Inicio > Empresas > Adam Foods asumirá el 1 de marzo el negocio del pan de molde Panrico

Adam Foods asumirá el 1 de marzo el negocio del pan de molde Panrico

Sábado, 25 de Febrero de 2017

Cuenta atrás para que Adam Foods asuma definitivamente el negocio del pan de molde Panrico. La compañía propietaria de Cuétara, Aneto y La Piara asumirá el 1 de marzo la comercialización y distribución de este producto, además de empezar a gestionar directamente la fábrica de Panrico en Gulpilhares (Portugal), donde trabajan 100 personas. Al revés de lo que ocurre en España, en Portugal la marca líder en pan de molde es Panrico, con una cuota de mercado del 42%.

La otra planta de pan adquirida a Bimbo, situada en Teror (Gran Canaria), no se integrará en Adam hasta 2018, por lo que la multinacional azteca de panadería la gestionará durante un año más.

El pasado julio, una vez cerrada la compra de Panrico Donuts a Oaktree, Bimbo procedió a vender el negocio de pan de molde y la marca Panrico a Adam Foods, tal como pactó con la CNMC. Tras unos meses de transición mediante un contrato de servicio, el 1 de marzo se producirá la desconexión, por lo que será Adam Foods quien empezará a facturar a los clientes y a distribuir el pan. La empresa se ha quedado con una decena de personas clave de las áreas de márketing, ventas e I+D, y ultima las negociaciones para que entre 100 y 200 autónomos autoventistas de Panrico trabajen ahora para Adam Foods, lo que permitirá elevar la capilaridad y las rutas de distribución del grupo.

Bimbo seguirá, por ahora, fabricando pan de Panrico para el nuevo propietario de la marca, aunque el objetivo es que Adam Foods se abastezca con sus propias instalaciones o con proveedores alternativos antes de cinco años.

Inversión en Portugal

De hecho, una de las prioridades de Adam será invertir en la fábrica de Portugal para elevar su capacidad de producción y poder suministrar también desde ahí a España. Bimbo produce el pan de molde Panrico en las fábricas de Santa Perpètua (Barcelona), Madrid y Puente Genil (Córdoba). La idea es acabar produciendo esta marca sólo en las instalaciones andaluzas una vez que Adam Foods haya incrementado la capacidad en la fábrica de Portugal.

La compañía de la familia Ventura -resultado de la escisión de Nutrexpa- incorpora con esta operación una cifra de negocio adicional de 70 millones, por lo que el nuevo grupo alcanzará una facturación de unos 425 millones, el 20% en el mercado internacional. En 2016 ingresó 355 millones, tras crecer un 3,5%.

La compañía que dirige Fabrice Ducceschi es líder en España en el mercado de las galletas, con una cuota en valor del 21% y marcas como Cuétara, Artiach, Marbú, Dinosaurus, Chiquilín y Filipinos. Este negocio aporta el 60% de las ventas del grupo, que también es dueño de la marca de referencia en patés (La Piara) y opera en pastelería industrial (Phoskitos), caldos en tetra brick (Aneto) y la miel (Granja San Francisco).

Esta última enseña es, junto a sus galletas, la más exportada de la empresa. De hecho, Granja San Franciso es la marca de miel no árabe más vendida en países como Iraq, Túnez, Argelia, Líbia, Jordania, Líbano y Marruecos.

Al aportar unos ingresos de 70 millones, Panrico se convertirá ahora en el segundo mayor negocio de Adam Foods, por detrás del área de galletas. El pan de molde es un segmento de mercado desconocido para la compañía, pero lo mismo ocurrió en 2008, cuando la antigua Nutrexpa adquirió Cuétara. Forma parte del ADN del grupo adquirir marcas que cuentan con una fuerte notoriedad y hacerlas crecer con una fuerte inversión en márketing y publicidad y lanzamiento de nuevos productos. En pan de molde, Adam Foods se enfrentará a un líder absoluto, Bimbo, pero se trata de una situación que no es extraña al grupo, ya que también compite con grandes gigantes (como Mondelez, Casa Tarradellas o Gallina Blanca) con sus otras divisiones de negocio.

Además de considerar que el mercado del pan de molde tiene potencial de crecimiento, hay otras razones estratégicas que han llevado a Adam Foods a apostar por esta compra. Por un lado, refuerzan y duplican su negocio en Portugal, donde Panrico es una marca líder. Por otro, el pan tiene una vida útil (21 días) más corta que el resto de productos de Adam Foods y, además, es una actividad que cuenta con una distribución mucho más capilar. Esto significa que los autoventistas visitan con mayor frecuencia los puntos de venta y llegan a más tiendas a las que llegaba hasta ahora Adam con sus redes comerciales, lo que puede beneficiar al resto de sus marcas. Además, Panrico acercará también al grupo al sector de la hostelería, donde podrá introducir también sus otras divisiones.

Fuente: Aetc

Share
Categories: Empresas Tags: ,
Comentarios cerrados.