Archivo

Archivo para la categoría ‘Packaging’

CNTA participa en el proyecto BioBarr para lograr materiales de origen biológico y biodegradable

Sábado, 8 de Julio de 2017 Comments off

Con el objetivo de conseguir un material de origen biológico y biodegradable, para los envases del sector de la alimentación, nace el proyecto europeo BioBarr, del que CNTA (Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria) es socio y cuya reunión de inicio tuvo lugar en Milán (Italia). Este proyecto pertenece al programa JTI de Bioindustrias (Joint Technology Initiative on Bio-Based Industries) creado bajo el paraguas de Horizonte 2020.

El proyecto BioBarr pretende que el bioplástico PHA (polihidroxialcanoato), que se obtiene a partir de microorganismos y que ha cobrado importancia en la industria durante los últimos años, ya que ha sido considerado como un posible sustituto de los plásticos derivados del petróleo, pueda ser utilizado también en el sector de la alimentación. Este material presenta dos ventajas fundamentales: la primera es que procede de fuentes renovables, evitando así el uso de fuentes fósiles, y la segunda es que se trata de un material biodegradable o compostable. Sin embargo, para que este material pueda ser utilizado en envases del sector de la alimentación es necesario que se optimicen y mejoren sus propiedades barrera, que son las encargadas de preservar las propiedades de los diferentes tipos de alimento que puedan contener. Para ello, en el proyecto se pretende trabajar con diferentes estrategias que aporten al material las funcionalidades específicas requeridas por los alimentos, sin perder su biodegradabilidad y garantizando la seguridad alimentaria.

El papel que CNTA va a desempeñar dentro del proyecto tiene varios objetivos. Por un lado será el encargado de analizar y de validar el material desarrollado. Para ello aportará al proyecto su conocimiento en la interacción que existe entre los envases y el alimento que contienen. Se trata de un aspecto crítico para definir la idoneidad de los materiales que van a estar en contacto con los alimentos, ya que sólo se podrá utilizar aquel que garantice la seguridad alimentaria de los productos. Para esta validación los materiales deberán superar los test de migración total y migración específica, que miden si se trasladan compuestos químicos del material al alimento. Por otro lado CNTA también será el encargado de estudiar la biodegradabilidad y compostabilidad del material, a través de métodos estandarizados de laboratorio. Y, por último, validará, en un número restringido de productos del sector de la panadería, bollería y pastelería, los diferentes requisitos de durabilidad de un alimento, con el propósito de aumentar la vida útil del producto al menos en un 10%.

El proyecto tendrá una duración estimada de 48 meses y el consorcio está compuesto por 7 socios entre los que se encuentran: la asociación empresarial de industrias alimentarias de Italia Tecnoalimenti, las empresas Bio-on e Icimendue de Italia y la española, Kao Chimigraf; las universidades de Dinamarca y Finlandia: Denmark Tekniske Universitet y Tampere University of Technology; y el centro tecnológico español CNTA (Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria).

Fuente:  eurocarne.com

Share

Interpack 2017: Premio “Best Future Machine” promovido por Rockwell Automation

Sábado, 17 de Junio de 2017 Comments off

Como parte de su estrategia para reforzar la imagen de prestigio de sus clientes y su propia imagen de soporte global, Rockwell Automation ha creado el premio “Best Future Machine” para reconocer y premiar la innovación en la industria del packaging y ha aprovechado Interpack 2017 para dar a conocer a las empresas premiadas. El jurado está formado por seis personas representantes de empresas fabricantes, usuarias de packaging, y de asociaciones comerciales del sector. En esta primera ocasión las empresas que constituían el jurado eran Johnson & Johnson, Procter & Gamble, Kimberly Clark y Nestlé; y las asociaciones comerciales UCIMA y GEPPIA.

El premio tiene en cuenta cinco aspectos de las máquinas: modularidad, inteligencia, facilidad de uso, sostenibilidad, y trazabilidad y fiabilidad del producto.

La empresa ganadora ha sido la italiana Cama Group, con su máquina Monobloch IF318, habiendo obtenido calificaciones altas en varias de las categorías y habiendo ganado la de facilidad de uso. Según los miembros del jurado, la máquina de Cama cumple muchos cometidos y mostró la flexibilidad que permite disponer de un diseño de máquina modular y cómo puede integrarse para adaptarse a múltiples aplicaciones.

La Monoblock IF318 es una unidad robotizada para el montaje, carga y cierre de cajas de cartón o cartón ondulado. El modelo incorpora muchas de las características que sobresalen en las máquinas de Cama, incluyendo tecnología sin cabinas, ergonomía y uso amigable. Como característica adicional, la máquina aplica el sistema de transporte inteligente iTRAK de Rockwell Automation.

Los ganadores por categoría fueron:

  • Smart Machine:  Goglio Group (Italy) con su GCap6. Una máquina de llenado para cápsulas de aluminio. El jurado valoró especialmente sus capacidades de acceso remoto y su uso de la Empresa Conectada.
  • Modular Machine: Gebo Cermex (France) con CareSelect. Un sistema de alimentación modular que destaca por su forma de manejar los envases.
  • Category ‘Sustanability’: CMC SRL (Italy), con su máquina CartonPack, que permite producir tamaños de caja óptimos con el mínimo de residuos.
  • Category ‘Easy to use’: CAMA Group (Italy) con su máquina Monobloch IF318.
  • Category ‘Traceability’: SN Maschinenbau GmbH (Germany) con su empaquetadora FM 200. Esta máquina se distingue por sus capacidades de comunicación, al mismo tiempo que ofrece grandes posibilidades de captura de datos para la trazabilidad.

Tal como ha comentado un miembro del jurado sobre el proceso de evaluación, “esta fue una competición increíblemente difícil de valorar, porque algunas de las máquinas que vimos realmente nos impresionaron en múltiples aspectos. Es obvio ver que la innovación está viva en la industria del packaging, y estoy convencido de que algunas de estas máquinas se establecerán rápidamente como líderes en su categoría”.

Fuente: infoplc.net

Share

Cómo destacar en el lineal

Sábado, 17 de Junio de 2017 Comments off

Cuando nuestro producto llega al supermercado aún podemos hacer algo más para conseguir la venta. Existen técnicas para hacer que los consumidores escojan nuestro producto antes que otros. Una de las mejores es utilizar la banda impresa.

El momento de la verdad es ése en que el consumidor debe elegir entre las diferentes opciones disponibles. La banda impresa sirve para destacar visualmente sobre los otros productos.

¿Cómo consigue la banda impresa ganar esta batalla? Con la estandarización de los embalajes todos los productos se parecen y solo se diferencian por la etiqueta de la tapa. Con una banda impresa tenemos una faja que envuelve el producto y aumenta el espacio para poner ganchos visuales para destacar frente a los otros.

Este tipo de embalaje permite añadir fotografías o textos en los laterales del producto. De esta forma, los productos enfajados cuando están apilados en el lineal se ven más fácilmente que los que van con embalaje genérico.

Todo tipo de productos pueden utilizar el embalaje con banda impresa. En la web tenemos imágenes de algunos de ellos, y también un vídeo explicativo sobre el embalaje con banda impresa. No dude en contactar con nosotros para estudiar si la banda impresa puede encajar en su producto.

 

Share
Categories: Packaging Tags:

Hispack 2018 propone el packaging como elemento clave para transformar la industria

Sábado, 22 de Abril de 2017 Comments off

Del 8 al 11 de mayo de 2018, Hispack creará un ecosistema único que aglutinará innovación, industria y demanda en torno a toda la cadena de valor del envase y embalaje con el propósito de impulsar el packaging como motor económico y elemento clave en la transformación hacia la industria 4.0. En su próxima edición, el salón prevé aumentar su dimensión, internacionalidad y poder de convocatoria, dando respuestas concretas a los retos y necesidades planteadas por los diferentes sectores industriales y de consumo compradores de packaging.

Organizado por Fira de Barcelona en colaboración con Graphispack Asociación, Hispack es la mayor feria que la industria del packaging celebra en España, ofreciendo una visión integral del ciclo de vida del envase y embalaje para cualquier sector de actividad: materiales, diseño y fabricación de envases, embalajes y etiquetas, procesos de producción, manipulación, almacenaje y transporte, punto de venta, consumo, reutilización, recuperación y reciclaje.

En línea con la recuperación económica y el aumento de la demanda de packaging, Hispack prepara una edición marcada por el crecimiento y prevé incrementar un 10% la participación de empresas en relación a 2015. Los sectores de oferta que Hispack potenciará especialmente este año son materiales, logística y automatización.

Hispack coincidirá de nuevo con FoodTech Barcelona, nueva denominación de la feria de tecnologías de la alimentación que mostrará todos los aspectos de la fabricación de alimentos. De este modo, los visitantes del sector de la alimentación pueden encontrar en esta doble cita ferial soluciones que van desde el ingrediente, a los procesos de producción pasando por el packaging y la llegada al punto de venta.

El packaging, respuesta a cuatro retos

El presidente del comité organizador de Hispack, Javier Riera-Marsá, ha señalado el salto cualitativo de esta edición para presentar una oferta y contenidos acordes a la importancia estratégica y económica que está adquiriendo el envase y embalaje. “Nuestro salón va a demostrar que el packaging es esencial para dar respuesta a cuatro retos actuales de cualquier sector industrial o consumo: sostenibilidad en todo el ciclo de vida del envase; interdependencia con la logística; automatización y digitalización de procesos; así como nuevas experiencias de uso del packaging”, explica Riera-Marsá.

Al mismo tiempo, Hispack va a ofrecer soluciones de packaging y proceso a medida para fabricantes y distribuidores de alimentación, bebidas, química, farmacia, cosmética, perfumería o droguería, bienes de equipo, entre otros”. “Todo el ecosistema del packaging estará en Hispack”, asegura el director de Hispack, Xavier Pascual, quien se muestra convencido que el salón “continuará atrayendo nuevos perfiles profesionales interesados en descubrir el potencial de innovación y comunicación del packaging”.

En este sentido, Hispack 2018 se propone incrementar la presencia de profesionales de los departamentos de I+D de las empresas, que ganan peso en el desarrollo de packaging y producto; así como de nuevos perfiles del sector logístico. También se ha marcado como objetivo mantener la presencia de técnicos de producción, compras e ingeniería, además de visitantes con funciones relacionadas con el marketing y comunicación. Por sectores de actividad, el salón espera mantener los porcentajes de crecimiento de visitantes procedentes de farmacia, cosmética y alimentación registrados en la pasada edición, y aumentar, asimismo, la presencia de representantes de bebidas y química.

Más internacional

En esta edición, Hispack sigue apostando por la internacionalización. Se prevé que el 25% de los expositores directos y el 10% de los visitantes serán extranjeros, mayoritariamente de países europeos los primeros y de mercados comunitarios, latinoamericanos y del área mediterránea, los segundos.

En colaboración con AMEC, Hispack y FoodTech Barcelona impulsarán conjuntamente un programa de compradores internacionales invitados con el objetivo de atraer misiones comerciales y profesionales de mercados emergentes con proyectos concretos para invertir quienes mantendrán reuniones de negocio agendadas con los expositores de ambas ferias.

La innovación, en el centro de todo

Como complemento a la oferta comercial, Hispack 2018 prepara un programa de actividades que contribuyan a visibilizar y analizar la innovación desde el propio packaging y desde los actuales procesos de producción, además de adelantar las grandes tendencias en los cuatro retos en los que se podrá el foco en esta edición: sostenibilidad, logística, automatización y experiencia de uso. Para determinar los temas de las ponencias, casos de éxito y expertos invitados, Hispack ha creado cuatro grupos de trabajo en los que participan profesionales tanto de la oferta como la demanda para conseguir una visión transversal y adecuar los contenidos a las necesidades reales de los sectores usuarios de packaging.

Al mismo tiempo, Hispack generará espacios de relación entre diferentes agentes vinculados al mundo del envase y embalaje más allá de los días de celebración de la feria que se enmarcan en la agenda Pack Experience. Como novedad, el salón lanzará Pack Lab, un proyecto que recogerá retos concretos de packaging planteados por fabricantes de diferentes sectores, la gran distribución o marcas de consumo y que se pondrá en común con empresas y expertos que puedan darles solución.

Finalmente, Hispack vuelve a convocar los Premios Líderpack, certamen que reconoce los mejores trabajos de envase, embalaje y PLV fabricados en nuestro país anualmente y que permiten participar, representando a España, en la competición mundial WorldStar Awards que organiza la World Packaging Organisation (WPO). En Hispack 2018 tendrá lugar la ceremonia de entrega de los Líderpack de este año y la exposición de los productos ganadores.

Hispack es el salón de referencia para la industria española del packaging y una de las citas que marca el calendario ferial del sector a nivel internacional. En su última edición, celebrada en 2015, reunió 605 expositores directos y la presencia de un total de 1.226 empresas representadas, que ocuparon 31.000 m2 netos en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona. Más de 38.000 profesionales visitaron Hispack y la feria de tecnologías de la alimentación que tuvieron lugar simultáneamente.

Fuente: Alimarket

Share
Categories: Packaging Tags:

El packaging como elemento clave para transformar la industria 4.0

Sábado, 15 de Abril de 2017 Comments off

Del 8 al 11 de mayo de 2018, Hispack creará un ecosistema único que aglutinará innovación, industria y demanda en torno a toda la cadena de valor del envase y embalaje con el propósito de impulsar el packaging como motor económico y elemento clave en la transformación hacia la industria 4.0.

En su próxima edición, el salón prevé aumentar su dimensión, internacionalidad y poder de convocatoria, dando respuestas concretas a los retos y necesidades planteadas por los diferentes sectores industriales y de consumo compradores de packaging.

Organizado por Fira de Barcelona en colaboración con Graphispack Asociación, Hispack es la mayor feria que la industria del packaging celebra en España, ofreciendo una visión integral del ciclo de vida del envase y embalaje para cualquier sector de actividad: materiales, diseño y fabricación de envases, embalajes y etiquetas, procesos de producción, manipulación, almacenaje y transporte, punto de venta, consumo, reutilización, recuperación y reciclaje.

En línea con la recuperación económica y el aumento de la demanda de packaging, Hispack prepara una edición marcada por el crecimiento y prevé incrementar un 10% la participación de empresas en relación a 2015. Los sectores de oferta que Hispack potenciará especialmente este año son materiales, logística y automatización.

Hispack coincidirá de nuevo con FoodTech Barcelona, nueva denominación de la feria de tecnologías de la alimentación que mostrará todos los aspectos de la fabricación de alimentos. De este modo, los visitantes del sector de la alimentación pueden encontrar en esta doble cita ferial soluciones que van desde el ingrediente, a los procesos de producción pasando por el packaging y la llegada al punto de venta.

El packaging, respuesta a cuatro retos

El presidente del comité organizador de Hispack, Javier Riera-Marsá, señala el salto cualitativo de esta edición para presentar una oferta y contenidos acordes a la importancia estratégica y económica que está adquiriendo el envase y embalaje. “Nuestro salón va a demostrar que el packaging es esencial para dar respuesta a cuatro retos actuales de cualquier sector industrial o consumo: sostenibilidad en todo el ciclo de vida del envase; interdependencia con la logística; automatización y digitalización de procesos; así como nuevas experiencias de uso del packaging”, explica Riera-Marsá.

Al mismo tiempo, Hispack va a ofrecer soluciones de packaging y proceso a medida para fabricantes y distribuidores de alimentación, bebidas, química, farmacia, cosmética, perfumería o droguería, bienes de equipo, entre otros”. “Todo el ecosistema del packaging estará Hispack”, asegura el director de Hispack, Xavier Pascual, quien se muestra convencido que el salón “continuará atrayendo nuevos perfiles profesionales interesados en descubrir el potencial de innovación y comunicación del packaging”.

En este sentido, Hispack 2018 se propone incrementar la presencia de profesionales de los departamentos de I+D de las empresas, que ganan peso en el desarrollo de packaging y producto; así como de nuevos perfiles del sector logístico. También se ha marcado como objetivo mantener la presencia de técnicos de producción, compras e ingeniería, además de visitantes con funciones relacionadas con el marketing y comunicación. Por sectores de actividad, el salón espera mantener los porcentajes de crecimiento de visitantes procedentes de farmacia, cosmética y alimentación registrados en la pasada edición, y aumentar, asimismo, la presencia de representantes de bebidas y química.

Más internacional

En esta edición, Hispack sigue apostando por la internacionalización. Se prevé que el 25% de los expositores directos y el 10% de los visitantes serán extranjeros, mayoritariamente de países europeos los primeros y de mercados comunitarios, latinoamericanos y del área mediterránea, los segundos.
En colaboración con AMEC, Hispack y FoodTech Barcelona impulsarán conjuntamente un programa de compradores internacionales invitados con el objetivo de atraer misiones comerciales y profesionales de mercados emergentes con proyectos concretos para invertir quienes mantendrán reuniones de negocio agendadas con los expositores de ambas ferias.

La innovación, en el centro de todo

Como complemento a la oferta comercial, Hispack 2018 prepara un programa de actividades que contribuyan a visibilizar y analizar la innovación desde el propio packaging y desde los actuales procesos de producción, además de adelantar las grandes tendencias en los cuatro retos en los que se podrá el foco en esta edición: sostenibilidad, logística, automatización y experiencia de uso. Para determinar los temas de las ponencias, casos de éxito y expertos invitados, Hispack ha creado cuatro grupos de trabajo en los que participan profesionales tanto de la oferta como la demanda para conseguir una visión transversal y adecuar los contenidos a las necesidades reales de los sectores usuarios de packaging.

Al mismo tiempo, Hispack generará espacios de relación entre diferentes agentes vinculados al mundo del envase y embalaje más allá de los días de celebración de la feria que se enmarcan en la agenda Pack Experience. Como novedad, el salón lanzará Pack Lab, un proyecto que recogerá retos concretos de packaging planteados por fabricantes de diferentes sectores, la gran distribución o marcas de consumo y que se pondrá en común con empresas y expertos que puedan darles solución.

Finalmente, Hispack vuelve a convocar los Premios Líderpack, certamen que reconoce los mejores trabajos de envase, embalaje y PLV fabricados en nuestro país anualmente y que permiten participar, representando a España, en la competición mundial WorldStar Awards que organiza la World Packaging Organisation (WPO). En Hispack 2018 tendrá lugar la ceremonia de entrega de los Líderpack de este año y la exposición de los productos ganadores.

Hispack es el salón de referencia para la industria del Packaging española y una de las citas que marca el calendario ferial del sector a nivel internacional. En su pasada edición celebrada en 2015, Hispack reunió 605 expositores directos y la presencia de un total de 1.226 empresas representadas, que ocuparon 31.000m2 netos en el recinto de Gran Via de Fira de Barcelona. Más de 38.000 profesionales visitaron Hispack y la feria de tecnologías de la alimentación que tuvieron lugar simultáneamente.

Fuente: foodnewslatam.com

Share
Categories: Packaging Tags:

Entran en vigor las nuevas normas sobre etiquetado nutricional en la UE

Sábado, 24 de Diciembre de 2016 Comments off

La entrada en vigor del nuevo etiquetado nutricional, previsto en el Reglamento (UE) nº 1169/2011 sobre la Información alimentaria facilitada al Consumidor, supone que casi todos los alimentos pre-envasados tendrán que presentar esta información nutricional en sus etiquetas, algo que hasta ahora, sólo era obligatorio aportar esta información en aquellos alimentos que presentaban una declaración nutricional y/o de salud.

Las nuevas normas suponen un paso más para poder ofrecer a los consumidores una información más completa y legible sobre el contenido nutricional de los productos de manera que puedan elegir aquellos productos que mejor se adapten a sus necesidades nutricionales.

La información nutricional facilitada al consumidor debe indicar el valor energético, así como sobre los nutrientes clave: grasas, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, proteínas  y sal. De forma voluntaria se podrán añadir a la tabla nutricional las siguientes sustancias: ácidos grasos mono-insaturados, ácidos grasos poliinsaturados, polialcoholes, almidón, fibra alimentaria y ciertas vitaminas y minerales.

Según indica la normativa, algunos alimentos están exentos del etiquetado nutricional obligatorio, es el caso de productos sin transformar o curados que incluyen un solo ingrediente, tales como el agua, la sal y las especias, los alimentos no envasados, las bebidas con grado alcohólico superior a 1,2%, los alimentos en envases cuya superficie mayor sea inferior a 25 cm2 (como mermeladas o mantequillas de hostelería), entre otros.

Adelantándose a esta normativa, múltiples empresas del sector ya han comenzado a aplicar las nuevas normas de etiquetado nutricional de forma voluntaria respondiendo a criterios de responsabilidad y compromiso con el bienestar del consumidor. Más allá de este requisito legal, en un intento de ampliar la información a los consumidores, muchos operadores han optado por proporcionar también información en la parte frontal de sus envases sobre los nutrientes y las calorías por porción, a través de los iconos de Ingestas de Referencia, que fueron introducidos por la industria en el 2005.

El sector de la alimentación y bebidas ha estado trabajando intensamente en los últimos años preparándose para la aplicación de las nuevas normas en su debido tiempo y sigue comprometido a proporcionar información clara y precisa a los consumidores para que puedan tomar decisiones informadas y seguras sobre los productos de alimentación y bebidas.

Fuente: FIAB

Share

Envase gourmet para “demostrar lo que vale un alimento”

Martes, 6 de Diciembre de 2016 Comments off

“El producto español es de tanta calidad que precisa algo que transmita esa calidad”, sobre todo en la alimentación gourmet, donde el envase ayuda a “demostrar que ese producto lo vale” y un envase de cartón -en alimentación se usa mucho el plástico- puede ser ese “vendedor silencioso“.

El presidente de Asociación Española de Fabricación de Envases, Embalajes y Transformados de Cartón (Aspack), Alejandro García, señala a Efeagro que, sobre todo en el exterior, un alimento “tiene que conocerse fuera”, darse a conocer, y  cuando un consumidor desconoce el producto el envase “puede romper la barrera y esa duda inicial del cliente”, e incitar a la compra.

“Animo a productos de calidad como el vino, el aceite o el queso den ese salto de calidad” también en los envases, porque, asegura, “va a redundar en las ventas y en la imagen del producto”.

En este sentido, señala que las empresas del sector de los envases de cartón ya trabajan para aprender de lo desarrollado en otros ámbitos de gran valor añadido como la perfumería o la cosmética.

Hay toda un “tecnología desarrollada para ser transmisor de la calidad del producto”, resalta.

El 50 % del volumen de envases de cartón se destina a la alimentación

La alimentación es un sector importante para los envases de cartón, ya que en volumen supone aproximadamente un 50 % del total (335.000 toneladas), mientras que el agrícola rondará entre el 5 y el 6 %.

En cuanto a I+D+i, García resalta que el sector trabaja en el desarrollo de denominados envases activos que permiten alargar la vida útil del producto perecedero o envases inteligentes que garanticen que durante el transporte se ha mantenido la cadena de frío y que el alimento llega en las mejores condiciones al consumidor.

Respecto a los datos generales, las previsiones apuntan a que el sector de los envases de cartón cerrará 2016 con un incremento de ventas de un 3 % sobre las 335.000 toneladas del año anterior, con un crecimiento estimado de la facturación a final de año del 2,6 % sobre 2015, cuando se superaron los 650 millones de euros.

García detalla que las empresas del sector “han resistido el periodo largo de la crisis”, en referencia al periodo 2007-2014, hasta que en “2015 se inició una recuperación importante”, que continuará los próximos años.

Sin embargo, estas subidas aún no son suficientes para acometer todo lo que necesitan las empresas, “que son nuevas inversiones”, ya que para ello es preciso un incremento de facturación por encima del 3 %, resalta.

Tras la caída del consumo interno, las empresas del sector -aún sigue habiendo un ajuste estructural derivado de los años de la crisis y actualmente hay 85 empresas fabricantes de envases de cartón, que emplean a 4.000 personas- “hicieron una apuesta decidida por la exportación”.

De ahí que la caída del mercado nacional no se tradujera en el mismo porcentaje en un descenso de las ventas del sector: hoy en día los mercados internacionales suponen algo más del 18 % de la facturación, con una balanza positiva.

La recuperación del consumo interno experimentada desde 2015 también se refleja en los resultados de las empresas dedicadas a sectores tales como la perfumería, cosmética, farmaceútica, alimentación o agricultura: “Si se vende más, hay más cajas en el mercado”.

Fuente: EFE Agro

Share
Categories: Packaging Tags: ,

Envase de plástico hecho de proteína láctea

Sábado, 10 de Septiembre de 2016 Comments off

USDALas personas están generando más residuos plásticos que nunca, a nivel mundial. Pocos plásticos son reciclados, y la gran cantidad que tiramos es bastante alarmante. La realidad es que los envases son la principal fuente de los residuos plásticos, la mayor parte de los alimentos que consumimos están envueltos en plástico como la carne, el queso y la mayoría de los aperitivos.

Mientras que los fabricantes están tratando de evitar que se pudran los alimentos, esto crea más residuos biodegradables, que bien termina en nuestras ciudades y océanos. No sólo es esta situación esta dañando a nuestro medio ambiente, sino que también contribuye a graves problemas de salud en los seres humanos. Como resultado, los investigadores han estado trabajando en un envase comestible hecho de proteínas de la leche.

El lunes, el 22 de agosto de 2016, los científicos presentaron su trabajo en la 252ª Reunión Nacional y Exposición de la Sociedad Americana de Química (ACS por sus siglas en ingles). El ACS se conoce como la sociedad científica más grande en el mundo, y más de 9.000 presentaciones se realizaron en este evento. Aquí, el líder de la investigación, Peggy Tomasula, y sus colegas del Departamento de Agricultura de EE.UU. revelaron cómo han creado un envase de plástico que protege el medio ambiente y contra el deterioro de alimentos mejor que su contraparte regular y está hecha de proteína láctea de caseína.

“Los envases basados en proteínas son potentes bloqueadores de oxígeno que ayudan a prevenir el deterioro de los alimentos. Cuando se utiliza en el envasado, podrían prevenir el desperdicio de alimentos durante la distribución a lo largo de la cadena alimentaria.” Dijo Peggy Tomasula, D.Sc, el líder de la investigación.

Según la ACS, estos envases son aproximadamente 500 veces mejor que los plásticos comunes para mantener el oxígeno lejos de los alimentos. Si bien la idea de los envases comestibles no es nueva, nunca ha sido hecha de esta manera. La mayoría de estos productos comerciales están hechos de almidón, significa que tiene más agujeros donde el oxígeno puede viajar a través. Aquí es donde los envasados basados en caseína se destaca de sus competidores, ya que tienen agujeros más pequeños que crean un espacio más compacto que no permite que el oxígeno circule.

Si bien este innovador concepto de envasado potencialmente puede resolver los problemas del mundo como la sostenibilidad, los residuos no biodegradables, y la contaminación y el deterioro de los alimentos, sino que también se centra en los problemas pequeños en el hogar. La misma mezcla de proteína utilizada para el embalaje se puede utilizar para mantener su cereal de humedecerse. Este es un problema que todo el mundo ha experimentado y todo el mundo odia. Hoy en día, los cereales son capaces de mantener su textura crujiente a causa de una capa de azúcar. El recubrimiento de caseína se puede utilizar para sustituir esto, por lo tanto, resulta en el uso de menos azúcar. Además, más cereal se puede consumir en lugar de tirarse ya que no se va a humedecer.

Esta es verdaderamente la solución de envasado ideal, ya que tambien es delicioso. El grupo planea hacer algunos ajustes más a su producto antes de que esté disponible para el público en general. Los planes futuros pueden incluir la adición de un sabor o incluso probióticos para que sea más nutritivo. Laetitia Bonnaillie, Ph.D., y co-director del estudio cree que sus envases de caseína estarán disponible en las tiendas en unos 3 años. Las empresas ya han mostrado gran interés en este producto. Vamos a ver lo que depara el futuro.

Fuente: foodnewslatam.com

Share

Ainia y Aimplas investigan en la mejora de bioplásticos

Sábado, 10 de Septiembre de 2016 Comments off

Con el apoyo del IVACE (Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial), Ainia y Aimplas trabajan conjuntamente en el desarrollo de nuevas formulaciones de bioplásticos para que cubran un mayor número de necesidades en su aplicación en envases para alimentos, dentro del proyecto Sostpack

Como continuación en el desarrollo de una línea de I+D conjunta en materiales biodegradables, los centros tecnológicos Ainia y Aimplas colaboran en el proyecto Sostpack, cuyo objetivo se dirige a lograr mejorar las propiedades de los materiales biodegradables (biopolímeros, también conocidos como bioplásticos) para facilitar su incorporación en el envasado de alimentos.

Para optimizar estas propiedades de los bioplasticos, es necesario conseguir que los envases realizados con estos materiales mantengan la vida útil del alimento, conservando sus características organolépticas y nutricionales, al tiempo que respondan a los más exigentes criterios de sostenibilidad.

El proyecto Sostpack, que cuenta con el apoyo del Ivace y se enmarca dentro de la alianza estratégica entre ambos centros tecnológicos, contempla interesantes ensayos orientados a estudiar la barrera a la humedad, al oxígeno y la resistencia térmica de los materiales biodegradables comercializados en la actualidad, incluyendo las mejoras estructurales de estos materiales para que puedan ser procesados en equipamientos convencionales.

La principal novedad de este proyecto radica en modificar las propiedades de los bioplásticos pero sin aditivarlos, modificando química o físicamente las estructuras de los materiales biodegradables comerciales. Se está trabajando desde la combinación de diversas tecnologías, como es la modificación de los bioplásticos estudiados a través de medios químicos (extrusión reactiva, proceso en el cual se realizan cambios a nivel morfológico y estructural en el material, formando nuevos enlaces químicos entre las distintas cadenas poliméricas obteniéndose nuevas estructuras) y físicos (mezcla de uno o varios polímeros con otras sustancias, que provocan cambios de las propiedades físicas del material sin que se vean modificados los enlaces entre las cadenas que forman el biopolímero).

Adicionalmente, se emplearán modelos predictivos y se realizarán estudios simulados de la vida útil de un alimento envasado en bioplásticos biodegradables a partir de los requerimientos del producto y del comportamiento del material.

La finalidad es que en los próximos años, estas nuevas formulaciones permitan una mayor posibilidad de aplicaciones a las que pueden optar este tipo de materiales en el sector del envase alimentario.

La producción mundial de materiales plásticos ha venido experimentando un crecimiento continuado en los últimos 50 años, hasta situarse en 2013 en 290 millones de toneladas, de las cuales el 74% son poliolefinas (plásticos derivados del petróleo) de diferentes tipos, mientras que únicamente el 0,2% de la producción mundial corresponde a bioplásticos biodegradables. Hasta la fecha, estos no han tenido la implantación esperada en alimentación, debido principalmente a factores como son una menor vida útil del alimento envasado y su mayor coste, siendo el objetivo de este proyecto conjunto el superar estas barreras.

Fuente: Techpress

Share

Nuevos envases espumados sostenibles y resistentes al microondas

Lunes, 15 de Agosto de 2016 Comments off

Bandesur y Aimplas trabajan en el desarrollo de una innovadora gama de bandejas espumadas resistentes al microondas para el envasado de productos frescos y comida precocinada. El proyecto también incluye el desarrollo de bandejas biodegradables y compostables de PLA espumadas, un producto que a día de hoy no está a disposición del sector en el mercado español

La sociedad actual de consumo es cada vez más exigente con los requisitos de los envases alimentarios plásticos. Aspectos como la seguridad alimentaria (proteger el alimento frente a agentes externos que produzcan su deterioro), la creciente variedad de alimentos procesados y con exigentes requerimientos de conservación, y la sostenibilidad de los envases cobran gran importancia en un mercado constantemente creciente tanto en volumen como en complejidad. Según un estudio publicado en 2015 por Ernst&Young, en 2012 del volumen total de envases a nivel mundial, un 27% eran envases plásticos rígidos y otro 10% eran envases plásticos flexibles  (ver Figura 1). El mismo informe, hace hincapié en que los nuevos hábitos de consumo son los que principalmente influyen en las estrategias de desarrollo e innovación de las empresas productoras de envases.

Existen varias alternativas para el envasado tanto de productos frescos como de productos preparados o precocinados. En el caso de envasado de productos frescos, como por ejemplo frutas, verduras, hortalizas, embutidos, carnes o pescados, son tradicionales los envases termoconformados espumados, donde el poliestireno extruido o XPS es el material de elección por excelencia. Este material está perdiendo cuota de mercado aun con la ventaja de conferir al envase las propiedades mecánicas y estructurales que requiere a un menor peso, debido a las deficiencias que presenta para nichos de mercado como el envase de alimentos precocinados, debido a la falta de propiedades barrera. Este tipo de envases espumados que, aunque pueden ser introducidos en microondas, al alcanzar altas temperaturas (por encima de los 100º C) durante un cierto periodo de tiempo, se reblandecen y se deforman.

Para aplicaciones en las que se requiere un calentamiento prolongado, así como en aquellas aplicaciones en las que se necesitan unas propiedades barrera mayores, se suele recurrir a envases rígidos, normalmente de polipropileno. Sin embargo, estos últimos presentan un mayor peso, lo que resulta en una menor sostenibilidad del envase, frente a los de poliestireno espumado.

Con el objetivo de aumentar la oferta disponible de bandejas termoconformadas para el envasado alimentario, Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico en Valencia, y la empresa jienense Bandesur, ubicada en Alcalá la Real, trabajan en un proyecto financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad dentro de la convocatoria Retos – Colaboración 2015. La consecución de dicho proyecto permitirá el lanzamiento de dos nuevas gamas de producto al mercado: por una parte, unas innovadoras bandejas de polipropileno (PP) espumado resistentes al calor y aptas para microondas y, por otra, unas bandejas de ácido poliláctico (PLA) espumado biodegradables y compostables.

Objetivos: resistencia y sostenibilidad

Desde un punto de vista técnico, el proyecto aborda el desarrollo de envases espumados para alimentos frescos y para productos de comida preparada (productos de IV y V gama) partiendo de dos materiales plásticos muy diferentes:

  • Envases de PP espumado. El PP es un material con una temperatura de reblandecimiento que permite soportar condiciones de calentamiento prolongado o incluso esterilización en algunos grados denominados aptos para retort (120º C 30 min., Actualmente, el PP para envase alimentario se comercializa principalmente en forma de bandeja rígida, ya su espumado mediante tecnologías de espumación física es un hándicap debido a sus características reológicas. En el proyecto se realizaran modificaciones físicas del material combinándolo con otros materiales o aditivos para optimizar su espumado físico, manteniendo sus propiedades de resistencia al calor.
  • Envases espumados sostenibles. La finalidad es lograr envases obtenidos a partir de materiales biodegradables y compostables. Los materiales biodegradables y compostables siguen teniendo en la actualidad un coste superior a los materiales convencionales. Además, presentan temperaturas de reblandecimiento por debajo de los 70º C, lo que limita su uso debido a que pueden producirse deformaciones de los envases durante su almacenamiento y transporte. Como solución a esto, durante el proyecto se realizarán modificaciones químicas del material y se optimizará el proceso de extrusión para mejorar su resistencia térmica. Además, el espumado permitirá disminuir la cantidad de materia prima por envase, bajando su coste y haciendo el envase más competitivo frente a sus competidores rígidos.

En la actualidad, el uso de envases de estos dos tipos está limitado por diferentes factores, tanto técnicos como de rentabilidad económica. Por ejemplo, en el caso de los envases para microondas con reducido peso, la oferta se limita a envases de poliestireno espumado que, aunque pueden ser introducidos en microondas, si se alcanzan altas temperaturas (por encima de los 100ºC) durante un cierto periodo de tiempo, se produce el reblandecimiento del material, llegando a producir deformaciones en las bandejas. La temperatura de calentamiento es importante en comidas precocinadas, take-away, comidas elaboradas, etc. para preservar la seguridad alimentaria. En este proyecto se plantea el uso del PP, con una temperatura de reblandecimiento ligeramente superior, capaz de soportar condiciones de retort (120º C/30 min).

En el segundo caso, el uso de materiales biodegradables y compostables en packaging sigue siendo limitado debido al mayor coste de estos materiales. Tan solo en países como Italia, con una legislación a favor del uso de estos materiales, se alcanzan cuotas de mercado significativas. La capacidad de espumación de estos materiales puede ser una alternativa para la reducción de costes del envase relacionada con la reducción de peso. Sin embargo, es necesario en muchos casos aumentar la resistencia térmica de los mismos. Esta posibilidad también se contempla dentro de los objetivos de este proyecto.

Principales riesgos y retos técnicos

La consecución de los objetivos planteados implica una serie de riesgos técnicos que son los que constituyen el mayor grado de innovación del proyecto, y que son, entre otros:

  • El espumado de materiales como el PP o los poliésteres biodegradables. El proceso de espumado implica la modificación de muchos de los parámetros de procesado controlados en la extrusión. Además, la diferencia más significativa es que estos materiales no se comportan frente a la espumación de la misma manera que materiales tradicionalmente espumados como el poliestireno. Es necesario partir de grados con propiedades específicas (como una melt strength elevada) o de formulaciones que posean las propiedades reológicas adecuadas para conseguir una densidad de celda adecuada, una baja densidad, un tamaño reducido de celda y una uniformidad de la espuma . Sólo así podrán alcanzarse los requerimientos referidos a termoconformabilidad, resistencia mecánica, etc.
  • La solubilidad de los agentes espumantes físicos utilizados en el proceso de producción de espumas no es la misma en materiales tradicionales, como el PS, que en materiales como el PP o los polímeros biodegradables . Será necesario ajustar las condiciones de inyección del agente espumante (un gas licuado a alta presión) y el porcentaje del mismo para poder conseguir espumas de la calidad requerida.
  • Las propiedades finales del envase deben ser evaluadas para confirmar que el envase desarrollado es idóneo para las aplicaciones propuestas. Será necesario realizar un estudio de aptitud alimentaria para determinar la idoneidad de los envases para la aplicación objeto del proyecto. Este estudio de aptitud alimentaria incluirá ensayos de migración en simulantes alimentarios estándar para evaluar que ningún componente del material plástico migra al alimento.

Conclusiones

En términos más globales, la consecución de los objetivos del proyecto contribuye principalmente a dos retos de la sociedad actual, como son:

-La mejora de la seguridad alimentaria, mediante el desarrollo de envases que contribuyan a la mejor conservación, manipulación y tratamiento de productos alimentarios elaborados. Este es un reto global, que afecta principalmente a países en desarrollo, pero también en menor medida a los países desarrollados, donde los hábitos de consumo requieren cada vez tiempos de conservación de los alimentos mayores.

-Contribución a la sostenibilidad medioambiental, mediante el desarrollo de envases de bajo peso, que utilicen menos material plástico, pero manteniendo la funcionalidad. Además, el desarrollo de envases biodegradables y compostables constituye un plus de sostenibilidad muy a tener en cuenta en una sociedad donde el tratamiento de residuos plásticos ligeros constituye un problema creciente.

Con una duración de 24 meses, el proyecto tiene como objetivo elevar la competitividad de Bandesur, una empresa especializada en la fabricación de bandejas de espuma de poliestireno para el sector de la alimentación. Por una parte, el desarrollo de una nueva generación de bandejas espumadas de polipropileno de altas prestaciones, permitirá a Bandesur entrar en un mercado como es el del envase de comida preparada de IV y V gama. Se trata además de un producto que mejora las prestaciones de la oferta existente en el mercado a través de la sostenibilidad, ya que al tratarse de un material espumado es mucho más ligero que los convencionales. Por otra parte, el desarrollo de bandejas sostenibles para comida fresca permitirá a Bandesur diversificar su negocio geográficamente.

Ana Espert Bernia, Investigadora Senior Aimplas Instituto Tecnológico del Plástico

Cristina Fernández Barranco, Responsable I+D Bandesur

Referencias:
Unwrapping the packaging industry: seven factors for success. Ernst & Young. May 2015.
http://www.borealisgroup.com/en/polyolefins/new-business-development/Foam-and-HMS/. Marzo 2015.
S.H. Mahmood, M. Keshtkar, C.B. Park. Determination of carbon dioxide solubility in polylactide acid with accurate PVT properties. The Journal of Chemical Thermodynamics. 2014. 70 (13-23)

Fuente: TechPress

Share