compañías relacionadas con la alimentación utilizan sistemas de visión artificial en color, mientras que en otros mercados, donde tradicionalmente se ha utilizado estos sistemas, como el de la automoción o el de los semiconductores, se usan mayoritariamente sistemas basados en cámaras monocromas.

La inspección en la industria alimentaría se lleva a cabo, tanto con cámaras lineales como con cámaras matriciales, dependiendo del tipo de fabricante y del tipo de clasificación. Algunos fabricantes de maquinaria para la industria alimenticia ofrecen también versiones basadas en cámaras infrarrojas, que pueden detectar la presencia de hueso en las frutas o determinar características no visibles en su superficie.

Los sistemas de clasificación están constituidos frecuentemente por cintas transportadoras, sin embargo otros están basados en mecanismos de clasificación por gravedad, que se utilizan típicamente con productos secos, como arroz o legumbres. Las compañías especializadas en frutas o verduras, generalmente canalizan los productos en varias líneas, utilizando copas o recipientes especiales, que pasan bajo las cámaras de visión.

Normalmente estos sistemas incluyen múltiples cámaras para capturar las imágenes de toda la superficie del producto. Cuando los productos son más o menos redondeados, se usan mecanismos para hacer rotar el producto bajo el sistema automático de inspección visual. La clasificación por forma se establece a partir de los diámetros máximo y mínimo, perímetro, área, así como a partir de la relación entre los diferentes parámetros medidos. Las decisiones de color se basan en la superficie total escaneada. Para determinar las propiedades del color se utilizan parámetros como; relación simple de porcentaje, histograma de valor de intensidad, definición de áreas máximas o mínimas, etc.

Las tecnologías de visión artificial se han visto beneficiadas por los avances en los microprocesadores y DSP, la alta resolución de las cámaras tanto lineales como matriciales, el desarrollo de sistemas de iluminación especializados, así como por las investigaciones realizadas por especialistas en agricultura, conjuntamente con investigadores de automática y visión. El resultado es, que los sistemas de visión actuales son capaces de resolver los requisitos que demandan la industria alimentaría.

La mayoría de sistemas se hacen prácticamente a medida, esto significa que a menudo incorporan iluminación cuyo espectro es específico para el tipo de alimento a inspeccionar, de forma que puedan mejorar la selección de estos tipos de productos. Estos sistemas son capaces de clasificar los alimentos con respecto a su apariencia, y por tanto, pueden identificar defectos relacionados con plagas, picaduras de animales, efecto de las heladas, oxidación o cualquier otro tipo de imperfecciones o enfermedades que pueden identificarse a través de la superficie.

Algunos fabricantes proporcionan sistemas de visión basados en rayos X, que son capaces de detectar defectos internos o condiciones que no podrían ser detectables tomando sólo la imagen de la superficie del producto.

En algunas ocasiones, sistemas específicos de iluminación pueden proporcionar suficiente contraste y de esta forma clasificar mediante cámaras monocromas. Otros sistemas aprovechan las ventajas que pueden proporcionar la luz infrarroja o ultravioleta, u otras propiedades monocromáticas del espectro visible.

Las máquinas de clasificación se han venido utilizando en la industria de la alimentación desde la década de los 30, donde se utilizaban palpadores, pesadoras, y clasificadoras mecánicas. En los 90 muchas de las compañías que utilizaban estas metodologías empezaron a introducir sistemas de visión artificial en sus máquinas. Sin embargo, el gran auge ha llegado en el momento en que los precios de los sistemas de visión en color han sido realmente competitivos.

En la actualidad hay numerosos sistemas en el mercado desarrollados para clasificación de todo tipo de frutas: manzanas, cítricos (limones, naranjas, mandarinas, …), tomates, melocotones, peras, melones, frutas tropicales (mango, papaya, …), así como para legumbres, patatas, cebollas, ajos y otros tipos de hortalizas. Del mismo modo, existen máquinas para el mercado de alimentos en grano o procesados como: nueces, cereales, arroz, judías, lentejas, semillas de girasol, patatas fritas, aceitunas…

La utilización de estos sistemas ha ayudado a mejorar en gran manera la consistencia de la gradación. Uno de los grandes inconvenientes de la inspección manual realizada por personas, es la ineficiencia en las labores de inspección que requieren examinar productos aparentemente muy similares. Después de un periodo de tiempo relativamente corto la agudeza visual se deteriora, incluso en el caso de que la clasificación sea relativamente simple. Aunque no son perfectos, los sistemas de clasificación de alimentos basados en visión artificial son mucho más consistentes en la clasificación de productos buenos y malos, separación de productos correctos de extraños y en clasificación por gradación.

Valorando solamente estos factores ya justifican la adquisición de estos equipos. Si además se considera que cada vez es más difícil encontrar mano de obra especializada, que quiera hacer estos tipos de trabajos de inspección tan rutinarios, se llega a la conclusión que los sistemas de inspección por visión artificial son imprescindibles en este sector industrial.

Un gran número de compañías actualmente ofrecen sistemas de corte de porciones por chorro de agua, que incorporan sistemas de visión 3D para caracterizar el volumen del producto sobre el que se deben hacer las porciones. Esto incluye sistemas de porcionado para pescado, pollo, pavo, cerdo, ternera y todo tipo de carne.

Otras aplicaciones interesantes en la industria alimentaria son las relacionadas con inspección de huevos, clasificación de carne avícola (diferenciación y clasificación de muslos, pechugas, ..), inspección de sistema de ahumados, y control de alimento enlatado.

Inspección galletas con visión artificial (Imágen: infaimon.com)

Inspección galletas con visión artificial (Imágen: infaimon.com)

Otro sector alimentario donde la visión artificial está cada vez más presente es el de la panadería y bollería. Existen sistemas de monitorización en 3D de pan, pastas, crackers, y galletas. Como esta industria ya utiliza sistemas de empaquetado automático, la visión artificial se hace cada vez más necesaria para evitar cuellos de botella ocasionados por productos con tamaños erróneos. Las líneas de producción son cada vez más rápidas y por tanto las personas que clasifican este tipo de productos son menos capaces de controlarlas visualmente.

La determinación del volumen a través del análisis 3D se hace cada vez más importante a la hora de empaquetar los productos correctamente, dentro de bolsas o paquetes de unas dimensiones determinadas.

Infaimon es especialista en sistemas de visión artificial desde hace 23 años y ofrece soluciones basada en los sistemas de visión artificial que permiten visualizar continuamente los productos, obtener los datos de tamaño y forma en tiempo real, enviar esta información al sistema de control de la producción, y en el caso de no ajustarse a las condiciones predeterminadas, variar las condiciones de cocción y/o de suministro.

Se deben considerar distintos requisitos a cumplir para que un sistema de visión artificial en la industria alimenticia tenga éxito. Es fundamental, que tanto el usuario final como el fabricante de maquinaria estén íntimamente familiarizados con todas las características de la aplicación. También es sumamente importante, que la instalación convenza a las personas que están trabajando en la cadena de producción. Cuando se demuestra que la instalación de un sistema de visión mejora la forma de trabajo de los operarios, entonces el éxito del sistema está asegurado. La mejor forma de garantizar este éxito es entrenar correctamente a los operarios que utilizarán el sistema.

A medida que la industria de la alimentación se automatiza, la visión artificial va substituyendo a la humana. Al mismo tiempo, la visión artificial se hace más potente, más capaz y más asequible, y esto favorece la posibilidad de resolver aplicaciones cada vez más sofisticadas.

Fuente: Interempresas.net

Share

Extrusión para el diseño de nuevos ingredientes

Sábado, 25 de Marzo de 2017 Comments off

Si tenemos que resumir en ideas concisas y claras por qué la extrusión es una solución tecnológica que ofrece ventajas interesantes a los fabricantes de alimentos, aditivos e ingredientes, debemos considerar estas cinco razones:

  • Mejora de las características de textura y sabor de los alimentos.
  • Uso de ingredientes no convencionales.
  • Alta capacidad de procesado en continuo y eficiencia energética.
  • Procesado de materiales deshidratados y viscosos.
  • Control de cambios térmicos de los constituyentes de los alimentos.

Para aquellos no familiarizados con la tecnología, de modo general diremos que el proceso de extrusión es una forma de cocción rápida, continua y homogénea que consiste en hacer pasar el producto por una restricción o apertura. En este proceso se utilizan boquillas con orificios con diferentes geometrías.

Los alimentos que se procesan mediante extrusión son cocidos  a alta temperatura  temperatura (por encima de 100ºC) al mismo tiempo que son sometidos a altas presiones. Todo ello en un breve espacio de tiempo.  Como resultado, se producen una serie de cambios en la forma, estructura y composición de las materias primas, transformándolas en intermedios modificados o productos finales.

Usos y aplicaciones de la extrusión

El proceso de extrusión se emplea principalmente en alimentos ricos en almidón e incorpora cada vez más cantidades crecientes de proteina. Los dos objetivos principales de su aplicación son:

  • El desarrollo de nuevos alimentos con formas novedosas, texturas, rellenos, colores y sabores.
  • La modificación de compuestos:
    • Modificación de su funcionalidad tecnológica (fibras, proteínas, etc): capacidad de retención de agua, mejora de las propiedades emulsionantes, solubilidad, etc.
    • Texturización de proteínas: producción de análogos cárnicos, empleo de proteína modificada como ingrediente, etc.
    • Modificación de la estructura en azúcares, etc.

En cuanto a las aplicaciones industriales del procesado de extrusión, destacan:

  • El procesado de cereales destinados a la alimentación humana (cereales para desayuno, snacks de aperitivo, productos rellenos y alimentos infantiles) y también animal.
  • La texturización de proteínas vegetales de aplicación en la industria cárnica.
  • Su aplicación en la industria láctea para la obtención de caseinatos a partir de caseina, el procesado de helados, etc
  • La elaboración de nuevos ingredientes, con sabores y colores propios de reacciones de Maillard, almidones modificados, nutracéuticos,etc.

Como dijimos en el artículo Diseño de ingredientes: lo hedónico, natural y sostenible marca tendencia, en la actualidad, el diseño de ingredientes pretende satisfacer un trinomio de necesidades en relación a los productos de alimentación.

El consumidor busca alimentos cada vez más saludables y naturales. Además, exige que sus alimentos sean medioambientalmente sostenibles, sin olvidar que los nuevos alimentos han de cubrir sus expectativas en cuanto a cualidades organolépticas y sabor.

En consecuencia, la industria alimentaria se apoya en dos pilares fundamentales en el desarrollo de nuevos ingredientes. El primero es un profundo conocimiento del consumidor. El segundo, los últimos avances tecnológicos que permiten transformar la idea en una realidad física. La extrusión es una de las soluciones tecnológicas que percibimos con gran potencial.

Pasos clave para el desarrollo de nuevos ingredientes

El diseño de nuevos ingredientes es clave para la innovación en producto en alimentación y bebidas. En AINIA podemos ayudarle en todas las fases del proceso de identificación de los ingredientes y fuentes potenciales. Para ello, podemos ayudarle en la realización de investigaciones científicas y de mercado de nuevos ingredientes, así como a identificar principios activos y sus características físico-químicas, considerar si son susceptibles de degradación debido a los tratamientos a aplicar y evaluar si se ajustan al alimento y al objetivo perseguido.

Por esa razón debemos tener en cuenta aspectos como:

  • El objetivo que perseguimos lograr en el alimento (conservación, funcionalidad tecnológica, funcionalidad en el organismo, aporte aromático,.)
  • Qué forma de presentación va a ser necesaria para lograr el objetivo (aceite, polvo microencapsulado, etc.)
  • Si posibilita su distribución homogénea por todo el producto.
  • Qué influencia tienen en el ingrediente las variables de proceso (temperatura y tiempo).
  • Cuál es la relación calidad-precio del producto final, etc.

Todo ello, sin olvidar el encuadre científico – técnico de las fuentes de obtención y de las tecnologías necesarias para el procesado de dichos ingredientes y el marco legal aplicable.

En AINIA también podemos ayudarle en el resto de etapas del desarrollo de ingredientes, desde los métodos de obtención, a las etapas de adecuación y caracterización, la evaluación de la funcionalidad in Vitro o la validación en el alimento. Nuestros trabajo se centra en el desarrollo y optimización de los procesos que intervienen procurando buscar la mayor viabilidad industrial sin dejar de lado el apoyo en su escalado industrial.

Fuente: ainia

Share
Categories: Tecnología Tags:

Barry Callebaut desarrolla una impresora 3D de chocolate

Sábado, 4 de Febrero de 2017 Comments off

La compañía franco-belga Barry Callebaut es uno de los productores  de cacao más grandes del mundo, con una producción media anual de 1,7 millones de toneladas. Fue creada en el año 1996 mediante la fusión de la empresa belga de chocolate Callebaut y la  francesa Cacao Barry. Actualmente tiene su sede en Zúrich, Suiza, y opera en 30 países de todo el mundo.

Sus clientes incluyen fabricantes de bienes de consumo, multinacionales y usuarios artesanales de chocolate ( chocolateros, pasteleros  panaderías y catering).

Además de la fabricación de todo tipo de productos asociados al cacao, la empresa se dedica a la investigación de recetas de chocolate. Por ejemplo, en los últimos años ha lanzado chocolate amable para los dientes, chocolate probiótico, chocolate con un alto nivel de antioxidantes (vendido bajo la marca ACTICOA) y chocolate que tiene un perfil nutricional mejorado. Estas mejoras se basan en la estrategia de innovación de Callebaut.

En esta línea, Barry Callebaut se ha asociado con la empresa del sector de la impresión tridimensional byFlow para desarrollar una impresora 3D de chocolate con el fin de producir lo que afirma será “la experiencia del chocolate del mañana”.

Las dos compañías han creado ya un prototipo de impresora 3D alimentaria que, en honor del origen belga de la chocolatera, mostraron a los reyes de Bélgica, Felipe Y Matilda, durante una visita de estado de éstos a Holanda, concretamente al High Tech Campus de Eindhoven.

Según un portavoz de Barry Callebaut , la impresión 3D está considerada como una de las tecnologías de fabricación más prometedoras e innovadoras. Se trata, a su juicio, de una tecnología disruptiva que cambiará la forma en que se lleva a cabo actualmente el comercio minorista y que tendrá un impacto global duradero en muchos segmentos de mercado diferentes. “Creemos firmemente -aseveró- que también lo hará en confitería”.

Al mirar el panorama de la impresión 3D de alimentos, Barry Callebaut  identificó como autoridad en la materia a la compañía byFlow. Según Barry Callebaut , gracias al conocimiento, entusiasmo y flexibilidad de esta última han encontrado la asociación perfecta.

Como parte de esta alianza, byFlow se encargará de desarrollar la impresora 3D propiamente dicha  mientras que Barry Callebaut  se centrará en la preparación del chocolate como materia prima.

Barry Callebaut  combinará luego los conocimientos de impresión 3D y el del cacao para crear chocolates específicos para la impresión tridimensional alimentaria.

Según la empresa chocolatera, en esta fase inicial del desarrollo del proyecto hay unos costes asociados, pero ello no debe significar que el chocolate que se pueda utilizar para la impresión 3D tenga que ser mucho más caro. El secreto para evitarlo consistirá en hallar la mezcla ideal.

Barry Callebaut  imprimió en 3D una serie de chocolates en presencia de los reyes de Bélgica, incluyendo un retrato del Monarca, como una demostración de lo que puede hacer una impresora 3D, pero ésta todavía no está en fase comercial porque aún quedan por cubrir varias etapas en su desarrollo.

Según un portavoz de Barry Callebaut, esta colaboración con byFlow es el siguiente paso en la evolución tras más de cien años de elaboración del chocolate con métodos tradicionales y supondrá un gran impulso a la creatividad de todos los maestros chocolateros: “Con la impresora 3D de chocolate podremos combinar nuestro legado en la fabricación de chocolate con las tencologías del mañana. Es una aventura emocionante poder crear nuevas experiencias con uno de los productos más famosos de los belgas: el chocolate”.

Fuente: imprimalia3d.com

Share

Visión artificial avanzada para detectar anomalías en productos agroalimentarios

Sábado, 14 de Enero de 2017 Comments off

Desarrollan dos prototipos de visión artificial avanzada para detectar anomalías en productos agroalimentarios y cerámicos en tiempo real. Estos prototipos de sensores ópticos avanzados se adaptan fácilmente al proceso de producción por su menor tamaño y podrían suponer un ahorro de entre el 50 y 80% respecto al coste de los dispositivos actuales de inspección.

El proyecto OPTI2 está participado por AINIA y el ITC tiene una duración de dos años, y cuenta con el apoyo del IVACE. Pretende la implantación industrial de esta nueva tecnología en sectores estratégicos. Los resultados del primer año de investigación aplicada son muy prometedores.

El proyecto OPTI2, en el que colaboran AINIA e ITC con el apoyo del IVACE ha conseguido desarrollar, en el primer año de investigación, dos prototipos de sensores de visión artificial avanzada que permiten identificar con precisión anomalías en productos de la industria cerámica y agroalimentaria durante el proceso de fabricación, y en tiempo real.
En concreto, se está trabajando con sensores ópticos de última generación, basados en tecnología de sistemas microelectromecánicos MEMS, que permiten obtener información química de los productos escaneados en tiempo real. De este modo, facilita el control de la calidad y seguridad de diferentes tipos de productos cerámicos y alimenticios. Su objetivo final es lograr la implantación industrial de esta tecnología a un bajo coste.

Además de obtener la huella espectral, la composición química del producto, con más precisión, esta tecnología podría lograr un ahorro de entre el 50 y el 80% respecto al coste de los dispositivos de inspección y medida con capacidades similares a los que se han empleado hasta este momento.

En los procesos de fabricación del sector agroalimentario, estos sensores facilitarán la automatización en la detección de materias extrañas en alimentos, la medida de la composición o la detección de trazas de alérgenos.

De este modo, el primer prototipo desarrollado, basado en una cámara hisperespectral “snapshot”, permite en un único disparo obtener la huella espectral completa de productos agroalimentarios. Se están realizando ensayos para medir la composición y detectar posibles contaminantes y adulteración en frutos secos, especias y snacks.

El segundo prototipo, basado en un microespectrómetro, logra medir la interacción de la luz infrarroja en el producto que, junto a la aplicación de algoritmos avanzados, estima la composición de la muestra. Desarrollado para el sector cerámico, se están realizando ensayos para inspeccionar los soportes decorados tras la impresión en los equipos industriales de chorro de tinta, o medir la humedad del polvo atomizado empleado en las baldosas y en los compactados a la salida de las prensas.

El proyecto OPTI2 tiene una duración de dos años y cuenta con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la Generalitat Valenciana. Ambos prototipos permitirán a las empresas optimizar los procesos de producción e inspección, reduciendo los costes que ocasionan las mermas por desajustes no controlados en los procesos de fabricación.

Fuente: foodnewslatam.com

 

Share

Innovador sistema de encapsulamiento para cookies rellenas

Martes, 6 de Diciembre de 2016 Comments off

Baker Perkins se complacerá en presentar un innovador sistema de encapsulamiento que permite elaborar galletas rellenas de alto valor en cualquiera de las máquinas de corte  de Baker Perkins. La cual ha solicitado la patente para el sistema. Por primera vez, pueden producirse galletas totalmente encapsuladas por masa de galleta en un módulo acoplado a una cortadora en serie, anteriormente era necesario utilizar una unidad separada.

Los rellenos pueden incluir cualquier ingrediente de baja viscosidad, incluyendo chocolate, caramelo, crema, crema de cacahuete o mermelada.

El módulo opcional de encapsulado y cortadora iris pueden instalarse en cualquier cortadora  de Baker Perkins, transformando la máquina de una unidad de serie a una unidad capaz de producir tanto cookies normales como encapsuladas.

El proceso comprende la dosificación continua de un relleno en el centro de la pieza cilíndrica de masa formado en el troquel de la cortadora. Un juego de troqueles de cortado iris engarza la masa y el relleno a presión, forzando que la masa encapsule el relleno completamente.

En la línea de galletas una vez que las undiades estén en la  transportadora pasan debajo de un rodillo apisonador o calibrador que las aplasta ligeramente. Esto elimina cualquier marca de la máquina ocasionada por el troquel iris y asegura que las galletas tengan un espesor uniforme para ayudar con un empaquetado eficiente.

 

Share

Singular Bread, la primera panadería 3D

Sábado, 27 de Agosto de 2016 Comments off

singular_bread_1La impresión de comida en 3D lleva ya un tiempo siendo una de las tendencias más llamativas del ámbito food tech. Mientras algunos piensan que será fundamental en nuestra forma de interactuar con la comida en el futuro, -el microondas del futuro, como propone Foodini– otros lo ven como algo anecdótico que difícilmente alcanzará un mercado masivo. Sin embargo, lo cierto que cada vez se encuentran más y novedosas propuestas que están abriendo el paso de esta tecnología en cualquiera de sus métodos más conocidos (Boquillas, materiales en polvo o granulados y láseres, “el RGB de la impresión de alimentos” según Hod Lipson, Director del Creative Machine Lab de la Universidad de Cornell). Un ejemplo de ello, es la propuesta de Singular Bread, la primera panadería 3D que utiliza esta tecnología para crear picos de pan dirigidos al sector gastronómico más innovador. Ildefonso Hoyo es un ejemplo de emprendedor de libro, garaje incluido. Esta es su historia.

Con un historial de ingeniería a sus espaldas (aeronáutica, renovables), hace tres años Ildefonso Hoyo decidió dejar la empresa en la que trabajaba para dar una oportunidad a una idea que tenía en la cabeza. “En mi contacto profesional con la impresion 3D descubrí mucha tecnología en desarrollo, pero pocos proyectos que resolvieran problemas reales en el tejido económico que me rodeaba”.

Ese fue el germen de Singular Bread, esta startup cordobesa que ha desarrollado y patentado la primera impresora 3D de picos, que es capaz de crear múltiples y caprichosas formas, de forma sencilla, personalizada, rápida y con un coste asequible.

singular_bread_3Con recursos propios y en un pequeño garaje familiar, diseñó, primero en planos y luego creando sus propias piezas, la primera impresora 3D de picos. Corría entonces el año 2014. Ya en 2015, llegó el momento de las pruebas. Para hacerlas de forma profesional, Ildefonso comenzó a colaborar con un panadero que le cedió un espacio en su obrador, además de proporcionarle la masa. Tras unos meses de pruebas, cientos de colines, y diferentes formulaciones, a comienzos de 2016, Singular Bread tenía ya un MVP que ofrecer al mercado.

Y algunos se preguntarán, para qué tanta complicación tecnológica para unos simples picos. “El paradigma de la impresión 3D supone un salto cualitativo en este tipo de producto –explica Hoyo. La primera y más importante ventaja es la capacidad de crear casi cualquier forma que se te ocurra. Y además hacerlo de forma personalizada, exclusiva, rápida y a un precio competitivo. En una mañana yo puedo diseñar, probar, y producir un tipo nuevo de pico, y el cliente lo recibe recién hecho. Algo que con los sistemas tradicionales no es posible.” Esos sistemas tradicionales a los que se refiere Hoyo requieren máquinas específicas por cada forma, o costosos moldes, que solo tienen sentido para tiradas masivas, y cuyos ciclos de proceso son infinitamente más largos. “La impresión 3D nos evita desarrollar costosos moldes y el almacenamiento de stocks. Industria 4.0 en el mundo del pan. Es nuestra pequeña contribución a esta revolución.”

Lógicamente se trata de un producto orientado al mundo Horeca, a la cocina innovadora y de vanguardia, un producto de valor añadido que se aprecia por la originalidad y la capacidad de personalización. “La primera y más importante ventaja es la capacidad de crear casi cualquier forma que se te ocurra. Y además hacerlo de forma personalizada, exclusiva, rápida y a un precio competitivo“. Actualmente contamos ya con 20 clientes, principalmente restaurantes y servicios de catering. Trabajamos codo con codo con los jefes de cocina. Todos y cada uno de nuestros 12 diseños han salido de una estrecha colaboración con nuestro clientes. A veces es una alternativa al grissini para decorar un buffet de quesos. Otras, una base que permite montar canapés y eliminar las cucharas de plástico. Siempre partimos de su imaginación para servirles una solución única”.

singular_bread_2El primer paso es hacer un boceto del pico. Todo empieza con un lápiz, luego un poco de plastilina y finalmente un desarrollo gracias a un software de diseño 3D. A continuación se estudia la receta. Al principio, un sabor muy tradicional, similar al pan candeal. El pan de pueblo de toda la vida. Luego Singular Bread ha ido desarrollando nuevos sabores: desde frutos secos a semillas, finas hierbas o aceitunas. “El concepto clave es la flexibilidad. Tenemos la tecnología para adaptarnos a lo que el cliente necesita. Y sin añadir ningún tipo de aditivo o conservante. Estamos acostumbrados a leer listas interminables de productos químicos entre los ingredientes de picos supuestamente artesanos. Nosotros presumimos de no ser artesanos. Usamos la última tecnología y los ingredientes más naturales. Son conceptos compatibles”.

El objetivo de Singular Bread es iniciar una expansión más ambiciosa y posicionarse como referencia en el ámbito de la restauración. En sus instalaciones de 200m2 en Montoro, Córdoba, tiene capacidad para fabricar retorcidos picos hasta alcanzar una facturación de 60.000€ mensuales. “Aunque lógicamente es una capacidad que vamos a ir alcanzando poco a poco. Al tiempo que continuamos innovando con nuevos sabores y formas.”

Pero el modelo de negocio no fue siempre producir y vender sus propios picos. El objetivo inicial de este ingeniero era desarrollar la tecnología y comercializarla. “Sin embargo, me di cuenta de que si quería tener éxito, primero debía existir un interés por un producto final, que era realmente muy nuevo. Así que decidí fabricar y comercializar el producto yo mismo para crear esa demanda. Si realmente funciona, no descarto comercializar también la tecnología como línea de negocio complementaria.”

Fotos:  singularbread.com

Fuente:  techfoodmag.com

Share
Categories: Panadería, Tecnología Tags:

Los últimos avances en el desarrollo de nuevos edulcorantes no calóricos

Sábado, 23 de Julio de 2016 Comments off

Según el estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias y referenciado en foodanddrinkeurope.com, el centro Monell, en colaboración con otras instituciones, ha descubierto enzimas digestivas en los receptores del sabor dulce de la legua. Según la investigación, la función de dichas enzimas transforma el azúcar complejo o sacarosa en azúcares simples (fructosa y glucosa), después de los cual, las nuevas sustancias son detectadas por los mecanismos secundarios de percepción del sabor dulce.

Los azúcares complejos activan receptores primarios y secundarios del sabor dulce, los edulcorantes sólo los primarios

El receptor T1R2 + T1R3 es considerado el principal mecanismo para la detección de compuestos dulces, tanto de azúcares calóricos como la sacarosa, como de edulcorantes no calóricos como la sacarina. Sin embargo, diversos experimentos llevados a cabo con ratones, en los que el T1R2 + T1R3 permanecía inactivo, desvelaron que los animales aún continuaban siendo capaces de detectar azúcares calóricos, pero no los edulcorantes. Desde 2011 y también gracias al equipo dirigido por Monell, se conocen los  sensores secundarios del sabor dulce en la lengua y que son sensibles a los azúcares simples como la glucosa.

Con este nuevo descubrimiento sabemos que las enzimas “sacarasa” y “maltasa”, presentes en el aparato digestivo y descubiertas también en la lengua, transforman los azúcares complejos en azúcares simples que, ahora sí, con capaces de activar los sensores secundarios. Sin embargo, los edulcorantes no calóricos solamente activan el receptor primario T1R2 + T1R3, pero no los sensores secundarios, que actúan como una especie de detector único de azúcares calóricos.

A partir de este descubrimiento se abren nuevas vías para desarrollar edulcorantes capaces de imitar el sabor del azúcar, dotándolos de la capacidad de activar, también los receptores secundarios. El propio Dr. Sukumaran, codirector de la investigación a la que nos referimos, apunta que en la actualidad ya se han desarrollado sustancias artificiales capaces de activar los sensores secundarios del sabor dulce.

Nuevos edulcorantes no calóricos, una demanda del consumidor

Por diversas razones, entre las que se encuentra la aparición de enfermedades relacionadas con la obesidad y las condiciones físicas relativas al envejecimiento de la población, el consumidor de distintas franjas etarias demanda una reducción del contenido de azúcar en los alimentos que consume.

En la actualidad, se está trabajando en diversas vías que persiguen el objetivo de reducir el contenido de azúcar en los productos alimenticios. Entre ellas se encuentra la sustitución del azúcar por edulcorantes no calóricos. En el artículo Reducir el azúcar en los alimentos ¿cómo lograrlo?, usted puede ampliar la información.

No obstante,  para que un edulcorante sea adoptado por la industria alimentaria debe cumplir una serie de requisitos.

– Ser inocuo.

– Soportar sin alteraciones las condiciones a las que los somete el procesado de los alimentos donde se incluye.

– El sabor dulce debe percibirse y desaparecer rápidamente.

– Y debe ser similar al azúcar en cuanto a las propiedades del sabor.

Así lo indicábamos en el artículo “Edulcorantes y nuevas tendencias de consumo, la paulatina huida de los alimentos azucarados”

Por otro lado, como indicábamos en el artículo “Edulcorantes de nueva generación: El advantamo”, los nuevos edulcorantes no calóricos deben probar que son un componente seguro para el consumo humano antes de ser aprobados por la legislación alimentaria actual.

Para superar y adaptarse a los retos que supone el desarrollo de nuevos edulcorantes no calóricos que activen los receptores secundarios del sabor dulce, la industria alimentaria encuentra en AINIA un aliado tecnológico de valor para todos ellos. Consúltenos.

Fuente: AINIA

Share