Facua pide a Bimbo que retire su denominación de Artesano

FACUA-Consumidores en Acción ha instado a Bimbo a cambiar la denominación de las modalidades de pan de molde que comercializa con el reclamo “artesano”, al considerar que al utilizarla la empresa vulnera la nueva norma de calidad del pan y, con ello, también las leyes que regulan la publicidad y la protección del consumidor.

Un día después de la entrada en vigor del Real Decreto 308/2019, de 26 de abril, por el que se aprueba la norma de calidad para el pan, Bimbo continúa publicitando de forma destacada en su página web tres productos en cuyo etiquetado muestra como reclamo principal la palabra “artesano”. Se trata de los panes de molde Bimbo Rebanada Estilo Artesano, Bimbo Rebanada Estilo Artesano Integral y Bimbo Bollo Estilo Artesano, en el que además resalta que se trata de un producto “nuevo”.

Qué dice la norma

En el escrito que ha remitido este martes a Bimbo Donuts Iberia SAU, el equipo jurídico de FACUA le recuerda que la norma de calidad del pan señala en su artículo 10 que el pan sólo se considerará de elaboración artesana cuando se respeten una serie de condiciones, entre las que se incluyen que “en el proceso de elaboración primará el factor humano sobre el mecánico”, “la producción no se realizará en grandes series” y “el formado de las piezas se realizará, total o parcialmente, de forma manual de manera que se obtenga un resultado final individualizado”.

FACUA advierte de que resulta evidente que, al tratarse de una producción industrial masiva, los panes que Bimbo denomina Estilo Artesano no cumplen con los requisitos establecidos en el Real Decreto que regula la calidad del pan.

Además, antes de la entrada en vigor de esta normativa, el texto refundido de la Ley general para la defensa de los consumidores y usuarios ya recogía de forma general, en su artículo 18, que “el etiquetado y presentación de los bienes y servicios y las modalidades de realizarlo deberán ser de tal naturaleza que no induzca a error al consumidor”, especialmente en relación a cuestiones como su “origen” y “modo de fabricación”.

Publicidad engañosa

FACUA considera que al presentar sus productos como panes “estilo artesano”, Bimbo también incurre en publicidad engañosa. El artículo 5 de la Ley de Competencia Desleal estipula que “se considera desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios”.

La nueva norma de calidad del pan señala en su disposición transitoria primera que “los productos objeto de la presente norma de calidad, elaborados con anterioridad a la fecha de entrada en vigor de este real decreto y que no se ajusten a lo dispuesto en él, podrán comercializarse hasta que se agoten las existencias, incluidas las etiquetas y envases rotulados adquiridos previamente, siempre que cumplan con las disposiciones vigentes anteriores a su entrada en vigor”. Sin embargo, esto no justifica que Bimbo no haya actualizado en su web los etiquetados ni la publicidad de los panes objeto de la reclamación.

FACUA espera que, al igual que ya hicieron en su día otras marcas, Bimbo proceda de inmediato a modificar la denominación comercial de sus productos y deje de utilizar el reclamo “artesano”. De no ser así, emprenderá acciones legales contra la empresa.

Fuente:  agrodigital.com

Share

Pan y galletas: Compras por $470 millones en 2018

Cifras del Área de Inteligencia Comercial de CentralAmericaData:

Empresas guatemaltecas, principales compradoras

Durante 2018 el principal importador de productos de panadería en Centroamérica fue Guatemala, con $119 millones, seguido de Panamá, con $83 millones, Honduras, con $76 millones, Costa Rica, con $73 millones, Nicaragua, con $68 millones y El Salvador, con $58 millones.

Precio de las compras

De enero de 2012 a diciembre de 2018, el precio promedio del kilo de productos de panadería importados en los países de la región se ha mantenido estable, al oscilar entre $1,80 y $2,25.

Máximos vendedores

Durante 2018, el 15% del valor importado desde Centroamérica provino de EE.UU., 6% de México y 4% de Perú.

EE.UU. es el mercado de origen de las importaciones que más ha crecido en los últimos siete años, puesto que en 2012 representó 12% del valor comprado, y en 2018 la proporción subió a 15%.

Variación de las importaciones regionales

Entre 2017 y 2018 el volumen importado de productos de panadería, pastelería y galletería no reportó variaciones significativas, pero el valor importado registró una disminución de 2%, puesto que bajó de $483 millones a $472 millones.

En el caso de las compras a EE.UU., pasaron de $68,9 millones a $70,3 millones, para los años en cuestión.

Nota: Para este reporte, elaborado por CentralAmericaData, se utilizaron datos de SIECA.

Share

La panadería que regala pan y dignidad

      No hay comentarios en La panadería que regala pan y dignidad

Así titulaba su información La Voz de Galicia sobre una panadería que regala pan a las personas necesitadas. 

Sabemos que son muchas, aunque no suficientes, las panaderías repartidas por todo el mundo que son conscientes de que el pan es un producto básico de consumo que no se puede negar a nadie; por ello, animamos a todas las panaderías a sumarse a esta iniciativa. También el promover que en el “canasto solidario” participen los clientes comprando alguna barra de más para el canasto. Regalar pan y dignidad es una buena acción que nos hará ser más felices.

Una tienda de la calle Joaquín Costa de Pontevedra deja cada día fuera sus barras sobrantes para que las coja quien las necesite

Erika Medina, con raíces venezolanas, y Carlos Ferreiroa, de Lalín, abrieron hace cinco años una pequeña panadería llamada O Enxebre en la calle Joaquín Costa de Pontevedra. Es un obrador familiar donde ellos lo hacen absolutamente todo. Él se bate el cobre por las noches, amasando y cociendo el pan. Y ella atiende el negocio por el día. En medio, cuidan de sus tres hijos. «Parece difícil, pero con organización se consigue todo», dice Erika.

Saben lo que es echarle horas y más horas al chollo para llegar a fin de mes. No tienen demasiado tiempo de ocio con sus pequeños. Pero se consideran afortunados «porque hay gente que no tiene nada», defiende Erika.

Como lo saben, como son conscientes de que hay muchas personas que no tienen un trabajo al que ir ni un pan que llevarse a la boca, nunca dejan de buscar mecanismos para agradecerle a la vida que les deje ir tirando hacia adelante. ¿Qué han hecho? Regalan el pan y los bocatas que cada día les sobran de la venta. Así de simple y de emotivo a la vez.

Fuente: Pastry Revolution

Share

Intensos colores neón que iluminan lo que comes

Los colores neón son una tendencia para los amantes de las novedades. En los años 80, los colores fosforescentes tuvieron su auge, aparecían en mechones de cabello, camisetas, maquillaje, pulseras y un sin fin de artículos. De acuerdo con un estudio de Research and Markets, el mercado de colores para alimentos a nivel mundial crecerá 5 por ciento hasta 2022.

Deiman, empresa 100 por ciento mexicana enfocada a la industria de alimentos y bebidas, ha sido la impulsora de diferentes innovaciones culinarias; entre ellas, la incursión de los colores intensos en diversos productos (que evidentemente llegaron a la industria alimentaria). Los colores neón en los alimentos son una opción para cambiar la apariencia de helados, confitería, cupcakes e incluso panadería.

Hoy en día, los consumidores se han vuelto más exigentes y la industria de alimentos y bebidas ha incrementado sus innovaciones, ya que no sólo ofrecen un sabor, sino experiencias. Las personas que se dedican a las creaciones culinarias, pueden aprovechar y jugar con los colores en los postres, ya que los favoritos de los mexicanos, después de los pasteles, son el helado y el pan, de acuerdo con un estudio realizado por Mercawise.

Deiman cuenta con colores neón que provocan curiosidad y despiertan las emociones: rosa, verde, amarillo, azul, naranja y violeta; su aplicación en gelatinas, flanes, congelados, bebidas, lácteos, repostería, panificación, confitería y manualidades genera curiosas combinaciones entre la apariencia y el sabor; por ejemplo, un helado color verde intenso con sabor a fresa o maracuyá. Las posibilidades son inmensas.

Para los negocios emergentes la repostería es uno de los nichos donde los colores neón encontraron a buena parte de su público cautivo. Este sector es una opción rentable de negocio, ya que los mexicanos consumen al año un promedio de 19.9 kilos de pastel, de acuerdo con el Laboratorio de Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), por ejemplo.

La innovación marca tendencia, los colores neón están en el gusto del público y son una oportunidad para explotar la creatividad y una veta de negocio que tiene mucho por ofrecer. Deiman es un aliado de la nueva ola del color en postres, pasteles, helados y un enorme etcétera.

Fuente:  foodnewslatam.com

Share

CNTA aborda la innovación en su asamblea anual

En ella, además, tuvo lugar una mesa de debate en la que participaron Héctor Barbarin, director general de CNTA, como moderador, Jonathan Stordy, CEO de Grupo Agora, José Luis Rivero, CEO de Azucarera, y Carlos Eugui, presidente de Egrin, quienes expusieron los casos de éxito de las empresas que dirigen, la importancia que la innovación ha tenido en el crecimiento de sus empresas y la colaboración con CNTA. El cierre de esta mesa redonda fue realizado por José Luis Larríu, director de Banca de Empresas de CaixaBank quien recalcó la importancia de este tipo de eventos y la actividad de patrocinio que realiza la entidad para hacerlos realidad, así como su labor de acción social; pensando siempre en las personas.

Proyectos que marcan la diferencia

El primero en intervenir fue Jonathan Stordy, CEO del Grupo Ágora, grupo empresarial fruto de 160 años de experiencia cervecera. Entre sus marcas se encuentran: Ambar, Moritz, La Pantera, Agua de Lunares, Konga, Marlen y Bebinter. En su intervención remarcó que son socios de CNTA desde 2007 lo que les facilita el acceso a la tecnología básica y aplicada. Además, puso en valor los beneficios que tiene la colaboración público-privada y cómo ésta aporta un equilibrio que no se da en muchos otros países del mundo.

Durante su intervención hizo una mención especial a varios proyectos llevados a cabo en colaboración con CNTA y gracias a los que han conseguido una diferenciación en el mercado. El primero de ellos es el proyecto ‘Sin gluten’, desarrollado en 2007, y gracias al cual Ambar se convirtió en pionera mundial en la creación de una variedad sin gluten, apta para celiacos y sin alcohol. Con el proyecto ‘Monte Perdido’, en 2018, conmemoraron la celebración del centenario del Parque de Ordesa, creando una cerveza única elaborada con los microorganismos del Parque. Mencionó también el proyecto ‘Maltibac’, que ha dado lugar a una nueva generación de bebidas fermentadas sin alcohol con interesantes propiedades nutricionales. Y finalizó hablando de Ambar 0,0, una cerveza que ha conseguido demostrar que mejora la resistencia a la insulina en personas con diabetes tipo 2, sobrepeso u obesidad para ello Ambar modificó su proceso de elaboración e ingredientes, eliminando la presencia de carbohidratos tradicionales de alto índice glicémico, como la maltosa, e incorporando ingredientes de perfil nutricional interesante como la isumaltulosa y la moltodextina.

Más allá de los proyectos, Jonathan Stordy puso el foco en el consumidor y en la necesidad de, en la era digital, tener la capacidad de resumir de forma sencilla los beneficios que aportas al consumidor con tu producto. Es fundamental que las corporaciones lleven a cabo investigaciones relevantes sin perder de vista las necesidades de los consumidores quiénes cada vez dan mayor importancia a los valores sociales, medioambientales y relacionados con la salud que las marcas cumplen y comunican de manera transparente.

La necesidad de un cambio de cultura orientado a la innovación

El siguiente en intervenir fue José Luis Rivero, CEO de Azucarera que habló sobre la gestión de la innovación. En su ponencia titulada Explotar y Explorar, se refirió a que el principal reto al que se enfrentan las organizaciones no es la tecnología, si no la cultura. Rivero destacó que la estrategia que llevan a cabo en Azucarera es, por un lado, explotar un modelo de trabajo ya probado y, por otro, no dejar de explorar cómo desarrollar nuevos modelos de negocio. En su compañía nombraron un grupo de personas, ‘ejército de voluntarios’, con diferentes perfiles (fábrica, I+D, comercial etc.) que se dedica de forma exclusiva a la innovación con el propósito de liderar ese cambio de cultura orientado a la innovación y a ofrecer a los consumidores productos con mayor funcionalidad.

Entre los proyectos de innovación que destacó se encuentran: aplicación de nuevas tecnologías en agricultura, para la optimización de la producción de sacarosa (azúcar) en el campo y para su extracción en fábrica. Nuevas tecnologías y automatización de los procesos de producción y control para asegurar la fiabilidad, sostenibilidad, calidad y seguridad alimentaria. Aprovechamiento de los residuos y de la energía solar como alternativa a los combustibles fósiles. Desarrollo de nuevos productos de las diferentes gamas: Food Fibractive, bajo la que produce y comercializa ingredientes funcionales elaborados a partir de fibras vegetales líquidas 100% solubles y Betalia, marca de productos destinados a alimentación animal, aplicaciones vegetales y usos industriales, la firma persigue garantizar y mejorar los aportes nutricionales necesarios a plantas y animales.

Innovación o cómo cambiar las relaciones con el consumidor

Por último, Carlos Eugui, presidente de Egrin Alimentación, bajo el título ‘Creciendo junto al consumidor’, mencionó la importancia que ha tenido el estudio del consumidor en el crecimiento de su empresa. Él considera que es fundamental ser capaces de devolver la innovación que se lleva a cabo en las empresas, al consumidor. Hay que ‘vivir’ con el consumidor, entender qué cosas son importantes para él antes de comenzar cualquier innovación que, según su experiencia, consiste en cambiar las relaciones con el consumidor.

Egrin lanzó la nueva marca Ensalandia, cuyo valor se apoya en 3 conceptos: nutrición, cocina y tecnología. El resultado es un crecimiento de más del 30% en 4 años. Actualmente el peso de la innovación en el negocio es del 5% pero aspiran a llegar al 20%.

Colaboración

Durante el turno de debate una de las ideas en las que los 3 ponentes estuvieron muy alineados fue en la necesidad de colaborar con otros agentes para llevar a cabo proyectos de innovación orientados al crecimiento y para conseguir una diferenciación en el mercado. Ha llegado el momento de arriesgar, de lanzar nuevos proyectos lo más rápido posible para testar y cambiar de rumbo con agilidad. Esto es algo que las startups saben hacer muy bien, por ello las grandes empresas deben aprender de ellas y dejar de entender el fracaso como algo negativo y más como algo permitido en la cultura de las organizaciones.

Asamblea CNTA

Este evento estuvo precedido por la asamblea anual de socios de CNTA en la que Héctor Barbarin, director general, junto con Rafael Pérez, presidente de CNTA, expusieron al resto de socios un resumen de la última etapa de Centro, y más en concreto del año 2018. Cabe destacar que durante 2018 tuvo lugar la venta de CNTA SAC en Perú al grupo NutriScience Merieux. Además, para CNTA 2018 ha sido un año muy importante ya que el plan estratégico en el que el centro venía trabajando se ha materializado. Héctor Barbarin mencionó que durante el pasado año CNTA obtuvo unos ingresos superiores a 9,6 millones de euros y tuvo una actividad en la que destacan: 102 retos de empresas resueltos, 91 proyectos de I+D, 66.713 informes de servicios tecnológicos realizados, 57 acciones formativas para 848 alumnos y la apuesta continuada por incrementar el número de métodos acreditados hasta superar los 108 en 2018, entre otras. Estas actividades se realizaron para un total de 926 empresas de las cuales 291 son socias de CNTA.

Además, en 2018 se invirtieron más de 2 M€ para terminar de implantar la estrategia del centro. En concreto se materializaron las líneas estratégicas de calidad y seguridad alimentaria 4.0, sensorial objetivo, tecnología analítica, microbiología industrial y nuevas estrategias y tecnologías de conservación. Además, se sumaron dos líneas de carácter organizativo: vanguardia y explotación de resultados.

Para poder ponerlas en marcha CNTA ha destinado parte de esa inversión a la construcción de un nuevo edificio, inaugurado el pasado octubre, junto a la sede central, que alberga las actividades de las líneas calidad y seguridad alimentaria 4.0 y sensorial objetivo. Además de las actividades propias de estas dos líneas, el edificio cuenta con sala blanca, cocina industrial, sala de catas y diversos laboratorios, entre ellos uno de imagen.

En cuanto al equipamiento adquirido destacan las tecnologías de visión artificial, en concreto imagen hiperespectral, imagen lineal e imagen 3D avanzada, equipo de ICP-MS, capaz de realizar especiación de metales y minerales, cromatografía líquida de alta resolución con detección de espectrometría de masas de triple cuadrupolo y un nuevo biorreactor con capacidad para trabajar en continuo. También se han llevado a cabo mejoras en el equipamiento como la instalación de plasma frío, equipo de homogeneización a alta presión y espectrocolorímetro, entre otros.

El talento es fundamental para que esta estrategia tenga éxito. Por ello también se ha incrementado el número de profesionales llegando a ser a finales de 2018, y tras la venta de Perú, 130 empleados.

Todo este esfuerzo en inversión y crecimiento CNTA lo hace porque sus socios son su razón de ser y su misión es mejorar la competitividad y la calidad del sector alimentario. Por ello, es muy importante para el centro crecer en número de socios y, sobre todo, incrementar la relación que existe entre ellos. Por este motivo, durante 2018 también se creó el concepto ‘Especie CNTA’ que aglutina a todos los socios de CNTA en torno a 6 características comunes: son ambiciosos, quieren crecer, colaboran, innovan, son socios de CNTA y buscan la excelencia y el éxito. Bajo este concepto CNTA pretende crear comunidad, propiciar espacios de encuentro entre los miembros de la especie, incrementar el número de socios y dar visibilidad a los miembros de la especie y sus éxitos.

Fuente:  interempresas.net

Share

Europastry apuesta por el pan de hamburguesa premium con una nueva línea en Vallmoll

Europastry, compañía especialista del sector de masas congeladas de panadería, anuncia la ampliación de su planta de Vallmoll en Tarragona, tras una inversión de más de 18 millones de euros en una innovadora línea de alta capacidad productiva.

Gracias a la última tecnología que incorpora la nueva línea, se garantizan la máxima calidad y la regularidad en el proceso de elaboración de la gama PanBurger, que se ha consolidado con éxito tanto en el mercado nacional como internacional. Un ejemplo es la gama PanBurger Cristalina, un pan 100% natural y sin aditivos, con sello Clean Label, elaborado con masa madre y con las largas fermentaciones, que caracterizan el auténtico proceso panadero tradicional.

Además de la gama PanBurger Cristalina, en la nueva línea también se elaborarán formatos de pan ya cocido y listo para el consumo, en formatos envasados para la venta directa, como, por ejemplo, los packs surtidos de pan de hamburguesa.

Esta nueva línea permitirá aumentar la producción de la planta de Vallmoll un 8%, alcanzando una capacidad anual de 90.000 t anuales. Asimismo, también supondrá la creación de 50 nuevos puestos de trabajo en la zona, un paso estratégico para Europastry, que confirma una vez más, su apuesta por la innovación, la calidad, la eficiencia y la competitividad.

Fuente e imagen: Europastry

Share

Tradición del pan mexicano

      No hay comentarios en Tradición del pan mexicano

A pesar de que la panadería mexicana tuvo influencia de varios países europeos, en la actualidad existen panes que se consideran totalmente mexicanos. Siendo una tradición apreciada por tantos, los invitamos a conocer un poco más de su historia, así como los tres panes más típicos dentro de cada categoría.

Con la llegada de los españoles, llego a América el trigo y la tradición de producir pan. Existen muchas teorías del origen del trigo en el nuevo continente, unos dicen que el mismo Hernán Cortés, en 1525, pidió a la Corona española que mandara trigo, otra versión dice que los soldados españoles traían granos de trigo en sus navíos y al darse cuenta que este ingrediente no existía en México empezaron a sembrarlo.

Lo que sí se sabe es que los primeros cultivos de trigo se encontraban en zonas aledañas a la actual Ciudad de México. Durante todo el virreinato a los indígenas se les forzó a la siembre del trigo, ya que ellos preferían continuar con la siembra del maíz. Los frailes fueron los primeros que empezaron a fabricar hogazas planas parecidas a tortillas gruesas, y con el paso del tiempo empezó poco a poco la producción de panes salados, seguida de la producción del pan dulce.

En el último tercio del siglo XVI en México se producían dos tipos de panes: el pambazo hecho a partir de harina de moyuelo, salvado muy molido, y el pan floreado, un pan hecho a partir de harina blanca y fina. Durante este período había reglas específicas que prohibían el uso de dos harinas diferentes en la misma elaboración de pan. Con el paso del tiempo surgieron decretos que controlaban los precios, tamaños y formas de vender el pan, por ejemplo la venta de pan en las pulquerías estaba prohibido.

Poco a poco la panadería mexicana empezó a tener una identidad propia, con grandes influencias de la panadería española, francesa e italiana. Los panaderos mexicanos aportaron su ingenio, así como técnicas y nombres muy originales para designar sus creaciones. Tradicionalmente las panaderías estaban equipadas con un horno hecho de adobe o de ladrillos, alimentado con leña. Fue hasta 1920 cuando entraron en juego las amasadoras mecánicas y los hornos eléctricos.

Hoy en día es difícil encontrar panaderías que conserven la tradición de elaborar el pan como se hacía hace 200 años. El pan se ha convertido en un elemento tan importante de la cultura mexicana que actualmente el pan se elabore en panaderías grandes e industrializadas, teniendo que eliminar muchos panes tradicionales. La mayoría de estos establecimientos utilizan pan congelado, con bastante conservadores, y lo hornean de acuerdo a la demanda. Así que cuando encuentres una panadería artesanal, vale la pena probar sus panes.

Panes salados

Bolillo. Su origen se remonta a la llegada del trigo a América. De acuerdo a diversos relatos populares, su portador pudo haber sido un esclavo de piel negra criado de Hernán Cortés, llamado Juan Guerrero. Él habría encontrado tres granos de trigo entre el arroz, plantándolos para que al final solamente uno germinara.

Probablemente el principal antecedente de la panadería con trigo en México sea el pambaxo, (de donde también nació el actual pambazo). Ésta pieza era apreciada entre la clase baja, debido a que su precio era muy accesible. Conforme el tiempo fue transcurriendo, la panadería mestiza desarrolló más formas, sabores y presentaciones de pan con valor cotidiano y festivo.

Sin embargo, un momento clave en la historia de la panadería mexicana fue el Porfiriato, cuando la cultura francesa influyó en la vida y la cocina. Si prestas atención al bolillo, notarás que este pan salado de trigo tiene una costra crujiente externa que resguarda un esponjoso y suave interior, similar a la textura de los panes de origen francés, aunque tropicalizado a nuestro país. De hecho el procedimiento adecuado para realizar un bolillo es usando masa madre, una técnica francesa.

birote mejicano

birote mejicano

Birote. Guadalajara, se distingue por ser la cuna del birote salado; ese pan que deleita el paladar con las deliciosas tortas ahogadas y los exquisitos lonches con los que se prepara.

El birote salado es exclusivo de la perla tapatía y en ningún otro lugar lo elaboran igual debido a que las condiciones climáticas de esta región permiten que la masa tenga el punto exacto para prepararlo.

Sin embargo el origen del birote proviene de Francia y fue traído a México por un cocinero del emperador Maximiliano cuando ingresó al país. Posteriormente la receta fue traída a Guadalajara, donde comenzó a prepararse y se hizo popular, por lo que se perfeccionó su elaboración hasta el punto donde hoy lo conocemos.

En cuanto al nombre existen dos versiones de la historia que cuentan cómo surgió la palabra “birote”.

La primera nos cuenta que proviene del apellido Birrot, de una familia francesa que producía este pan desde su casa en la avenida Vallarta, y quienes lo hicieron popular entre los clientes quienes decían: ” VAMOS CON LOS BIRROTES ” por lo que fue así como a través de los años se llegó hasta el nombre Birote.

La otra versión señala que el cocinero belga Pirotte llegó a Guadalajara con las tropas de Maximiliano y su labor fue enseñar el oficio de la elaboración del pan a los tapatíos.

Durante ese periodo reinventó la creación de este pan las condiciones climáticas de Guadalajara y después de su exhibición pública, lo regalaba a los habitantes quienes decían ” vamos al pan con Birote ” al no poder pronunciar bien Pirotte.

Pan de agua o pan español. Fue uno de los primeros panes que se elaboraron durante el Virreinato. Se nombran así a una gran variedad de panes elaborados a base de agua, en lugar de masa de manteca. Una de las características del pan español es que durante su elaboración se les dan diferentes formas, por ejemplo, peineta, pañuelo, pez, nudo, hoja, hebilla, espiga, gallina, caracol, entre otras.

El pan francés de Teocaltiche. El 29 de enero de 1864 Teocaltiche es tomada por una fuerza franco-mexicana que derrota a la guarnición de 600 hombres que la defendía. Estando el ejército francés de paso por Teocaltiche, rumbo a Aguascalientes, piden al panadero de la localidad que les preparen un pan que no se eche a perder, el panadero idea uno que, al ser tostado estando fresco se conserva por varias semanas. Sin pensarlo, este desconocido personaje, estaba creando eso que ahora conocemos como “pan tostado” y que compramos ya empacado en la tiendita de la esquina.

Panes dulces

Concha. Su nombre viene del parecido, voluntario o no, a las conchas de mar. Su cubierta azucarada puede ser generalmente de vainilla o chocolate.

Este pan probablemente era parte de aquellos que sólo consumían los españoles y criollos de la Nueva España, y que tras la revolución de Independencia se democratizó para gusto de todos los mexicanos, así que la próxima vez que comas una concha siéntete orgulloso de este logro proletario; más si te comes una bomba (emparedado de concha con frijoles).

Cocol. Este pan es una lección de historia: el pan de harina elaborado con trigo amasado con miel y en forma de rombo, con sabor a anís y canela, es de los más viejos del país.

En tiempos prehispánicos, parte de la cosecha de maíz era utilizado para preparar tortillas llamadas cocolli, que quiere decir pan torcido. Tras la conquista simplemente agregaron el trigo a la receta.

Marranito. Pan suave con sabor intenso a piloncillo y su característica forma de cerdo. Se elabora a partir de harina de trigo endulzada con piloncillo, y los panaderos de cada estado le agregan diferentes ingredientes. Por ejemplo los marranitos de Chiapas están hechos de harina, piloncillo, manteca de cerdo, bicarbonato de sodio y sal; en la Ciudad de México están hechos a partir de harina, huevo, piloncillo, canela, bicarbonato de sodio, polvo para hornear y se barnizan con huevo.

Fuente:  msn.com lanetaen.com.mx

Share

La expansión sin precedentes de Ferré & Consulting Holding Group Europe, Latam y USA

Sr. Josep Ferré, Presidente & Consejero Delegado de FERRÉ CONSULTING GROUP (Spain-EU) & FERRÉ CONSULTING & ASS. USA (Holding Group) Miami (Florida) USA.

Ingeniero industrial, Auditor ingeniero en alimentos, experto en marketing y estrategias mercantiles. Consultor. Especializado en formulaciones, procesos y desarrollos de productos I+D+I y en la aplicación de nuevas tecnologías en panificación. ¡Apasionado de las “artes blancas”!

Desde el aroma a pan recién hecho que llena una infancia, hasta la creación de una reconocida compañía de consultoría y asesoría que amplía sus fronteras, toda una trayectoria profesional que con pasión discurre en el mundo de las “Artes Blancas”.

Tras acumular una extensa experiencia en la dirección de importantes compañías mundiales del sector,  atesorando grandes conocimientos en ingeniería mecánica, en procesos,  food ingredients y formulaciones, José R. Ferré inicia una consultoría-asesoría internacional en panificación, pastelería industrial y heladería, de la que es el fundador y presidente: Ferré & Consulting.

“Mi padre fue presidente del Gremio de Panaderos Industriales de Catalunya en Tarragona y yo he seguido, orgulloso, la tradición familiar, ampliando el espectro, estudiando el terreno de juego y contemplando todos los aspectos de este oficio, desde las materias primas a la ingeniería mecánica, pasando por formulaciones y procesos además del estudio de flujos para la optimización de la producción”, confiesa José R. Ferré.

Por este motivo,  la hoja de servicios de Ferré & Consulting es  extensa y variada; no en vano,  el diseño y ejecución de algunas de las fábricas de pan y pastelería más importantes de nuestro país e internacionales, han contado con la asesoría y supervisión de Ferré & Consulting.

En 2010 el grupo establece una nueva sede en Miami y con ella, Ferré Consulting & Associates USA, INC empieza a operar en toda Latinoamérica y Caribe a través de alianzas establecidas en calidad de socio con compañías punteras en sus respectivos sectores.

En breve,  inaugurará  el proyecto llave en mano  de una fábrica  de panificación y pastelería de 8.500 m2 útiles, con estándares de calidad europeos, en Santiago de Veraguas (Panamá). Y paralelamente,  distintos  proyectos en otros países de Latinoamérica,  están  tomado forma: República  Dominicana, Ecuador, Bolivia, Argentina, Colombia, Perú, Costa Rica y Chile.

En este proceso se están incorporando las últimas tecnologías alimentarias en enfriamiento: Sistema Vacuum Cooler y el trabajo con los food ingredients, núcleos y microencapsulados. Partiendo de la planificación, se han estudiado exhaustivamente los flujos de trabajo y a partir de ahí, la ingeniería civil, la arquitectura y la construcción, así como el asesoramiento en ingeniería mecánica, buscando la idoneidad  para cada  tipo de productos a producir.

Al mismo tiempo, Ferré & Consulting  muy concienciada  por la importancia de la formación, organizó en Chile,  en 2017,  el Simposio de Molinería y Panadería en las instalaciones de la FAO (Agencia de las Naciones Unidas). Y en la actualidad, proyecta esta inquietud formativa  participando en el  proyecto de la Academia de las Artes Blancas Latinoeuropea (AABLE) que ideó para Panamá.

Y es que, en definitiva, son más de 44 años totalmente dedicados a este amplísimo y creciente mundo del asesoramiento y consultoría en panadería y pastelería (Artes Blancas), tanto artesano como industrial.

Fuente:  panypizza.com

Share

Itacyl y Cetece colaboran en proyectos para la mejora del sector de transformación de cereales

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) y el Centro Tecnológico de Cereales (Cetece) han celebrado una jornada con el doble objetivo de profundizar en la nueva Ley del Pan y exponer los resultados de las investigaciones sobre la cadena trigo-harina-pan.

El sector de los cereales, harina y panadería-bollería-pastelería se encuadra en el Plan de Investigación Agraria y Agroalimentaria del Itacyl, según ha informado la organización.

Actualmente se trabaja en diez proyectos para este sector a los que se está destinando una cuantía de 1,5 millones de euros. Las líneas de trabajo abarcan la calidad de materias primas y productos transformados muy vinculados a la innovación e investigación con nuevas formas de producir, transformar y comercializar.

Castilla y León ocupa el primer lugar con más del 40% de la superficie cultivable. Además, hay que sumar el importante papel de la industria harinera y de la industria de transformación (pan, bollería, pastelería, galletería) por su presencia en el mundo rural.

Dentro de sus proyectos de investigación en este sector, el Itacyl revisa las técnicas analíticas para detectar posibles productos de la cocción del almidón (acrilamida) al objeto de cumplir la rigurosa normativa de Seguridad Alimentaria. Para ello se han definido los precisos métodos de detección y se ha comprobado que los niveles de seguridad alimentaria en los productos han sido elevados.

Además, en las investigaciones se ha estudiado el uso de productos con perfiles lipídicos más saludables, como el aceite de girasol, que se une a las actuaciones del Itacyl viene realizando sobre el desarrollo del girasol como alternativa en el regadío en épocas de bajas precipitaciones.

En Castilla y León, como referente en la cadena de trigo-harina-pan se están realizando importantes investigaciones. Desde la mejora genética del trigo, las prácticas agronómicas, la fertilización, la producción ecológica o los nuevos cultivos (pseudocereales) hasta la transformación en productos con alto valor en la alimentación personalizada y funcional (celiacos, síndrome metabólico, hipertensión, obesidad, dislipemia o resistencia a la insulina).

También es objeto de análisis el desarrollo de nuevos productos con propiedades nutricionales, bioactivas y tecnofuncionales utilizando como base harinas más saludables y potenciando el uso de subproductos de la industria del cereal poniendo en valor el salvado o incorporando leguminosas.

El Centro Tecnológico de Cereales (Cetece) es el único centro tecnológico específico de transformación de cereales reconocido como Centro de Innovación y Tecnología en España.

Dispone de capacidad técnica, instrumental y material. Cuenta con las más avanzadas plantas piloto y laboratorios especializados en el estudio de los cereales, harinas y sus productos de transformación.

Las investigaciones del Cetece se apoyan en la tecnología aportada por los equipos de los laboratorios, la maquinaria de las plantas piloto y la experiencia y profesionalidad del equipo investigador.

Sus principales líneas de investigación son el desarrollo de alimentos funcionales; el diseño de fórmulas; la caracterización de alimentos y subproductos para la obtención de extractos naturales; la aplicación y optimización de bioprocesos; los estudios de vida útil de alimentos y la mejora de productos y procesos.

Fuente:  salamancartvaldia.es

Share

Grupo Dulcesol crea Vicky Foods, un nuevo holding para impulsar su posicionamiento en el exterior

      Comentarios desactivados en Grupo Dulcesol crea Vicky Foods, un nuevo holding para impulsar su posicionamiento en el exterior

Grupo Dulcesol ha anunciado el nacimiento de su nuevo holding empresarial que aglutinará todas las marcas y sociedades de la compañía bajo el nombre de Vicky Foods y que responde a un ambicioso plan de expansión en donde el mercado internacional seguirá siendo el principal motor de crecimiento.

El nuevo nombre se ha elegido con el objetivo de rendir tributo a Victoria Fernández, co-fundadora del Grupo Dulcesol e impulsora durante décadas de su crecimiento.

En palabras de Rafael Juan, consejero delegado de la nueva compañía, “crear Vicky Foods ha sido una decisión muy meditada y que responde a los objetivos estratégicos que persigue la compañía. En los últimos años, hemos pasado de operar sólo en las categorías de pan, bollería y pastelería con una misma marca a tener un sistema de más de 300 productos con diferentes marcas en nuevas categorías de alimentación. Necesitábamos desarrollar una nueva identidad que mostrara lo que realmente somos a día de hoy y Vicky Foods representa sin ninguna duda esta nueva realidad”.

La constitución de este nuevo holding, que continuará siendo 100% familiar, supone la reestructuración de las categorías con las que cuenta el grupo. De esta manera Vicky Foods estará formada por Dulcesol que englobará, como hasta ahora, toda su bollería, pastelería y pan; Be Plus, orientada a productos sanos y saludables, y que incluirá smoothies, ensaladas, untables, cremas o una nueva línea infantil; y Hnos. Juan, la gama de bollería y pan congelada para hostelería y el canal alimentación.

Pilares de Vicky Foods

La compañía está llevando a cabo un ambicioso plan de expansión que le permite estar presente a día de hoy en más de 50 países en todo el mundo. De este modo, el mercado internacional seguirá siendo el principal motor de crecimiento y en el que ha experimentado una subida cercana al 25% en los últimos tres años.

De los ingresos obtenidos en 2018, cerca del 16% se corresponde a esta área, con una facturación de 58 millones de euros. La creación del holding “supone un fuerte impulso para la compañía que afronta los próximos años con grandes perspectivas de crecimiento en nuevos mercados y sectores de alimentación de perfil más saludable y que son tendencia a nivel global”, tal y como ha explicado la compañía en un comunicado.

De este modo, Vicky Foods espera seguir creando nuevos productos que satisfagan esta demanda. Por ello, la estrategia de la compañía pasará por incentivar su crecimiento buscando nuevas oportunidades de negocio, como la reciente adquisición de Ecoiberope, compañía especialista en productos ecológicos y veganos que pasa a formar parte de su ecosistema y, a su vez, por diversificar su porfolio con gamas de productos innovadores, sanos y sabrosos.

En este sentido, la empresa continuará invirtiendo y desarrollando mejoras continuas en los procesos de desarrollo y tecnología industrial, en maquinaria de última generación y en proyectos relacionados con el desarrollo de producto. Para ello, en los últimos cinco años la compañía ha invertido cerca de 190 millones de euros y para los próximos tres se estima que se invertirán alrededor de 150 millones euros. Además, el grupo ha creado un Centro de Innovación Nutricional desde el que se van a impulsar diferentes iniciativas dentro de sus compromisos de salud, la sociedad, los consumidores y empleados.

Fuente:  financialfood.es

Share