Archivo

Archivo para la categoría ‘Molinería’

Aportando a la tierra: Speltastur

sábado, 3 de junio de 2017 Comments off

En Asturias de lo que no cabe duda es de que la escanda era el cereal de mayor consumo y tras la llegada del maíz su cultivo comenzó a decaer, hasta acabar siendo reemplazada en casi su totalidad, por ser menos productiva y más difícil de transformar. En 1997, Speltastur, una pequeña empresa familiar asturiana, inicia un modesto cultivo con semillas conseguidas a través de vecinos de la zona que se habían dedicado a mantenerlo casi de forma anecdótica y por tradición. «Variedades que quedaron aisladas en Asturias y que son muy puras, de una gran calidad, no están mezcladas, haciéndolas iguales a las que comían nuestros antepasados», explica Fernando Farpón.

Actualmente, tras años de lucha y constancia, han logrado recuperar la producción de este cereal intentando darle la dignidad e importancia que tenía. «Para conseguirlo nos dedicamos a estudiar cómo tratarlo, cómo hacerlo viable, sus propiedades y el mercado que tenía. Una vez que tuvimos claro todo, comenzamos a trabajar en las semillas y en el cultivo. Fueron años de cosechar y cultivar hasta conseguir una cantidad mínima de semillas para poder volver a sembrar y, finalmente, transformarla en harina para hacer panes de escanda. El sector panadero por aquel entonces estaba un poco verde tratando esta harina, por eso decidimos lanzarnos y hacer nuestro propio obrador donde elaboramos el pan de escanda de masa madre, la repostería tradicional y bollos preñaos, entre otros».

Creen en la certificación ecológica y en llevar al consumidor la mejor calidad. Por eso escogen para su producción el que está considerado como uno de los mejores trigos del planeta en calidad nutritiva y harino-panadera. Han conseguido mecanizar el campo sin olvidarse de la tradición, utilizando molinos de piedra y elaborando con masa madre. «Un sistema acorde a los tiempo actuales, aprovechando los esfuerzos y los avances de la tecnología pero respetando los buenos haceres de antaño. Mantener en la medida de lo posible la tradición. Una filosofía que permite que este sea un proyecto sólido. Ofrecer un alimento rico y sano, trabajar de forma digna y aportar a la tierra en lugar de explotarla».

Dicen luchar por buscar soluciones a las problemáticas que aún tiene la agricultura ecológica porque creen mucho en ella, así como en la cultura y las tradiciones populares. «Este fin de semana estaremos en La Ascensión de Oviedo, en la Plaza de Porlier, y vestidos de asturianos en la zona de productos de la tierra. Hay que apostar por Asturias siempre. Nosotros seguiremos saliendo por el mundo con este cereal asturiano que es espléndido y muy atractivo por sus cualidades. Todo panadero que prueba esta harina la aprecia». Y es que la escanda no se ha ganado en vano el respeto del consumidor: este cereal además de un gran sabor contiene muchas propiedades nutricionales que le hacen especial. Desde su aporte de fibra y ser una gran fuente de vitaminas, hasta poseer un gluten muy valioso. Todo ello hace que, como bien dijo la Abadesa benedictina alemana Santa Hildegard Von Bingen, sea «el mejor grano, con un alto valor alimenticio […] tolerado mejor por el cuerpo que cualquier otro grano». Lo mejor: que gracias a Speltastur ha vuelto para quedarse.

Fuente: elcomercio.es

Share
Categories: Molinería Tags: ,

Nuevo salto en el cultivo de trigo

sábado, 3 de junio de 2017 Comments off

Rinde, calidad y adaptación a distintos ambientes. Eso que se le demanda al trigo, Nidera Semillas lo propone en su Baguette 750. “Esta variedad tiene muy buena respuesta a roya y por tratarse de un trigo grado II tiene un peso hectolítrico que lo diferencia de sus competidores”, dice Matías Cardascia, gerente de Desarrollo de Productos de Nidera Semillas. El especialista analiza que en la campaña pasada los niveles de rendimiento fueron muy altos, pero se produjo una gran dilución de proteínas. “Por eso, el equilibrio entre rendimiento y calidad es uno de los aspectos más buscados y hacía ahí apuntamos con este material”, explica.

Desde Nidera Semillas sostienen que el Baguette 750 es un trigo que permite levantar los pisos de rendimiento sin resignar potencial. “Es una variedad con excelente comportamiento en la región Sur y una ventana de siembra que va desde fines de mayo a inicios de julio. En la región oeste y norte de Buenos Aires la ventana óptima es más acotada y se ubica entre el 15 de mayo y el 15 de junio, al igual que en el Litoral, sur de Córdoba y Santa Fe”, menciona Cardascia para acotar luego que no tiene dudas de que “va a ser una de las mejores opciones del mercado”.

Pero la propuesta de Nidera Semillas no se agota ahí. La compañía prepara el lanzamiento de otras dos nuevas variedades: el Baguette 680 y el Baguette 450.

A partir del próximo año, el Baguette 680 actuará como complemento del Baguette 750. Se trata de una variedad de ciclo más corto que el Baguette 750, con menores requerimientos de vernalización. Esto le aporta mayor flexibilidad en la fecha de siembra –aproximadamente unos 10 días de ventaja-. Y le suma un mayor potencial de rendimiento, principalmente en la región Norte de Buenos Aires.

Con el Baguette 450 la compañía ingresará por primera vez al segmento de calidad I. “Es una novedad para Nidera Semillas entrar a este mercado, que está siendo cada vez más demandado en los distintos ciclos de madurez (corto, intermedio y largo)”, explica Matías Cardascia.

El Baguette 450 ingresará dentro del segmento de trigos ultracortos. “La calidad I lo posiciona como un material muy interesante para aumentar el contenido proteico de nuestro sistema productivo. Además tiene un perfil sanitario excelente, con muy buen comportamiento contra roya. Funciona muy bien en la región norte-central. Es un trigo que nos permite sembrarlo en fechas más extremas, intermedias o tardías. A medida que nos acercamos al norte del país –Córdoba, el Litoral y el norte bonaerense- estos grupos de ciclo corto empiezan a tener una importancia mayor”, relata el ejecutivo.

Los materiales de Nidera Semillas han liderado por años el mercado de trigo. Con estos lanzamientos, el Programa de Mejoramiento demuestra su continua evolución. “Son variedades con buena tolerancia a enfermedades y buen potencial de rinde que ponen de manifiesto el trabajo de todos estos años. Estamos listos para dar un nuevo salto en el cultivo”, concluyó Cardascia.

Fuente:  on24.com.ar

Share
Categories: Molinería Tags: ,

El trigo sarraceno y el gran potencial para la salud y el agro-ecosistema

sábado, 6 de mayo de 2017 Comments off
Trigo Sarraceno

Trigo Sarraceno

El trigo sarraceno, por ejemplo, es una planta con un potencial considerable. No está relacionado a los cereales, sin embargo, produce semillas almacenables y se pueden comer con cualquier tarta deliciosa. Alrededor del 50% de la superficie útil de la tierra se dedica actualmente a la producción de alimentos; aumentar este porcentaje podría causar grandes problemas para el medio ambiente y el clima del mundo.

La población mundial también está creciendo exigiendo cada vez más el consumo de carne y otros productos animales, por otra parte los cultivos vegetarianos se convierten cada dia en la moda y es visto como un símbolo de estatus.

Para aumentar significativamente la eficiencia de los recursos y la diversidad de nuestros sistemas de producción agrícola, tenemos que reconocer que los grandes proveedores hacen la diferencia.

Los tres pseudocereales más importantes son el trigo sarraceno, quinoa y el amaranto. Los tres pueden cultivarse fácilmente en Suiza. La quinua y el amaranto se originó en América del Sur y ahora han hecho un hueco en nuestros alimentos naturales y tiendas orgánicas. El trigo sarraceno proviene de Asia y, durante muchos años, era un cultivo muy extendido en Europa también. Fue sólo en el siglo 20, después de avanzar con la cría y cultivo de cereales, que fue relegado a un papel secundario.

Así el trigo sarraceno todavía tiene el potencial para compensar una mayor parte de nuestra dieta y complementar las actuales grandes bateadores en calorías. Aunque su rendimiento de semilla se mantiene alrededor de la mitad de de los grandes cereales, el valor nutritivo de sus proteínas, sus propiedades antioxidantes y fibra, y la ausencia de gluten hacen que sea extremadamente interesante. Todo el brote también se puede utilizar como abono verde o de alimentación animal. Como cultivo principal del campo, el trigo sarraceno florecerá de junio a agosto, con sus flores de color blanco y rosa que ofrece una fiesta para los ojos y las abejas.

Algunas desventajas son, por ejemplo que el alforfón es inferior a la de trigo en términos de calidad de cocción, y en términos de rendimiento, en parte a su proceso de maduración asincrónica. Las flores se abren de forma esporádicas. Puede que nunca tenga un pleno rendimiento, ya que una parte importante de las semillas ya han caído antes que la mayoría están maduras y aún así, muchas de las semillas permanecerán sin madurar. Y luego está el gusto. Para algunas personas es amargo. En cualquier caso, el trigo sarraceno sin duda tiene un sabor único, en contraste con el arroz o el trigo, se puede convertir en crepes o deliciosas tartas o pastas.

Para lograr traer más trigo sarraceno en nuestros agroecosistemas es necesario lograr el aumento de la demanda. Si realmente queremos una mayor diversidad en nuestros campos, deberíamos consumir más trigo sarraceno, quinoa y el amaranto, y aumentar el cultivo local en cada país.

Los primeros resultados de la investigación presentada por ETH Zürich muestra un alto rendimiento del trigo, y de que manera están surgiendo variedades sincrónicas (como ya existe en Rusia por el trigo sarraceno). Los investigadores han hecho nuestra pequeña contribución mediante el examen de la diversidad existente, la realización de pruebas de sabor y comenzar a describir la diversidad genómica. Ahora es el turno de los consumidores.

Fuente:  foodnewslatam.com

Share

Trigo pan: nueva variedad de alto rendimiento y calidad

sábado, 22 de abril de 2017 Comments off

Con el objetivo de impulsar la producción, aumentar los rendimientos y conocer las oportunidades que ofrecen los mercados nacionales e internacionales, se organizó la Semana provincial del Trigo del 28 al 31 de marzo en Pergamino, Trenque Lauquen, Necochea, Tandil y Tres Arroyos (Argentina). Se trata de una iniciativa conjunta entre los Ministerios de Agroindustria de la Nación y de Buenos Aires, Argentrigo y el INTA.

En este contexto, los técnicos del INTA Barrow –Buenos Aires– presentaron una nueva variedad de trigo pan: MS INTA Bonaerense 215. Se trata del 12º cultivar obtenido en la experimental, en los últimos 30 años.

De acuerdo con Francisco Di Pane –obtentor de la nueva variedad– se destaca por tener “muy buen contenido de proteína y gluten, con excelentes valores de fuerte y estabilidad panadera”. Además, es de ciclo largo, gran potencial de crecimiento y con una muy buena aptitud comercial e industrial, sin requerimientos de frío y sensible a fotoperíodo.

“Con esta, como con cada variedad desarrollada por el grupo de mejoramiento genético del INTA Barrow, buscamos llegar a los productores de la región para contribuir al crecimiento y desarrollo regional”, señaló Di Pane.

En cuanto al proceso de mejoramiento genético, Di Pane especificó que “proviene de una cruza entre una línea de Balcarce y una línea de origen mexicano y chileno”.

“Para su obtención –detalló el especialista– se combinó el alto potencial de rendimiento resistente a roya de la hoja y a roya del tallo de la primera con la alta fertilidad de espiga pero susceptible a roya del tallo de la segunda”.

De calidad, adaptable y resistente

Roya del trigo

Roya del trigo

Categorizada por el Comité de Cereales de Invierno de la Comisión Nacional de Semillas (CONASE) como una variedad del Grupo 2, MS INTA Bonaerense 215 presenta un muy buen contenido de proteína y gluten, con excelentes valores de fuerza panadera (W), excelente estabilidad panadera y un valor farinográfico (FQN) de los altos entre las variedades comparadas.

De acuerdo con su obtentor, el nuevo cultivar presenta “un excelente potencial de rendimiento, fertilidad de espigas, alto número de espigas por metro cuadrado, resistencia a royas y muy buena calidad industrial”.

Además, este nuevo cultivar se adapta a todas las áreas húmedas, subhúmedas y semiáridas de nuestra región pampeana y extra pampeana, desde el Noroeste del país al sudoeste bonaerense.

“Es una variedad de baja altura, de 75 centímetros en promedio, altamente resistente al vuelco y al desgrane, con alta sensibilidad al fotoperíodo, lo que le confiere una amplia ventana de siembra de casi 50 días (desde inicios de junio a mediados de julio)”.

En cuanto a la sanidad, el técnico consideró que tiene muy buena resistencia a Roya estriada o Amarilla y a R. del tallo, mientras que es moderadamente resistente a Roya de la hoja y un muy buen comportamiento a Mancha Amarilla y Bacteriosis.

Este cultivar lo comercializa, desde este año, la empresa Macro Seed mediante un Convenio de Vinculación Tecnológica.

Fuente:  infocampo.com.ar

Share

Enfermedad del trigo amenaza a Europa, África y Asia

sábado, 4 de febrero de 2017 Comments off
La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) alertó hoy aquí sobre avances de la roya del trigo con nuevas mutaciones en Europa, África y Asia.
El organismo de la ONU, con sede en esta capital, señaló en un comunicado que la roya del trigo es una enfermedad fúngica, capaz de provocar la pérdida de las cosechas de trigo vulnerables y no tratadas.

Según los expertos, las variantes de la conocida enfermedad se extienden a otros países, en particular los ubicados en la cuenca del Mediterráneo, e insisten en la necesidad de adoptar medidas tempranas para impedir graves daños a las cosechas.

A ello se une el surgimiento de nuevas mutaciones de patógeno como la roya del tallo denominada TTTTF, que en la isla de Sicilia, al sur de esta capital, afectó a varios miles de hectáreas de trigo duro en 2016, considerado el mayor brote de la enfermedad visto en Europa en décadas, destaca el texto, junto a otros ejemplos.

La TTTTF fue la última en identificarse y sin un control adecuado, advierten los investigadores, podría propagarse a grandes distancias a lo largo de la cuenca mediterránea y la costa adriática.

De igual modo, en varios países de África, Asia Central y Europa se combaten otras cepas nuevas de la roya amarilla nunca antes vistas en sus campos.

Los investigadores señalan que la TTTTF tuvo una mayor prevalencia en Marruecos y Sicilia, donde la roya amarilla se consideraba insignificante hasta hace poco y según evaluaciones preliminares pudiera estar asociada a una familia de cepas agresivas y mejor adaptadas que otras a temperaturas más altas.

Según el fitopatólogo de la FAO Fazil Dusunceli la nueva y agresiva variedad surge cuando se trabajaba contra la existente, y alertó sobre la necesidad de actuar rápido y de manera concienzuda para abordar la enfermedad.

Las evaluaciones preliminares son preocupantes, pero aún no está claro cuál será la plena repercusión de estas nuevas mutaciones sobre las diferentes variedades de trigo en las regiones afectadas’, explicó Dusunceli.

La FAO menciona los dos últimos estudios sobre el tema en los cuales ese organismo colaboró y cuyos informes fueron publicados por la revista Nature, tras ser difundidos por la Universidad de Asrhus, en Dinamarca, y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo.

Las royas del trigo tienen un elevado poder de propagación a grandes distancias con el viento, y de no detectarse y tratarse a tiempo pueden transformar un cultivo de saludable aspecto a punto de la recolección, en un campo de hijas amarillas, tallos negros y granos marchitos.

Share
Categories: Molinería Tags: ,

Seminario sobre calidad de las cosechas – acto de la U.S. Wheat Associates

sábado, 24 de diciembre de 2016 Comments off

La U.S. Wheat Associates celebró el pasado 29 de noviembre un seminario sobre la calidad de las cosechas, en Barcelona.

El propósito del seminario era discutir la calidad de la cosecha de trigo de los Estados Unidos en 2016 y distribuir el  folleto de calidad 2016 de la U.S. Wheat Associates. Las características de molienda y horneado fueron subrayadas junto con los factores de clasificación y la oferta y demanda mundial.

El Holding Group “FERRÉ & CONSULTING EUROPA & USA” ha estado presente en dicho seminario.

De izquierda a derecha: Sr. Ferré (Presidente- CEO) de Ferré Consulting & Associates Eng. USA/EUROPE, Sr. Lloyd (Regional Technical Director, U.S. Wheat Associates Inc., Casablanca, Morocco), Sr. Ian Flagg (Regional Vice President, U.S. Wheat Associates Inc., Rotterdam, The Netherlands) ,Sr. Rutger Koekoek (Regional Marketing Director for Europe, U.S. Wheat Associates Inc., Rotterdam, The Netherlands) y Sr. Aureli Casabona (Presidente de honor de Llotja de Cereales. Barcelona)

Información de interés:

Wheat and Flour Testing Methods Book (PDF)

2016 Crop Quality Report (Spanish) (PDF)

Share

Magnaporthe oryzae, la gran amenaza de los cultivos de arroz y trigo

sábado, 10 de septiembre de 2016 Comments off

El hongo Magnaporthe oryzae (anamorfo Pyricularia oryzae) fue considerado en 2012 por los expertos como el hongo patógeno más importante del mundo en cuanto a los efectos económicos y sociales ocasionados (Dean et al., 2012), teniendo en cuenta que es un cultivo de gran importancia para la mitad de la población mundial.

En países del mundo como China, India, Pakistán y otros muchos países altamente poblados, dependen en gran medida del arroz como alimento principal. Por lo tanto y debido a la amplia distribución de estos cultivos podemos decir que este patógeno y su enfermedad (denominada piriculariosis, quemazón, el “fallat de l’arròs”, el “cucat” o añublo) tienen unos efectos devastadores en la producción de arroz mundial. Por ejemplo, cálculos recientes estiman que la pérdida anual producida por M. oryzae son equivalentes a las necesidades calóricas de entre 212 y 742 millones de personas (Fisher et al., 2012). A su vez, M. oryzae se ha convertido en los últimos años en un organismo modelo donde estudiar mecanismos generales de las interacciones planta-patógeno. Numerosos grupos de investigadores en todo el mundo (especialmente en Asia) estudian cómo el hongo infecta a la planta y cómo es capaz de evitar los sistemas de inmunidad basal de la planta. En Europa, Italia y España producen un 80% del total de arroz de la Unión Europea (50% Italia y un 30% España). En España hay aproximadamente 115.000 hectáreas dedicadas a la producción de arroz y tienen un rendimiento de 7,75 toneladas/hectáreas (a partir de datos de la SGCHI ). Andalucía es la región con más alta producción de arroz seguida de Extremadura y Cataluña (ver grafica). En la última década, las infecciones de piricularia se han producido en casi todas las regiones productoras españolas (Cataluña, Valencia, Extremadura, Andalucía, etc.) produciendo grandes pérdidas económicas.

El hongo Magnaporthe oryzae tiene un ciclo de vida corto en la planta y por tanto múltiples infecciones se pueden llevar a cabo en un campo infectado por este patógeno (Illana et al., 2013). El hongo penetra por la hoja gracias a una estructura de forma semiesférica denominada apresorio (en la foto se observa una espora germinada formando un apresorio). El hongo produce lesiones visibles en las hojas de forma alargada, de color marrón uniforme y más tarde con centros grisáceos y bordes de color marrón (se pueden observar en las fotos las hojas de arroz infectadas con M. oryzae). Dependiendo de la variedad y las condiciones predisponentes las pérdidas ocasionadas por la infección pueden llegar a reducir en más de un 65% los rendimientos en la producción de granos de arroz.

La piricularia no sólo afecta al arroz. En el año 1985 se detectó en el estado de Paraná (Brasil) el primer caso de epidemia de esta enfermedad en trigo. También han surgido casos en Paraguay, Bolivia e incluso en Bangladesh. Recientes casos de infección de campos de trigo en estas importantes regiones nos dan idea del riesgo de Magnaporthe de producirse de forma habitual infecciones en estos cereales. En el caso del trigo no existen tratamientos efectivos o cultivares resistentes y por tanto los efectos pueden llegar ser muy graves. M. oryzae infecta también centeno, cebada y triticale.

El pasado 26 de abril la prestigiosa revista científica Nature publicó en su sección de noticias, el devastador efecto de Magnaporthe sobre los campos de trigo en Bangladesh (Callaway, 2016). En distintas regiones de Bangladesh 15.500 hectáreas de trigo han sido infectadas por Pyricularia tritici. Actualmente existe una preocupación mundial por la posibilidad de la expansión de este patógeno a otras áreas geográficas donde el trigo tiene mucha importancia económica, como por ejemplo Europa o Rusia.

La piricurialosis está considerada como una enfermedad criptogámica compleja debido a la variabilidad patogénica y la rapidez con la que este hongo consigue evadir las defensas basales del arroz. Para poder encontrar vías efectivas para combatir el hongo necesitamos tener nociones claras a nivel molecular de las distintas fases del ciclo de vida del hongo y de mecanismos de resistencia de la planta.

A nivel molecular ya conocemos algunos de los mecanismos que conducen al hongo a entrar en la planta y producir la infección (Illana et al., 2013). Gracias a estos conocimientos la búsqueda de tratamientos puede llevarse a cabo de una manera más efectiva. Actualmente en España no hay muchos grupos de investigación que estudien la biología a nivel molecular de Magnaporthe oryzae. El Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas (CBGP) es un centro mixto de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y del Instituto Nacional de Investigación de Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) y es donde actualmente se desarrollan varios proyectos de investigación con M. oryzae. Concretamente el grupo de la doctora Ane Sesma lleva a cabo varios proyectos enfocados en entender la infección de Magnaporthe y de las respuestas del arroz a diferentes tipos de estrés (salinidad, infección por del hongo, etc.).

En este mismo centro, desde septiembre del 2015, quien firma estas líneas desarrolla otro proyecto financiado por el Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad y cofinanciado con fondos FEDER. El reto de esta investigación es identificar nuevas proteínas relevantes para que el hongo Magnaporthe oryzae se adapte correctamente al medio externo. Esta adaptación es un proceso esencial para que el hongo sea capaz de infectar a la planta. Esperamos encontrar nuevas conexiones entre vías de señalización en Magnaporthe oryzae. Dado el importante papel que desempeña esta ruta en el crecimiento del hongo, los nuevos genes identificados como resultado de este proyecto podrían ser claramente dianas para el desarrollo de moléculas inhibidoras y de control de este devastador patógeno (Rodríguez-Romero et al., 2015). Evidentemente, todos los conocimientos a nivel molecular que nos ayuden a entender como el hongo se desarrolla y se disemina, nos podrían servir en un futuro para descubrir nuevas estrategias de lucha contra esta grave enfermedad de los cereales (trigo, arroz y cebada).

Fuente: Qcom

Share

Triticale con denominación de origen de Extremadura

sábado, 27 de agosto de 2016 Comments off

Investigadores extremeños desarrollan variedades de este cereal y esperan poner tres nuevas en el mercado en 2017

El triticale es un cereal peculiar. Es un híbrido entre el trigo blando y el centeno. Del primero hereda las características en cuanto a producción y rendimiento y del segundo toma su rusticidad, lo que quiere decir que tolera mejor la sequía, el frío y se adapta mejor a suelos pobres.

En Extremadura hay sembradas actualmente algo menos de 18.000 hectáreas de triticale, de las que la mayoría -15.500- están en la provincia de Badajoz, mientras que de trigo duro, por establecer una comparación, hay 84.000 hectáreas en producción en el conjunto de la comunidad. «El triticale está empezando comparado con otras especies, aún así en la Finca La Orden se lleva más de 30 años trabajando con él», aclara Verónica Cruz, ingeniera agrónoma de Cicytex y parte del equipo investigador, junto a Antonio García Calvo, que se encarga de desarrollar nuevas variedades de este cultivo.

Su trabajo consiste en la selección de espigas del cereal en base a parámetros que buscan un mejor rendimiento y una mayor calidad. El proceso es largo debido a que el ciclo del triticale, como el del resto de cereales, es anual. Se siembra en octubre y se cosecha a finales de junio. Esto supone que entre cada selección de espigas y el análisis de los resultados tiene que pasar un año, explica Cruz, que espera que puedan poner en el mercado tres nuevas variedades en 2017.

No serían las primeras, desde 2007 se comercializan el Verato y el Montijano, que se venden a diferentes casas comerciales de dentro y fuera de la región. La diferencia entre estas dos variedades extremeñas ya existentes es su ciclo. «El Verato es de ciclo medio-largo, y el Montijano es de ciclo medio», expone Francisco González, jefe del departamento de Producción Forestal y Pastos de Cicytex, lo que se traduce en una diferencia de aproximadamente dos semanas en la fecha de floración.

Estas dos variedades son las más adecuadas para «lo que llamamos doble aptitud en el triticale, que es una de sus características diferenciadoras», añade Cruz en relación a los dos posibles aprovechamientos que tiene este cultivo.

Rentabilidad

A diferencia de otros cereales, en el triticale resulta rentable su aprovechamiento por el ganado en invierno y, aún así, recoger producción en verano. «Los agricultores están muy interesados en este doble aprovechamiento. Además, si el año ha sido malo, climatológicamente hablando, y se prevé una menor producción de grano, se puede segar antes y destinarlo a silo o a heno. Esto es algo que no resulta rentable con el trigo, por ejemplo», puntualiza la investigadora, incidiendo en que el grano se destina para pienso y el heno para alimentar al ganado. Precisamente por el aprovechamiento en invierno y en verano, una de las características que observan los investigadores a la hora de realizar la selección de espigas es el rebrote. Pero no es la única, «se eligen las que tengan mayor grano y valoramos la actitud que tiene el cultivo, si se encama (que se tumbe al suelo) o si se desarrollan enfermedades», según Cruz.

El estudio en campo va acompañado de las pruebas de laboratorio, que sirven para caracterizar la calidad tanto del grano como del forraje. «Para ver la calidad del primer aprovechamiento, las muestras secadas en estufa son molidas para medir distintos parámetros», indica Inés Ruiz, química de Cicytex. De esta forma se evalúa la calidad nutricional del cultivo, en función de niveles de proteína (entre el 22 y el 24 por ciento), y el porcentaje de fibra que será ingerido por los animales. Entre éstas últimas está la lignina, que influye negativamente en la digestión y que se encuentra en un porcentaje que no llega al cinco. Del grano se estudia su humedad, peso específico (densidad) y la proteína.

En base a estas características, se seleccionan las mejores espigas y se siembran, una operación que vuelve a repetirse cada año hasta obtener la homocigosis. «Esto significa que la selección se ha estabilizado y que todas las plantas presenten las mismas características, que la producción que se vaya a obtener de las semillas sea homogénea», en palabras de Cruz.

Las tres variedades con las que están trabajando en la actualidad presentan unas mejores características de rendimiento y calidad que las que ya están en el mercado. «Creemos que el triticale puede sustituir en tierras de secano al trigo, a la avena y al centeno, porque tiene rendimientos similares, pero tolera mejor las condiciones desfavorables», remarca la ingeniera agrónoma responsable del proyecto. Además, los investigadores han comprobado que es un cultivo poco propenso a las enfermedades, por lo que no requiere del uso de herbicidas ni de productos fitosanitarios. Sí necesita un abonado de fondo antes de la siembra y otro de cobertera, tras el primer aprovechamiento por parte del ganado.

Registro

Antes de su comercialización, las variedades deben ser registradas por la Oficina Española de Variedades Vegetales. Allí se revisa si presentan homocigosis mediante un ensayo de dos años. «Ven como se adaptan a las condiciones de Extremadura y de otras comunidades. Si el registro confirma que es una nueva variedad, se patenta y ofrece a las casas comerciales», expone Cruz, que reconoce que las tres que ya están casi listas para salir al mercado todavía no tienen nombre.

La comercialización de la semilla de estas variedades se realiza a través de productores seleccionadores o de productores multiplicadores, que previo contrato de licencia de multiplicación y explotación con la Junta de Extremadura solicitan la semilla de base para la obtención de las semillas certificadas R1 y R2, que son las que se venden a los agricultores. Son las empresas las encargadas de multiplicar esa semilla; mientras que Cicytex conserva la variedad para garantizar su pureza. Por cada kilogramo de semilla que reciben las casas comerciales, éstas obtienen un rendimiento de al menos 20 kilogramos de R1 y 400 kilogramos de R2.

La Junta de Extremadura, según González recibe una compensación por la conservación del material parental original y por las comprobaciones y ensayos siguientes en concepto de regalías, siendo éstas de un tres por ciento del precio de la semilla certificada comercializada por los productores multiplicadores.

La producción del triticale, en secano, está en torno a los 4.000 kilos por hectárea. Aunque esto depende mucho de la climatología. «Las lluvias de primavera de este año han hecho que se alcancen producciones de más de 5.000 kilos por hectárea, que es lo que se consigue en regadío», concluye González.

Fuente:  hoy.es

Share

El cultivo del trigo mejora usando material de origen vegetal como complemento al abono

sábado, 14 de mayo de 2016 Comments off

La Universidad de Córdoba descubre que estiliza sus raíces para captar mejor los fertilizantes

El biocarbón es un material similar al carbón vegetal convencional en aspecto y propiedades, pero que tiene unas capacidades añadidas interesantes para la comunidad científica. Se puede emplear para la captura de CO2, que de otra manera terminaría en la atmósfera contribuyendo al efecto invernadero. Además, su uso, combinado con fertilizantes, puede modificar las propiedades del terreno. Un equipo de la Universidad de Córdoba (UCO) ha observado ahora cómo ayuda al trigo a captar mejor los nutrientes de los abonos. La planta adapta sus raíces, las estiliza, para absorber mejor los elementos necesarios para su crecimiento, en especial el nitrógeno. En este sentido, el biocarbón (también conocido como biochar) actúa igual para el trigo duro (Trititum durum) como lo haría un aparato de gimnasio para una persona que realiza ejercicio físico. Le obliga a esforzarse y a desarrollar sus raíces para lograr mejoras, del mismo modo que el uso de pesas contribuye a que la musculatura se to

Para describir estas modificaciones, investigadores del Departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal de la UCO emplearon dos tipos de biocarbón (procedente de paja y de poda de olivo) con cultivos de trigo, tanto en laboratorio como en el campo. Aplicaron diferentes dosis de la enmienda al terreno y, a continuación, tres niveles diferenciados de fertilizantes para el cereal (una combinación de nitrógeno, fósforo y potasio empleada de forma habitual).

Conforme se añadía biocarbón, la planta estaba más dispuesta a absorber los nutrientes, fundamentalmente el nitrógeno. De esta manera, se consiguió incrementar la producción en torno a un 25% tanto en condiciones controladas en cámaras de cultivo como en terrenos agrícolas. Los resultados han sido publicados recientemente en la revista científica Plant and Soil.

Raíces más finas y largas

Uno de los efectos del biocarbón es la disminución de la disponibilidad de nitrógeno en el suelo, ya sea en forma de amonio, como nitrato o en otras composiciones. Esto es perjudicial para la planta, ya que necesita este elemento para su desarrollo. En el experimento, los científicos observaron sin embargo que el trigo duro conservaba el contenido de nitrógeno. Se preguntaron cómo era posible. La repuesta era fisiológica. Las raíces del cereal se habían estilizado para llegar al nitrógeno presente en el suelo, y procedente de la fertilización.

Con raíces más finas y alargadas, era capaz de adquirir los niveles necesarios de este nutriente. En otras palabras, el biocarbón obligaba al vegetal a esforzarse para conseguir su recompensa. “Y como consecuencia, la producción fue mayor, o, visto de otro modo, se podría obtener la producción media con menos fertilizantes, porque la planta es más eficiente en la adquisición de nutrientes”, explica Rafael Villar, investigador principal de esta línea.

El ahorro en el abono es un factor clave en las explotaciones agrarias. Los fertilizantes proveen a los cultivos de más nutrientes de los que encontrarían en el suelo de forma normal, pero también suponen unos de los gastos más relevantes para los agricultores. Incluso en ocasiones, esta costosa ayuda se puede perder. Si llueve después de fertilizar los campos, se produce un efecto lavado y los nutrientes se disuelven sin llegar a la planta. El desarrollo de enmiendas para fertilizantes a partir del biocarbón es una vía de desarrollo para este material.

El biocarbón se produce por el calentamiento de materia vegetal en una atmósfera pobre en oxígeno. Por este procedimiento, denominado pirolisis lenta, alrededor del 50% del carbono de la biomasa queda almacenado en el biocarbón, por lo que resulta un material muy interesante como sumidero de CO2. El uso del biocarbón no es nuevo, y el estudio de los suelos amazónicos conocidos como terra preta revela que es un material muy estable que puede permanecer en el suelo entre 500 y 7.000 años. Se conocen beneficios como enmienda relacionados con la mejora de la humedad y de la compactación del terreno, y de la fertilidad en general. También puede ser útil en terrenos ácidos, puesto que incrementa el pH del terreno. El reto actual es conseguir que la producción de biocarbón sea económicamente viable. “Ahora mismo se trabaja en el desarrollo de maquinaria que permita hacer el biocarbón in situ, igual que sucede con las trituradoras. De esa forma lo puedes echar directamente al suelo”, explica Manuel Olmo, integrante del equipo investigador.

(Fuentes: Manuel Olmo, Rafael Villar, Pablo Salazar, José Antonio Alburquerque, ‘Changes in soil nutrient availability explain biochar’s impact on wheat root development’, Plant and Soil.  February 2016, Volume 399, Issue 1, pp 333-343)

Fuente: Agro Información

Share
Categories: Molinería Tags: ,

El maestro de las harinas

sábado, 14 de mayo de 2016 Comments off

UVA-ETSIIA-500x96Catedrático del Área de Tecnología de Alimentos en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de Palencia, Manuel Gómez Pallarés es un referente mundial en el trabajo con cereales y productos sin gluten a través de la investigacion de las harinas.

La llegada del valenciano Manuel Gómez Pallarés al campus de Palencia, hace más de 20 años, supuso el inicio de una apuesta por potenciar la investigación sobre los cereales y su transformación. Por aquella época, en 1994, aterrizó como profesor ayudante del área de Tecnología de los Alimentos, con el cometido de impartir la especialidad de cereales en una comunidad considerada como el granero de España y una provincia con mucha actividad galletera, donde, paradójicamente «todavía no sabía nada de cereales, ni había bibliografía, ni nadie en Palencia que supiera del tema».

Decidido a llenar este vacío investigador y a la vista del «potencial» que tenía una asignatura sobre cereales y panificación, se dispuso a analizar las fortalezas y necesidades del sector para determinar la formación que necesitaban los alumnos, y liderar así un grupo de trabajo que ha ido dando respuesta a las necesidades de las empresas se Castilla y León.

Contactos con empresas e investigadores sirvieron para dar los primeros pasos en unos comienzos que «no fueron fáciles», por la falta de medios y la falta de financiación con la que lamentablemente han tenido que aprender a convivir. A pesar de eso, la investigación se convirtió desde el principio en un puntal fundamental de la formación de sus alumnos, en la que ha volcado todos sus conocimientos, enriquecidos también con su labor como coordinador del grupo de panificación de la Asociación Española de Técnicos Cerealistas, que reúne a todos los técnicos del sector.

En este tiempo las necesidades de las harineras, galleteras y panificadoras de la Comunidad han marcado las investigaciones de su grupo, que se han centrado en la transformación de cereales y leguminosas, la mejora de la calidad de harinas, la mejora en los procesos de panificación, el desarrollo de nuevos productos de bollería, nuevas aplicaciones en el procesado de cereales, o la valorización de subproductos de la industria agroalimentaria.

Pero también se han atendido las demandas de los consumidores con el desarrollo de productos para personas con necesidades especiales, como diabéticos y celiacos, abordando fundamentalmente la elaboración de productos sin gluten.

Hoy el Área de Tecnología de los Alimentos de Palencia está entre los cuatro grupos más activos en investigación de productos sin gluten y entre los diez más activos en panificación y Gómez Pallarés es la segunda persona que más publica en el mundo sobre harinas y cereales. Un grupo que colabora con empresas y universidades de España y de otros países, como el IATA que pertenece al CSIC, y que se ha posicionado como «un pequeño referente internacional en el mundo de los cereales».

«En el extranjero se nos conoce por nuestro trabajo en panificación, hemos hecho mejoras con enzimas, hemos desarrollado productos sin gluten y somos los que más investigamos en bizcochos en todo el mundo», asegura. Un sector, el de los bizcochos o el de los productos sin gluten, en el que paradójicamente se metieron por falta de medios, ya que «era más fácil hacer cosas con bizcochos que con pan, porque solo hace falta una batidora y un horno, y panes sin gluten que no necesitan una amasadora grande» reconoce. De esta forma, la escasez de espacio y de medios marcó un camino que les ha convertido en líderes mundiales en investigaciones que se iniciaron «porque era lo que podíamos hacer con los medios que teníamos».

De su trabajo han salido avances en el control de la calidad de las harinas de trigo, en los procesos de molienda, en el uso de enzimas, en la recuperación de variedades antiguas de trigo, en la mejora de las características nutricionales de los productos derivados de los cereales, en la inclusión de ingredientes beneficiosos, como fibras, salvados o harinas de leguminosas, frutos secos y otros cereales, o en la eliminación de otros menos beneficiosos como los azúcares.

Si bien, «una de nuestras aportaciones más importantes ha sido contribuir al cambio de mentalidad en la elaboración de productos sin gluten», asegura. De hecho, mientras la investigación buscaba un sustituto del gluten, este grupo se centraba en el estudio de las harinas de distintos cereales, en variables como el procesado, el amasado o las condiciones de fermentación «para conocerlas mejor y aprovechar sus propiedades». Así han elaborado panes y bizcochos con harinas de arroz y maíz, han abordado el uso de almidón de trigo en la elaboración de pan sin gluten o el uso de distintas gomas como sustitutas del gluten. Y han demostrado que hay muchos productos que tradicionalmente se hacen con harina de trigo en los que el gluten no tiene ninguna función, «por lo que se pueden hacer perfectamente con una harina de arroz o de maíz, sin necesidad de usar aditivos, ni cambiar fórmulas».

Con todo, asegura que la investigación ha contribuido a mejorar el sector de los cereales, haciéndolo más competitivo, ya que conociendo mejor las materias primas y los procesos se recuden los costes. Pero también se ha conseguido reducir el uso de aditivos, alargar la vida útil de los productos y fabricar alimentos más sanos.

Y todo a pesar de «la falta de respaldo a la investigación en este sector». Algo que resulta «chocante» en una Comunidad con un potencial agroalimentario tan importante y con empresas de tanto peso. Sin olvidar que «si no invertimos en investigación la formación de los alumnos también se resiente, especialmente en cosas tan tecnológicas que avanzan en función de las necesidades de las empresas», concluye.

Fuente: Diario de Soria

 

Share