Inicio > Empresas > Almendra y Miel: “la Banca tiene en su mano salvar Doña Jimena y mantener los puestos de trabajo”

Almendra y Miel: “la Banca tiene en su mano salvar Doña Jimena y mantener los puestos de trabajo”

viernes, 1 de junio de 2012

“La Banca tiene en su mano salvar Doña Jimena y mantener los puestos de trabajo”. Así de contundente ha respondido la turronera alicantina Almendra y Miel, tras la decisión judicial de posponer la venta de los activos de Productos J. Jiménez.

La empresa alicantina presentó una oferta para la adquisición de activos de Productos J. Jiménez, en concreto para las marcas Doña Jimena, Imperial Toledana y Vida Natural, y mantiene la actividad de la compañía desde hace casi un año, pero ante la decisión judicial se está planteando renunciar a la operación.

Para Almendra y Miel, si retiran finalmente su oferta “obligados por los bancos” la fábrica de Doña Jimena en Alcaudete “se verá obligada a cerrar, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo”, pudiendo la turronera alicantina replantearse deslocalizar la producción de nuevo a Jijona, donde posee unas modernas instalaciones inauguradas en 2003.

“Esta circunstancia sería dramática para la localidad jienense, ya que un elevado número de familias depende para mantener sus puestos de trabajo de la continuidad de Doña Jimena”. Por ello, los trabajadores han presentado un escrito apoyando la operación de venta.

Además, destaca la turronera alicantina, la incertidumbre sobre la operación se está trasladando al mercado, según los propios clientes de la gran distribución de la empresa, por lo que hasta que no haya una resolución definitiva prácticamente se han paralizado los pedidos de Doña Jimena.

“Si no hay clientes no hay ventas, y por tanto nos planteamos seriamente retirar nuestra oferta”, apunta Almendra y Miel, mientras insiste en que la situación “podría solucionarse si los bancos desisten de su oposición a la operación”, además de señalar que “no todos los bancos se han opuesto”.

Fuente: Expansión

Share
Comentarios cerrados.