Archivo

Archivo para la categoría ‘Seguridad Alimentaria’

Presentan evidencias de que el helado de Ben & Jerry no es orgánico y contiene glifosato

sábado, 26 de agosto de 2017 Comments off
La Asociación de Consumidores Orgánicos (OCA, por sus siglas en inglés) informó que 10 de 11 muestras de helado de la marca norteamericana Ben & Jerry resultaron positivas para el glifosato, el ingrediente clave en el herbicida Roundup.

El estudio de la Asociación de Consumidores Orgánicos se basó en pruebas de laboratorio independientes de los siguientes sabores de helado Ben & Jerry: mantequilla de maní, galleta de mantequilla de maní, vainilla (2 muestras), cereza Garcia, Phish food, the Tonight Dough, Half Baked, Chocolate Fudge Brownie, Americone Dream y Chocolate Chip Cookie. Cherry Garcia fue el único sabor que dio negativo para glifosato y/o AMPA.

La Asociación de Consumidores Orgánicos pide a Ben&Jerry, marca de helados de Unilever, comenzar una transición inmediata hacia el uso de ingredientes orgánicos, incluyendo la leche, en sus productos o se promete organizar campañas de boicot de consumidores. También hacen un llamado a las tiendas orgánicas a no comprar la marca hasta que no se aprueben compromisos públicos de transición a productos orgánicos.

La noticia sorprende ya que la marca Ben & Jerry se había posicionado por ser una marca orgánica, y se había comprometido a estar libre de Organismos genéticamente modificados y químicos de sus productos en 2013.

Al respecto, el director internacional de OCA, Ronnie Cummins, dijo: “Ben & Jerry falsamente anuncia sus productos como” naturales” y presenta su marca como” sostenible” y “ socialmente responsable”. Nada podría estar más lejos de la verdad”.

“Los beneficios de Ben & Jerry se basan en un sistema lácteo industrial que envenena el medio ambiente y produce productos alimenticios contaminados con plaguicidas. Las ventas de Ben & Jerry, impulsadas en gran parte por sus engañosa publicidad, dañan a la industria orgánica al reducir las ventas de auténticos productores naturales”.

El 7 de julio, la Oficina de Evaluación de Peligros para la Salud Ambiental de California (OEHHA, por sus siglas en inglés) agregó glifosato a su lista de sustancias químicas conocidas por causar cáncer.

En marzo de 2015, el Organismo Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud clasificó el glifosato como un “probable carcinógeno”.

La organización OCA llama a eliminar esta sustancia de la cadena de valor de la marca de helados.

Share
Categories: Seguridad Alimentaria Tags:

El Gobierno Catalán aprueba la creación del Consejo Catalán de la Alimentación

sábado, 12 de agosto de 2017 Comments off

El objetivo es analizar y debatir los retos de sostenibilidad, sociales, ambientales y tecnológicos del sector agroalimentario catalán

El Gobierno de la Generalitat ha aprobado la creación del Consejo Catalán de la Alimentación como órgano de asesoramiento y de participación institucional en materia de agroalimentación. Este Consejo, colegiado y adscrito al Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, tiene el objetivo de analizar y debatir los retos de cariz social, ambiental, empresarial y tecnológico en los cuales tiene que hacer frente el sector agroalimentario catalán, para que se aborden de forma participada, previsora, eficaz, equilibrada y sostenible.

Con la creación del Consejo Catalán de la Alimentación se ponen las bases de una nueva política alimenticia de país basada en la producción local de alimentos y que articula todos los agentes de la cadena alimenticia.

Formarán parte representantes de las organizaciones profesionales agrarias más representativas, las instituciones, los colegios profesionales y las asociaciones cuya actividad tiene relación directa con la alimentación en Cataluña.

El Consejo actuará como observatorio de la agroalimentación, con una visión transversal, que permita proponer las medidas necesarias para el aprovechamiento de todas las oportunidades para impulsar una política alimenticia que responda a las demandas de los consumidores y al mismo tiempo potencie el tejido productivo catalán, sobre la base de la seguridad y la calidad de los alimentos.

Se ponen las bases de una nueva política alimenticia de país basada en la producción local de alimentos.

Fuente: gencat.cat

Share
Categories: Seguridad Alimentaria Tags:

Convocada la XI edición de los Premios Estrategia NAOS

sábado, 12 de agosto de 2017 Comments off
La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha convocado los XI Premios Estrategia NAOS con el objetivo de poner en valor y dar visibilidad a aquellas acciones, políticas y programas que contribuyen a la promoción de los estilos de vida saludable

Desde su puesta en marcha en 2005, motivada por la elevada prevalencia de la obesidad en España, la Estrategia NAOS busca las mejores acciones que incentiven estilos de vida saludable a través de una dieta variada y equilibrada y la práctica de actividad física.

Así, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) ha convocado una nueva edición de los Premios Estrategia NAOS 2017, unos reconocimientos que persiguen destacar aquellas iniciativas que inciden en la importancia de adoptar hábitos de vida saludables. El objetivo es sensibilizar a la población en la incidencia que tiene la obesidad para la salud, implicando a la administración y a los actores sociales y económicos implicados.

“Los perfiles de los candidatos es muy amplio, con el propósito de dar cabida a cualquier tipo de iniciativa que persiga los objetivos definidos en la Estrategia”, explican desde la Agencia. Así, son objeto de la convocatoria tanto personas físicas, agrupación con o sin personalidad jurídica, organización social y empresarial, institución, administración pública y cualquier otra entidad pública o privada que haya iniciado o desarrollado algún proyecto, programa, actividad o plan innovador en dicha materia.

Los Premios reconocen un total de ocho categorías que galardonan la labor en distintas áreas de actuación de la población, desde el ámbito familiar y comunitario, hasta el escolar, pasando por el sanitario, el laboral y la iniciativa empresarial. La fecha límite para la presentación de las candidaturas será el 22 de diciembre de 2017.

Fuente: Techpress

Share

Primera norma del Codex liderada por España

sábado, 12 de agosto de 2017 Comments off

Durante la última reunión de la Comisión del Codex Alimentarius (organización conjunta FAO/OMS) celebrada en Ginebra (Suiza) se ha aprobado como Documento el Código de Prácticas para prevenir y reducir las micotoxinas en las especias, fruto del grupo de trabajo creado hace más de dos años en el Comité del Codex sobre contaminantes en los alimentos (CCCF), y que ha estado presidido por la delegación española y copresidido por las delegaciones de Países Bajos e India. Ana López-Santacruz Serraller, de la Subdelegación General de Promoción y Seguridad Alimentaria de AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) ha estado a la cabeza de la delegación de nuestro país.

Se trata de la primera norma internacional de seguridad alimentaria que ha sido propuesta y liderada por España en los 60 años de historia del Codex. Solo ha tardado dos años en aprobarse desde que entró en el proceso oficial de elaboración de normas del Codex. Su objetivo es establecer un Código de prácticas general para la prevención y reducción de las micotoxinas en las especias, con el fin de alcanzar el nivel más bajo posible de estas toxinas, mediante la aplicación de buenas prácticas en todas las etapas de la cadena alimentaria, y de esa forma reducir la exposición de los consumidores a través de medidas preventivas.

La producción, elaboración, embalaje y distribución de las especias es un proceso complejo y largo, y tiene lugar en varios establecimientos diferentes. Esto puede dar lugar a la formación de micotoxinas, un tipo de toxinas producidas por el metabolismo secundario de algunos hongos como Aspergillus, Fusarium y Penicillium, y que tienen la capacidad de afectar a la salud de los animales y humanos. En la UE, sus niveles máximos están regulados en el Reglamento (UE) nº 1881/2006.

El Código que se acaba de aprobar incluye Buenas Prácticas Agrícolas (GAP), Buenas Prácticas de Fabricación (GMP) y Buenas Prácticas de Almacenamiento (GSP) que ayudarían a minimizar la contaminación por micotoxinas en todas las etapas de la producción de especias desde la producción primaria hasta el consumo (cultivo, recolección, procesamiento y almacenamiento).

Fuente:  revistaalimentaria.es

Share

A partir de 2019 se deberán reducir sustancias cancerígenas en alimentos

sábado, 29 de julio de 2017 Comments off

La industria de alimentos de la Unión Europea deberá reducir la presencia de la sustancia cancerígena acrilamida en chips, panes, galletas y bollería a partir de 2019, como una medida dictada por la Comisión Europea (CE), la cual ha generado polémica en algunos países.

La acrilamida es una sustancia química que se forma naturalmente sobre alimentos con almidón, como patatas o cereales, cuando se fríen o asan a más de 120°C.

Está presente en alimentos industrializados producidos a partir de esos productos, como chips o galletas, pero también en el café tostado, en las patatas fritas o en el pan del desayuno cuando es demasiado tostado.

En 2015, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) confirmó que la sustancia es potencialmente cancerígena, llevando la CE a iniciar negociaciones sobre medidas para reducir su presencia en los alimentos consumidos en los 28 Estados miembros de la UE.

Para reducir los niveles de acrilamida, Bruselas recomienda a la industria la sustitución de determinados ingredientes, cambios en los métodos de cocción e informaciones más claras a los consumidores.

La acrilamida es una amida que se forma al cocinar o procesar los alimentos a temperaturas elevadas, especialmente aquellos que contienen almidón. La acrilamida se encuentra clasificada como “probable cancerígeno para los humanos” (categoría 2A), en base a los estudios realizados con animales. En este momento no está claro que estos resultados pueden extrapolarse al hombre.

Los cuidados deben empezar en el cultivo de los cereales y patatas utilizados en la preparación de los productos finales, con medidas que pueden reducir la tendencia a producir acrilamida cuando son procesados.

En el caso de las patatas fritas, por ejemplo, se puede reducir la acrilamida utilizando variedad de patatas menos propensas a producir esa sustancia y almacenando correctamente el producto, además de precocinarlo y reducir la temperatura de fritura.

La noticia ha causado preocupación en Bélgica, donde las patatas fritas tienen rango de platillo nacional.

En los varios puestos del producto que se ven en casi cada esquina del país se teme que las recomendaciones de Bruselas para reducir el nivel acrilamida pongan en riesgo el método tradicional de freír a las patatas, que hace con que sean crujientes en el exterior y blandas en el interior.

En primer lugar, las patatas belgas se fríen a una temperatura de entre 140 y 160 grados y, después de reposar alrededor de 30 minutos, vuelven a freírse a una temperatura más elevada, a 180 grados, lo que les hace particularmente propensas a la formación de acrilamida.

Weyts sostiene que la iniciativa europea “pone nuestra cultura de las patatas fritas en peligro”.

En Reino Unido, la Agencia de Normas Alimentarias nacional (FSA) hizo una recomendación particular de no dorar demasiado las tostadas, tradicional alimento matinal en el país.

La federación europea de organismos de protección del consumidor (BEUC, por la sigla en francés), acogió como “una buena noticia” la decisión de la UE de legislar sobre el tema.

La experta nota que los niveles de acrilamida en un mismo alimento puede variar mucho de acuerdo con un fabricante, lo que supone que es posible reducir la presencia de la sustancia.

Las exigencias se aplicarán también para los alimentos importados.

Fuente: publimetro.com.mx

Share
Categories: Seguridad Alimentaria Tags:

Recomendaciones para preservar la seguridad alimentaria también en verano

sábado, 29 de julio de 2017 Comments off

Una alerta de seguridad alimentaria estival puede minar la confianza del consumidor en la marca por lo que, también en este contexto, más vale prevenir que curar: “Más que reaccionar ante las alertas, se demanda de la industria alimentaria que acometa acciones preventivas” en palabras de Jenny Scott, M.S., a senior advisor in FDA’s Office of Food Safety. En el siguiente artículo se exponen las principales medidas que se deben reforzar en verano para incrementar la seguridad en las industrias que se dedican a la producción, transformación y distribución de alimentos.

La industria alimentaria debe intensificar sus exigencias de seguridad durante el verano porque los riesgos microbiológicos aumentan y preservar la cadena de frío es más importante que nunca. Más allá del proceso productivo de un alimento, la cadena de frío ha de ser respetada durante el verano en mayor medida y en todas las etapas de la producción, transformación y distribución de alimentos:

  1. Las empresas logísticas deben comprometerse con el mantenimiento correcto de la cadena de frío y disponer de información suficiente y actualizada sobre a la conservación adecuada de los productos durante su transporte.
  2. Se recomienda habilitar controles específicos para medir la temperatura de los productos una vez abandonan las instalaciones.
  3. El consumidor debe ser plenamente consciente de las recomendaciones de conservación del producto y, en este quehacer, es imprescindible que el etiquetado y el envase contengan la información pertinente, suficiente e inequívoca.

Además, conviene prestar especial atención al refuerzo de algunas medidas de seguridad para evitar alertas alimentarias que puedan mermar la imagen de marca de la empresa.

1. Reforzar los controles analíticos sobre las materias primas y el producto acabado

Bacterias, levaduras y mohos (como la salmonella o la Escherichia Coli) son los principales riesgos biológicos que la industria alimentaria afronta en época estival. Para prevenirlos, conviene ser especialmente estrictos con los niveles de exigencia de aceptación y rechazo de las materias primas respecto de otras épocas del año y, en su caso, intensificar los controles analíticos, que siempre estarán ajustados a la legislación alimentaria. Terminado el procesado de los alimentos, es el momento de volver a someterlos a control analítico y, también en esta etapa, conviene revisar el nivel de exigencia en lo referente a su aceptación o rechazo.

Una de las innovaciones que está explorando AINIA para detectar de manera más eficiente microorganismos complejos presentes en los alimentos son las tecnologías ópticas de análisis microbiológico.

2. Intensificar la limpieza y desinfección de las instalaciones

El diseño higiénico es una de las estrategias más eficaces para contribuir a garantizar la seguridad alimentaria. El diseño de una instalación o equipo se considera higiénico si reúne una serie de características que minimizan la posibilidad de que se convierta en un foco de contaminación. Ésto, en la práctica, se traduce en una correcta elección de los materiales, un acabado que facilite la limpieza y evitar zonas muertas. Para este fin, es crucial contar con personal adecuadamente formado en relación a los principios de diseño higiénico o, en su defecto, recurrir a expertos externos.

También las nuevas tecnologías aplicadas a la limpieza y desinfección desarrolladas o validadas por AINIA coadyuvan en la consecución de altos niveles de seguridad alimentaria.

Además, tanto el diseño como las nuevas tecnologías redundan en ahorro de productos químicos y agua.

Alienado con este área de trabajo, AINIA ha validado un sistema de higienización y protección de frutas y hortalizas frescas (cuyo consumo se dispara en verano) basado en la activación del oxígeno del aire para luchar contra la contaminación microbiana. Otra ventaja de esta tecnología es que no genera residuos químicos, es limpia.

También en este sentido, los especialistas de AINIA están investigando el uso del ozono en la limpieza de equipos.

3. Mantener activos los protocolos de puntos críticos de control

En verano, se debe prestar especial atención a aquellos puntos de nuestras instalaciones que puedan ser un foco de contaminación microbiológica porque son inaccesibles para los equipos de limpieza, por tratarse de elementos no drenables o por ser fuente de contaminación cruzada (los desagües, por ejemplo).

Los planes de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC), además de ser un requisito legal para todas las empresas relacionadas con la producción, transformación y distribución de alimentos, son el sistema de mayor reconocimiento internacional para garantizar la seguridad de los alimentos desde un enfoque preventivo, porque permiten anticipar los peligros, evaluar los riesgos e identificar los puntos de control crítico en las industrias alimentarias de una manera individualizada y eficaz. Además, posibilitan que la empresa haga un uso más efectivo de los recursos, reduzca costes asociados a producciones potencialmente no inocuas y actúe de forma rápida y efectiva frente a los problemas de seguridad alimentaria que puedan surgir (aumentando así la confianza de los consumidores en ella).

También abunda en el efecto preventivo la aplicación de la “Food Industry 4.0”, puesto que agiliza la identificación de puntos críticos de control; potencia el diseño y adaptación de tecnologías y equipos de imagen avanzada para el control en tiempo real de contaminaciones químicas o biológicas en plantas de producción, y la aplicación de sistemas y herramientas para la gestión de crisis y la comunicación coordinada de cualquier tipo de alerta (interoperabilidad).

Si usted está interesado en reforzar los controles analíticos de sus productos, revisar el diseño higiénico de sus instalaciones, tiene alguna duda sobre el etiquetado de sus productos o sobre controles adecuados de la cadena de frío, o debe responder ante una alerta y crisis alimentaria, póngase en contacto con nosotros. AINIA cuenta con un equipo de técnicos expertos en diferentes disciplinas relativas a la seguridad alimentaria y con un servicio alertas 365.

Fuente: Ainia

Share

FIAB y ENAC impulsan su colaboración para consolidar la calidad y seguridad alimentaria

sábado, 22 de abril de 2017 Comments off

Ambas entidades se unen para potenciar la competitividad del sector, a través de actividades de comunicación y formación en el ámbito de la acreditación.

La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) y la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) han suscrito hoy un acuerdo de colaboración que redunda en la mejora de la competitividad de las empresas de la industria de alimentación y bebidas a través de una amplia serie de actividades de comunicación y formación en el ámbito de la acreditación.

Este marco de colaboración contribuye a reforzar los altos ratios de calidad de los que gozan los alimentos y bebidas en España, así como a visibilizar la importancia de la seguridad alimentaria. La acreditación es una de las herramientas de mayor garantía para el desarrollo de un mercado seguro, y un excelente mecanismo para impulsar la fiabilidad de los alimentos y bebidas y de los servicios y procesos productivos.

FIAB ha puesto en valor la firma de este acuerdo enfocado a aumentar la excelencia del sector en materia de seguridad y calidad alimentaria. “Hoy ratificamos nuestra apuesta por la construcción de un sector moderno y comprometido con la protección del consumidor, ofreciéndole productos de calidad y seguros”, aseguró Mauricio García de Quevedo, Director General de FIAB.

Por su parte, Beatriz Rivera Romero, Directora General de ENAC, ha destacado que “la acreditación constituye una herramienta útil y potente para dar respuesta, con las mayores garantías, a los retos a los que se enfrenta continuamente la industria agroalimentaria española siendo clave en ámbitos como la seguridad alimentaria o la exportación”.

Uno de los parámetros con mayor proyección de este acuerdo será el ámbito de la internacionalización. La industria de alimentación y bebidas es un sector exportador y altamente competitivo en el mercado internacional. “Contar con esta alianza, supone una palanca para el acceso de las empresas españolas de alimentación a nuevos mercados, garantizando la introducción de productos en entornos seguros y facilitando un comercio de confianza”, ha añadido García de Quevedo.

En esta línea, Beatriz Rivera  ha afirmado que “los servicios acreditados son clave también para la exportación ya que tanto los fabricantes como el resto de operadores alimentarios pueden demostrar así el cumplimiento de las especificaciones requeridas por los países compradores a los que se destinan las mercancías y productos agroalimentarios”.

Esta alianza intersectorial refuerza la apuesta de la industria de alimentación y bebidas por la seguridad y calidad como elementos diferenciadores en la consolidación de la confianza del consumidor y en la mejora del bienestar de la sociedad.

Fuente: FIAB

Share
Categories: Seguridad Alimentaria Tags:

Aprobada la modificación del Reglamento sobre OMG

sábado, 15 de abril de 2017 Comments off

El Consejo de Ministros aprueba la modificación del Reglamento sobre el régimen jurídico de utilización, liberación y comercialización de organismos modificados genéticamente

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy Real Decreto por el que se modifica el Reglamento general para el desarrollo y ejecución de la Ley que establece el régimen jurídico de la utilización confinada, liberación voluntaria y comercialización de organismos modificados genéticamente (OMG). Su objetivo principal es regular la adopción de medidas para evitar la contaminación transfronteriza con nuestros países vecinos.

La normativa de la Unión Europea establece un marco legal global para la autorización de OMG que vayan a utilizarse con fines de cultivo en toda la Unión para, de esta manera, preservar el mercado interior.

Así, los OMG para cultivo deben ser sometidos a una exigente evaluación individual antes de autorizar su comercialización en el mercado de la Unión, teniendo en cuenta cualquier efecto directo, indirecto, inmediato, diferido o acumulado a largo plazo en la salud humana y el medio ambiente.

Una vez que se ha autorizado un OMG para cultivo, la UE ha optado por dotar a los Estados miembros de una cierta flexibilidad para decidir si desean o no cultivar OMG en todo o en parte de su territorio.

En consecuencia los Estados miembros deberán adoptar medidas adecuadas en las zonas fronterizas de su territorio, con el fin de evitar una posible contaminación transfronteriza a los Estados miembros vecinos, en los que pueda estar prohibido el cultivo de OMG, a cuyo efecto se ha aprobado esta norma para prever el marco aplicable.

Real Decreto (PDF): 17.04.07 CM Real Decreto OMGs

Fuente: mapama.gob.es

Share
Categories: Normativas, Seguridad Alimentaria Tags:

Investigan soluciones tecnológicas para detectar patógenos y alérgenos en alimentos en menor tiempo

sábado, 11 de febrero de 2017 Comments off

Prevenir la presencia de patógenos como Salmonella, Listeria monocytogenes o Escherichia coli productor de toxina Shiga (STEC) es primordial para asegurar la calidad y la seguridad de los alimentos.  La reducción de los plazos de espera es básico para que las empresas puedan aplicar medidas correctivas en caso necesario, que evitarán problemas de salud en los consumidores y reducirán las pérdidas económicas ocasionadas por la retirada de estos productos. AINIA, con el apoyo del IVACE y Fondos FEDER, está trabajando en el desarrollo de métodos más rápidos de control en el marco del proyecto DIANAMIC.

En concreto, los laboratorios de AINIA, en el marco del proyecto DIANAMIC, están desarrollando técnicas analíticas de biología molecular más sensibles, capaces de reconocer en menos tiempo, sustancias alergénicas (proteínas de soja y leche, lactosa y huevo) y patógenos emergentes como la Yersinia enterocolitica, presente en productos cárnicos y lácteos; Salmonella spp. y Listeria monocytogenes frecuentes en una amplia variedad de productos; y Escherichia coli STEC en carnes, productos lácteos, semillas o brotes vegetales.

Una detección más rápida y eficaz de la presencia de patógenos y alérgenos en alimentos supone que las empresas del sector puedan adoptar medidas correctoras para paliar la contaminación, e incluso proceder a la retirada temprana de los productos afectados; reduciendo el riesgo de problemas de salud en los consumidores ocasionados por reacciones alérgicas o la aparición de brotes epidemiológicos en la población.

Asimismo, reducir los plazos de entrega de resultados analíticos de patógenos y alérgenos es un factor clave a nivel empresarial para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos, pero también para reducir los costes asociados a la retirada preventiva de productos perecederos, de manera que permite incrementar la vida útil de los productos en el mercado y reducir el desperdicio de alimentos.

Fuente: Ainia

Share

Nuevos envases espumados sostenibles y resistentes al microondas

lunes, 15 de agosto de 2016 Comments off

Bandesur y Aimplas trabajan en el desarrollo de una innovadora gama de bandejas espumadas resistentes al microondas para el envasado de productos frescos y comida precocinada. El proyecto también incluye el desarrollo de bandejas biodegradables y compostables de PLA espumadas, un producto que a día de hoy no está a disposición del sector en el mercado español

La sociedad actual de consumo es cada vez más exigente con los requisitos de los envases alimentarios plásticos. Aspectos como la seguridad alimentaria (proteger el alimento frente a agentes externos que produzcan su deterioro), la creciente variedad de alimentos procesados y con exigentes requerimientos de conservación, y la sostenibilidad de los envases cobran gran importancia en un mercado constantemente creciente tanto en volumen como en complejidad. Según un estudio publicado en 2015 por Ernst&Young, en 2012 del volumen total de envases a nivel mundial, un 27% eran envases plásticos rígidos y otro 10% eran envases plásticos flexibles  (ver Figura 1). El mismo informe, hace hincapié en que los nuevos hábitos de consumo son los que principalmente influyen en las estrategias de desarrollo e innovación de las empresas productoras de envases.

Existen varias alternativas para el envasado tanto de productos frescos como de productos preparados o precocinados. En el caso de envasado de productos frescos, como por ejemplo frutas, verduras, hortalizas, embutidos, carnes o pescados, son tradicionales los envases termoconformados espumados, donde el poliestireno extruido o XPS es el material de elección por excelencia. Este material está perdiendo cuota de mercado aun con la ventaja de conferir al envase las propiedades mecánicas y estructurales que requiere a un menor peso, debido a las deficiencias que presenta para nichos de mercado como el envase de alimentos precocinados, debido a la falta de propiedades barrera. Este tipo de envases espumados que, aunque pueden ser introducidos en microondas, al alcanzar altas temperaturas (por encima de los 100º C) durante un cierto periodo de tiempo, se reblandecen y se deforman.

Para aplicaciones en las que se requiere un calentamiento prolongado, así como en aquellas aplicaciones en las que se necesitan unas propiedades barrera mayores, se suele recurrir a envases rígidos, normalmente de polipropileno. Sin embargo, estos últimos presentan un mayor peso, lo que resulta en una menor sostenibilidad del envase, frente a los de poliestireno espumado.

Con el objetivo de aumentar la oferta disponible de bandejas termoconformadas para el envasado alimentario, Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico en Valencia, y la empresa jienense Bandesur, ubicada en Alcalá la Real, trabajan en un proyecto financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad dentro de la convocatoria Retos – Colaboración 2015. La consecución de dicho proyecto permitirá el lanzamiento de dos nuevas gamas de producto al mercado: por una parte, unas innovadoras bandejas de polipropileno (PP) espumado resistentes al calor y aptas para microondas y, por otra, unas bandejas de ácido poliláctico (PLA) espumado biodegradables y compostables.

Objetivos: resistencia y sostenibilidad

Desde un punto de vista técnico, el proyecto aborda el desarrollo de envases espumados para alimentos frescos y para productos de comida preparada (productos de IV y V gama) partiendo de dos materiales plásticos muy diferentes:

  • Envases de PP espumado. El PP es un material con una temperatura de reblandecimiento que permite soportar condiciones de calentamiento prolongado o incluso esterilización en algunos grados denominados aptos para retort (120º C 30 min., Actualmente, el PP para envase alimentario se comercializa principalmente en forma de bandeja rígida, ya su espumado mediante tecnologías de espumación física es un hándicap debido a sus características reológicas. En el proyecto se realizaran modificaciones físicas del material combinándolo con otros materiales o aditivos para optimizar su espumado físico, manteniendo sus propiedades de resistencia al calor.
  • Envases espumados sostenibles. La finalidad es lograr envases obtenidos a partir de materiales biodegradables y compostables. Los materiales biodegradables y compostables siguen teniendo en la actualidad un coste superior a los materiales convencionales. Además, presentan temperaturas de reblandecimiento por debajo de los 70º C, lo que limita su uso debido a que pueden producirse deformaciones de los envases durante su almacenamiento y transporte. Como solución a esto, durante el proyecto se realizarán modificaciones químicas del material y se optimizará el proceso de extrusión para mejorar su resistencia térmica. Además, el espumado permitirá disminuir la cantidad de materia prima por envase, bajando su coste y haciendo el envase más competitivo frente a sus competidores rígidos.

En la actualidad, el uso de envases de estos dos tipos está limitado por diferentes factores, tanto técnicos como de rentabilidad económica. Por ejemplo, en el caso de los envases para microondas con reducido peso, la oferta se limita a envases de poliestireno espumado que, aunque pueden ser introducidos en microondas, si se alcanzan altas temperaturas (por encima de los 100ºC) durante un cierto periodo de tiempo, se produce el reblandecimiento del material, llegando a producir deformaciones en las bandejas. La temperatura de calentamiento es importante en comidas precocinadas, take-away, comidas elaboradas, etc. para preservar la seguridad alimentaria. En este proyecto se plantea el uso del PP, con una temperatura de reblandecimiento ligeramente superior, capaz de soportar condiciones de retort (120º C/30 min).

En el segundo caso, el uso de materiales biodegradables y compostables en packaging sigue siendo limitado debido al mayor coste de estos materiales. Tan solo en países como Italia, con una legislación a favor del uso de estos materiales, se alcanzan cuotas de mercado significativas. La capacidad de espumación de estos materiales puede ser una alternativa para la reducción de costes del envase relacionada con la reducción de peso. Sin embargo, es necesario en muchos casos aumentar la resistencia térmica de los mismos. Esta posibilidad también se contempla dentro de los objetivos de este proyecto.

Principales riesgos y retos técnicos

La consecución de los objetivos planteados implica una serie de riesgos técnicos que son los que constituyen el mayor grado de innovación del proyecto, y que son, entre otros:

  • El espumado de materiales como el PP o los poliésteres biodegradables. El proceso de espumado implica la modificación de muchos de los parámetros de procesado controlados en la extrusión. Además, la diferencia más significativa es que estos materiales no se comportan frente a la espumación de la misma manera que materiales tradicionalmente espumados como el poliestireno. Es necesario partir de grados con propiedades específicas (como una melt strength elevada) o de formulaciones que posean las propiedades reológicas adecuadas para conseguir una densidad de celda adecuada, una baja densidad, un tamaño reducido de celda y una uniformidad de la espuma . Sólo así podrán alcanzarse los requerimientos referidos a termoconformabilidad, resistencia mecánica, etc.
  • La solubilidad de los agentes espumantes físicos utilizados en el proceso de producción de espumas no es la misma en materiales tradicionales, como el PS, que en materiales como el PP o los polímeros biodegradables . Será necesario ajustar las condiciones de inyección del agente espumante (un gas licuado a alta presión) y el porcentaje del mismo para poder conseguir espumas de la calidad requerida.
  • Las propiedades finales del envase deben ser evaluadas para confirmar que el envase desarrollado es idóneo para las aplicaciones propuestas. Será necesario realizar un estudio de aptitud alimentaria para determinar la idoneidad de los envases para la aplicación objeto del proyecto. Este estudio de aptitud alimentaria incluirá ensayos de migración en simulantes alimentarios estándar para evaluar que ningún componente del material plástico migra al alimento.

Conclusiones

En términos más globales, la consecución de los objetivos del proyecto contribuye principalmente a dos retos de la sociedad actual, como son:

-La mejora de la seguridad alimentaria, mediante el desarrollo de envases que contribuyan a la mejor conservación, manipulación y tratamiento de productos alimentarios elaborados. Este es un reto global, que afecta principalmente a países en desarrollo, pero también en menor medida a los países desarrollados, donde los hábitos de consumo requieren cada vez tiempos de conservación de los alimentos mayores.

-Contribución a la sostenibilidad medioambiental, mediante el desarrollo de envases de bajo peso, que utilicen menos material plástico, pero manteniendo la funcionalidad. Además, el desarrollo de envases biodegradables y compostables constituye un plus de sostenibilidad muy a tener en cuenta en una sociedad donde el tratamiento de residuos plásticos ligeros constituye un problema creciente.

Con una duración de 24 meses, el proyecto tiene como objetivo elevar la competitividad de Bandesur, una empresa especializada en la fabricación de bandejas de espuma de poliestireno para el sector de la alimentación. Por una parte, el desarrollo de una nueva generación de bandejas espumadas de polipropileno de altas prestaciones, permitirá a Bandesur entrar en un mercado como es el del envase de comida preparada de IV y V gama. Se trata además de un producto que mejora las prestaciones de la oferta existente en el mercado a través de la sostenibilidad, ya que al tratarse de un material espumado es mucho más ligero que los convencionales. Por otra parte, el desarrollo de bandejas sostenibles para comida fresca permitirá a Bandesur diversificar su negocio geográficamente.

Ana Espert Bernia, Investigadora Senior Aimplas Instituto Tecnológico del Plástico

Cristina Fernández Barranco, Responsable I+D Bandesur

Referencias:
Unwrapping the packaging industry: seven factors for success. Ernst & Young. May 2015.
http://www.borealisgroup.com/en/polyolefins/new-business-development/Foam-and-HMS/. Marzo 2015.
S.H. Mahmood, M. Keshtkar, C.B. Park. Determination of carbon dioxide solubility in polylactide acid with accurate PVT properties. The Journal of Chemical Thermodynamics. 2014. 70 (13-23)

Fuente: TechPress

Share