Archivo

Archivo para la categoría ‘Panadería’

Granier adquiere ‘La Provence’ en Miami para impulsar su expansión en EEUU

Sábado, 8 de Julio de 2017 Comments off

Granier, empresa líder en el sector panadero con más de 350 establecimientos en toda España y una facturación neta en 2016 de 45,6 millones de euros, ha adquirido la cadena de panaderías `La Provence´ en Miami. Con esta operación, la compañía pasa a tener de 2 a 6 establecimientos en esta ciudad de Florida donde aterrizó por primera vez en 2013 y desde donde tiene previsto expandirse en los próximos años como puerta de entrada de sus franquicias en EEUU.

Con la compra de estas nuevas tiendas, la inversión acumulada de Granier en Miami ha sido de 3,5 millones de euros. Los establecimientos serán adaptados en los próximos meses siguiendo la imagen de la compañía y el `know how´ de Granier, basado en la calidad a buen precio y en una gran variedad de producto, adaptándose en este caso a los gustos y costumbres del consumidor americano.

`La Provence´, una marca de estilo europeo arraigada en Miami desde hace 22 años, dispone de unas óptimas ubicaciones en la ciudad y desarrolla su actividad desde una perspectiva similar a la de Granier enmarcándose en el segmento de panadería artesana y cafetería.

Para Granier, el negocio internacional supone en la actualidad un 12% de su facturación global con unos ingresos de 5,6 millones de euros, de los cuales 1,1 millones pertenecen a EEUU. Con la adquisición de las nuevas tiendas, la previsión es hacer crecer la facturación en esta área geográfica hasta los 4,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento de más del 300% respecto al ejercicio anterior.

Para el 2017, Granier espera registrar ventas en el exterior por valor de 8,2 millones, un 46% más que en 2016. Con 16 tiendas repartidas en Londres (6), Roma (2), Lisboa (2) y Miami (6), la empresa tiene en la internacionalización uno de sus ejes de crecimiento con el objetivo de abrir 10 nuevas franquicias cada año, tanto en los mercados en los que ya tiene presencia como en otros mercados en los que se detecten oportunidades.

Fuente:  mundofranquicia.com

Share

Distinción a Eduard Crespo en el I Certamen de Panadería

Sábado, 1 de Julio de 2017 Comments off

El acto de reconocimiento y celebración a este gran profesional de la panadería, tuvo lugar en la noche del sábado 10 de junio.

Eduard Crespo nació en Barcelona en 1951, como 3ª generación panadera de la saga que inició su abuelo Manuel Crespo en 1908 cuando abrió la  Fleca Balmes. En su juventud, se cuenta que, además del cariño que tenía a la panadería, sus sueños iban encaminados a una vida dedicada a las motos y a la mecánica. Pero el destino le tenía encargado otro camino, y tras la repentina muerte de su padre, se puso al frente del negocio familiar. Fue aquí donde comenzó una carrera exponencial en la panadería, tanto desde la innovación en la panadería como desde el respeto a la calidad del pan artesano. Una filosofía que ha hecho que su panadería Fleca Balmes, siga en pleno funcionamiento tras cumplir su centenario, bajo el eslogan “El pan, nuestra pasión”. Una pasión que ha transmitido a Georgina, una de sus hijas, que está hoy en día al frente del negocio.

Son muchos los hitos destacables de su trayectoria profesional. El último, ser el Seleccionador nacional del Equipo Espigas, la Selección Nacional de la Panadería Artesana. Volviendo al pasado, podemos destacar hazañas como elaborar los panes que ilustrarían las obras completas de Camilo José Cela. Su mayor reconocimiento internacional llegó en 1992, proclamándose  Campeón del Mundo de Panadería Artística en París. En 1990 recibió la Medalla de Oro del Gremio de Panaderos por la creación del “Pan de Sant Jordi”, un premio al que le tiene especial cariño. En 2015, su panadería Fleca Balmes, recibió “La Llesca d´Or”, que la reconoce como mejor panadería del año 2015 de la ciudad de Barcelona.

Dentro de la innovación en panadería, es muy conocido por la creación del “Pan de Sant Jordi”. Este pan se elabora con queso Emmental y sobrasada mallorquina, lo que permite crear las barras de la bandera catalana. Se ha convertido en un pan especial que se une a los regalos habituales del Día del libro. También creo el Pan de Navidad en forma de abeto, y cubierto con azúcar lustre. Un pan inspirado en un villancico y que cuenta con pasas, higos, nueces, miel y requesón entre otros. Por el centenario de su panadería, creó el “Pa de l’Avi 105? (publicado en PãstryRevolution 6). Un homenaje al abuelo Manuel en forma de pan con masa madre natural, harina molida a la piedra, larga fermentación y una cocción muy lenta.

Ha sido siempre muy reconocido por sus obras artísticas y de escaparate, y siempre ha estado muy activo y participativo en el Gremio de panaderos de Barcelona. Sigue muy activo participando en charlas, seminarios, talleres y todo lo que apueste por la divulgación del buen pan. Hasta participa en su grupo “la mesa de los caballeros del buen pan” que tiene por objetivo potenciar la panadería de calidad. Durante su dilatada carrera ha publicado innumerables trabajos en las revistas profesionales de Montagud Editores.

Montagud Editores y PãstryRevolution se unen a este merecido homenaje y reconocimiento a quien ha sido y es uno de nuestros más veteranos colaboradores y que tanto ha aportado a las nuevas generaciones de la panadería española e internacional; como ejemplo de ello la continuidad de su labor por su hija Georgina, directora técnica nuestras páginas de panadería. Muchas felicidades Eduard, muchas felicidades familia Crespo.

Además, el Certamen nacional de panadería artesana de Cazorla ha tenido un programa amplio y ambicioso. Pasamos a contaros que pasó en cada uno de sus espacios.

Concurso de Panadería Nacional de Pan AOVE

Se celebró durante los 3 días del evento el concurso de pan con aceite de oliva virgen extra. Los concursantes tuvieron luchar contra el calor que en estos días aún primaverales se habían adelantado al más tórrido verano. No obstante, el trabajo de todos fue excelente, así como fue excelente el compañerismo y el buen ambiente que había entre todos los concursantes, que se animaban y compartían unos de otros.

El resultado del Concurso fue:

  • 1º premio: Vicente García Álvarez de Masa Madre Eco (Almendralejo, Badajoz, Extremadura)
  • 2º premio: Juan Carlos Sánchez de Panod (Madrid) (Ver PastryRevolution 26)
  • 3º premio: Ahmed Aitbouhadi de Panificadora Fledelso (Santibañez, León, Castilla y León)

Concurso nacional de panaderías artesanas impulsoras

Este concurso no se desarrolló directamente durante el Certamen, si bien, varios de los nominados estuvieron haciendo gala de sus habilidadesdurante el mismo. Juan Manuel Moreno de Panadería Pan Piña estuvo realizando su pan más caro del mundo durante el viernes y sábado. Florencio Villegas de Panadería La Tradición estuvo haciendo panes candeales y panes tritordeum, entre otros. Miguel Ángel Sahuquillo le acompañó en esta gesta con otras variedades. Begoña San Pedro de Panadería La Miguiña, también hizo junto a otros miembros de La Pepa parte de sus especialidades. Y junto a ellos, otros nominados como Encarni García de Panadería El Artesón de Encarni también estuvieron presentes en el Certamen.

Los ganadores en cada categoría fueron finalmente:

  • Panadería Tradicional: Panadería Sahuquillo (Villamalea, Albacete). Recogió el  premio Miguel Ángel Sahuquillo.
  • Panadería Innovadora:Panadería Pan Piña (Algatocín, Málaga). Recogió el premio Juan Manuel Moreno.
  • Panadería Difusora:Panishop (Zaragoza). Recogió el premio Jesús Machi, en nombre de Jorge Pastor.

Mesas de debate

Las mesas de debate estuvieron centradas en 3 temáticas:

  1. Panes saludables.Eulalia Petit expuso ante todos la importancia del tiempo en la panadería, de ir sin prisas. Una de sus frases clave fue “El tiempo es sabor, es aroma” y cáanta razón tiene.  José Roldán Triviño estuvo hablando de su línea de trabajo compartida con Los Espigas, y de los tipos de procesos de elaboración que siguen para obtener mejores panes. Lidia Marti?nez de La Extranatural hizo un repaso en la historia para comprender por qué es importante recuperar algunos cereales perdidos, y como debemos tener en cuenta esto ante la cantidad de intolerancias y problemas para la salud que se producen hoy en día.
  2. El futuro de la panadería.Manuel Flecha expuso los problemas de las panaderías con respecto a la formación como forma de afrontar el futuro. Algunos panaderos se pierden las posibilidades de desarrollar más y mejores panes por su empeño en que la experiencia ya les ha enseñado todo. Jesús Machi habló también de la formación y de la importancia de entender el negocio de la panadería también en cifras. La panadería es un negocio y como tal, también hay que sabe ser empresario para sacar rentabilidad al negocio, formar al personal de ventas y saber dónde invertir. Andrés Antequera por su parte se dedicó a la Formación profesional, de las problemáticas actuales con profesores formados a veces más en hostelería que en panadería específicamente. Una pena que no tuvo tiempo de exponer su tema al completo, y nos quedamos con ganas de saber las soluciones que ve a futuro.
  3. Legislación sobre panadería artesana.Esta mesa se centró en hablar de la Norma de calidad de Ceopan por Jose? Mª Ferna?ndez del Vallado (Secretario General de CEOPAN) y las iniciativas a nivel internacional por Antonio Arias Ordon?ez (Presidente de la UIB). También hubo espacio para la firma de la Declaración de la Panadería Artesana entre estas dos instituciones y la Asociación Provincial de Panadería de Jaén (APFEP). Una declaración en la que se comprometen a al “desarrollo de la Norma de Calidad”, “garantizar información clara al consumidor y regular la elaboración artesana de panadería ligada a titulaciones oficiales del Ministerio de Educación”.

Fuente e imagen: Pastry Revolution

Share

Certamen de Panadería Artesana en Cazorla

Sábado, 17 de Junio de 2017 Comments off

Del 9 al 11 de junio tuvo lugar en Cazorla (Jaén) el primer Certamen Nacional de Panadería Artesana con el objetivo de recuperar la cultura del pan y poner en valor la elaboración tradicional y los beneficios saludables del pan artesano a través de conferencias, demostraciones y talleres impartidos por reconocidos panaderos.

Los Espigas (Selección Nacional de Panadería Artesana) fueron uno de los grandes protagonistas del evento. Javi Moreno, Fran Recio, Enric Badía, José Roldán y Javi Molina acompañados del seleccionador Nacional,  Eduard Crespo, y del director técnico, Arturo Blanco, realizaron demostraciones técnicas en el Patio del Ayuntamiento de Cazorla.

Además de su participación en los talleres, el Espiga José Roldán estuvo presente en el ciclo de conferencias del certamen con la charla “La Panadería Artesana y el Pan Saludable”. Mientras que el seleccionador Eduardo Crespo recibió por parte de sus colegas de profesión un merecido homenaje por su trayectoria en la noche del sábado.

Como colofón, destacar la firma de una declaración conjunta de panadería artesana, entre Ceopan, la Unión Internacional de Panaderos y Pasteleros (UIBC) y la Asociación Provincial de Fabricantes de Pan de Jaén (APFEP), que tiene como finalidad dignificar los productos de panadería artesana desarrollando una norma de calidad del pan de ámbito nacional, garantizar una información transparente al consumidor y promover la diferenciación del oficio de panadero a través de una Formación Profesional ligada a titulaciones odiciales del Ministerio de Educación Cultura y Deporte.

Sveba-Dahlen proporcionó su maquinaria y hornos profesionales para poder hornear los productos realizados por los maestros panaderos.

Ver video Canal Sur

Fuente: Dulcypas

Share
Categories: Panadería Tags:

Soluciones integradas de GEA para la industria de la panadería

Sábado, 3 de Junio de 2017 Comments off

“Packed with inspiration” es el lema de GEA en Interpack 2017 donde presentó sistemas de embalaje de alimentos, confitería y productos horneados, bebidas, artículos médicos y técnicos y productos farmacéuticos. GEA Comas y GEA Imaforni presentaron su gama de soluciones de panificación integradas para la fabricación de galletas, pasteles y pastelería.

Por primera vez en una feria, GEA mostrará dos soluciones integradas de referencia para la industria de la panadería: una línea de producción de cupcake, un horno de túnel multi-zona, una producción de calidad optimizada y  una línea de producción flexible de galletas.

La línea dura de galletas establece un punto de referencia para la producción de alta capacidad, que consiste en una laminadora, una unidad de laminación y un conjunto de rodillos calibrado. La línea de producción ha sido diseñada, utilizando la amplia experiencia de GEA, para obtener productos consistentemente regulares procesando suavemente la hoja de la masa. La experiencia de GEA en la formulación de masas de masa, y la forma en que se maneja a lo largo del proceso de calibración, son los factores claves para evitar el estrés de la masa. Esto garantiza una tolerancia mínima en la variación de peso, forma exacta, aspecto y color del producto acabado. La línea se completa con una banda de relajación de la masa, un cortador rotativo, una máquina recolectora de chatarra, un transportador de retorno de chatarra y un panner de horno. GEA es capaz de ofrecer líneas de hasta 2.000 milímetros de ancho, mucho más allá del estándar actual de la industria, estableciendo la referencia del mercado para la producción de alta capacidad.

Se mostró por primera vez la línea de producción de galletas de alta capacidad de GEA Comas montada en un horno de túnel de GEA Imaforni. Esto completa una planta de producción de pasteles que incluye: un dispensador de taza de papel rotativo de alta velocidad para depositar tazas de papel autoportantes; Un depósito volumétrico multi-pistón de alta precisión con motores sin escobillas y cabezal intercambiable para facilitar el lavado y el cambio rápido del producto y un túnel de convección para una cocción perfecta.

GEA Tartomatic es la máquina de tarta más compacta y flexible del mercado para la producción de una amplia variedad de pasteles y tartas de diferentes formas y tamaños. La parte clave de la máquina es la extrusora que garantiza el manejo suave y eficiente de la masa con la mayor precisión de volumen disponible. El proceso de estampado de alta precisión garantiza una perfecta carcasa de pastel, con exactamente las dimensiones y el grosor correctos, para una calidad y un peso consistentes del producto.

Fuente: foodnewslatam.com

Share

Qué hace que el pan sea liviano y esponjoso

Sábado, 3 de Junio de 2017 Comments off

“He estado haciendo pan durante 37 años. Apenas toqué la masa por primera vez, me enamoré de ella y pensé: ‘Esto es lo que yo quiero hacer'”.

El enamorado es Fernando Padilla, quien recibió a Michael Mosley de la BBC en San Francisco para demostrar juntos cuánto hemos hecho los humanos para conseguir uno de los elementos vitales para nuestra supervivencia: los carbohidratos.

Los necesitamos por la sencilla razón de que no podemos vivir sin energía.

Los carbohidratos son maravillosamente diversos, pues el término abarca un grupo de químicos que constituyen los elementos fundamentales del azúcar.

Hay muchos tipos diferentes, como glucosa, lactosa y, quizás el más interesante, almidón.

En las regiones del mundo en las que el arroz no es la principal fuente de los carbohidratos que necesita nuestro cuerpo, su lugar lo toma el trigo, y a lo largo de la historia lo hemos consumido mayoritariamente en forma de pan.

San Francisco es un lugar ideal para hablar de pan pues la ciudad es famosa por un tipo particular de este alimento: sourdough o pan agrio.

Y el que hace Padilla, quien es maestro panadero de la panadería Boudin, es muy especial.

Microbios con abolengo

Empieza con agua y harina de trigo sin procesar, una mezcla insípida que de hornearse, se endurecería como concreto.

Para tornarlo en algo delicioso, Fernando Padilla emplea un ejército de microbios que viven en algo cariñosamente llamado “la masa madre“.

La masa madre es una mezcla de agua y harina en la que habita una comunidad de células vivas de levadura y bacterias.

No es la única. De hecho, antes de que la introducción de levadura comercial en 1868, todo el pan se hacía siguiendo el mismo método.

Pero aunque no es la única sí es única.

Se cree que es la masa madre más antigua de Estados Unidos. Data de 1849.

Cuando Isidore Boudin, descendiente de una familia de maestros panaderos de Borgoña, Francia, llegó a San Francisco seducido por la riqueza que prometía la Fiebre del Oro, preparó su primer pan de la manera tradicional francesa pero con la levadura silvestre que usaban los mineros en esa época.

Guardó una porción de la masa para que desarrollara la levadura natural que usaría en los panes del día siguiente.

Y eso es lo que han venido haciendo en la panadería desde entonces sin falta. Por eso dicen que hasta el día de hoy, hay rastros de la era de la Fiebre del Oro en cada bocado.

Según cuenta la historia, la masa madre sobrevivió incluso el gran terremoto de 1906. Cuando empezó a temblar el suelo a las 5:12 de la mañana de ese abril 18, Louise Boudin metió una porción de la masa madre en un balde y salió corriendo antes de que la panadería se incendiara hasta quedar en cenizas.

Ahora el encargado de un acto de heroísmo similar es Padilla.

La ciencia del pan de cada día

El olor de la masa madre es fuerte, “por toda esa dulzura de la harina que se va fermentando”.

“Crea un sabor a alcohol, pero luego se evapora”, explica el maestro panadero, heredero no sólo de la leyenda de Boudin sino de los conocimientos que amasaron los humanos para tornar un cereal indigerible en una sabrosa fuente de energía.

Todos los días, alimentan la mitad de la masa madre con agua y harina. Luego la guardan toda la noche, para que se regenere, doblando su tamaño.

La otra mitad la usan para hacer 400 barras de “pan fresco y delicioso”.

Al añadir agua, se activan las enzimas de la harina.

Eso dispara una compleja reacción bioquímica, que empieza con el almidón de la harina tornándose en un azúcar llamado maltosa.

Tras mezclarlo por 10 minutos, las bacterias de la masa madre empiezan a comerse ávidamente la maltosa, convirtiéndola en glucosa.

En otras palabras, las bacterias empiezan a digerir la harina por nosotros.

Después otro grupo de microbios usa parte de esa glucosa para transformar la masa.

Están en la levadura seca: cada grano contiene miles de organismos unicelulares que están en animación suspendida. Para revivirlos, necesitan comida, así que les damos azúcar y agua.

Cuando se reaniman, producen gas: dióxido de carbono. Por eso es que la mezcla burbujea.

Esa reacción es absolutamente clave para crear un pan esponjoso.

Padilla tiene que impedir que el gas se escape. Para lograrlo, altera la estructura química de la masa con un proceso que se llama “amasar” (¿ves que sí sabes al menos un término químico?).

Al amasar, forzamos a dos proteínas de la harina -gliadina y glutenina- a formar vínculos, creando una nueva sustancia: gluten.

Es en este momento en el que las dotes en el arte de la panadería son cruciales.

Si no amasas lo suficiente, no crearas la cantidad ideal de gluten, los gases se escaparán y no se elevará.

Si lo haces bien, el efecto es casi mágico.

A medida que levanta, su volumen casi se dobla pues la levadura consume la glucosa y hace burbujas dentro de su hogar de gluten.

Las bacterias también producen una pequeña cantidad de ácido láctico y, como el sourdough no tiene azúcar, ese ácido le da al pan su distintivo sabor.

Cuando lo horneas, sellas esas burbujas de aire y, gracias a los microbios de la masa madre, al final tenemos un pan liviano, esponjoso y rico en carbohidratos.

El pan agrio solía ser uno de los tipos más populares de pan, pero la llegada de las barras baratas, producidas en masa, lo relegó, lo cual es una lástima pues es más sano.

No contiene azúcar y el ácido permite que absorbamos mejor los minerales y vitaminas de la harina.

Y si quedaste aterrado porque estamos hablando de los a veces vilificados carbohidratos, recuerda que han sido ellos los que han alimentado nuestras civilizaciones, pues son una fuente barata y disponible de energía.

Fuente: BBC

Share
Categories: Panadería Tags: ,

Pan de los Siete Cielos

Sábado, 3 de Junio de 2017 Comments off

Receta e historia del manjar sefardí de la Noche de Shavuot, el Pan de los Siete Cielos.

Ya son pocos los judíos que lo amasan -no es fácil y las tradiciones se van perdiendo-  pero hasta no hace mucho, en las comunidades sefardíes, era indispensable en las mesas de la cena de Shavuot ; primero, como elemento decorativo por su carga simbólica y luego, en determinado momento, como alimento delicioso. tras la cena, llega  del mishmar -sesión nocturna de Shavuot consagrada al estudio de la Torá- (la velada, en ladino) y en el descanso de medianoche, cuando el judío vuelve a casa para tomar algo, es cuando come el Pan de los Siete Cielos. Con café o té para mantenerse despierto.

Su nombre, que hace relación a la tradición cabalística sefardí,  hace referencia a los siete espacios de santidad  por los cuales pasa el alma una vez muerto el cuerpo. Puesto que Shavuot es una fiesta que celebra el nacimiento del judaísmo, al centro de este pan se le denomina Monte (Sinaí) y sobre ese monte giran siete coronas con determinados símbolos.

El primero, Lujot Ha´brit, las Tablas de la Ley, y con el resto, moldear una mano, que representa con sus cinco dedos , el Pentateuco;  después se modela un pez, pues tienen suerte (sobrevivieron todos al Diluvio Universal) La cuarta pieza es un pájaro, porque una paloma anunció el fin y es símbolo de la Paz. El último símbolo es una escalera de Yakob, que nos sube a los siete cielos

 Ingredientes

Taza y media de azúcar refinada (no morena)

1/2 taza de agua templada, aser posible mineral (no de grifo, por la cal)

1 cucharada de levadura en polvo

7 tazas de harina de trigo tamizada en casa.

5 cucharadas de aceite de sésamo

1/2 taza de leche entera fresca, no uperisada, previamente hervida.

4 huevos grandes, batidos hasta quedar espumantes.

1 cucharadita de sal marina fina

1 cucharada de  ouzo, arak, anís o incluso cazalla

1/4 de uvas pasas de Corinto (o sin pepitas en su defecto)

1 yema de huevo mezclada con 1 cucharada de agua mineral  fría

Pasos a seguir:

– Disolver una cucharada de azúcar en agua templada y poco a poco  agregar la levadura en polvo, sin dejar de mover.  Dejar esponjar durante quince minutos mínimo.
– En un recipiente hondo, poner 3 tazas de harina y hacer en el centro un hueco. En ese lugar, se agrega la mezcla de la levadura con azúcar y se mezlca bien, hasta crear una masa homogénea y  no densa, una crema muy espesa pero no una masa para trabjar a mano. Se cubre con un pañó limpio  y se deja reposar en lugar seco durante una hora, hasta que leude. para que leude mejor, no se debe de mover el recipiente.
– Agregar el aceite de sésamo, la leche , los huevos batidos, la sal y el anisete (en este orden) y amasar con las manos, no con utensilios ni con robots.
– Agregar las pasas de Corinto y formar una gran bola.
– Enaceitar  un recipiente distinto, también profundo, a ser posible de cristal,  y poner en él la bola de esa masa, que curbirermos  con un paño ligeramente  húmedo durante el período de  dos horas, hasta que doble su volúmen más o menos.
– Apartar 1/4 de esa  masa ya leudada . El resto,  dividirla en dos partes  y cubrirlas de nuevo por separado.
– Se forman, con cada bola, tres  barras de unos 50 cms. de largo y empezamos a trenzarlas como para si estuviéramos amasando  una jalá.
– La trenza se enrosca sobre sí misma de forma helicoidal : es el monte.
– Dividir la segunda pieza de masa en siete piezas de diferentes tamaños y con la más pequeña rodear el monte. Así sucesivamente, hasta tener siete aros rodeando al monte. Cuanto más finas sean las piezas , mejor , porque hay que tener en cuenta que la cocer, engordará todo.
– De la pieza de masa restante se hacen los símbolos uno por uno, y se adhieren a la msa de los círculos.
– Calentar el horno a 180º C
– Pintar con huevo batido  y hornear 45 minutos como de costumbre en este tipo de masas.

Fuente:  enlacejudio.com

Share
Categories: Panadería, Recetas panadería Tags:

La Fábrica de Harinas inaugura el Aula del Trigo

Sábado, 20 de Mayo de 2017 Comments off

En este complicadísimo año agrícola, el Museo de la Industria Harinera de Castilla y León (MIHACALE) de Gordoncillo (León) presenta un nuevo espacio expositivo titulado «Aula del Trigo», que amplía el discurso museográfico al dedicarse a la materia prima que se molía en la Fábrica de Harinas «Marina Luz».

El proyecto «Aula del Trigo» está dedicado a los cereales, los cuales se pueden observar en distintos recipientes y se explica por medio de varios paneles que recogen las características de la planta, su cultivo, su recolección, las faenas de la era y los sistemas de medida y transporte. El objetivo principal del «Aula del Trigo» es por tanto educativo, para que los escolares y universitarios que lo visiten puedan conocerlo: viéndolo, tocándolo, oliéndolo… en grano o en espiga. Busca un aprendizaje práctico y sensorial. Pretende la concienciación sobre un producto agrícola básico y esencial en la historia de la humanidad.

El «Aula del Trigo» es también un espacio de reconocimiento a los agricultores, presentes y pasados. Se centra especialmente en estos últimos, pues la panera se utilizó hasta la década de 1960 cuando la agricultura cerealista comenzó a mecanizarse. Por ello ponemos especial empeño en la preservación de la memoria de la agricultura tradicional, por medio de la recopilación de herramientas, máquinas y sobre todo de antiguas fotografías e incluso grabaciones históricas de cine que aquí se pueden visualizar.

Incorpora una sección de pesos y medidas tradicionales, donde se explican las equivalencias de los costales, fanegas, heminas, cuartillos… Por medio de una pantalla proyecta una selección de las 167 fotografías antiguas ya recopiladas (seguirá incrementándose para crear un gran archivo) de siembras, siegas, acarreos, trillas, aventados… Y para los grupos se proyecta el documental cinematográfico «Trigo de España» (1943, dir. Marqués de Villa Alcázar) cedido expresamente para el MIHACALE de Gordoncillo por la Mediateca del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

El «Aula del Trigo» es un nuevo espacio expositivo permanente en el Museo de la Industria Harinera de Gordoncillo. El proyecto ha sido cofinanciado por el Instituto Leonés de Cultura de la Diputación de León con 6.099 € y el Ayuntamiento de Gordoncillo con 3.146 €.

Fuente:  mihacale.blogspot.com.es

Share
Categories: Panadería Tags: ,

La mejor baguette de París 2017

Sábado, 20 de Mayo de 2017 Comments off
La ciudad de París escogió  a la mejor baguette de la ciudad, uno de los emblemas gastronómicos de Francia, entre 180 aspirantes. Su autor será el proveedor oficial del palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, durante un año.
El Gran Premio de la baguette de tradición francesa de París, que se ha convertido en un clásico de la ciudad en sus 23 años de existencia, fue a parar a manos de Sami Bouattour, de la Boulangerie Brun, del distrito XIII de la capital francesa.
Un jurado de 12 personas, seis de ellas elegidas al azar, degustaron ese producto derivado de la composición casi alquímica de harina, agua, levadura y sal.
Los cinco criterios a los que el jurado tuvo que poner nota, de 0 a 20, fueron el aspecto, cocción, miga, olor y gusto.
“Para una buena baguette hay que tener en cuenta todos esos criterios, pero lo más importante, sin duda, es el sabor, y es que el objetivo final es su consumo”, afirmó a EFE el jefe de cocina del Elíseo y jurado del concurso, Guillaume Gómez.
Además de ser el proveedor del palacio del Elíseo, donde vive el presidente François Hollande, el ganador del concurso también recibirá € 4.000 (US$ 4.367).
El ganador del año pasado y propietario de la panadería La Parisienne, Florian Charles, afirmó que después de ganar este concurso “aumentaron la clientela y los beneficios”. Aunque también recordó que el mayor honor es “ser el ganador y sentirse reconocido por los demás compañeros de la profesión”.
A Charles el Elíseo le encargó una quincena de piezas al día y el triple durante los fines de semana. “No hay en ningún lugar del mundo un tipo de pan como nuestra baguette“, señaló la presidenta del jurado y concejala de comercio y artesanía del Ayuntamiento de París, Olivia Polski. También recordó que “la baguette es como la Torre Eiffel, la imagen de París a nivel internacional”.
Una de las teorías sobre el origen de la forma alargada de esta barra de pan sostiene que se inventó durante las campañas napoleónicas para que los soldados pudiesen transportarlas más fácilmente. La popularización de la baguette tardó algo más en llegar: los expertos concuerdan en situarla alrededor de 1920 en la capital francesa.
La fórmula se expandió con rapidez entre las panaderías parisinas hasta ser uno de los símbolos de la ciudad hoy en día.
Share
Categories: Panadería Tags:

La selección nacional de panadería artesana se concentra en La Rioja

Sábado, 20 de Mayo de 2017 Comments off

La selección nacional de panadería artesana “Los Espigas” ha estado concentrada en la ciudad riojana de Santo Domingo de la Calzada hasta el pasado día 18, como preparación para las competiciones en las que tiene programado participar en 2017.

En una nota remitida por la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (CEOPAN) y el equipo Espigas señalan que esta es la segunda concentración que realizan en 2017, en esta ocasión, invitados por la Asociación de Panaderos de La Rioja (ARFEPAN).

El director técnico del equipo Espigas, Arturo Blanco, cuenta en esta concentración con los panaderos Javier Moreno, de Murcia; José Joaquín Roldán, de Córdoba; y Enric Badía, de Cataluña.

Está prevista la incorporación del reciente vencedor del Campeonato Nacional de Panadería Artesana, Juan Antonio Pérez “Toñín”, ya que el equipo técnico de Espigas quiere verle trabajar en directo, pensando en la posible incorporación en el futuro de nuevos integrantes en la selección nacional.

“Los Espigas” afrontaron estos tres días de entrenamiento en la Escuela de Hostelería “Camino de Santiago” de Santo Domingo de la Calzada, donde, el día 18, ofrecieron una cata de los productos elaborados durante los entrenamientos.

Asistieron los consejeros del Gobierno de La Rioja de Salud, María Martín, y de Agricultura, Íñigo Nagore; y los presidentes de CEOPAN, Andreu Llargués; de ARFEPAN, Eduardo Villar; y de la Academia Riojana de la Gastronomía, Pedro Barrio.

Parte de los integrantes del equipo Espigas se desplazarán a París para participar, en representación de la selección nacional de panadería artesana, en el European Vocational Training Days, organizado por la Confederación Europea de Panadería y Pastelería.

Viajarán a la capital parisina Javier Moreno, Pablo Conesa y Francisco Recio, dirigidos por el director técnico del equipo Espigas, que impulsó CEOPAN en 2015.

Fuente: Finanzas

Share
Categories: Panadería Tags:

Un plástico biodegradable a base de pan opta a los Green Awards .

Sábado, 6 de Mayo de 2017 Comments off

El proyecto desarrollado por el Centro Tecnológico de Cereales (Cetece) de Palencia para fabricar nuevos envases de panadería y bollería a partir de residuos de pan ha sido seleccionado como uno de los 15 mejores proyectos Life de los últimos 25 años y opta a los Green Awards.

El BREAD4PLA, acrónimo de «pan para plástico», es un proyecto europeo de tratamiento y valorización de residuos financiado por el programa de la Unión Europea Life+, en el que han participado investigadores de cuatro centros tecnológicos, entre ellos el Cetece, y han conseguido fabricar un plástico biodegradable a partir de los residuos de pan de molde y bizcochos.

Se trata de un nuevo material, un film de PLA (ácido poliláctico), con el que se han hecho bolsas y bandejas ideales para envasar muchos productos alimentarios y que, además, es biodegradable y no contamina.

Con el apoyo de empresas como Panrico y Grupo Siro, los investigadores han conseguido obtener ácido láctico a partir de la fermentación de cortezas y residuos de pan de molde y bizcochos.

A partir de este compuesto, han obtenido ácido poliláctico o PLA que permite fabricar un film con el que elaborar bolsas y bandejas para diferentes productos del sector de la panadería y la bollería.

Ahora, este proyecto ha sido seleccionado como uno de los 15 mejores Life de los últimos 25 años y opta a ganar uno de los Green Awards que se concederán en la categoría de Life Environment el próximo 30 de mayo en Bruselas, en el marco de la Green Week. Esta cita se desarrollará entre el 29 de mayo y el 2 de junio y versará sobre los trabajos verdes para un futuro verde. El tema principal consistirá en analizar cómo la política medioambiental europea está creando puestos de trabajo verdes y contribuyendo al crecimiento de la economía sostenible y socialmente responsable en la Unión Europea.

Desde el Cetece, explican que con el proyecto han desarrollado este sistema innovador para el tratamiento de residuos, ya que se fabrican nuevos envases para productos de panadería y bollería a partir de residuos de la propia industria.

Ventajas del nuevo film

Los nuevos envases presentan unas propiedades barrera al oxígeno y al vapor de agua características que los hacen especialmente útiles para el envasado de pastas y mantecados, consiguiendo una vida útil de doce meses, igual a la de los envases tradicionales de estos productos, como los envases de polipropileno (PP).

Otra ventaja que presentan es que los productos envasados se ponen menos rancios que en los envases tradicionales. Además, gracias a este nuevo desarrollo, se ha logrado valorizar los residuos de la industria de la panadería y la bollería, que hasta ahora solo se empleaban en alimentación animal principalmente, y se consiguen envases biodegradables y compostables, respetuosos con el medio ambiente, que vuelven a ser utilizados por la misma industria de la que proceden.

BREAD4PLA está liderado por la Asociación de Materiales Plásticos (Aimplas) de Paterna (Valencia) y participan en el proyecto investigadores del Centro Tecnológico de Cereales de Palencia, del Leibniz-Institut für Agrartechnik Pstdam-Bornim ATB (Instituto de Agricultura, Alemania) y el Biocomposites Centre de la Universidad de Bangor (Inglaterra).

El proyecto se puede votar en la página de facebook de los Green Awards en el enlace https://www.facebook. com/LIFE.programme/ app/515720611858523

Fuente: La Verdad

Share
Categories: Investigación, Panadería Tags: