Inicio > Investigación, Packaging > Ainia y Aimplas investigan en la mejora de bioplásticos

Ainia y Aimplas investigan en la mejora de bioplásticos

Sábado, 10 de Septiembre de 2016

Con el apoyo del IVACE (Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial), Ainia y Aimplas trabajan conjuntamente en el desarrollo de nuevas formulaciones de bioplásticos para que cubran un mayor número de necesidades en su aplicación en envases para alimentos, dentro del proyecto Sostpack

Como continuación en el desarrollo de una línea de I+D conjunta en materiales biodegradables, los centros tecnológicos Ainia y Aimplas colaboran en el proyecto Sostpack, cuyo objetivo se dirige a lograr mejorar las propiedades de los materiales biodegradables (biopolímeros, también conocidos como bioplásticos) para facilitar su incorporación en el envasado de alimentos.

Para optimizar estas propiedades de los bioplasticos, es necesario conseguir que los envases realizados con estos materiales mantengan la vida útil del alimento, conservando sus características organolépticas y nutricionales, al tiempo que respondan a los más exigentes criterios de sostenibilidad.

El proyecto Sostpack, que cuenta con el apoyo del Ivace y se enmarca dentro de la alianza estratégica entre ambos centros tecnológicos, contempla interesantes ensayos orientados a estudiar la barrera a la humedad, al oxígeno y la resistencia térmica de los materiales biodegradables comercializados en la actualidad, incluyendo las mejoras estructurales de estos materiales para que puedan ser procesados en equipamientos convencionales.

La principal novedad de este proyecto radica en modificar las propiedades de los bioplásticos pero sin aditivarlos, modificando química o físicamente las estructuras de los materiales biodegradables comerciales. Se está trabajando desde la combinación de diversas tecnologías, como es la modificación de los bioplásticos estudiados a través de medios químicos (extrusión reactiva, proceso en el cual se realizan cambios a nivel morfológico y estructural en el material, formando nuevos enlaces químicos entre las distintas cadenas poliméricas obteniéndose nuevas estructuras) y físicos (mezcla de uno o varios polímeros con otras sustancias, que provocan cambios de las propiedades físicas del material sin que se vean modificados los enlaces entre las cadenas que forman el biopolímero).

Adicionalmente, se emplearán modelos predictivos y se realizarán estudios simulados de la vida útil de un alimento envasado en bioplásticos biodegradables a partir de los requerimientos del producto y del comportamiento del material.

La finalidad es que en los próximos años, estas nuevas formulaciones permitan una mayor posibilidad de aplicaciones a las que pueden optar este tipo de materiales en el sector del envase alimentario.

La producción mundial de materiales plásticos ha venido experimentando un crecimiento continuado en los últimos 50 años, hasta situarse en 2013 en 290 millones de toneladas, de las cuales el 74% son poliolefinas (plásticos derivados del petróleo) de diferentes tipos, mientras que únicamente el 0,2% de la producción mundial corresponde a bioplásticos biodegradables. Hasta la fecha, estos no han tenido la implantación esperada en alimentación, debido principalmente a factores como son una menor vida útil del alimento envasado y su mayor coste, siendo el objetivo de este proyecto conjunto el superar estas barreras.

Fuente: Techpress

Share
Comentarios cerrados.