Asemac presenta los datos del sector de las masas congeladas

      Comentarios desactivados en Asemac presenta los datos del sector de las masas congeladas

La industria de masas congeladas de panadería y bollería ha incrementado la facturación un 2,4% en 2018 hasta alcanzar los 1.357 millones de euros, mientras que la producción ha crecido casi un punto porcentual respecto a 2017, llegando a 969.519 toneladas, tal y como ha revelado el presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), Felipe Ruano (a la derecha, en la imagen), en un encuentro con los medios.

Este incremento responde, en gran medida, a la capacidad de diversificación de productos existente en el ámbito de las masas congeladas, un sector que, gracias a sus esfuerzos en I+D+i, está en constante evolución y es capaz de adaptarse a las exigencias del mercado.

Sin embargo, la industria del pan ha facturado un 2,2% menos en 2018, mientras el volumen de ventas ha descendido un 2% respecto al año anterior, según los datos del panel de consumo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ofrecidos por el director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero Velasco (a la izquierda, en la imagen). Además, el gasto anual en pan por persona se ha reducido un 2,5% en 2018, en comparación con el año precedente.

Igualmente, el consumo medio anual por persona y año también ha registrado cifras negativas (-2,4%), influido por la caída del consumo de pan fresco/congelado y que no ha sido capaz de compensar la subida del pan industrial. De hecho, el pan fresco/congelado es el más consumido en los hogares, con más de un 80% de la cuota de mercado, siendo el resto pan industrial.

Los perfiles sociodemográficos de los mayores consumidores de pan son: las parejas con hijos, con una evolución interanual positiva del 1,6%, y los adultos sin hijos o retirados, que registran una importante subida en el consumo de pan, de casi un 8%.

Por comunidades autónomas, Galicia, Andalucía y Castilla-La Mancha son las regiones que han logrado un mayor consumo de pan, mientras que Madrid, Cataluña y Valencia son las que menos.

En lo referido al pan industrial, esta variedad ha crecido en volumen y valor un 1,8% y 3,9%, respectivamente, en 2018, mientras que la subida del precio medio ha sido del 2,1%. Asimismo, el consumo ha aumentado un 1,4% entre enero y diciembre, al tiempo que el gasto per cápita se ha incrementado un 3,5%.

Además, Herrero Velasco ha destacado que el pan fresco integral sólo representa un 5,7% del total del pan, habiendo sufrido un descenso notable en el consumo, del 21,3%, en volumen y del 21,7% en valor.

Fuente:  revistainforetail.com

Share